jueves, enero 28

Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente, en la línea de Olivia Chaumont


De nuevo la página de Yagg. En esta ocasión un nuevo texto firmado por Audrey Banegas recoge las declaraciones de Pierre Lambicchi, quien en su último año de gestión al frente del Gran Oriente de Francia, afronta un período muy interesante y un momento que, con independencia del resultado, se presenta a todas luces como único en la pequeña y gran historia de la Obediencia.
Sé que el asunto atrae el interés de muchas personas y, dado el carácter público de la comunicación, expongo la traducción de la misma.
Cada cual sacará sus conclusiones. O no. En todo caso, el hueco de comentarios está abierto y yo, lo digo de antemano, no pienso hacer ninguno.
-----------------------------

27 de enero de 2010
Entrevista exclusiva: Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente, en la línea de Olivia Chaumont
En una entrevista exclusiva con Yagg, Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, principal obediencia fracmasónica francesa, se manifiesta en la línea de las declaraciones hechas por Olivia Chaumont.
La semana pasada, Olivia Chaumont se convertía en la primera mujer transexual de esta obediencia exclusivamente masculina. Reconocida como mujer por el GODF tras haber sido iniciada como hombre hace algunos años, hablaba para Yagg y compartía con nosotros su historia.
Hoy le damos la palabra a quien oficializó su situación, Pierre Lambicchi, que confirma esta posición del GODF: "Olivia Chaumont ha afrontado un reto difícil para asumir su identidad y no veo por qué razón podría ser rechazada por ello. Se ha tratado de respetar su historia personal. El GODF es su casa y no tiene ninguna intención de rechazar a aquellos que siguen su camino en la vida".
También trata la cuestión de la mixtidad en el Gran Oriente resucitada de nuevo por esta oficialización. Para él la presencia oficial de una mujer no cambia nada.
"El problema de Olivia Chaumont no tiene nada que ver con el problema de la iniciación de las mujeres en el GODF. En su momento iniciamos a Olivia Chaumont como hombre; después hemos tenido en cuenta su historia y se trata de una acción justa desde el punto de vista masónico. Los francmasones son humanistas. El GODF es en primer lugar una fraternidad y además me doy perfecta cuenta de que su presencia en el GODF la ha ayudado a construir su identidad, gracias a sus hermanos que la han ayudado y apoyado en todo momento".
"Pero la cuestión de la mixtidad es más complicada. No es una historia de machos. Es un proceso democrático y el convento vota y se pronuncia sobre este tema. La pregunta es: ¿Pueden las logias que lo deseen iniciar mujeres? (Nota de la redacción: hasta el momento actual la votación nunca ha sido favorable, pero las posiciones están divididas a partes iguales, con una escasa diferencia de votos). Algunas logias han decidido olvidar esto e iniciar mujeres en contra del parecer del convento. Y los hermanos de la obediencia se han sentido agredidos por esta actitud y por el hecho de no haber respetado la regla de la buena convivencia entre todos, lo que ha hecho recular todo el proceso. El convento se pronunciará en cualquier caso de nuevo el próximo mes de septiembre".

Homenaje a las Víctimas del Holocausto


A iniciativa de la Comunidad Judía de Asturias, en homenaje a todos los colectivos que sufrieron la persecución del régimen nazi, el próximo domingo, 31 de enero, a las 12 h, y en el monolito del Parque de Invierno, en Oviedo, se recordará a las Víctimas del Holocausto nazi al cumplirse el 65 aniversario de la liberación del Campo de Extermino de Auschwitz.

lunes, enero 25

Olivia Chaumont, mujer y francmasona del GODF



En la página Yagg. com puede encontrarse desde el día de ayer la siguiente entrevista realizada por Audrey Banegas que, una vez traducida al español, reproduzco en "Memoria Masónica" por su interés. Préstese atención a la pruedencia, al tono empleado y a la mesura.

Entrevista con Olivia Chaumont, transexual, francmasona y primera hermana del Gran Oriente

Por primera vez, el Gran Oriente de Francia (GODF), principal obediencia masónica francesa, exclusivamente masculina, cuenta entre sus miembros a una transexual, reconocida como mujer.
Esta obediencia no inicia más que hombres y, en su momento, Olivia Chaumont fue iniciada como tal. La cuestión de la "mixtidad" se planteó hace ya algunos años, estando su proceso de "transición" de por medio. Hoy, el Gran Maestro Pierre Lambicchi responde: una hermana acaba de ser reconocida en el GODF. Una auténtica primicia.

