lunes, marzo 30

Maurice Jarre

Acabo de saber que se ha muerto Maurice Jarre. Son muchas las composiciones que ha dejado para la posteridad, pero me ha quedado siempre grabada en el corazón, desde que viera la película siendo muy joven, la melodía de Doctor Zhivago.
Hago un pequeño paréntesis para dejar de mirar la actualidad litigiosa y recordar a aquél que alumbró esta obra.

domingo, marzo 29

El Papa, los condones y el V.I.H.

La Obediencia a la que pertenezco, el Gran Oriente de Francia, ha suscrito con otras Obediencias con implantación en la República gala, el comunicado que reproduzco a continuación y que ha sido publicado en el espacio Francmasones:
---------------------------------------------------

Las Obediencias masónicas firmantes expresan su asombro e indignación por las irresponsables afirmaciones del Papa Benedicto XVI contra el uso de los preservativos como medio de prevención del SIDA.
En el momento de su primer viaje en África, Benedicto XVI no puede ignorar la devastación particularmente trágica que esta enfermedad entraña precisamente para los pueblos de ese continente, especialmente entre los niños, como suele ser destacado por la OMS, la ONU-SIDA y todas las organizaciones no gubernamentales competentes en esta materia.
Estas palabras son un escándalo en un contexto preocupante en cuanto al estado de ánimo de las altas jerarquías vaticanas, después de una serie de tomas de posición especialmente desafortunadas con la reincorporación de un obispo integrista negacionistas y la excomunión pronunciada contra una niña violada, su familia y los médicos que probablemente le salvaron la vida.
Negar en este punto las evidencias científicas en nombre de la doctrina de la Iglesia se torna insoportable cuando la consecuencia es que se ponen en peligro las vidas de los demás y se sumó a las Obediencias firmantes se unen a la protesta emitida por del Gobierno de la República Francesa sobre este tema.
Ante esta actitud oscurantista, los Francmasones y las Francmasonas de las Obediencias firmantes recuerdan una vez más su compromiso con el inviolable principio de laicidad como garante de la plena libertad de conciencia para todos los ciudadanos.


Gran Oriente de Francia
Grande Logia Femenina de Francia
Federación Francesa del Derecho Humano

jueves, marzo 26

Mientras perdemos el tiempo...


A través del Blog de Pablo Urbiola, Ideas en Lata, tengo acceso a las diapositivas que en el día de ayer fueron proyectadas en el colegio riojano concertado Purísima Concepción y Santa María Micaela. En Logroño conocen el establecimiento como "Adoratrices" y parece que ayer tuvieron una sesión de Educación para la Ciudadanía desagradablemente animada.
Comprenderán ahora los obispos el inmenso error en que incurrieron al oponerse a la citada materia escolar alegando aquello de que, a través de ella, se pretendía adoctrinar a la tierna infancia española.
La cuestión está en si comprenderán otros que lo de tender puentes está muy, pero que muy complicado. Y si comprenderemos todos a tiempo la que se nos viene encima si no nos espabilamos.
Sí, ya lo sé: soy un alarmista y no hay motivos para que cunda el pánico ¿Serán galgos...?

Socialistas cristianos

El cardenal Antonio María Rouco Varela, consciente de la elevada representatividad que la militancia y simpatizantes socialistas tienen en la vida política del país, ha decidido respaldar la creación en el seno de las parroquias españolas de colectivos formados por católicos votantes del Partido Socialista Obrero Español.
Dicen fuentes autorizadas de la Conferencia Episcopal que no puede discutirse la importancia que el colectivo político en cuestión tiene en la vida nacional, con un amplio respaldo electoral -más de once millones de votos en los últimos comicios generales- incluso en sus horas más bajas; que existen comunidades autónomas y ayuntamientos que no han conocido en treinta años de democracia otro color político, con la salvedad de breves relevos en algunos casos. Continúa el portavoz de los obispos españoles señalando que no puede haber mejor cosa que abrir estos espacios de diálogo, reflexión y trabajo para dar cabida a las voces que dentro del socialismo español, tienen una percepción del estado de cosas muy diferente a la línea mantenida por la dirección del partido, que puede extraerse de las comparecencias que los cargos orgánicos y jerarquía hacen, por ejemplo, a la finalización de las reuniones de cada Comité Federal.
Concluyó su intervención monseñor Martínez Camino congratulándose por el hecho de que esta combinación de sentimiento religioso y político, contribuirá al fomento de los espacios que cobijan la libertad de conciencia, y a la construcción de una sociedad más justa y laica, pues "no debe olvidarse -señaló el prelado- que el mensaje de Cristo y la doctrina socialista, mantienen a lo largo de la historia una gran proximidad".
Hasta aquí todo es broma. El texto anterior podría ser una feliz ocurrencia y una buena inocentada en otra época del año. Pero sin embargo algo hay de cierto aunque en otra dimensión: En mi tierra la Federación Socialista Asturiana acaba de darle el espaldarazo al grupo "Cristianos Socialistas", incorporándose a una corriente "guay" que se consolida en otras agrupaciones y federaciones nacionales. Remarco lo de "cristianos socialistas" y no "socialistas cristianos", que debería ser la denominación adecuada desde el punto de vista de la corrección política.
¿Cómo creer en la defensa del laicismo cuando se entremezclan dos hechos tan dispares como el religioso y el político?
Milagros del socialismo moderno.

