martes, marzo 30

Inmigración y humanismo


El Gran Oriente de Francia quiere que "el ser humano sea el centro del problema"

« La Voix du Nord » hace público el resultado del coloquio organizado por el Gran Oriente de Francia en torno a la cuestión "Inmigración y Humanismo", que tuvo lugar éste 27 de marzo en Calais.
Según el relato del diario, los dos temas fueron abordados en una sala habilitada al efecto en el Ayuntamiento de Calais, en el transcurso de un coloquio organizado por el Gran Oriente de Francia. Esta obediencia ha decidido deslocalizar sus coloquios que, con anterioridad, tenían lugar en su sede parisina. Para tratar la cuestión de la inmigración se eligión a Calais "pero no para estigmarizar a la ciudad", precisó Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia.
"Queremos comprender la situación de quienes están allí" señala, antes de referirse con más exactitud a Inglaterra "que absorbió más de un millón de polacos hace dos años. Allí, en un sólo día, puede encontrarse un alojamiento. Pero si se paga, en dos semanas te echan a la calle. No imprta el momento del año. Aunque haya niños de por medio. Para nosotros el ser humano ha de ser el centro del problema. Antes que nada hay que integrar a las persnoas".
Para preparar el debate, los francmasones han afrontado cinco etapas distintas en Calais. El objeto ha sido encontrarse con los propios inmigrantes, pero también con todo el tejido asociativo. Se han hecho hasta películas que han sido proyectadas entre dos diferentes intervenciones.
El coloquio en todo caso no estaba centrado en la problemática específica de Calais, donde los inmigrantes esperan obtener un pasaje clandestino que les permita cruzar al otro lado del Canal de la Mancha.
Se trataron todas las variantes de migración que afectan a la población. Incluso la de más reciente aparición, ligadas al proceso de calentamiento y cambio climático. "Desde 1981 se intenta controlar la inmigración en Francia. Actualmente, sin embargo, el control de flujos migratorios tiene sur raíz en la normativa europea. Se ha puesto fin a "la jungla" * aquí, y eso está bien, pero lo que hace falta es que ésta no vuelva a reproducirse", señala Pierre Lambicchi, que recalca además el hecho de la presencia del Gran Oriente de Francia en numerosos países del mundo, en especial en los más pobres: "Participamos en el desarrollo de estos países. En Douala, en el Camerún, hemos abierto una escuela de ingeniería. Proyectamos la construcción de una escuela primaria para que estos jóvenes puedena desarrollar un pensamiento libre, ajeno a las sectas religiosas."
Unas doscientas personas se reunieron en el salón de plenos del Ayuntamiento de la ciudad para asistir a un coloquio que se pudo seguir igualmente a través del sitio internet del Gran Oriente de Francia.

*(N.T.: "La jungla" es el nombre con que se ha conocido la reciente acumulación de inmigrantes en Calais, muy criticada en Francia por la deshumanización y el trato vejatorio dado a las personas allí "internadas")

Esta traducción se ha hecho por el autor de este blog a partir de la reseña publicada en GADLU.INFO.

lunes, marzo 29

Laicismo en Asturias

En la edición del día de hoy del diario La Nueva España he podido encontrarme con esta entrevista hecha a José Luis Iglesias, Presidente de Asturias Laica, y que en estos días se convierte en la voz de esta nueva asociación. Unas declaraciones muy atinadas, a mi entender, y a las que merece la pena dedicarles unos minutos.
-----------------------------------
José Luis Iglesias
Presidente de Asturias Laica

«Los alcaldes tienen más miedo a abandonar las procesiones que la propia ciudadanía»
«Es una contradicción aprobar la ley del aborto y a la vez pagar a docentes nombrados por los obispos que difunden que eso es asesinato»


Gijón, C. JIMÉNEZJosé Luis Iglesias es presidente de la asociación Asturias Laica, una entidad que apenas hace unos días se presentaba oficialmente en Gijón con el objetivo de proclamar la libertad de conciencia y la necesidad de lograr una separación efectiva entre Iglesia y Estado. Con más de treinta años de experiencia como docente, Iglesias aborda en esta entrevista los retos más inmediatos del laicismo. «No somos anticlericales, que nadie se llame a engaño», advierte. A su juicio, la única manera de lograr el equilibrio en sociedades multiculturales es a través de estados laicos, donde cada uno tenga sus creencias, «pero sin necesidad de que éstas sean sufragadas con el erario público», subraya.-

¿Cómo surge el colectivo Asturias Laica? -El trabajo lo inició la plataforma laica. Después de la transición es un movimiento inexistente. Yo sitúo la fecha de origen del laicismo contemporáneo con la visita de Gonzalo Puente Ojea para presentar un libro sobre su paso por la Embajada del Vaticano. Asistí a esa conferencia, me interesé por el tema que exponía sobre el laicismo y encontré una luz. Después empecé a moverme y a tomar contacto con Europa Laica, desde allí recibo unas orientaciones y me hago socio, y a partir de ahí se montó la plataforma laica de Asturias, una coordinadora de organizaciones más o menos entregadas.-