RECONCIMIENTO DE LAS PAREJAS HOMOSEXUALES EN 2004

En abril de 2004, el GODF autorizó el reconocimiento conyugal de una pareja homosexual, reconocimiento reservado habitualmente a las compañeras y esposas, que consiste en "adoptar" al cónyuge de un hermano y reconocerlo como miembro de la "fraternidad masónica" sin que por ello se convierta en francmasón. A partir de ese momento se sucedieron multitud de ceremonias de reconocimiento conyugal en el GODF y en otras obediencias masónicas.
El GODF y otras dos obediencias intervinieron asimismo en noviembre de 2008 refieriéndose a "la regresión para todos los humanistas ligados al respeto de la dignidad de la persona" a raíz de la decisión de la Corte de Casación absolutoria para Christian Vanneste, procesado por sus declaraciones homófobas. "Corresponde a los cargos electos de la República, en el ejercicio de sus mandatos públicos, respetar al conjunto de la ciudadanía a la que se dirigen y que representan", añadieron.

En una entrevista exclusiva para Yagg, Olivia Chaumont, primera hermana del Gran Oriente, habla de su experiencia.

¿Cómo vivió su proceso de "transición"? Mi "transición" tuvo lugar en 2005; primero fue un problema personal, una etapa importante de mi vida cotidiana, luego tuve que enfrentarme a este compromiso masónico que forma parte de mi vida. Un día tuve que decirles a mis hermanos francmasones que tenían una hermana. En ese momento me encontraba en pleno proceso de "transición". Hacer público mi proceso de transexualidad fue lo más difícil. Todavía hay un gran desconocimiento de la transexualidad. Se nos mira aún como a animales de circo, y nos enfrentamos continuamente a todo tipo de complicaciones administrativas... Todo esto es algo difícil de vivir, pero lo peor es decirlo en el entorno familiar, en el laboral. Soy arqitecta-urbanista, imagínese en la obra lo difícil que puede ser la cosa. No obstante, decirlo en el ámbito de la fracmasonería no ha sido la parte más difícil: Todos los miembros trabajan sobre aspectos ligados a la tolerancia y se plantean continuamente cuestiones relativas a la "aceptación del que es diferente", razón por la que se ha vivido con mayor naturalidad.
¿Como fue vista su situación en la francmasonería? Yo entré en 1992 en la francmasonería, directamente en el Gran Oriente de Francia, iniciada en mi logia "La Universidad Masónica", de la forma habitual y tradicional. Cuando llevé a cabo el cambio de sexo hubo una aceptación total por parte de mis hermanos que me dijeron "te defenderemos frente a cualquier cosa que pueda pasar, es tu vida y como tal merece respeto". Empecé entonces a ser Olivia y durante algún tiempo formé parte del Gran Oriente de Francia bajo mi apariencia femenina pero usando un nombre masculino. Esto planteó un problema al GODF en el plano administrativo. Un problema que además se ha superpuesto al gran debate planteado en torno a la mixtidad. Realmente se trata de dos cosas diferentes. En un caso se está planteando cuál ha de ser la orientación de la estructura ¿debe ser mixta? En el otro caso se toma en consideración un problema humano, el de una persona que tiene una historia personal propia, una historia por lo general muy complicada. Son dos cosas muy diferentes que no hay que confundir.

El GODF acaba de tomar ahora la valiente decisión de reconocerme como mujer, y de contrariar a la estructura masculina, por que se trata de un problema humano. Si no se hubiese aceptado, la negativa habría provocado una contradicción con los valores humanos que al GODF corresponde. No obstante, votaron "no" a la iniciación de las mujeres.

¿A día de hoy a Ud. se la reconoce como una hermana entre los miembros del GODF? Sí. El presidente del GODF ha anunciando de forma oficial que ahora soy una hermana, reconocida como tal en el seno del GODF, un miembro de sexo femenino y con un nombre femenino. Tengo que decir en cualquier caso que el artículo publicado por L´Express el jueves último no me gusta en absoluto. Escriben: "para sus hermanos, que no aceptan la mixtidad, sigue siendo un hombre". Éso no es cierto. Más bien es todo lo contrario, porque acaban de admitirme como mujer, con mi sexo y mi nombre de mujer. Y es algo muy valiente por su parte. Es verdad que fui iniciada como un hombre, pero hoy mi vida es la vida de una mujer.
Además había muchas inexactitudes en la noticia de L´Express a la que me estoy refiriendo. Hablan, por ejemplo, de un transexual masculino, no de una transexual. Y luego dice que estoy en el GODF desde hace 35 años, algo que es falso. Escriben también "habitualmente, los transexuales son "fraternalmente" invitados a irse a una obediencia mixta o femenina", algo que es absurdo, porque no conozco ningún caso de ninguna persona transexual que haya tenido que irse a otra obediencia.