miércoles, marzo 25

Darfur


Quizá por el pasado colonial y el peso que éste sigue teniendo en la actualidad, el Gran Oriente se cansó durante el mandato de Jean Michel Quillardet de hacer llamamientos de condena a causa del genocidio de Darfur, en el Sudán. No fue la única voz "discrepante" y crítica frente a una más de las atrocidades que silenciosamente se perpetran en África. Pero ¿qué sabemos nosotros, los sonrosados occidentales, de todo cuanto sucede en ese gigantesco continente despreciado por las agencias de prensa?
Sabemos mucho de crisis inmobiliarias pero parece que hay otras cosas que ,o nos interesan muy poco, o interesa poco que nuestros ojos terminen posándose sobre ellas.
De vez en cuando llegan a nuestros oídos y retinas los niños soldados, las hambrunas; la foto de un buitre acechando a una niña agonizante y huesuda sacude nuestras delicadas conciencias y es premiada con un Pulitzer; nos llegan también ecos de un tiroteo aquí y allá, de la muerte de un autoproclamado presidente que unos años atrás también protagonizó otra algarada análoga; sabemos que hay piratas como en los viejos tiempos de otros siglos, pero éstos de ahora aramados hasta los dientes con Kalaschnikov. Un sátrapa sonríe a occidente y le asegura la paz coránica a sangre y fuego, a cambio únicamente de que le dejen vivir tranquilo haciendo como que hace una moderna democracia entre rumiantes camellos. Los despojos de la miseria se ahogan a la puerta de nuestra rica casa...
No. Realmente no sabemos mucho. Pero a pesar de eso y de los tibios murmullos que nos llegaron sobre lo sucedido en Darfur, hace nada tuvimos conocimiento de que el Tribunal Penal Internacional, con sede en La Haya, habia decidido procesar a Omar Hassan Bashir, mandatario sudanés, ordenando su detención tan pronto como la misma resultara posible.
Omar Hassan ejerce de envalentonado chulo ante las cámaras occidentales, empuñando un bastón y rodeado de esbirros que le tienden una alfombra roja. Sobre su conciencia o los jirones que puedan quedar de ella, pesan casi tres millones de personas huidas y doscientos mil muertos. Ayer, para echarle leña al asunto, viajó a Eritrea, a entrevistarse con otro amiguete que tuvo el cuajo de aprovechar el evento para pedir dinerito al mundo "desarrollado". Evidentemente nadie detuvo a este benefactor. Y, para aliviar aun más las conciencias de los sonrosados occidentales que nunca han roto un plato, China, la Organización de Estados Africanos y la Liga Árabe, entre otros baluartes de la democracia mundial, pidieron a la Corte Internacional que deje al viejo dictador tranquilo... Del Papa Benedicto XVI no se conoce ninguna opinión relacionada con el particular, a pesar del testimonio de preocupación que ha dejado tras su paso por el martirizado continente. Sin comentarios.

martes, marzo 24

Obispos, aborto y castidad

En medio de un viaje, pude ver las vallas publicitarias contratadas por los obispos españoles con la inicial intención y supuesta finalidad de oponerse a la modificación que, sobre la normativa en materia de despenalización del aborto, se está planteando en nuestro país. Desconozco hasta dónde tendrán pensado llegar. En aquel momento me pareció un disparate comparar un embrión con un bebé de, más o menos, un año. Y más disparate aún hacer el simil en torno a la protección o desprotección de la vida utilizando a un lince que, según han contado, no era el genuino español, sino otro ejemplar proveniente de tierra de misión. En fin. Cosas de la Iglesia que tiene sus doctores para impartir magisterio a quien quiera escucharlos.
Y justo estaba en estas cuando esta mañana, mientras me dirigía a Gijón en el tren, pude leer el artículo que transcribo. Lo firma Jesús Mosterín. Y con la salvedad de la referencia a los subnormales profundos, que me parece muy desacertada, creo que puede aportar un punto de vista interesante.
Aquí os lo dejo. Buena lectura.