Y respaldados por los grupos de izquierda...-Desde la izquierda no hay discrepancias ideológicas. Todos defienden el laicismo. Las diferencias son tácticas, a la hora de llevarlo a la práctica. Los más asiduos y defensores fueron los partidos y asociaciones republicanas, minoría en la ciudad de Gijón, pero muy consecuentes.-

¿Cuáles son ahora sus objetivos más inmediatos? -Realizar una campaña de lanzamiento y agrupar a los socios. Antes de final de año se celebrará la asamblea constituyente, para elegir una junta directiva con carácter regular. En este momento la prioridad es crecer. Oficialmente no estamos vinculados a Europa Laica, pero queremos ser una sección de ellos en Asturias, colaborando en sus campañas.-


En la presentación pública de la asociación insistió en la necesidad de lograr una separación efectiva entre Iglesia y Estado. ¿Es posible? -La Iglesia cuando se une a la política se desnaturaliza. Para que el cristianismo sea auténtico debe separarse de la política. Hay ejemplos claros en la vida de Jesús en los que se muestra partidario precisamente de esto mismo, y creemos que ahora es posible lograrlo. En la España de Franco resultaba impensable, y en la de la transición era difícil. Hay muchos cristianos de base que también lo creen posible. Ese cambio pasa por desterrar la presencia de autoridades públicas de los actos religiosos. Con su participación demuestran que siguen anclados en el pasado. No captan la realidad de la sociedad española.-

¿Cuál es esa realidad?-La evolución de las cifras de financiación a la Iglesia católica, las ceremonias matrimoniales y las matriculaciones en la asignatura de Religión en los centros educativos demuestran que la sociedad se seculariza. No es que las personas dejen de tener creencias, sino que las llevan al ámbito de lo privado. La sociedad en general tiene más talante y los políticos siguen anclados en las procesiones y las bendiciones de aguas. Yo lo veo como algo anticuado, y no se corresponde con la realidad constitucional.-

¿Van a pedir a los políticos del municipio que dejen de acudir a esos actos? -Lo vamos a pedir, pero hay muchas formas de hacerlo. Razonar, argumentar, dialogar y convencer, ésa es nuestra forma de actuar. Sean del signo que sean, los poderes públicos no deben hacer eso, pero de la misma forma también criticaríamos a un político que prohíba una manifestación religiosa. Simplemente digo que se limiten a hacer lo que tienen que hacer.-

Las celebraciones de la Semana Santa ya han comenzado, ¿alguna propuesta concreta? -Los más implicados siguen siendo los alcaldes, el poder judicial guarda mejor las formas, pero en los ayuntamientos parece que tienen más miedo a abandonar las procesiones que la propia ciudadanía, que estoy seguro que lo comprendería. Hay un sector que trata de seguir vinculando poder político e Iglesia, pero la juventud ya no cree en ello.-

También promueven una escuela laica, que el Estado no financie una enseñanza confesional y que la Religión salga de los centros escolares.-Ahí resulta más complicado de conseguir, porque se mezclan aspectos de índole no estrictamente religiosa. Tenemos el caso de la concertada, que muchas familias eligen no por su deseo de que los hijos reciban una educación de orientación religiosa, sino porque en la pública no encuentran satisfechos sus objetivos. No van buscando una educación religiosa, por eso pongo en duda que tengan derecho a que se financien con fondos públicos los 15.000 docentes que hay en la concertada.-

¿Debe apartarse la asignatura de Religión de los planes educativos? -Choca frontalmente con la concepción de un Estado laico que exige la separación de Iglesia y Estado. Un Estado no puede financiar la educación en unas determinadas creencias, ni políticas ni religiosas. La educación debe ser para todos, plural, tolerante y científica, y no cabe otra cosa, si no, entras en contradicciones gravísimas.-

¿Por ejemplo? -Un Estado como España con un Parlamento donde se aprueba la llamada ley del aborto, y que por la puerta de atrás se esté pagando a 15.000 profesores nombrados por los obispos que les exigen que difundan en las aulas que ese Parlamento aprueba leyes que promueven el asesinato genera una contradicción gravísima.-

¿Cómo se puede regular entonces la situación de esos 15.000 docentes de Religión? -No pido que los echen a la calle. Esa situación debe resolverse según la legislación laboral. La sociedad española fue tolerante y comprensiva en otros momentos, habrá que negociarlo. Lo que propongo es que se suprima.-