¿Es Ud. la única transexual en la fracmasonería? Creo que ha habido algún precedente, pero muy pocos... Sólo conzco uno. En el Gran Oriente. Y en este caso que conozco, al contraio del mío, sé que tenía algunos problemas con su logia porque no la apoyó. Porque eso es lo que cuenta: Si la cosa no va bien con los hermanos de la logia el asunto acaba convirtiéndose en una situación imposible. Es decir, que no es responsabilidad del Gran Oriente.

Creo que en otras obediencias no se ha presentado un caso como el mío. Me parece que en las obediencias femeninas tampoco se ha presentado el caso contrario de un transexual masculino. Y tampoco he oído hablar de algo parecido en otras obediencias mixtas.
Además hay que decir que los fracmasones tienen ya en general cierta edad y, hay que decirlo también, no han podido vivir probablemente su sexualidad como la nueva generación puede vivirla; no se les abrieron realmente las puertas de la transexualidad. Probablemente esto sea más sencillo en el futuro.

Soy una activa militante de esta causa. Milito para que los derechos de las personas transexuales sean reconocidos. Y lo hago principalmente desde la entidad "Homosexualidades y Socialismo (HES). Las condiciones que se nos exigen para logar la modificación del estado civil son inaceptables.

A día de hoy ¿cómo vive Ud., como mujer, formar parte de una obediencia exclusivamente masculina? El debate sobre la mixtidad está muy dividido, a partes iguales. La mitad de los hermanos está a favor y la otra mitad, en contra; con una diferencia de votos escasa pero suficiente para que la mixtidad no haya sido todavía votada. Sé que al menos cuento con la mitad de los miembros, que son favorables a mi presencia a la hora de encarar mi vivencia de ser la única mujer. De la otra mitad hay que decir que son muy respetuosos con mi historia. No son partidarios de la apertura de esta obediencia a las mujeres, pero no son ningunos monstruos. Distinguen el caso particular de mi situación de una apertura general. El camino se hace despacio...

¿Representa su caso un primer paso hacia la mixtidad del GODF? El GODF siempre ha sido una obedienca masculina. Sin embargo se vota a menudo y de forma regular sobre esta cuestión de la mixtidad desde principios del siglo XX. En realidad no es una cuestión novedosa. En 1901 hubo una votación en una asamblea general convocada en torno al tema de la mixtidad, que no fue aprobada finalmente por un solo voto, así que esto de la mixtidad viene ya un poco de lejos. En la historia ha habido, parece ser, algunas iniciaciones paralelas y "salvajes" de mujeres, pero éstas nunca fueron reconocidas. De ahí la particularidad de mi caso, porque es la primera vez que una mujer es inscrita oficialmente en tanto que miembro del GODF. De hecho, el GODF se ha convertido en mixto al reconocerme como mujer, desde el momento mismo en que tiene un miembro femenino. Pero es una mixtidad entre comillas. Porque se trata de la toma en consideración de un caso personal, de una actitud humanista, y simplemente porque seguir considerándome como un hombre habría implicado una situación humillante para mí. Pero no pienso que esto cambie necesariamente nada en torno a la cuestión de la mixtidad en el GODF, algo que me parece desolador. La mixtidad tendrá que ganarse. Los que están en contra continuarán diciendo que ha tomado en cuenta una situación humana, la mía, y ahí se acabará todo. Para ellos, la mixtidad no tiene nada que ver con esto. Las cosas se ganan poco a poco... Nuestra obediencia tiene un funcionamiento muy democrático. Son sus componentes los que votan esta cuestión. Por el momento, abrir la organización a las mujeres no ha sido votado favorablemente: A veces somos víctimas de nuestras propias formas de hacer. Pero prefiero a pesar de todo esta forma de hacer, más democrática, que cualquier otra... Que la decisión de una sóla persona, por ejemplo. Y eso a pesar de que pueda llevar más tiempo.

¿Por qué ha querido quedarse en el GODF en vez de irse a otra obediencia femenina o mixta? Es verdad, se oye muchas veces eso de "¡no tiene más que irse a una obediencia femenina o mixta!". Pero para mí éso estaba fuera de toda duda. Entré en el GODF por unas cuantas razones concretas, porque compartía sus valores. Cada obediencia tiene su identidad, todos somos hermanos, pero la forma de trabajar en el GODF no es la misma que en otras obediencias. Mire, por ejemplo está la cuestión del posicionamiento religioso. A mí no se me ocurriría formar parte de una obediencia con identidad religiosa. El GODF es una obediencia laica en la que cada uno tiene su libertad de conciencia y de culto. Es además una obediencia en la que no se tiene miedo a hablar de los problemas de la sociedad, como el burka, las 35 horas, el debate sobre la identidad nacional... Y eso no sucede necesariamente en otras obediencias. Simplemente no quiero dejar esta obediencia con la que tanto me identifico. Por eso he querido quedarme. Cada vez que alguien me ha planteado la idea de irme le he contestado "no". Ha sido mi determinación y la de mi logia las que han hecho posible mi aceptación.