------------------------------

Obispos, aborto y castidad




La actual campaña de la Conferencia Episcopal contra los linces y las mujeres que abortan pone de relieve el patético deterioro de la formación intelectual del clero, que si bien nunca ha sobresalido por su nivel científico, al menos en el pasado era capaz de distinguir el ser en potencia del ser en acto. ¿Dónde quedó la teología escolástica del siglo XIII, que incorporó esas nociones aristotélicas? ¿Qué fue de la sutileza de los cardenales renacentistas? La imagen de deslavazada charlatanería y de enfermiza obsesión antisexual que ofrecen los pronunciamientos de la jerarquía católica no sólo choca con la ciencia y la racionalidad, sino que incluso carece de base o precedente alguno en las enseñanzas que los Evangelios atribuyen a Jesús.

La campaña episcopal se basa en el burdo sofisma de confundir un embrión (o incluso una célula madre) con un hombre. Por eso dicen que abortar es matar a un hombre, cometer un homicidio. El aborto está permitido y liberalizado en Estados Unidos, Francia, Italia, Portugal, Japón, India, China y en tantos otros países en los que el homicidio está prohibido. ¿Será verdad que todos ellos caen en la flagrante contradicción de prohibir y permitir al mismo tiempo el homicidio, como pretenden los agitadores religiosos, o será más bien que el aborto no tiene nada que ver con el homicidio? De hecho, el único motivo para prohibir el aborto es el fundamentalismo religioso. Ninguna otra razón moral, médica, filosófica ni política avala tal proscripción. Donde la Iglesia católica (o el islamismo) no es prepotente y dominante, el aborto está permitido, al menos durante las primeras semanas (14, de promedio).
Una bellota no es un roble. Los cerdos de Jabugo se alimentan de bellotas, no de robles. Y un cajón de bellotas no constituye un robledo. Un roble es un árbol, mientras que una bellota no es un árbol, sino sólo una semilla. Por eso la prohibición de talar los robles no implica la prohibición de recoger sus frutos. Entre el zigoto originario, la bellota y el roble hay una continuidad genealógica celular: la bellota y el roble se han formado mediante sucesivas divisiones celulares (por mitosis) a partir del mismo zigoto. El zigoto, la bellota y el roble constituyen distintas etapas de un mismo organismo. Es lo que Aristóteles expresaba diciendo que la bellota no es un roble de verdad, un roble en acto, sino sólo un roble en potencia, algo que, sin ser un roble, podría llegar a serlo. Una oruga no es una mariposa. Una oruga se arrastra por el suelo, come hojas, carece de alas, no se parece nada a una mariposa ni tiene las propiedades típicas de las mariposas. Incluso hay a quien le encantan las mariposas, pero le dan asco las orugas. Sin embargo, una oruga es una mariposa en potencia.
Cuando el espermatozoide de un hombre fecunda el óvulo maduro de una mujer y los núcleos haploides de ambos gametos se funden para formar un nuevo núcleo diploide, se forma un zigoto que (en circunstancias favorables) puede convertirse en el inicio de un linaje celular humano, de un organismo que pasa por sus diversas etapas de mórula, blástula, embrión, feto y, finalmente, hombre o mujer en acto. Aunque estadios de un desarrollo orgánico sucesivo, el zigoto no es una blástula, y el embrión no es un hombre. Un embrión es un conglomerado celular del tamaño y peso de un renacuajo o una bellota, que vive en un medio líquido y es incapaz por sí mismo de ingerir alimentos, respirar o excretar -no digamos ya de sentir o pensar-, por lo que sólo pervive como parásito interno de su madre, a través de cuyo sistema sanguíneo come, respira y excreta. Este parásito encierra la potencialidad de desarrollarse durante meses hasta llegar a convertirse en un hombre. Es un milagro maravilloso, y la mujer en cuyo seno se produzca puede sentirse realizada y satisfecha. Pero en definitiva es a ella a quien corresponde decidir si es el momento oportuno para realizar milagros en su vientre.
El niño es un anciano en potencia, pero un niño no tiene derecho a la jubilación. Un hombre vivo es un cadáver en potencia, pero no es lo mismo enterrar a un hombre vivo que a un cadáver. A los vegetarianos, a los que les está prohibido comer carne, se les permite comer huevos, porque los huevos no son gallinas, aunque tengan la potencialidad de llegar a serlas. Un embrión no es un hombre, y por tanto eliminar un embrión no es matar a un hombre. El aborto no es un homicidio. Y el uso de células madre en la investigación, tampoco.
