jueves, octubre 30

La reina no entiende


No, la reina no entiende nada. Aunque parece que ha tratado de disimular el gazapo diciendo que "ella no fue", algo apunta a que piensa que se puede colapsar el mundo si los que no son gays se ponen a hacer una celebración por tal motivo. Ha confesado ante la periodista Pilar Urbano su incomprensión hacia la celebración del Día del Orgullo, el 28 de Junio, conmemoración de la primera rebelión del colectivo de personas homosexuales en Estados Unidos, allá por los años 70, y que ha quedado como una fecha de reivindicación más, igual que el día de los trabajadores, el de las mujeres... Y es que lo que a la reina le debe costar comprender es que quienes sistemáticamente han sido pisoteados, por un motivo u otro, tengan todavía ganas de empecinarse y levantar la cabeza.
Tampoco entiende la reina lo del matrimonio. Dice que los gays podrán casarse pero que eso no es un matrimonio. Viene ella y, haciendo un ejercicio de atrevida ignorancia, nos lo cuenta, que para eso es reina de todos los españoles y cobija en su real ser la esencia de la sacrosanta institución del matrimonio civil.
Termine la frase, mujer, y diga lo que en el fondo piensa la homófoba que lleva dentro: Tanto tiempo mordiéndose la lengua y siendo "una buena profesional" -como la definió en una ocasión su consorte- para acabar con esta pifia y rematar con eso de que quiere religión en los colegios ¿cuál le parece mejor? Ahora tenemos donde escoger, mujer ¿Le parece bien el islam? ¿No? ¿Por qué, mujer? ¿Prefiere tal vez cualquier otro culto disidente? No me dirá usted que lo que quiere es que se imparta religión católica... Nunca lo habría imaginado, aunque sí es cierto que tantas meriendas y besamanos con Rouco deberían haberme llevado a esa conclusión. Soy un ingenuo, mi reina, yo siempre me creí aquello de la teoría del "reserve power"que me contaban en la facultad. Ahora veo que está ahí como podría haber sido gacetillera de Ana Rosa Quintana. Cállese, mi reina. Cállese y, al menos por deferencia, deje vivir al personal sometido a esa divina providencia deconstruida merced a la cual vive usted sentada.
Ahora grite conmigo ¡Viva España con honra!... Y ya sabe cómo sigue la proclama.

martes, octubre 21

Fosos, hoyos y agujeros


Negras tormentas agitan los aires todavía. Nubes oscuras nos impiden ver aún. Siguen cayendo relámpagos y todavía se escuchan, alejándose, los truenos de los 169; pero parece que, de momento, no hay incremento en el volumen de los decibelios y que las cosas empiezan a entrar dentro de una rutinaria anormalidad.
Agradezco enormemente este descanso en la labor de traductor y explicador del entuerto, y vuelvo, en lógia consecuencia, a tornar la vista hacia las glorias y miserias patrias en el día de hoy, cuando, alocados y enseñando las uñas, los secretarios judiciales han decidido hacer una "güelga" de tres horas de duración. Y los jueces, coincidiendo por pura casualidad, se han juntado a deliberar para acabar, después de mucho pensar, pariendo un ratón. Dejémoslos guerrear con Bermejo y vivir este sueño de insurrección proletaria y corta duración.
En los últimos días España ha ocupado portadas en los medios de comunicación internacional a cuenta del auto del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que se declara competente para conocer de un delito contra la humanidad, de los declarados imprescriptibles, con una serie de consecuencias implícitas entre las que hago referencia especial a dos: La posibilidad de dirigir el proceso penal abierto frente a los "responsables" supervivientes de la orgía de sangre. Y la orden de apertura de trincheras, hoyos, fosas y similares, entre las que destaca la del barranco de Víznar, en Granada, y en la que parece que arrojaron, junto con un maestro y dos banderilleros anarquistas, a Federico García Lorca tras pegarle al cadáver un par de tiros en el culo, para que aprendiera por maricón, según declaraba luego orgulloso un macabro falangista y asesino por los cafés de la Granada de orden y misa diaria.
La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha recurrido la resolución: No existe delito contra la humanidad sino supuestos concretos e individualizados de asesinato (luego la competencia no es de la Audiencia Nacional sino de los Juzgados donde radiquen los macabros hallazgos o se produjeron las ejecuciones); se ignora por el Juez la ley de amnistía con la que se pretendió en la recién recuperada Democracia pasar página; y la normativa aplicada por el Juez Garzón fue creada para atender las "necesidades" planteadas en 1948 con los procesos de Nüremberg, motivo por el cual no sería aplicable a lo que sucedió en la Guerra Civil, por aquello de la irretroactividad de las leyes penales.
Sea como fuere el recurso va para largo; y se supone qu el retardo dará para abrir alguna que otra zanja. Lo que ignoro es la utilidad -yo siempre tan práctico- que tendrá todo esto si, finalmente y como parece, cae el inevitable jarro de agua fría en forma de estimación de la impugnación hecha por la fiscalía. La llamada ley de memoria ya prevé la posibilidad de que las familias afectadas puedan recuperar los restos de sus seres queridos y antepasados; por eso, en el paso de Garzón, con las consecuencias mediáticas incluidas, algunos han visto la posibilidad de sentar en el banquillo a aquellos "responsables" de los hechos o, simplemente, de amargarles el final de sus días rodeándoles de un enjambre de notificaciones y abogados. Me temo que no podrá ser.