sábado, enero 23

Fomento de la lectura

Un buen amigo me ha enviado esta fotografía. El encabezamiento del mensaje decía "Fomento de la lectura en España".
Con el tiempo he llegado a la conclusión de que es relativamente fácil publicar un libro, y que no todo lo que tiene este formato resulta respetable. Lo difícil a mi entender es escribirlos y hacerlo bien. En cualquier caso, José Martí ya decía que toda la gloria del mundo cabe en un grano de arroz. Y , viendo la imagen, no sé si estamos libres de que cuanto escribimos acabe sus días de esplendor en un mercadillo, entre un montón de bragas, o acumulando polvo en cualquier agujero.
Qué se le va a hacer: Sic transit gloriae mundi.

viernes, enero 22

Comunicado oficial


El Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, comunica:


El Gran Oriente de Francia ha oficializado el estado civil de uno de sus miembros, ahora una mujer, tras haber emprendido ésta un valiente proceso que dice mucho en su favor. La Justicia de la República le ha reconocido su nueva identidad y he pedido a los servicios administrativos de la Obediencia la regularización de esta situación específica.

En efecto, no podemos hacer sino manifestar toda nuestra fraternidad y toda nuestra comprensión ante un proceso emprendido voluntariamente por quien se inició en nuestros talleres. A día de hoy, ella ha sido reconocida por los hermanos de su taller, que la han acompañado y sostenido durante este largo período.

La iniciación es un proceso que, en la intimidad de cada ser, permite el desarrollo de la personalidad y su realización. La Francmasonería le ha permitido hacer esto realidad. La elección de todo francmasón, de toda francmasona, es respetable. Se pueden tener dudas pero cada uno, cada una, conoce la dificultad de vivir sus propias elecciones y encontrar su indentidad.

El Gran Oriente de Francia desea que ella continúe su vida masónica en armonía, con sabiduría y comprensión.

En cualquier caso, esta decisión administrativa no conlleva ninguna consecuencia sobre el debate relativo a la libertad de las Logias de iniciar mujeres o afiliar Hermanas en el seno del Gran Oriente de Francia. Se trata de una situación completamente diferente a la que se ha planteado. En este contexto, la dignidad y el honor de todos los miembros de la Obediencia implicará, así lo espero, que ni por unos ni otros se plantee una instrumentalización.

Finalmente, en relación con la cuestión de la libertad de las Logias de iniciar mujeres o afiliar Hermanas, el Consejo de la Orden aplicará el mandato que se le transmita en función de las decisiones del Convento soberano expresadas por los delegados de las Logias de la Obediencia.

Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, Presidente del Consejo de la Orden.

París, a 21 de enero de 2010

Un transexual en el Gran Oriente


No tengo una muy buena opinión del diario L´Express a la hora de informar sobre las cuestiones "masónicas" que atañen al Gran Oriente. Me recuerda a algún que otro diario español capaz de convertir en detritus lo que le pongan por delante; pero hay veces que la tarea se le pone muy fácil a los voceros de la caverna. En cualquier caso, cójase con pinzas y prudencia la noticia que se transcribe más abajo en la que, ya de mano, se aprecian unas cuantas medias verdades y alguna que otra inexactitud puestas con muy mala leche.
De todos era sabido que existían personas transexuales, en el Gran Oriente y fuera de él. No voy a entrar aquí en el detalle de en qué logia están o dejan de estar, pero es un hecho cierto y ya en su día Jean Michel Quillardet expuso una postura clara contraria a la exclusión. Éso no ha cambiado. Era lo que nos faltaba, que a estas alturas de la película alguien pretendiera hacer más hondo el hoyo en el que caben las diferencias, y anegara el trabajo que tantos y tantas, miembros de la masonería o no, hacen por combatir la exclusión y las posiciones cerriles.
El problema, el gran problema -de ser correcto lo que se nos cuenta-, salta a la vista: Traduzco a continuación la noticia publicada en el día de ayer por el diario L´Express en la que leo unas declaraciones que me han dejado perplejo.
¿A dónde vamos? ¿Nadie se da cuenta de que hacemos el ridículo?
No digo más, pero me resisto a callarme en un punto: Mujer es quien siente, vive, ama y existe como mujer. Ni genética, ni hostias.

-----------------------------
UN TRANSEXUAL EN EL GRAN ORIENTE

El Gran Oriente de Francia, que no acepta mujeres en su seno, acepta que un hombre que ahora es una mujer siga siendo un hermano.