Otra falacia consiste en decir que, si los padres de Beethoven hubieran abortado, no habría habido Quinta Sinfonía, y si nuestros padres hubieran abortado el embrión del que surgimos, ahora no existiríamos. Pero si los padres de Beethoven y los nuestros hubieran sido castos, tampoco habría Quinta Sinfonía y tampoco existiríamos nosotros. Si esto es un argumento para prohibir el aborto, también lo es para prohibir la castidad. Pero tanta prohibición supongo que resultaría excesiva incluso para la Iglesia católica. Una de sus múltiples contradicciones estriba en que impone un natalismo salvaje a los demás, mientras a sus propios sacerdotes y monjas les exige el celibato y la castidad absoluta.
Desde luego, la contracepción es mucho mejor que el aborto, pero la Iglesia la prohíbe también (siguiendo en ambos casos al ex-maniqueo Agustín de Hipona, no a Jesús). Tanto el anterior papa Wojtyla como el actual papa Ratzinger se han dedicado a viajar por África y Latinoamérica despotricando contra los preservativos y el aborto, lo que equivale a promover el sida y la miseria. En cualquier caso, la contracepción puede fallar. A veces el embarazo imprevisto será una sorpresa muy agradable. Otras veces, llevarlo a término supondría partir por la mitad la vida de una mujer, arruinar su carrera profesional o incluso traer al mundo un subnormal profundo o un vegetal humano descerebrado. Sólo a la mujer implicada le es dado juzgar esas graves circunstancias, y no a la caterva arrogante de prelados, jueces, médicos y burócratas empeñados en decidir por ella. El aborto es un trauma. Ninguna mujer lo practica por gusto o a la ligera. Pero la procreación y la maternidad son algo demasiado importante como para dejarlo al albur de un descuido o una violación. El aborto, como el divorcio o los bomberos, se inventó para cuando las cosas fallan.
Muchas parejas anhelan tener hijos, muchas mujeres desean quedar embarazadas y esperan con ilusión el nacimiento de la criatura. El infante querido y deseado suele estar bien alimentado y educado, colmado de cariño y estimulación y (salvo raro defecto genético) su cerebro se desarrolla bien. Por desgracia, el mundo está lleno de madres violadas o forzadas y de niños no deseados, abandonados a la mendicidad y la delincuencia, famélicos, con los cerebros malformados por la carencia alimentaria y la falta de estímulos, carne de cañón de guerrillas crueles y explotaciones prematuras. La jerarquía eclesiástica se ensaña con esas mujeres desgraciadas. El cardenal nicaragüense Obando y Bravo se opuso al aborto terapéutico de una niña de nueve años, violada, enferma y con su vida en peligro. Hace un par de años, la Iglesia de Nicaragua acabó apoyando políticamente al dictador Daniel Ortega a cambio de que éste prohibiese definitivamente el aborto terapéutico. Hace unas semanas el arzobispo Cardoso ha excomulgado en Brasil a la madre de otra niña de nueve años violada por su padrastro y en peligro de muerte por su embarazo doble, así como a los médicos que efectuaron el aborto. En 2007 se hizo famoso el caso de Miss D, una irlandesa de 17 años embarazada con un feto con anencefalia, es decir, sin cerebro ni parte del cráneo, condenado a ser un niño vegetativo, ciego, sordo, irremediablemente inconsciente, incapaz de percibir, pensar ni sentir nada, ni siquiera dolor. Las autoridades impidieron que Miss D fuera a Inglaterra a abortar, aunque más tarde los tribunales anularon la prohibición. Los grupos católicos fanáticos presionan para que se impida a las irlandesas que viajen a Inglaterra a abortar, lo que choca con la legislación comunitaria, que garantiza la libertad de movimientos en la UE.
En España misma, el año pasado, una mujer preñada de un feto con holoprosencefalia, condenado a morir al nacer o a vivir como vegetal, tuvo que ir a Francia a abortar. El derecho a abortar es para muchas mujeres más importante que el derecho a votar en las elecciones, y ha de serles reconocido incluso por aquellos que personalmente jamás abortarían. En 1985 se aprobó la reforma del Código Penal para cumplir a medias y mal el programa electoral del PSOE. Desde entonces, tanto los Gobiernos de Felipe González como de Zapatero se han dedicado a marear la perdiz, diciendo que no era el momento oportuno y que había que esperar a que los obispos dejasen de vociferar. Pero los obispos nunca van a dejar de vociferar. Después de 24 años de remilgos, espero que los socialistas se decidan finalmente a liberalizar el aborto dentro de las primeras semanas del embarazo. Tampoco hace falta ser tan progre para ello. Margaret Thatcher lo tenía ya perfectamente asumido hace 30 años.