domingo, octubre 19

Las desaparecidas de la historia



Las desaparecidas de la historia

Por Nicole Pellegrin
Historiadora y antropóloga

¿Quién, en Francia, conoce a la autora de la Declaración de los derechos de la mujer y ciudadana aparecida el 14 de septiembre de 1791? ¿Una candidata a la presidencia a la caza de los votos femeninos en las elecciones de 2007? ¿Un puñado de feministas y algunos historiadores e historiadoras que sueñan con hacer entrar en el Panteón a una mujer de letras honestamente revolucionaria? ¿Acaso no supo aplicar para sí misma el principio "la mujer tiene derecho a subir al cadalso; debe tener también el de subir a las tribunas" (artículo X)? Este pasaje, el más citado de todos los escritos de Olympe de Gouges, tiene un acento dramático que gusta tanto más que el resto de la Declaración, que se contenta con corregir, feminizando el texto de 1789. Dar - de forma concreta y no en abstracto- todos los derechos a todos, comprendido "un sexo superior en belleza y valor", era pensar de otra manera, también hay que decirlo: con fuerza y humor, tomar en cuenta todas las relaciones sociales y meterse de lleno en un debate europeo sobre la auténtica igualdad, debate abierto por la Ilustración -en el Siglo de las Luces- y que sigue siendo actual.
Ignorada durante mucho tiempo (se publicaron algunos extractos en 1840, pero la primera versión completa la publica Benoîte Groult en 1986), la Declaración firmada (y por tanto plenamente asumida) por de Gouges es dedicada a la reina.
Este folleto parece haber pasado desapercibido en su tiempo, al contrario de lo que sucedió con la "Vindication of the Right of Women, de Mary Wollstonecraft, traducida ya en 1792 y bastante menos radical en la forma. La publicación precedió en dos años a la muerte en el patíbulo de de Gouges, por federalista y antirobespierrista, el día 3 de noviembre de 1793.
Reeditado bajo una forma a menudo truncada, este documento va a tender a convertir a Marie Gouze, viuda Aubry, llamada Olympe de Gouges, un icono internacional del feminismo. Sin embargo, esta fama, que todavía desconoce ampliamente Francia, se queda corta. Cuando se la conoce, es el final trágico de la segunda guillotinada de la historia de Francia (María Antonieta la precedió un poco antes) el que eclipsa el resto de los títulos gloriosos de una mujer transgresora: hija no reconocida de un padre aristócrata y de la hermosa esposa de un carnicero de Montauban, occitana que va a París después de quedar viuda muy joven, novelista autobiógrafa y escritora de teatro maltratada, esta antiesclavista fue una innovadora propagandista que supo hacer circular sus ideas por medio de carteles y a través de la prensa: abolir la trata de negros, reformar el sistema de impuestos y la Constitución, salvar la cabeza de los reyes, dar a todas y a todos el derecho al divorcio, a la educación, etc.
De sus muchas luchas, han quedado sobre todo los ataques frontales en favor de las mujeres. Puesto que "la mujer nace libre y es igual en derechos al hombre" (Declaración, artículo I), "la ley debe ser la expresión de la voluntad general; todas las ciudadanas y todos los ciudadanos deber participar personalmente, o a través de sus representantes, en su creación; debe ser la misma para todos: todas las ciudadanas y todos los ciudadanos siendo iguales a sus ojos, deben ser admitidos a todas las dignidades, plazas y empleos públicos, según su capacidad, y sin otras distinciones que aquellas que marquen su virtud y talento" (artículo VI).
Su vida e ideas comienzan a ser bien conocidas gracias al trabajo de Olivier Blanc y a muchas reediciones de sus piezas de teatro y de otros textos (Côte-femmes, Mille et une nuits, Cocagne). Distintos trabajos universitarios bastante recientes proyectan una luz cada vez más matizada sobre una obra singular (Joan Scott, Eléni Varikas, Christine Fauré, Gabrielle Verdier, Catherine Masson, etc).
Pero el destino sufrido por la notoriedad póstuma de de Gouges, incluyendo su carácter de feminista, merece atención en tanto que afecta a un aspecto que generalmente afecta a las innombrables (semi) olvidadas de la historia. Por haber tomado la palabra y hecho utilización de un talento juzgado masculino, estas mujeres pasaron en su tiempo, por mujeres-hombre y marimachos. Ésta reputación inicial, acrecentada a menudo por situaciones que las hacían social y financieramente vulnerables, ha devorado o marginalizado a estas mujeres, cuando no las ha metamorfoseado en arpías y/o en mártires.
George Sand no escapó a este tipo de desfiguración a la vez física y moral; tampoco Madame Roland. En cuanto a sus colegas escritoras, feministas o no, esperaron mucho tiempo antes de reconocer las aportaciones de de Gouges a la reflexión política general y a la causa de las minorías (mujeres o esclavos)en partiuclar. Flora Tristan ¿no se autoproclama en 1843 en La Unión obrera, "La primera que ha reconocido el principio de los derechos de la mujer? ¿Negación o desprecio de la antecesora? No lo sabemos, pero las diferentes etapas del feminismo también han conocido otros olvidos semejantes.
La misoginia de los "descubridores" recurrentes de de Gouges en el siglo XIX, tiene un acento feroz y estúpido: "heróica y loca" (los Goncourt), enferma de "paranoia reformataria" (un tal doctor Guillois), "una pirada en sus días malos, muchísimos, y una perdedora en los que tenía buenos" (Léopold Lacour), etc. Pero en este principio de siglo XXI, sería verdaderamente enojoso ver asentarse una visión que, por querer ser más ponderada, no estaría menos tergiversada y truncada.
Activista de las letras francesas, de Gouges es inseparable de los debates de su tiempo y de un mundo violentamente dividido por la diferencia de sexos, en el que las mujeres comienzan a practicar, sin el maquillaje del anonimato, una brecha visible y controvertida. En medio de escritoras francófonas de talento como Isabelle e Charrière, Germaine de Staël, Stéphanie de Genlis, Constance Pipelet, Louise de Kéralio y muchas otras a menudo olvidadas, de Gouges es, según Fortunée Briquet en 1804, "una de las mujeres más interesantes de su tiempo.
El contexto en el que a autora de la Declaración de derechos de la mujer y de la ciudadana formuló sus ideas, y sobre todo sus sentido hoy día, serán tratados durante dos días, el 14 de noviembre en la sede de la UNESCO y el 15 en Montreuil (Escuela nacional de música y de danza) de 10:00 a 17:30, por especialistas en su obra y "grandes testigos" de la lucha actual por la igualdad de derechos.
Organizado por Le Monde Diplomatique con el apoyo del Sector de ciencias sociales y humanas de la UNESCO, de la Comisión francesa para la UNESCO, de la ciudad de Montreuil, del Consejo Regional de Île de France y de TV5 Monde
Entrada libre previa reserva en www.unesco.fr

sábado, octubre 18

También al otro lado del charco

Comparto que el impacto mediático de las cosas es muy limitado. Pero no sé cuánto de limitado. Al otro lado del océano, en ese pequeño paraíso financiero en el que acaban de descubrir la palabra "nacionalización" y han reinventado los campos de concentración, aparece esta publicación cuya portada es suficiente esclarecedora. No hace falta traducir...

Le Soud Ouest; el culebrón sigue...


No quisiera que se piense que me solazo con determinado tipo de noticias: traduciré aquellas que vayan surgiendo en los medios de comunicación y que resulten interesantes para comprender estos acontecimientos "acongojantes". Tengo además la impresión de que al final todo se sumergirá en un pequño charco, así que nadie piense que peco en exceso de ingenuidad. Por el momento, no obstante, lo que hay es lo que hay; y hoy es el diario Le Soud Ouest el que hace referencia a algo que ya adelantábamos en el día de ayer. Voilà la traducción:

----------------------------------------------

Sábado 18 Octobre 2008

FRANCMASONES. La justicia masónica ha resuelto en favor de las logias que iniciaron mujeres.

La sanción aplazada.

A media mañana saltó la noticia. La sección permanente de la justicia masónica consideró inadmisible la demanda de suspensión de 169 masones de cinco logias (cuatro parisinas, otra del Gers) culpables, a juicio del consejo de la orden del Gran Oriente de Francia, de haber iniciado, en mayo y junio últimos, a seis mujeres. Los tres jueces resaltaron que el consejo de la orden no aportaba ningún elemento nuevo y que siendo esto así las logias afectadas no podían sufrir una doble condena.
En una carta remitida a los 48000 francmasones de su obediencia, el nuevo gran maestre Pierre Lambicchi reprochaba a los 169 hermanos de no hacer caso alguno de la "tradición secular del GODF", a riesgo de comprometer "la armonía en nuestra obediencia" (ver nuestra edición del día de ayer).