Un miembro de la principal obediencia francesa de la francmasonería ha cambiado de sexo. Para sus hermanos, que no aceptan la mixtidad, sigue siendo un hombre.
Por primera vez, la principal obediencia francesa, masculina, ha admitido el cambio de sexo de un hermano. Hace 35 años, fue iniciado en el Gran Oriente, en París, y acaba de modificar su estado civil. Que una hermana sea reconocida en el Gran Oriente es algo de lo que no existe precedente. Normalmente, a los transexuales se les recomienda fraternalmente incorporarse a una obediencia mixta o femenina.
¿Un primer paso hacia la mixtidad? "Para nosotros, aunque jurídicamente sea una mujer, ha sido iniciado como un hermano y sigue siendo genéticamente un hombre", responde Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente.
El último convento del G.O. rechazó además la posilidad de que las logias pudieran iniciar mujeres o afiliar hermanas de otra obediencia.

miércoles, enero 20

GODF TV

Sí, el Gran Oriente de Francia ya tiene su propio canal de televisión a través de internet. Felizmente se continúa con el trabajo de exteriorización puesto en marcha no hace tantos años; y se recurre por fin a una herramienta de comunicación fundamental en nuestros tiempos.
Quien tenga interés en el devenir de esta Obediencia masónica y en las actividades que desarrolla, podrá valerse de un útil que le permitirá conocer las últimas novedades que se produzcan: actividades culturales, retransmisiones en directo, proyectos de cooperación promovidos por la Fundación del GODF, defensa y reivindicación del carácter laico de la sociedad civil y de las libertades públicas...
El proyecto acaba de ponerse en marcha y es pronto para hacer análisis y apuestas. Pero bien estará que las logias que desarrollan su trabajo fuera del hexágono, sean capaces de difundirlo también a través de este nuevo medio audiovisual del que disponemos: El Gran Oriente de Francia tiene desde hace ya tiempo una clara vocación transnacional que construímos entre todos.

sábado, enero 16

Haití

La circular 659 del Consejo de la Orden del Gran Oriente de Francia , relacionada con la tragedia humana que se vive en Haití, acaba de hacerse pública, razón por la que, una vez traducida, encuentra su sitio en este blog.

------------------------------

París, 15 de enero de 2010


Haití, uno de los países más pobres del planeta, acaba de ser golpeado por un seísmo de una extrema violencia.
Se prevén innumerables pérdidas humanas y las sacudidas, en pocos minutos, han reducido a la nada las escasas infraestructuras existentes en una isla que ha sido objeto durante años de sucesivas catástrofes sociales o naturales.
La ayuda internacional comienza a llegar y el Gran Oriente de Francia va a participar en este esfuerzo de solidaridad. No nos olvidemos de que esta isla tiene un importante pasado masónico y que miembros de la Masonería adogmática intentan restablecer ésta.
En consecuencia con todo ello, el Consejo de la Orden reclama la generosidad de las Logias y de los Hermanos.
El conjunto de las aportaciones será gestionado por la Fundación del Gran Oriente de Francia que desde este mismo momento libra una ayuda de urgencia por importe de 20.000 €. Dicha ayuda se complementará, llegado el momento, con la financiación de diferentes proyectos ligados tanto a la reconstrucción como a la educación.

miércoles, enero 13

La dominación masculina

"La dominación masculina" es el título de una película-documental que estos días se puede ver en Francia. El cartel, que reproduzco arriba, se exhibía en el metro de París en los últimos días de diciembre.
Habrá, sin duda, quien esté cansado de tratar esta cuestión. Sobre todo porque con ese título y habida cuenta de las situaciones que se viven cotidianamente, todo puede ser interpretado como una crítica indirecta o una llamada de atención ácida frente a la exclusión o el trato diferencial hacia las personas en función de cuáles sean sus "elementos característicos". Críticas y llamadas de atención que, como si de remachar un clavo se tratara, martillean siempre en el mismo lugar y apuntan repetidamente hacia las mismas entidades. En efecto, cuando algunos hablamos de esta cuestión, el común de los lectores está pensando en lo mismo.
Pero igual que Rosa Parks no se cansó, ni tampoco lo hizo Nelson Mandela o Abraham Lincoln, no puede admitirse el agotamiento a la hora de enfrentar esta otra "diferencia". A las mujeres se las sigue excluyendo (y algunas colaboran de forma complaciente), se las discrimina por el hecho de serlo. Es una realidad. Decididamente no cabe el cansancio, del mismo modo que no puede entenderse el porqué la segregación en función del color de la piel está ya mal vista pero no así otro tipo de "apartheid", ancestral y primario.
Hace pocos días hablábamos de Portugal y de la existencia de matrimonios civiles de primera y segunda en función del sexo de sus contrayentes. No podemos dejar de hablar en este pequeño ventanal de esa otra segregación que es la que regularmente se practica con las mujeres por el mero hecho de serlo. Así que queda confirmado: Al menos en mi casa, la fatiga no existe.
Quienes tengan interés en ver el trailer del documental tienen el enlace aquí; o pueden pinchar sobre la imagen que ilustra esta nota.