Jesús Mosterín es profesor de Investigación en el Instituto de Filosofía del CSIC.

lunes, marzo 23

Lázaro Cárdenas

No es que esté aturdido por la celebración del sábado. Puedo contar los amigos y amigas que estuvieron presentes en el homenaje que el Gran Oriente de Francia tributó a Lázaro Cárdenas. Y eso a pesar de que mis malas relaciones con la monarquía y mi nulo sentido de la orientación me llevaron a confundir en las invitaciones la Avenida de Juan Carlos I con la de su hijo, príncipe de las pomaradas, que también tiene un hueco en el callejero de Gijón. Puedo contar los amigos y amigas pero me cuesta recordar con exactitud los nombres de todas las Logias que estuvieron presentes, y que nos acompañaron junto con el sol para recordar al presidente mexicano y a su esposa, Amalia Solórzano.
Curiosas coincidencias: A pocos metros del lugar en el que nos encontrábamos, siguiendo la avenida, el puerto del Musel. Punto final y de destino en todas las historias de huídas:
En Alicante van a recordarlo dentro de pocos días con una Marcha Cívica en la que también el Gran Oriente estará presente. La gente huyendo en buques, barcas, desesperada, agobiada por la victoria ajena que cierne sus garras sobre la ciudad. Sucedió en Gijón. Sucedió en tantos sitios que fueron último bastión de lo poco que quedaba, de lo que había querido ser...
De Asturias y tantos otros lugares salieron ya en 1937 los primeros niños y niñas con estatuto de refugiado. Unos fueron los niños de Rusia. Otros, recibieron el nombre de "niños de Morelia", acogidos por la iniciativa de Cárdenas y su compañera. Otros niños terminaron con sus padres en sitios peores, acogidos de muy mala gana por la "non intervention", y amontonados en campos de refugiados. Es el sabor, olor y color de la derrota en todas partes y en todos los tiempos.
Cuando todo acabó, México abrió sus puertas a 25.000 españoles. Gran parte del peso intelectual español que apuntaló a la República mientras esta existió se integró en el país azteca, en sus medios de producción, en su universidad... Y si algo quedó también vivo de la masonería española fue porque también encontró su pequeño hueco en la sociedad mexicana.
Han pasado muchos días; muchos años. Mucho tiempo, en definitiva. Pero hay que recordar para seguir mirando al frente y soñar el día de mañana.
Mi agradecimiento a quienes nos acompañaron e hicieron todo esto posible; y mi especial recuerdo a los masones y masonas que también supieron acercarse con nosotros a la figura de Lázaro Cárdenas: La Logia La Zélée, de Bayona; la Logia La Fraternité Dacquoise, de Dax; la Logia Le Devoir Social, de Mont de Marsan; la Logia Febus, de Pau... Y la representación de "Poussière d´Étoiles" y de "Fraternité et Tradition"...

viernes, marzo 20

Homenaje a Lázaro Cárdenas

Las Logias La Zélée, al Oriente de Bayona, Francia, y Rosario Acuña, de Gijón, te invitan, ciudadano, ciudadana, a participar en el acto de recuerdo y reconocimiento al Presidente mexicano Lázaro Cárdenas, benefactor de los demócratas y refugiados españoles, y que tendrá lugar el sábado día 21 de marzo, a las 10:30 de la mañana, en el parque que lleva su nombre, ubicado en la Avenida de Juan Carlos I de la ciudad de Gijón.

Les Loges La Zélée, à l'Orient de Bayonne, et Rosario Acuña, à L'Orient de Gijón, Espagne, veulent t'inviter, citoyen, citoyenne, à participer à une célebratión comme souvenir et reconnaisance du Président mexicain Lázaro Cárdenas, qui a protégé les démocrates et refugiés espagnols, et qui aura lieu le prochain samedi 21 mars, à 10:30 heures, aux jardins qui portent son nom à l' Avenue Juan Carlos I, à Gijón.

jueves, marzo 12


No he podido evitarlo... ¡Me ha parecido tan ocurrente y genial!