Independiente, la justicia masónica ha rechazado aplicar una sanción que los francmasones de la comarca del Gers califican de "desmesurada". En efecto, la suspensión individual reclamada por el gran maestro habría supusto que los 169 masones del GODF no habrían podido entrar en ninguna logia, tanto la suya propia como cualquier otra del país (o de fuera de él N.T.). "Es una victoria, comentaba ayer un hermano de la logia La Línea Recta, en Auch. Por supuesto que estamos satisfechos, pero no se trata más que de una prmera etapa. Nuestra logia (al igual que la logia Combat de París) está suspendida en el marco de otro procedimiento puesto en marcha en septiembre. Pero hemos apelado y esperamos a que nos convoquen ante la cámara suprema de justicia masónica."

La cólera del gran maestro.

La guerra no ha terminado en el seno del GODF entre los partidarios de la apertura de la obediencia a las mujeres y aquellos, por el momento más numerosos, que no quieren oír hablar de mixtidad. "Esta primera decisión -según la opinión de los hermanos de la logia del Gers, va completamente en línea con el sentido de apertura que siempre hemos planteado en nuestras propuestas." Pero en las filas del GODF, desde hace algunas horas, cuentan que Pierre Lambicchi tuvo un enorme enfado al conocer la decisión de la mañana de ayer. Los 32 del Gers y los otros 137 hermanos convocados ayer por la mañana obtuvieron una primera victoria. Pero no se trata más que de una victoria, la batalla provocará todavía más rabia dentro del Gran Oriente de Francia.

Autor : Philippe Campa

Rosario Acuña




“Que los hombres llamados liberales, librepensadores, progresivos y positivistas tomen a la mujer como a hembra de animal, sólo destinada a la reproducción o para encargarse de las faenas domésticas, o para hacerla maniquí de lujo, cual si la hubieran comprado a la puerta de un mercado turco…esto es lo que no tiene explicación posible. Y esto es cierto, sí, excepto en contadísimas excepciones…

“En tanto, los hombres de ideas avanzadas, en lo que ponen empeño es en que sus mujeres, se alejen lo posible de su labor reformadora, separándolas de sí, unas veces con sátiras y desprecios y otras con la espaciosa razón de la inferioridad femenina respecto a la superioridad del hombre".

Rosario Acuña (Madrid, 1850-Gijón, 1923)

----------------------------------------

"Que les hommes qui se disent des liberaux, librepenseurs, progresifs et positivistes prennet la femme tout simplement comme la femmelle d´un animal, destinée à la réproduction humaine ou à s´occuper des affaires de la maison, ou pour être un mannequin de lux, telle que s´ils l´auraient achetée aux portes d´un marché turc... Tout cela n´a pas explication possible. Et tout cela est certain, oui, sauf très peu d´exceptions...

Pendant tout cela, les hommes qui ont des idées avancées, mettent tout son éfort à éloigner ses femmes de son travail de reforme, et les séparent, de fois en faisant des blagues et mepris, d´autres en utilisant la large raison de l´inferiorité femenine par rapport à la superiorité de l´homme".

Rosario Acuña (Madrid, 1850-Gijón, 1923)

viernes, octubre 17

Le Monde: 169 maestros, la justicia masónica y las mujeres


A continuación la traducción al español de un artículo aparecido en la edición del prestigioso diario francés Le Monde en el día de hoy. Cuando el redactor lo escribió todavía no se sabía que el proceso de los 169 al que se refiere, se iba a saldar con un rotundo éxito para los maestros enjuiciados. La suspensión colectiva que se pretendía acaba de ser declarada inviable.
Los hechos deberían llamar a la reflexión a quienes quieren ahogar en miedo esta pequeña primavera: mañana se suspenderá casi con toda seguridad a las otras tres logias que faltaban, y éstas presentarán su apelación; otro tanto idéntico a lo sucedido en los meses de julio y septiembre con los dos primeros talleres sancionados. Confiemos en que, al igual que ha ocurrido en un primer momento, se reconozca el efecto suspensivo de la apelación y evitemos otro ridículo colectivo como el que se acaba de presenciar: 169 miembros en la picota que descienden sonrientes de ella; porque de lo que se ha tratado verdaderamente es de asfixiar el debate por la libertad de las logias antes mismo de que éste se celebre. Y es que, para mí resulta claro, la nueva dirección está en contra y ha llevado esta historia más lejos de lo necesario. Si en su día consideré que había que esperar con paciencia a dar un paso de calado como una ruidosa iniciación para la defensa de un derecho, hoy afirmo que este disparate inquisitorial ha terminado por fabricar mártires que encima han sido declarados inocentes y han sobrevivido; y por colocar en una posición de legitimidad a quien se pretendía que no la tuviera. Entre tanto, la organización rechina y pierde credibilidad ante la opinión pública.
Es el mejor momento para que se respeten los acuerdos de la asamblea; éso es lo que pedían los 169. Es tiempo de sentarse a escuchar al otro y encontrar un camino para la convivencia de las diferentes opciones, porque ya no cabe imponer. Lo contrario -no escucharse recíprocamente- nos va a llevar a una catástrofe aunque, con un aplomo más sorprendente que admirable, se diga que no hay miedo a la justicia "profana": Debería existir ese miedo cuando no se ha sido capaz de ganar el juicio ni dentro de la propia casa, recibiendo un varapalo insoportable.
Lo preguntaba aquí el otro día e insisto, todo esto ¿para qué nos ha servido?
Por experiencia y convicción creo que el sentido común es el menos común de todos los sentidos, así que se comprenderá que ya he sacado mis conclusiones sobre la que se nos viene encima... ¡Qué mal! ¡Qué lamentable, dolorosa e insoportablemente mal!

La traducción prometida:
----------------------------------------------------
Los 169 maestros, la justicia masónica y las mujeres
Le Monde, 17.10.08 15h01 • Mis à jour le 17.10.08

¿Van a provocar las mujeres un conflicto histórico en el seno del Gran Oriente de Francia, primera Obediencia masónica del país (y de Europa Continental N.T.)? 169 maestros pertenecientes a cinco logias han sido convocados ante la justicia masónica, en París, este viernes 17 de octubre. Su delito: haber, en contradicción con la tradición de esta obediencia exclusivamente masculina, iniciado a seis mujeres en primavera.
Suspendidos ya a título colectivo, los maestros perseguidos se arriesgan ahora a una suspensión individual. Este nuevo episodio de tensiones entre hermanos es consecuencia de una de las primeras decisiones del nuevo Gran Maestre, Pierre Lambicchi, elegido a principios de septiembre. Éste último deplora qeu los responsables de estas logias se hayan entregado a hacer "proselitismo".
"Nos quiere hacer callar", dicen los acusados que, fieles a la tradición masónica, quieren conservar el anonimato. Si les suspenden, algunos de ellos dicen estar dispuestos a acudir ante la justicia "profana", un gesto sin precedentes que provocaría un enorme aloboroto en el secreto mundo de las logias. Una amenaza disuasoria, confían.
Hasta aquí, la escalada había sido cuidadosamente evitada. Los responsables de la justicia masónica habían permitido a las logias penalizadas participar en los debates del último Convento, la asamblea anula del Gran Oriente, en septiembre. Incluso hubo civilizados intercambios de posiciones entre hermanos divididos por la cuestión.