martes, enero 12

Torres de control

Extraída de la edición de El País del día de hoy, la viñeta de El Roto me ha parecido extraordinaria. El opio para las conciencias bajo algunas de las formas con las que se presenta en la sociedad del siglo XXI.
La viñeta se proyecta en la historia de la humanidad una y otra vez: Napoleón Bonaparte trazó la suya propia cuando el 18 de Germinal del año X (más o menos, abril de 1802) la Francia revolucinaria -que ya empezaba a calmarse- firmaba el Concordato con Roma. "Un cura me ahorra cien gendarmes", sentenció. Sin duda hay quien sigue pensando exactamente lo mismo.

lunes, enero 11

Disolvente para Al Qaeda

Apenas sí leo ya La Nueva España. Encuentro casposísimo e indigesto el último giro editorial de este diario asturiano. No obstante lo anterior, un buen amigo me señalaba hoy la pequeña columna que Pedro de Silva (que fue Presidente de la Comunidad asturiana en tiempos muy duros) conserva y en la que, de vez en cuando, deja un rastro brillante. No voy a hacer más cometarios sobre la reflexión en cuestión. La copio aquí y la dejo expuesta para que cada cual pueda sacarle el provecho que más le plazca.

----------------------------
Disolvente para Al Qaeda
Si USA no tiene éxitos frente a Al Qaeda es debido a que sus servicios de inteligencia no logran adentrarse en el laberinto de su lógica fundamentalista. Esto, a su vez, se debe a que en USA son también fundamentalistas. No es un asunto de demócratas o republicanos, en el fondo lo son más o menos todos, pues están seguros de tener firmes fundamentos para su modo de vida, y los defienden con uñas y dientes. Un fundamentalista agarrado a su verdad nunca entenderá a otro fundamentalista, y las guerras entre ellos sólo acaban por pura consunción de uno de los dos. El único disolvente que puede con el fundamentalismo es el relativismo moral, que desconfía tanto de cualquier verdad que opta por no tener ninguna, para no meter al enemigo en casa. La mejor ayuda española en Afganistán sería mandar un equipo de formadores en relativismo moral, disciplina en la que, según Roma, somos doctores.

domingo, enero 10

Exposición en Valencia: Un catálogo


Entrada a la Exposición "Masonería e Ilustración", en el MUVIM, Valencia

Al volver de mi último viaje vi que tenía en el buzón, desde hacía varios días, un aviso de Correos con una nota manuscrita: "Ausente de reparto", decía. El viernes, con todo el papeleo del trabajo un poco más ordenado, me metí el resguardo en un bolsillo del abrigo y me acerqué a la calle Santa Susana. Cuando llegó mi turno, el funcionario me entregó un sobre grande, de esos que están forrados por dentro con plástico de burbujas. Al llegar a casa lo abrí y tuve entre las manos el sobrio y elegante catálogo de la exposición que se exhibe estos días en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad: Masonería e Ilustración.
No dejo ni dejaré de sentir orgullo al formar parte del Gran Oriente de Francia, porque a pesar de los momentos de bochorno que he pasado (todo el mundo sabe cuál es mi empeño y las causas de tantas decepciones), existe una gran historia, una hermosa amistad y buenos compañeros de viaje, y un compromiso con unos valores que percibo y siento de una forma muy intensa; éso significa entre otras muchas cosas que no puedo tener sino alegría al ver el producto del trabajo que se hace en lugares distantes de Asturias. Nunca el autor de este blog ha guardado silencio ante las iniciativas de otros talleres, la aparición de nuevos triángulos o la creación de nuevas logias. Y así seguirá sucediendo. Unas veces las cosas nos saldrán mejor, otras peor; unas, podremos comunicar extraordinarias noticias y otras padereceremos el infortunio; en unas ocasiones acertaremos, en otras cometeremos errores garrafales. Pero el G.O.D.F es la obediencia masónica de la que formo parte y en él reside la esencia de mi compromiso, por él trabajaré, y a él aportaré aquello que en mi modesta opinión contribuya a engrandecerlo. Y eso lo haré contra todo viento y marea. No soy el único que piensa así: El trabajo que se viene poniendo en práctica en diversos puntos de la península es la prueba de ello.
La exposición de Valencia y todos los actos organizados en torno a la celebración del 30 aniversario de la Logia Blasco Ibáñez, no son sino una muestra viva de una sensibilidad masónica diferente a otras: la que representa el Gran Oriente en España. Y el catálogo, recoge de forma fidedigna todo ese sentimiento; también es el espejo en el que poder contemplar la historia orgullosa, con sus momentos de gloria y sus estapas oscuras, de la masonería en un momento trascendente del devenir de la humanidad, y por ende, la de la obediencia masónica liberal más antigua de Europa, presente ya en España a mediados del siglo XIX en las ciudades de Gijón y Barcelona.
Excelente trabajo el de Pierre Mollier y Ludovic Marcos, Director y Conservador respectivamente del Museo de la Francmasonería (antes Museo del GODF); y excelente también el trabajo de la Respetable Logia Blasco Ibáñez, traducido todo él en una cuidada redacción de los textos y en una original selección fotográfica del material traído de París.