miércoles, marzo 11

Así, no

Hoy, la representación del Partido Socialista de Madrid ha estado ausente en los actos de homenaje y recuerdo a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004, organizados por la Comunidad madrileña. 192 muertos y más de 2000 personas heridas. La causa de la causa radica, según se ha explicado oficialmente, en la decisión, considerada arbitraria, de la mayoria parlamentaria de aquella Comunidad Autónoma de cerrar la comisión de investigación sobre los supuestos espionajes a cargos del Partido Popular, hecho por funcionarios al servicio del propio Gobierno autonómico, también del Partido Popular.
De todos es sabido que las Comisiones de Investigación no sirven para nada cuando así se desea. Y está claro que poner a la zorra a cuidar las gallinas siempre conlleva un trágico final para éstas últimas. Así es, así ha sido siempre: Es la fuerza de la tradición secular y parlamentaria, y resulta ingenuo hasta el absurdo pensar que el blanco iba a primar sobre el negro en este "affaire". Rasgarse las vestiduras con este ímpetu no puede provocar otro efecto que dejar con el culo al aire, si se me permite la expresión, a todo el cortejo de plañideras.
Se equivocan los socialistas madrileños con esta decisión, mezclando churras y merinas, o el guiñol de las comisiones con la tragedia de tantas familias y la conmoción de todo un país. Y de poco sirve poner de excusa que ayer, en no sé que otro municipio madrileño, la representación del Partido Popular brillaba por su ausencia: El mal ejemplo de otros nunca dignifica la necedad propia. Hay cosas que, por aquello de la salud de la democracia misma, deberían estar fuera de los puntos de mira de los artilleros. Desgraciadamente esto no es y, me temo, no será en mucho tiempo. A pesar de eso tengo que decirlo: Así, no.

martes, marzo 3

Todavía con estas


El recien nombrado ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ocupaba anteayer algunos segundos del telediario al haber sido grabado mientras votaba en el municipio de Padrón. Pero Caamaño ha sido noticia con anterioridad y no precisamente por su nombramiento o primeras gestiones: Hace algún tiempo, siendo Secretario de Estado, fue fotografiado con otras personas, entre las que destacaba Luis Racionero y Josep Corominas (anterior Gran Maestro de la Gran Logia de España), formando parte del Jurado de un concurso sobre la Alianza de Civilizaciones convocado por la conservadora obediencia masónica.
Poco tiempo ha hecho falta para que desde determinados sectores políticos se dieran las oportunas instrucciones a los medios de comunicación afines. O viceversa. Algunos de esos instrumentos mediáticos exhibían como una gran exclusiva la fotografía en cuestión, a modo de ilustración gráfica y prueba fehaciente de aquello que llevan sosteniendo desde hace tiempo: el carácter masónico del actual gobierno, atribuyéndole al adjetivo, además de un severo tono de reproche, una carga negativa difícil de entender si no habláramos de España.
Ha habido obsesiones de todo signo en la historia. Obsesiones en torno a algunas cuestiones, palabras y conductas que han sido utilizadas por las posiciones dogmáticas de todo signo para descalificar al adversario o al enemigo, según el caso. Por ejemplo, Don Manuel Azaña, hombre que prolongó durante mucho tiempo su soltería, era acusado por la reacción de los años treinta de ser un empedernido homosexual. Luego llegaron los tiempos en que se le caricaturizaba con el mandil, o se le intentaba ridiculizar contraponiendo la pura racionalidad que representaba a la parte más espectacular de una masonería mal entendida y mal explicada: Un hombre tan cerebral que se dejaba someter por la secta a ritos macabros y ridículos.
Los años pasan pero las etiquetas siguen teniendo su valor. A un ministro se le pone en la picota por aparecer en una fotografía delante de un cartel con el compás y la escuadra; Jerónimo Saavedra, alcalde de Las Palmas - y que también aparecía en la misma instantánea- ha vuelto a ocupar espacio en los medios de comunicación explicando otra vez eso del secreto, la discreción y la inocuidad de la entidad a la que pertenece desde hace tiempo, como ha reconocido con valentía.
La eterna pregunta: ¿por qué el carácter negativo de la masonería? ¿por qué esta etiqueta predilecta de posiciones intolerantes cae como una ruidosa losa sobre sus víctimas?
Me resulta una simplificación difícil de digerir echarle todas las culpas a los diferentes regímenes totalitarios que, desde las monarquías absolutistas -ilustradas o sin ilustrar-, hasta las dictaduras de mesa camilla, han recorrido los siglos de España. Algo ha debido de calar sin duda tras tan magnífica labor de propaganda. Pero algo de responsabilidad tiene la propia masonería escrita con minúsculas. Algo de culpa tiene para que por una parte importante de la sociedad se ignore casi todo, se mal interprete casi todo o no se entienda nada.
Habrá que preguntarse si realmente desde las diferentes organizaciones que integran eso que se llama masonería se hace algo para que la percepción cambie. Habrá que preguntarse si el hecho de que se siga vetando la entrada a una parte de la población por razón de su sexo, ayuda a que la percepción de esa sociedad, para la que en principio se hace todo el esfuerzo, sea positiva. Habrá que preguntarse si el hecho de que algunas entidades practiquen la segregación de sexos ayuda también a que la imagen sea buena, y la ciudadanía no se asuste cada vez que hay un ministro, un alcalde, un albañil o un electricista masones. Habrá que preguntarse si contribuye a algo bueno el hecho de que continue la adoración del misterio, el trasiego de cirios, el culto a la envoltura que se prodiga cuando tras toda la parafernalia no hay nada; cuando se rechaza o encorseta el debate sobre cuestiones sociales; cuando se piensa que el simbolismo o la tradición son casi conjuros para aprender a volar hasta el Valle de los Reyes en un soberbio viaje astral; cuando importa más estar tieso como un palo al hablar que aquello que se dice; o el color de la indumentaria y la rectitud de la pajarita que el respeto a la libertad de cada individuo.
Decía Jean Michel Quillardet el año pasado que había que salir a la calle. Que había que perder el miedo a reconocer de qué formaba parte cada uno de nosotros. Lo decía alguien que integra una Obediencia que se ha caracterizado por no tener temor al espacio exterior; por no ahogarse con el aire; por no quedar ciega con la luz, pero que tampoco está libre de alguna limitación anacrónica. Ya está bien de recurrir, para buscar el timbre de nobleza y prestigio, a recitar la lista de hombres buenos -y alguna que otra mujer- que lo dieron todo por los demás: Si no tenemos más que ofrecer que el ilustre pasado, difícil será vivir un presente o construir un futuro. Y más difícil será que el hecho de que alguien forme parte de una Logia deje de ser una nota excéntrica en su biografía, o la prueba fehaciente de que trabaja para el imperio del mal.