TRASNOCHADOS POR DÉCADAS
En caso de sanción individual contra los 169, sus logias no podrán reunirse más y sus miembros serán excluidos de hecho de los debates, que habrán de tener lugar durante los próximos meses. Se prevé un voto sobre la iniciación de las mujeres en el convento de septiembre de 2009.
"No podemos pretender cambiar el mundo, ser progresistas, filósofos y filántropos, combatir la exclusión en la sociedad y exlcuir a la mitad de la humanidad", argumentan los partidarios de la apertura hacia las mujeres. "Además, no defendemos la obligación de la mixtidad para el Gran Oriente. Deseamos únicamente que cada logia, soberana, pueda decidir iniciar o no mujeres", insisten los maestros y venerables afectados, que juzgan de paso que las obediencias mixtas o exclusivamente femeninas no bastan para atender las necesidades actuales. "Hoy, únicamente un masón de cada cinco es mujer, lo que tiende a probar el fracaso de las logias femeninas. Las mujeres que llaman a nuestra puerta escogen el Gran Oriente por su historia y por la calidad de sus debates."
Conscientes de que el hecho de llevar el asunto ante la justicia de la República (o la de otro país N.T.) provocaría enorme crispación en torno a esta historia, especulan con un posible "endurecimiento" de las instancias masónicas hacia su postura. "Cuando la relación de fuerzas entre los "pro" y los "anti" se equilibra, hay que evitar el conflicto", dice un maestro no afectado por el proceso. "Porque ahora mismo, el discurso del Gran Oriente sobre otras cuestiones sociales está completamente emborronado". "Si se fracasa esta vez, quedaremos trasnochados por décadas", teme sobre todas las cosas uno de los acusados.

Stéphanie Le Bars
Artículo aparecido en la edición 18.10.08 (aunque sorprenda la fecha, no hay que olvidar que Le Monde no es un diario de "la mañana": Es el único diario "du soir" de Francia.

miércoles, octubre 15

Un cambio sustancial


Sociedad gastronómica vasca con señora. A día de hoy todos sobreviven, gozan de buena salud y mejor humor. Las inspecciones de sanidad no han alertado de ninguna contaminación alimentaria.

En el último Convento, el de Lyon, un delegado de otro Taller de no recuerdo dónde me decía que mi preocupación ante la ilegalidad vigente, era puro alarmismo sin fundamento. La tradición está por encima de la ley. O por debajo, vaya Ud. a saber. O al margen. El caso es que el compañero de viaje me ponía de ejemplo a las sociedades gastronómicas vascas, testimonio de que la sexación de los pollos era una técnica que también daba buenos resultados entre los seres humanos.
Ayer me levanté creyendo que había soñado y que la noticia que recojo a continuación no era más que un producto del mal dormir y peor despertar. Hoy, felizmente, me he encontrado con el ejemplo hecho verbo y letra.
¡Toma ejemplo!

La Defensoría de la Igualdad investiga la exclusión en sociedades gastronómicas
Propondrá sanciones cuando determine las discriminaciones hacia las mujeres

E. AZUMENDI - Vitoria - 15/10/2008


La Defensoría para la Igualdad ha decidido investigar posibles casos de discriminación hacia las mujeres en un terreno casi sagrado en Euskadi: las sociedades gastronómicas. La responsable de la Defensoría, Maite Erro, ha solicitado un informe para determinar si se dan este tipo de exclusiones y, si es así, exigir responsabilidades e imponer las sanciones que puedan corresponder. Su aplicación sería tarea del Gobierno vasco, ya que la Defensoría sólo está facultada para emitir recomendaciones.


El trabajo que se está realizando incluye entrevistas y todo tipo de datos sobre la realidad de un mundo tradicionalmente de hombres, sobre todo en algunos feudos guipuzcoanos. "Por ahora, sólo se está analizando la situación. Cuando el informe esté ultimado será el momento de tomar decisiones", precisó a este periódico un portavoz de la institución. El informe se ha puesto en marcha después de recibir varias quejas, aunque se trata de un campo en el que la Defensoría tenía previsto trabajar. "Se tomarán las medidas que sean oportunas, aunque no le corresponde a esta institución. Trasladaremos nuestra recomendación al Gobierno, pero aún es pronto para hablar porque no hay resultados".

En las sociedades gastronómicas, hasta los años setenta u ochenta, las mujeres tenían prohibida la entrada. Hoy en día, la norma se ha relajado y un buen número de sociedades cuentan con mujeres entre sus miembros. Pero aún perduran las que son exclusivamente masculinas y en las que las mujeres no pueden ser socias y, en algunos casos, ni siquiera acceder a sus locales.

Al moverse en el ámbito privado, la capacidad de los poderes públicos para hacer cumplir las previsionesde la Ley de Igualdad es limitada. Sin embargo, se va avanzando. Por ejemplo, en la localidad de Llodio se debate apasionadamente a cuenta de si las mujeres podrán participar el próximo año en la comida más tradicional del año organizada por la Cofradía del Señor San Roque o si todo seguirá como sucede desde 1599. En ella participa como cofrade el propio lehendakari Ibarretxe, adalid de la Ley de Igualdad, en la que se recoge la creación de la Defensoría. La Cofradía enviará una carta a finales de octubre a sus 420 socios para preguntarles si apoyan o no la convocatoria de una asamblea extraordinaria para cambiar los estatutos y romper con la tradición.

Los alardes de Hondarribia e Irún, donde los alcaldes recurrieron a la privatización del desfile para mantener las compañías donde la mujer sólo participa como cantinera, es una de las patatas caliente a las que se tendrá que enfrentar Erro y que reiteradamente han denunciado el Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde y el Ararteko. La Defensoría es una institución que sólo existe en los países nórdicos. El País Vasco es la única comunidad autónoma española que la tiene en la actualidad.

Negros paraguas de intolerancia


En el 2002 las fuerzas vivas sacaban así a las mujeres que querían desfilar en El Alarde de Irún. Ahora, tras la intervención de la justicia profana, ya pueden participar en la fiesta, arropadas por el negro plástico de la intolerancia. Sentémonos a reflexionar otro par de siglos. A lo mejor hasta las cosas cambian solas y todo...


Negros paraguas de intolerancia

Un artículo de EMILIO ALFARO

Algunos vecinos de Hondarribia -la mayoría, se dicen- han añadido un nuevo uso a los muchos que ya tienen los paraguas: el de metáfora del desprecio y el ostracismo para otros de sus conciudadanos y conciudadanas -una minoría, dicen-. Su pecado, como en la vecina Irún, negarse a aceptar el papel que una tradición momificada ha asignado a la mujer en los alardes. No han querido ser sólo cantineras, han pretendido ser también tropa en el desfile, con escopeta y pífano, y su deseo se ha convertido desde hace tiempo en motivo de grave querella vecinal.

Han quedado atrás, por fortuna, los años de las agresiones e insultos a las sacrílegas y sus secuaces de las compañías mixtas. El reproche se ha sofisticado. A los zarandeos le ha sustituido en Hondarribia otras formas más modernas de desprecio. El I+D aplicado al escarnio: volver la cara a los herejes cuando desfilan, crear a su paso un muro de plástico negro que remarque su segregación del pueblo auténtico, colocarse caretas de personajes de Disney para no verles y, la última innovación, un desfiladero de paraguas de rechazo; negros, por supuesto.