Para más información sobre el catálogo de la exposición, póngase en contacto con el autor del blog.

sábado, enero 9

Satisfacción moderada

Hace muy pocos días el poder local de la Ciudad de México daba un paso adelante y aprobaba lo que desafortunadamente se conoce como matrimonio homosexual, etiqueta con la que los medios de comunicación han venido bautizando la evolución experimentada por esta institución jurídica reguladora de una particular relación civil. La medida además venía acompañada por el reconiciento de la facultad de adopoción de menores por parte de los cónyuges.
Por otro lado, en el día de ayer, la Asamblea legislativa de Portugal daba otro "paso histórico " en palabras de su Primer Ministro, el socialista José Sócrates, permitiendo que las normativa del matrimonio civil pueda aplicarse en adelante tanto a personas de diferente como del mismo sexo, poniendo fin a la sempiterna discriminación sufrida por los homosexuales.
A pesar del regocijo general, y no dejando de reconocer importancia al avance, no puedo evitar observar que Portugal santifica con esta decisión la existencia de matrimonios civiles de primera y segunda categorías, pues las parejas del mismo sexo, al contrario de lo que sucede en España, no podrán adoptar. A lo mejor es porque "la sociedad no está preparada"; o es posible que se tema una reacción agresiva de los niños -que ya se sabe que son muy crueles- educados por la heterosexualidad de orden para apedrear llegado el caso al diferente. Pero a lo mejor no es nada de eso. Quizá simplemente topamos una vez más con ese posibilismo oportunista que define la política tantas veces en todas partes.
Siempre hay un empeño en resistirse a todo avance, a todo cambio. Y forma parte de la propia naturaleza humana rebelarse a pesar de los palos que se traban una y otra vez en las ruedas del carro: En Portugal una nada extraña coalición formada por la derecha política y la confesión católica intentó, in extremis y sin éxito, someter la reforma de la norma civil en materia de matrimonio a un referendum.
En la ciudad de México, ha sido el propio Presidente de la República el que no ha vacilado en colocarse al lado de la indignación episcopal y anunciar el consabido recurso impugnatorio.
En España, no lo olvidemos, pende sobre la nueva regulación del Código Civil en materia de familia aprobada en 2005, un recurso de inconstitucionalidad. Quienes lo han promovido argumentan ante los medios de comunicación en contra del nombre que se le ha dado a la "institución". Hasta la reina Sofía ha venido a meterse en camisa de once varas con esta cuestión. Intencionadamente se insiste en que la denominación de la unión de dos personas no reciba el mismo nombre dependiendo de quiénes sean los contrayentes, porque en el fondo se prentende que tales uniones nunca sean equiparables, y más en el fondo anida el prejucio contra el homosexual.
En Portugal, aunque la unión de dos mujeres, de dos hombres, o de una mujer y un hombre se cobijen bajo el mismo paraguas legal de la institución del matrimonio, lo cierto es que unos podrán ejercer el derecho legítimo de adoptar y otros no.
Forma parte de la naturaleza humana y de nuestra propia historia el trazar líneas para colocar a un lado de ellas a unos o a otros según interese. Unas veces el criterio diferenciador ha sido el color de la piel; otras la orientación sexual; otras el género; y así hasta llegar a un infinito etcétera. Y como decíamos antes, también forma parte de la naturaleza de las personas el esforzarse no para traspasar esas líneas, sino para borrarlas con el ánimo de que nunca más vuelvan a existir.
Nunca, en ningún lugar, existirán derechos y libertades ciudadanas conquistados con carácter perenne. En Portugal tan sólo se ha dado un pequeño paso: la línea que dibuja los perfiles de la desigualdad, algo más difuminada, sigue existiendo y mi satisfacción no puede ser más que moderada.