lunes, marzo 2

La Iglesia y la persecución

Que no se espante nadie que no voy a traer en una temporada mitras a este escaparate. No se trata de eso en esta ocasión sino de un artículo de la periodista Nicole Muchnik que he leído esta mañana. Me gustó mucho. Más que por su análisis crítico, por la condensación de los mensajes que en torno a cuestiones como la ideología de género ha lanzado la Iglesia católica.
Bueno es saber cuál es la concepción del ser humano que se está amparando en nuestros días desde las posiciones sostenidas por la jerarquía de esta importante confesión religiosa. Así que animado por este interés "científico" os dejo con la señora Muchnik.

---------------------------------------------

Hace algunos siglos, la Iglesia dirigía su atención al problema, diríase poético, del sexo de los ángeles. ¿Tiene hoy Benedicto XVI algún problema con el sexo de los mortales?

Nadie en su sano juicio espera que el Papa aliente la libertad sexual de los gays y las lesbianas, se sienta cómodo con los travestis o firme un manifiesto en favor del Orgullo Gay. No obstante, su toma de posiciones sobre estos asuntos, unas ampliamente difundidas, otras prácticamente desapercibidas, dan que pensar.

El reciente llamamiento del Vaticano a boicotear la despenalización universal de la homosexualidad propuesta el 18 de diciembre por 66 países es clara en su argumentación. Según L'Osservatore Romano, órgano de prensa del Vaticano, para el arzobispo Celestino Migliore, observador permanente de la Santa Sede en la ONU y autor del llamamiento al boicot, el documento presentado "va más allá". Según Migliore, los autores de la proposición no se preocupan sólo de "condenar toda forma de violencia contra los homosexuales", sino que buscan "cancelar la diferencia entre sexos". El diario católico lo explica así: "Lo que este documento promueve es la ideología de la identidad de género y de la orientación sexual".

Ya en 2000 y en 2004, Joseph Ratzinger, como jefe de la Congregación de la Doctrina de la Fe, había afirmado que "la inclinación particular de la persona homosexual constituye una tendencia, más o menos marcada, a un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral". El entonces cardenal y futuro Papa también había afirmado que la transexualidad no existe sino como "un trastorno mental".

Y menos de dos meses antes de morir, Juan Pablo II había estimado que el matrimonio homosexual forma parte de "una nueva ideología del mal".

Esta reiteración en el ostracismo de los homosexuales no puede sino recordar las viejas persecuciones de todo tipo de infieles. Desde la separación del judaísmo y el cristianismo y el consiguiente paso desde un cristianismo primitivo judaizado a la instauración de una Iglesia católica, apostólica y romana, esta institución no ha cesado de perseguir a todo tipo de cristianos y no cristianos, cátaros, albigenses, relapsos, apóstatas y tantos otros. En una palabra, todo lo que no respeta el dogma de la Santa Iglesia o, más banalmente, lo que ésta quiere erigir como norma.