Les recomiendo que vean las fotos publicadas esta semana y traten de imaginarse cómo son las personas que han desplegado a su espalda los paraguas como si quisieran poner un burka a quienes han osado salirse de las normas establecidas. La mayor parte son mujeres, seguramente buenas personas, amables y educadas el resto del año. Pero sus sentimientos se nublan el día del Alarde ante la visión de otros vecinos que se han salido del carril para ejercer su derecho a participar en la fiesta mayor del pueblo fuera del papel prefijado por la santa tradición.

La imagen de las mujeres y hombres de las compañías mixtas de Hondarribia e Irún desfilando precedidas por agentes antidisturbios de la Ertzaintza es más que una anécdota anual. Invita a preguntarse por las raíces intolerantes de unos comportamientos sociales que desbordan el marco de las celebraciones festivas en que se manifiestan; por esa dicotomía no superada de modernidad y atavismo que desazonaba a Julio Caro Baroja y que recorre tantos aspectos de la vida de nuestro país; por la naturalidad con que se asume, en nombre de costumbres más o menos ancestrales, comportamientos que repugnan a esas mismas personas cuando se sitúan en otro contexto diferente.

El virus de la tradición, de la consideración de lo conocido en la corta experiencia de una vida como herencia inviolable de los ancestros, no distingue ideológicos; afecta casi por igual a gente de derecha e izquierda, a constitucionalistas y abertzales en sus diferentes gradaciones, y a apóstoles de la libertad de decisión en otros ámbitos. Personas de indudable talante progresista de Irún y Hondarribia se han lamentado en público por la mala imagen que se habría proyectado de los alardes tradicionales, achacándola a que no se entiende desde fuera la esencia de la celebración, porque "hay que vivirla para entenderla". Sin embargo, se resisten a admitir que si cuesta tanto explicar una actitud, a lo mejor se debe a que es poco explicable.

Hay un aspecto del asunto que llama todavía más la atención: el ostentoso lavado de manos de las autoridades concernidas. Los dos ayuntamientos, uno gobernado por el PNV y otro por el PSE, se han sacudido el problema desvinculándose de la organización de los alardes y privatizando en la práctica la fiesta mayor de la localidad, pese a que discurra por los espacios públicos de ambas localidades e involucre a todos los servicios municipales. Así se evitan responsabilidades ante la justicia. Pero los alcaldes y los equipos de gobierno se cuidan mucho de que se vea que su predilección es por el Alarde tradicional, el que respalda la mayoría. Donde hay votos en juego, que se aparten los derechos.

Tampoco ha sido mucho más lucida la actuación en el debate de las otras instituciones y dirigentes del país, que deberían velar porque puedan ejercerse en todos los ámbitos derechos reconocidos por la Constitución y por leyes específicas del Parlamento vasco. ¿O no fuimos campeones de la igualdad aprobando una ley que sorprendió al mundo por su progresismo? Pero su inhibición desde que se planteó el problema en los noventa ha sido escandalosa. Que acudan el Ararteko y la directora de Emakunde en nombre de todos a respaldar testimonialmente a las díscolas y díscolos de Hondarribia e Irún y nos eviten comprometernos en un asunto en el que no hay nada que ganar.


A lo mejor los alardes son sólo un síntoma de que la Euskadi de los biogunes y los centros tecnológico no termina de ajustar cuentas con un pasado resistente a la modernidad y que se refugia en tradiciones más o menos populares. Tan populares como algunas sociedades gastronómicas y cofradías que siguen vetando a las mujeres, sin que los políticos de todos los colores que acuden a ellas se quieran dar por enterados de esa anti-igualitaria segregación.

lunes, octubre 13

¿Por la parte demandada?


Me hacía eco ayer de una noticia de prensa sobre un hecho lamentable, injusto y triste. Está bien, sí, está bien que intentemos dar explicaciones sobre el porqué de las cosas; que se recoja y difunda el parecer y la razón oficial que la autoridad da sobre los hechos. Pero si eso es así, démosle también voz a la otra parte para que de este modo, leyendo lo de unos y lo de otros, cada cual pueda forjarse una imagen lo más aproximada posible a la realidad.
Si ahora nos encontramos con un doble proceso contra cinco logias por un lado y los 169 maestros que las integran por otro, es -parece ser- porque no se ha atendido la petición de la "nueva" dirección de la Obediencia de "renunciar" a la iniciación de seis personas ¿Cómo se puede renunciar a una iniciación? Lo sabrán en París o en Londres. A mí se me hace una cuestión teologal excesivamente compleja.
La contrapartida ofrecida por los "desobedientes" en el diálogo entablado, fue la de no menear más el asunto; no tocarlo; aguardar al Convento de 2009, pues se había logrado al menos que, por una vez, las logias llevaran el mandato de discutir sobre hasta dónde alcanza su soberanía (la propia y la ajena) y si pueden, en función de eso, iniciar a todo tipo de seres humanos. Se propuso que estas seis personas, mujeres (por si alguien tenía alguna duda), pudieran trabajar bajo una total discrección, sin provocaciones, sin ruidos. Se asumió la renuncia a todo contacto con la prensa; a todo recurso a la justicia ordinaria; se planteó asimismo no promover más iniciaciones habida cuenta del resultado de la Asamblea de Lyon; y se manifestó el compromiso por parte de los "desobiedientes" de colaborar con la alta dirección para la preparación de propuestas de cara a la próxima Convención... Esto también está escrito y es lo que dice la otra parte.
Se cerró el encuentro con el compromiso de ambas partes, de volver a verse antes del examen de la apelación de una de las Logias sobre las que existe ya un acuerdo no firme de suspensión, para intentar encontrar una vía de arreglo. Ni un mal gesto. Ni una mala palabra. Ni una abierta confrontación insalvable.
Sin embargo comenzaron a llegar las citaciones para comparecer el día 17 de octubre ante lo que conocemos como justicia masónica a los 169 rebeldes.
El día 18 de octubre dice la prensa -y no la antimasónica como el diario L´Express- que serán suspendidas las otras tres logias que quedan. Sólo falta ya sembrar sal para que no crezca la hierba como en Cartago.
Es conocido que siempre he defendido una vía prudente y que no me ha gustado la precipitación con la que, a mi juicio, se ha actuado. Pero los excesos en el ejercicio de la autoridad, el escarnio ejemplarizante, me han parecido y me parecerán siempre un ultraje perpetrado contra quien lo padece. Si se siguen dando vueltas de tuerca acabaremos pasando la rosca, y esta vuelta no era necesaria.
¿De veras hace falta este auto de fe? ¿Para qué? ¿A quién calma? ¿A quién satisfacen 169 mártires? Cada cual que saque la conclusión que quiera. Que crea a una parte o a otra. Mi opinión es ya sobradamente conocida y no cejaré en ningún momento de mi existencia -que espero que sea prolongada y gozosa de buena salud- en defender algo que considero justo. Caiga lo que caiga. Me da igual. Y si no fuera así, como escribía Galdós, siempre habrá una lengua viva para decir aquello de que ¡Zaragoza no se rinde!

domingo, octubre 12

La Charente Libre y la injusticia de los 169


Habrá quien piense que revelo alguna información reservada o que ha de ser manejada con discrección. Ni muchísimo menos: La información es poder y me limito a traducir esta noticia que aparece en un periódico que ayer podía leer todo el mundo. Un diario que en principio no es hostil y que describe muy bien lo que acaba de suceder -lo que está sucediendo- en el Gran Oriente de Francia. Dolorosa situación en mi opinión. Lamentable e injusta. Triste y reveladora del pánico que puede provocar la leve distancia de once votos en una Asamblea. Sin más comentarios por vergüenza ajena pero con mi solidaridad y compromiso hacia los "169" ultrajados.