Nieve


San Claudio, esta mañana. Al fondo Sograndio; y tras ésas montañas, Trubia

San Claudio, Sograndio, Santa Marina... Todo ha aparecido cubierto por un frío y límpio lienzo. La luz blanca entra a través de mi ventana casi en tromba, mezclada con el sol y la blancura de la nieve.
Recuerdo -hace unos cuantos años ya- haber visto algo parecido en Gijón. Los copos llegaron a posarse y tapizar el arenal de la playa, fundiéndose entre las olas del mar. Quizá hoy haya vuelto a pasar lo mismo...

viernes, enero 8

Francmasonería Magazine

En los días pasados, caminando en la noche de año nuevo por una avenida de París, pude ver anunciado en uno de esos grandes y monumentales quioscos de color verde, un número de una conocida publicación -Marianne- con un reportaje principal en portada. El título era algo así como "¿Dónde se esconden los periodistas francmasones?". Por lo que he podido saber aquí, al regresar, el objeto final del reportaje no es precisamente dejar en buen lugar a la entidad, así que prescindo de querer "saber más", porque llegado un momento dado creo que uno no puede leer de todo y, además, no tiene tiempo tampoco para leerlo todo.
Curiosamente, al día siguiente, en otro lugar parecido vi otra publicación. No recuerdo el título. En esta ocasión, la revista pretendía recoger en unas páginas un compendio de historia de la masonería, no sé si con mucho o poco éxito.
No es que me sorprendiera excesivamente esta abundancia de publicaciones: No hace tanto, la revista Tiempo hablaba nada menos que de los "diez masones más influyentes de España". Y recientemente, la misma publicación se hacía eco del encuentro mantenido por el Presidente Montilla con representantes de obediencias masónicas con sede principal en Catalunya. Quizá sí me llamó la atención la coincidencia en el tiempo -dos publicaciones en la calle de manera simultánea, topándose de narices con la cartelería del libro de Dan Brown (que tampoco pienso leer)-, pero no más. En Francia, como aquí, también existe el enfoque morboso y poco científico de la cuestión masónica y, o bien uno se encuentra con una permanente reedición de "las fuerzas ocultas", con conspiraciones y tramas por todos lados, o acaba encontrando publicaciones masónicas en las estanterías de la FNAC dedicadas al esoterismo, muy cerquita de la cartomancia y otros saberes ancestrales.
El caso es que hoy he tenido noticia de la aparición del segundo número de otro de esos trabajos dirigidos desde los quioscos de prensa al público en general: Francmasonería Magazine.
Alguien lo ha calificado despectivamente como el Hola de la masonería. No me da esa impresión a tenor del enfoque del primer número y también el de este segundo ejemplar: Un repaso sobre la era Mitterrand; una referencia a la Ley Carle, aprobada recientemente en Francia, y que introduce el concepto de escuela concertada en un país en el que lo público en materia educativa era prácticamente sagrado; o varios contenidos centrados en torno al principio de igualdad y la lucha contra las discriminaciones que afectan todavía a las mujeres, son algunos de los temas desarrollados.
Dejo aquí abajo el enlace correspondiente para que quien esté interesado pueda acceder a los contenidos indicados con más detalle y, llegado el caso, hasta suscribirse. Cada cual es libre de forjar su opinión y parecer, pero el examen del material, de la idea y la forma en que ésta se desarrolla pueden resultar útiles. Eso creo yo al menos, que lo he encontrado muy interesante.

martes, enero 5

Regreso

Ayuntamiento de París, en la mañana del 31 de diciembre de 2009

He vuelto a casa. Como el turrón, con frío y todavía en Navidad. Los días parisinos lejos del ruido al que estoy acostumbrado me han dejado nuevo, aunque todavía un poco aterido. No he tenido tiempo para todo. Quedaron por visitar muchas cosas, entre ellas, la casa de Edith Piaff, en Crespin du Gast. Pero pude ver otras: La nueva decoración años 70 de la sede del GODF en rue Cadet; y la casa de Moïsse de Camondo, en Monceau. Me ha dado tiempo a recoger una pequeña rama de acacia, nada más, porque desde noviembre último creo que he procesado una enseñanza básica: il y en a d´autre dans la vie -hay más cosas en la vida-.

Bajo el cielo opaco y pesado de una Francia que se deshoja me he paseado por los ángulos y largas avenidas de París. He visto lujosos escaparates en Place Vendôme y mendigos literalmente desparramados por el suelo, o dormitando en un vagón del metro entre la pestilencia de la miseria. He descubierto la Grande Épicerie de Paris en la rue de Sévres, enmarcada por la elegancia de los caros comercios de la rue du Bac; y también me he tropezado una y otra vez con la suciedad extrema con solera y la provocada por la celebración del año nuevo -le réveillon-: No hay escobas en París.

Estoy en mi casa. Al llegar tropecé, como viene siendo habitual, con dos horas de abandono en el aeoropuerto de Asturias, comunicado regularmente con el exterior a ratos sí, a ratos no. Pero estoy en casa inmerso ya entre legajos y maquinaciones a mayor gloria de la inocencia y la razón, según la jurisdicción de que se trate sea penal o de otro orden diferente. Sí, he vuelto.

¡A vivir!