Es innegable que sobre la religión católica pesan muchas amenazas. La ciencia, desde luego. Desde Galileo hasta la biología moderna, pasando por Darwin y sus descubrimientos sobre la evolución de las especies, la ciencia le plantea rompecabezas permanentemente. Y desde hace menos tiempo, la escasez de vocaciones sacerdotales, la deserción de las Iglesias y hasta la competencia de las demás religiones del mundo -musulmana, protestante o budista, esta última considerada por muchos más adecuada a nuestras sociedades liberales avanzadas- contribuyen sin duda a su declive.

Pero he aquí que el papa Benedicto XVI encuentra una nueva razón para intentar levantar cabeza en la corriente de estudios de género, unos estudios que consisten en la búsqueda de una explicación de las desigualdades sociales entre hombres y mujeres y de la dominación de un sexo por el otro.

Es así que, el 22 de diciembre de 2008, durante la sesión tradicional de presentación de votos de felicidad a la Curia romana, Benedicto XVI declaró: "Lo que a menudo se expresa y se entiende por género se resuelve en definitiva en la autoemancipación del hombre respecto de la creación y del Creador. El hombre quiere construirse él solo y decidir, siempre y exclusivamente él solo, acerca de lo que le atañe. Pero de esta manera vive contra la verdad, contra el Espíritu creador".

El Papa agregó en esa ocasión: "Si las forestas tropicales merecen nuestra protección, el hombre no la merece menos".

Así que ya no es únicamente la familia la que corre hoy un riesgo, sino el mismísimo hombre.

Sobre el nuevo problema planteado por los estudios de género, vale la pena recordar que la última declaración del Papa evoca las precedentes. Por ejemplo, en la Carta a los Obispos de 2004, dirigida a la Congregación de la Doctrina de la Fe y aprobada por Juan Pablo II, en la que el asunto de la mujer y de la homosexualidad se halla ampliamente comentado, Joseph Ratzinger escribía: "La mujer, para ser ella misma, se yergue como rival del hombre... La dimensión puramente cultural llamada género se acentúa al máximo. Semejante antropología ha hecho que se sitúe en un mismo plano la homosexualidad y la heterosexualidad".

Esta intrusión de la Iglesia en las disciplinas universitarias ha sido señalada, entre otros, por Jean-François Staszak, director del Departamento de Geografía de la Universidad de Ginebra: "Razonablemente no es posible creer y hacer creer que si los niños van vestidos de azul y las niñas de rosa, y si hay tan pocas mujeres en puestos directivos, todo ello es fruto de una voluntad divina".

Amén de su fina ironía, Staszak encuentra inquietante que la Iglesia condene de nuevo una disciplina científica aduciendo que es una amenaza para la religión.

Nicole Muchnik es periodista y pintora.

domingo, marzo 1


Teniendo en cuenta que a finales de marzo se conmemora en Alicante el 70 aniversario del final de la Guerra Civil (Alicante, no lo olvidemos, representa todo un símbolo al ser la última ciudad ocupada por las tropas golpistas), y que el Gran Oriente de Francia participará de forma significativa en la Marcha Cívica que viene celebrándose desde hace algunos años, me ha parecido interesante traer al blog este enlace, el de la Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Cotilleos, los justos y necesarios

Me preguntaba el otro día alguien con quien comparto afiliación al Gran Oriente por qué hablo tan poco de la Obediencia en el blog. La razón es sencilla: No tengo mucho que decir ni soy ninguna voz autorizada sobre el particular. El Gran Oriente de Francia tiene sus cauces para hablar; lo mismo sucede con la Logia a la que pertenezco y ahí se acaba todo. Cierto es que no dejo de tener opinión propia sobre las cosas que pasan, sobre el lugar en el que se ha de celebrar el próximo Convento de 2010, o sobre la polémica que no debería existir en torno a las prácticas rituales de la Obediencia. Tengo también opinión sobre la mecánica de implantación en España o sobre las buenas, malas o peores relaciones que pueda haber en cada momento con instituciones de todo tipo, incluídas otras obediencias masónicas. Pero no me corresponde a mí expandir a los cuatro vientos aquello que en la mayor parte de los casos considero asuntos internos, en torno a los cuales tejer malestar y discordancia suele revelarse como una práctica bastante inútil a la par que nociva.
Quienes sigan el blog observarán que cuando me meto en harina es fundamentalmente porque la cuestión de que se trate ha rebasado los muros de la patria mía y ya aparece publicada en los periódicos. Ejemplo: el derecho de todos los seres humanos a ser iniciados en el seno del Gran Oriente de Francia. De todos modos mi posición es muy clara: Consolidar la masonería adogmática y liberal en el lugar en el que vivo.
Ahora habrá quien se pregunte si subo o bajo la escalera. Y hace muy bien en interrogarse. No en vano uno tiene muy cercanos y presentes sus orígenes en la tierra de Castelao.