Artículo de La Charente Libre publicado en el día de ayer:


La guerra de la mixtidad se reanuda en el Gran Oriente de Francia

169 Masones podrán ser suspendidos por la Justicia Masónica del Gran Oriente de Francia por haber iniciado mujeres en sus logias.


La Guerra de la mixtidad entre los masones del Gran Oriente de Francia (GO) vuelve en todo su esplendor con la amenaza de "suspensión" de 169 "maestros" de las cinco logias que iniciaron las mujeres.

En la "Convención" (Asamblea General) del pasado mes de septiembre, la controversia pareció calmarse, los "Hermanos" decidieron reenviar el asunto a la próxima Convención de 2009, para plantear un debate "en las logias soberanas" antes de "afrontar una votación final sobre las cuestiones relacionadas con la mixtidad".

La idea de la mixtidad avanza en el GO. En el último Convento, el 49% de los delegados de los talleres que representan a los 48.000 miembros de la obediencia, se pronunciaron a favor de la libertad de iniciar a las mujeres. Además el GO no ha establecido nunca una prohibición, ni en su reglamento general ni en su constitución, aunque existe desde su fundación una práctica exclusiva de iniciación masculina. El anterior Gran Maestre, Jean-Michel Quillardet, llegó a reconocer que la posición de la Orden no sería defendible frente a una acusación por discriminación en un juicio "profano", motivo por el que trabajó para proteger a la principal obediencia francesa, tratando de evitar la apertura de un conflicto.

Las logias conminadas a excluir a las "aprendizas"

Sin embargo, desde la elección de un nuevo Gran Maestro, el 4 de septiembre de 2008, las cosas han vuelto una vez más vinagre. Pierre Lambicchi, un cardiólogo de Marsella, defiende, con la aparente unanimidad del Consejo de la Orden, una medida más radical que su predecesor. Después de una infructuosa reunión a principios de octubre, durante la cual cinco logias fueron conminadas aexcluir durante un año a las mujeres "aprendizas" recientemente iniciadas así como a renunciar a cualquier nueva iniciación femenina, el Consejo de la Orden pasó a la 'ofensiva.

Cada uno de los 169 "maestros" de las logias concenidas ha recibido una carta certificada para comparecer el próximo 17 de octubre ante la Justicia Masónica. Los "169" recibirán probablemente la notificación de su suspensión inmediata, sin posibilidad de apelación, llevando aparejada la privación de todos sus derechos masónicos, su exclusión, el cierre de facto de sus logias y la prohibición de participar en el debate previsto. Frente a esto, una petición circula ya por las logias para pedir el pleno respeto al debate sobre la mixitidad, para que éste pueda desarrollarse "con serenidad" y sin que ningún "hermano" se vea excluido.

Un pulso que Pierre Lambicchi considera "lógico" y que ha dicho estar dispuesto a afrontar tranquilamente. En una entrevista con el sitio web "Rue 89", el Gran Maestre acusó a los 169 maestros "de practicar proselitismo". Señala también que no le tieene miedo a la justicia ni a la prensa, subrayando que "la Masonería no es un club de petanca". A pesar de eso, el Gran Oriente de Francia es una entidad sujeta a la ley de asociaciones 1901, sometida a las leyes de la República, que prohiben la discriminación de género en particular.

"No tengo miedo, porque somos una asociación sujeta a la Ley de 1901 y a la vez una obediencia masónica con una forma de crecimiento basada en la iniciación. Además, si los hermanos recurren a la justicia profana habrán traicionado su juramento (el del secreto). No obstante esto, los "hermanos" afectados se encontraron al retirar en correos el sobre que iba destinado a ellos, con que éste llevaba el remite del GODF ¡lo cual ha supuesto revelar públicamente su pertenencia la organización!

Con este asunto, el credo masónico según el cual el iniciado es "hecho un masón libre en una logia libre" lleva plomo en las alas, corriéndose además el riesgo de reforzar la imagen de una masonería retrógrada y sorda a las evoluciones de la sociedad.

Fiesta nacional

Gracias a mi amigo Pelayo descubrí aquel memorable concierto de Paco Ibáñez en El Olympia. Lo escuchábamos en una vieja casette en Toulouse, en aquella habitación con moqueta verde, paraíso y reino de ácaros. Luego supe que el emocionante recital se había celebrado justo diez días antes de mi nacimiento, allá por el año 1969, en un invierno que debió ser -no sé por qué lo pienso- bastante frío.
Hoy dedicaré esta canción a muchas gentes. Empezaré por aquellos que teniendo tanta prisa y buenas intenciones empedraron el pequeño infierno cotidiano arruinándolo todo. Y seguiremos con aquellos otros que han hecho de la vuelta de tuerca objeto de culto, sin comprender que lo del palo y la zanahora a veces no funciona, y que el palo sólo, con ciertas gentes, es sinónimo de fracaso y un follón más grande. No me olvidaré de las penélopes, que tejen y destejen sin parar: Pierden el tiempo y me da igual.
Definitivamente, aunque hoy he madrugado, ha sido para trabajar. En caso contrario, muy probablemente me habría quedado en la cama para conmemorar la fiesta nacional pues, en efecto, a mí la música militar...
Recuerdo que el año pasado una señora me ofreció en la plaza del Ayuntamiento una banderita rojigualda que de forma alérgica rechacé; era en aquellos días en que Navarra iba a ser vendida a los judíos, masones y marxistas. Y la dama en cuestión era de ésas de ademán recio, que se pasea con la hucha recaudando en las fiestas de guardar; una de esas señoras insignes que siempre tiene tiempo, no como nostros; que nunca está cansada, no como nosotros; que no está ocupada en asuntos internos, a diferencia de nosotros; que lo tiene muy claro (aquí no pregunto) ¿Por dónde andará este año la mujer? ¿Estará asistiendo al coñazo del desfile? A ver si llueve...

miércoles, octubre 8

Misas y crisis


Hoy me enteraba de que en Ciudad Real sobra el dinero público y pueden gastárselo en la retransmisión de espectáculos de culto religioso ¡Qué bien nos vendría esa pasta en Oviedo para tapar baches! Algún medio de comunicación se hacía eco de la noticia y de las características específicas de la facturación generada a cuenta de la publicitación de estos eventos, que gozan de tan buena acogida del público como las corridas de toros. Sin embargo, no ha dejado de sorprenderme el enfoque dado al asunto: Una vez más en escena ¡la crisis!

Decía el medio de comunicación en cuestión, la Sociedad Española de Radiodifusión, tal que así:

"A pesar de la crisis económica, y de las continuas referencias de la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, a la austeridad y al control de las finanzas, el Ayuntamiento de Ciudad Real ha contratado a la empresa Multicanal Del Cable, TVM, Sociedad Limitada, por 7.000 euros para llevar a cabo la retransmisión a través de Popular Televisión Ciudad Real (radicada en Miguelturra) de tres eucaristías desde la Basílica Catedral de Ciudad Real, dos procesiones y la caravana blanca 2008.

Las facturas están fechadas los días 1 de julio y 7 de agosto. En la primera, Multicanal del Cable, factura 2.586 euros más 413 de impuestos. En total 3.000 euros por la esponsorización para la retransmisión de la misa del voto de la ciudad y la procesión del Corpus Cristi 2008.

La segunda de las facturas por valor de 4.000 euros (3.448 más 551 de impuestos), con alguna falta de ortografía incluida, recoge la retransmisión en directo en Popular Televisión de la caravana blanca de los Enfermos 2008 el día 13 de agosto, la Misa Función a la Virgen del Prado el día 15 de agosto; la procesión de la Virgen en su salida desde la Catedral ese mismo día, y la misa de la octava de la Virgen el 22 de agosto.

La fórmula de pago establecida en la factura es una trasferencia en una cuenta de la entidad bancaria Caja España. Multicanal del Cable TVM S.L. es la empresa concesionaria que gestiona la Televisión Municipal de Ciudad Real, Quijote Información Televisión.

Hemos preguntado esta mañana al respecto a la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, pero sólo hemos encontrado el silencio por respuesta
".

Me hace gracia el final ¿Que esperarían que les dijera la alcaldesa de Ciudad Real? Agradecidos deberían estar los periodistas de que no les hubieran editado un video identificándolos ante las enfurecidas masas como miembros de una secta atea o algo peor, habida cuenta de la técnica revelada en las últimas novedades audiovisuales con que nos agasaja Telemadrid.

Más me ha sorprendido que la principal fuerza de la oposición haya entrado también por ese aro invisible representado por la crisis: Ahora, a cuenta de que costó tanto que esta palabra apareciera en los oficiales labios del Presidente del Gobierno, no hacemos más que oírla. Crisis y turbulencias van de la mano, desasosegando al personal, haciéndonos a todos brokers de migajas, sudorosos, amortajados por el estrés.

Pero volviendo al grano, decía que me había sorprendido que el portavoz socialista ciudadrealeño haya incidido en que no se pueden gastar los dineros en estas cosas cuando hay "crisis". ¿Y cuando no la hay? Cuando no la hay, cuando el crecimiento económico se nos sale por las orejas y nos cuentan que eso es así porque se vive de rentas ¿podemos gastarnos el dinero público en retransmitir tumultos de cultos mayoritarios o disidentes?

¿Hasta dónde llega realmente la preocupación por entender qué cosa es el laicismo en España? En Ciudad Real ya vemos que no llega muy lejos: A ver esos de Puertollano si se me espabilan un poco e ilustran un poco a los de la capital...

Planes de igualdad


Sí, planes de igualdad. Y nosotros con estos pelos, deshojando la margarita eterna del será o no será mientras aflora la peste de las pequeñas miserias.
---------------------------------------------------------------------

Es el primer despacho de abogados español que lo presenta

Garrigues pone en vigor su Plan de Igualdad

El Plan de Igualdad de Garrigues supone la consolidación de las políticas de conciliación introducidas por la Firma en los últimos años.Garrigues cuenta desde el 1 de septiembre con un Plan de Igualdad cuyo objetivo es lograr que el principio de igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres sea una realidad, así como garantizar de forma eficaz que no se produzca ninguna discriminación directa o indirecta por razón de sexo. El Plan de Igualdad del despacho de abogados Garrigues es el primero que se presenta oficialmente en el sector de servicios jurídicos en España y supone una incuestionable consolidación de las políticas de conciliación introducidas por la Firma en los últimos años.

El Plan pretende promover medidas de conciliación de la vida laboral y familiar de todos los abogados y personal que favorezcan la corresponsabilidad y el compromiso con el despacho, la retención del talento, el aprovechamiento de la experiencia adquirida y premien el esfuerzo y dedicación en el marco de una eficaz y moderna gestión del tiempo; todo ello, sin perder de vista las exigencias que emanan de la actividad del asesoramiento jurídico y del modelo de despacho.

“Consideramos que las medidas de conciliación aprobadas son, por sus propias características, eficaces instrumentos para favorecer una política efectiva de igualdad entre los integrantes del Despacho”, destaca Lourdes Ramos, directora de Recursos Humanos de Garrigues. “Creemos que el Plan nos ayudará a fomentar una cultura de formación, información y sensibilización respecto de los principios y políticas en materia de igualdad”.

El Plan se ha aprobado como un ‘texto abierto’, que podrá ser mejorado con las sugerencias y demás aportaciones de quienes trabajan en la Firma, que ya disponen para ello de los cauces y canales adecuados. También se ha creado una comisión permanente que se encargará de velar por el respeto y cumplimiento de las medidas recogidas en el documento.

‘Plan Primer Año’
Junto a las políticas que ya están vigentes en el despacho, el Plan de Igualdad de Garrigues recoge otras novedades, como el fomento del teletrabajo como forma eficaz de conciliar la vida laboral con la personal de sus empleados. Dentro de este apartado, se ha establecido que durante el primer año de maternidad o paternidad, el personal de Garrigues podrá solicitar la combinación de su tiempo presencial en su puesto del trabajo con las tareas desarrolladas desde su domicilio, con un sistema flexible de trabajo.

Otra novedad es la creación de un protocolo de actuación en caso de acoso. Su objetivo es ofrecer una herramienta útil, preventiva y correctiva, basada en los principios de confidencialidad, rapidez, transparencia, objetividad, imparcialidad y respeto a la intimidad y dignidad de todo el personal de Garrigues.

La entrada en vigor del Plan consolida, además, el compromiso que ha adquirido Garrigues con la responsabilidad social corporativa como principio rector del Despacho. Junto a la Memoria anual de Responsabilidad Social Empresarial, que Garrigues viene elaborando desde hace dos años, el Plan representa una clara apuesta de Garrigues por las personas, la búsqueda de la excelencia y la gestión de calidad.

domingo, octubre 5

sábado, octubre 4

Milagros de hoy en día

Un perro orinó la pared de una agencia de quinielas y se materializó la imagen de Jesús

Desde el jueves 14 de agosto de 2008, en el barrio Santa Rosa de Lima, capital de la provincia de Santa Fe, Argentina, multitudes de vecinos participan de un acontecimiento extraordinario.
Todo comenzó cuando un perro callejero orinó contra la pared de un negocio dedicado a los juegos de azar y plasmó una imagen que --según los vecinos-- es el rostro de Jesucristo. En pocas horas, una procesión espontánea se congregó ante el local, en Aguado al 2500, y encendió las primeras velas.
Como enviado por Astor Piazzola, un muchacho que descendió de una bicicleta juró haber visto el instante en que la mascota levantaba la patita. Otros midieron la relación entre las dimensiones del animal y la altura de la mancha respecto al suelo y consideraron la versión razonable. Para muchos vecinos, la mancha es una reparación, o un anuncio de bienaventuranza, para una zona especialmente castigada por la feroz inundación del 29 de abril de 2003.
Dicen los testigos que por las noches "la cara de Cristo se ve mejor" y se acercan ciudadanos de otras latitudes para persignarse y rezar. Otros, en cambio, ven el semblante del Martín Fierro. Y, otros, el del Che Guevara. Pero, hasta el momento, no celebraron ningún oficio para reivindicar el parecido.
El más beneficiado por la Santa Aguada o Santa Meada --como se le empezó a llamar al fenómeno-- es el dueño de la agencia de quinielas El Litoral, adonde "todos los vecinos le jugaban al 33", por la edad a la que murió Cristo. "No la voy a borrar nunca, ni loca la saco", dijo la dueña.
No sería pertinente descartar que algún devoto se hubiese encargado de mimar o incluso de obsequiar un huesito al animal. Lo cierto es que en el informe, publicado aquí por cortesía del noticiero de Cablevideo Santa Fe, el pichicho es prácticamente ignorado por los fieles. Intermediario de una proeza escatológica, o protagonista central de un suceso que sólo cobra sentido a ojos humanos, la mascota es víctima de la asunción según la cual "los animales carecen de fe", por cuanto fueron excluidos de toda previsión bíblica.
Un teólogo que prefirió el anonimato indicó: "Difícilmente la Iglesia Católica canonice al cuzco". Mal no estaría que el próximo 4 de octubre, un sacerdote descarriado se apiade del alma del animalito que propició el milagro y le entregue una hostia o una bendición piadosa, en nombre de San Francisco de Asís.


Dichosos los que creen sin haber visto; y más dichosos todavía aquellos que creen que han visto lo que no se puede ver.

viernes, octubre 3

Jueces y apóstatas


Esta semana ha muerto una forma de hacer las cosas. Lo supe el miércoles. Aunque debería haberlo sabido dos días antes, porque creo que fue el lunes cuando Carlos Dívar tomó posesión de su cargo como Presidente del Consejo General del Poder Judicial, encabezando -dicen y comentan- una renovación de la tercera pata de este sistema en el que comemos y dormimos la siesta todos los días y tardes.
Yo sabía que a Carlos Dívar se le atribuía un gran prestigio como jurista y fuertes convicciones religiosas; también que escribía en una publicación de la Hermandad del Valle de los Caídos. Cuando los periódicos señalan algunos de estos matices quiere decir que debe ser hombre de misa diaria. Hasta ahí -hasta la misa, quiero decir-, ningún problema; porque sólo faltaba que hubiera algo que comentar sobre el credo religioso de un ciudadano. Los problemas vienen después, cuando se evidencia que en España sigue siendo difícil separar del ámbito de lo público aspectos que sólo interesan a la vida privada de las personas: ¿Podrá alguien explicar a qué viene esa exhibición pública de fervor religioso puesta de manifiesto por algunos destacados miembros del Consejo General del Poder Judicial ante el Cardenal Rouco Varela? ¿Podrá alguien explicar qué tiene que decir este prelado sobre la justicia terrena a aquéllos encargados de administrarla en un Estado democrático? Ahórrenme la versión oficial: Era una misa por los magistrados fallecidos.
Enlazando con ésto último decía que a los dos días de la misa judicial se murió toda una forma de entender las cosas y de llevarlas a cabo. Creo que hace algún tiempo había escrito algo sobre el extinto particular, discrepando de Don Gonzalo Puente Ojea en cuestiones relativas a la apostasía, cuya existencia ha terminado -al menos de momento- tal y como la conocíamos hasta la fecha.
La Iglesia -la nuestra, la verdadera- tuvo siempre reparo en respetar la soberana voluntad de aquellos que manifestaban su deseo de abandonar la fe católica. Uno hacía la petición de apostasía, la dirigía al obispado correspondiente y alguien, seguramente una monja del Lumen Dei, se la pasaba por el arco del triunfo de forma tal que la pretensión decaía por aburrimiento del ateo o del agnóstico interesado (normalmente gente floja, sin correa y con escaso espíritu belicoso).
Esto fue así hasta que a alguien se le ocurrió invocar aquello de la ley de protección de datos, en vez del respeto a las creencias íntimas y a la soberana voluntad de las personas. Había que ser prácticos y triunfó Maquiavelo. La amenaza al blandir el palo surtió efecto en algunos lugares donde los obispados comenzaron a expedir las certificaciones pertinentes, indicando que se cursaba la orden al párroco del lugar en el que había acaecido el bautizo para que anotara en el libro correspondiente aquella sentencia marginal: "abandonó la fe católica". Pero hubo otros sitios, caso de Valencia o Toledo, donde las direcciones de las diócesis o archidiócesis comenzaron a percibir el peligro que podía suponer un abandono paulatino e ininterrumpido de las prietas filas. La resistencia se puso en marcha y coincidió este hecho con la pretensión de un ciudadano levantino que, a mi juicio con mucha razón, reclamó que no se anotara nada en ningún lugar, sino, sencillamente, que se suprimiera cualquier referencia a su existencia en los legajos parroquiales.
La Iglesia invocó la inaplicabilidad entonces de la legislación sobre protección de datos; y además señaló que sus libros y documentación estaban protegidos, en tanto que archivo histórico, por los acuerdos suscritos por el Estado español en enero de 1979 con la Santa Sede.
La Agencia de Protección de Datos dio la razón parcialmente al tozudo ciudadano diciendo que se podía llegar a donde otros ya lo habíamos hecho sin tanto ruido (anotación marginal confirmatoria de que uno es un hereje para que se sepa a por quién hay que ir cuando surja la oportunidad). Otro tanto hizo no hace mucho la Audiencia Nacional. El diario El País le dedicó una plana completa a la historia en uno de aquellos domingos en que al grupo Prisa no le daba por meterse con el Gobierno de la Nación, errando el tiro y el enemigo. Y el Tribunal Supremo, el miércoles, cerraba una vía histórica revocando lo que hasta la fecha había sido utilizado por muchos como yo, que disfrutamos del privilegio de habernos borrado del club en el que nos inscribieron nuestros padres, sin esperar siquiera a que tuviéramos el mínimo sentido común porque no les quedó otro remedio o, sencillamente, porque ése era el uso social impuesto (y subrayo lo de impuesto). En efecto, el Alto Tribunal dice que no es aplicable la normativa en materia de protección de datos y que los libros de bautismo, por su propia configuración, no constituyen una archivo de aquellos a los que se refiere la ley. No se arrancarán las hojas de los libros y, a partir de ahora, se regulará la apostasía exclusivamente con arreglo al procedimiento eclesiástico, es decir, queda inaugurado este arco del triunfo.
Ignoro en este momento si cabrá el recurso al Tribunal Constitucional. Me da igual. Yo lo acato aunque piense que todo esto es un cachondeo. Y no sigo, que me van a echar en cara el mal perder que tengo. Continuaré preguntándome qué hacían todos aquellos señores en la misa del Cardenal Rouco Varela.
Mala semana, pues, para la libertad de conciencia. Así es España, descalabrada, llena de cardenales, cargando sobre los hombros con la pesada cruz de la laicidad positiva, esto es, de la aconfesionalidad.