Los defensores de la asignatura sostienen que la enseñanza de la cultura religiosa en la escuela no es una cuestión ideológica, sino que es un derecho fundamental de la persona.- La enseñanza de Religión en la escuela no es tal: los chavales no conocen ni historia de la Iglesia ni historia sagrada. En el mejor de los casos, cuando el enseñante tiene una cierta sensibilidad, el alumnado recibe unas enseñanzas de solidaridad social, pero cada vez menos. Muchas veces a la hora de explicar Arte o Historia he tenido que explicar más religión que cualquier profesor de Religión porque los alumnos no saben quién es Lutero.-

Educación para la Ciudadanía: ¿objeción de conciencia?-Al rebelde, aplíquese la ley. Cuando vienen los padres diciendo que se consideran con derecho a la objeción siempre les recuerdo que la Constitución únicamente recoge ese derecho ante la prestación del servicio militar con armas. Desde la Iglesia se ha transmitido a los padres que tienen el derecho absoluto sobre la educación de sus hijos, pero una persona que viene a este mundo está protegida por sus padres, pero también por la sociedad, y una parte de la educación corresponde a la sociedad.

jueves, marzo 25

Presentación de Asturias Laica

Herramienta que espero sea en el futuro imprescindible para la defensa y promoción de la libertad de conciencia; y referencia seguro que necesaria al hablar de laicismo en nuestra región, la Asociación Asturias Laica no pudo tener mejores presentadores y mejor padrino.
El ejercicio de una profesión liberal a veces no es tan flexible como uno pueda pensar o esperar; hay días como el de ayer en el que una cuita administrativa te inmobiliza en el sillón hasta casi las diez de la noche. Felizmente pude contar con mi servicio de información -al que le estoy enormemente agradecido- para recoger y difundir aun más allá del salón de conferencias de la Biblioteca Jovellanos, este documento sonoro. Así pues, en cierto modo, también estuve allí. Un verdadero placer para mí y un sentimiento de alegría: poder escuchar a Sonia Laca, a José Luis Iglesias y al Magistrado del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín.
Aquí os dejo el enlace al archivo, eso que las lenguas entendidas llaman podcast.

martes, marzo 23

Como lo de antes...

Por mucho que las ciencias avancen una barbaridad, no puede uno dejar de sorprenderse ante hallazgos como éste que recogía el periódico de hoy. En el barrio de San Vicente de El Entrego, población de la cuenca minera del Nalón famosa por sus cebollas rellenas, se produjo hace pocos días una explosión que afectó a varias casas. Una acumulación de grisú estuvo en el orígen del estallido, que desbarató, como puede apreciarse en la instantánea, un bloque de viviendas con gran susto de los vecinos.
En este blog, en el que siempre hay hueco para el humor, no puedo dejar de homenajear al heróico jilguero que, cobijado en su jaula y colgado de uno de los ganchos del tendal de la casa, está dispuesto a entregar su vida -no le queda otra- en el caso de que se produzca una nueva fuga del gas ponzoñoso. La cuenca y sus cosas.
Cuando era niño, mi bisabuelo, que picó todo el carbón que quiso en el Pozo San Luis de La Nueva, me contaba lo de la jaula y el pájaro. Se ve que, pasados los años, los viejos métodos de detección del grisú prevalecen frente a la protección civil, la seguridad en el medio laboral y "todo eso moderno".

domingo, marzo 21

Asturias Laica


PRESENTACIÓN OFICIAL DE LA ASOCIACIÓN

El próximo 24 de Marzo a las 19 h, tendrá lugar en el salón de actos de la Biblioteca Jovellanos de Gijón la presentación oficial de la Asociación Asturias Laica. Desde este blog nos hacemos eco del buen fin de la iniciativa puesta en marcha en su día desde la plataforma laica asturiana, materializado en el nacimiento de la Asociación y en su primera actividad : la conferencia que el próximo miércoles pronunciará José Antonio Martín Pallín, una prestigiosa y excepcional voz de la judicatura española.

Violencia de género


Una amiga me envía un aviso a través del Facebook informándome de la publicación de este artículo en el diario La Nueva España del día de ayer, sábado. Ella misma lo dice: Una bocanada de aire fresco. Y más proviniendo de un poder del Estado que continúa despertando recelos.
El juez de Cangas de Narcea y el titular de uno de los juzgados de Grado hacen pública, pienso que con infinito acierto, una honda reflexión en torno a la tan maltratada ley contra la violencia de género.
Como siempre, buen domingo, buena lectura.
-----------------------
JULIO MARTÍNEZ ZAHONERO Y CARLOS MARTÍNEZ DE MARIGORTA MENÉNDEZ JUECES Y MIEMBROS DE JUECES PARA LA DEMOCRACIA

Vuelve a ser objeto de polémica y debate la ley contra la violencia de género (Ley Orgánica 1/2004). Debate que muchas veces se plaga de lugares comunes, imprecisiones y paradojas. Porque extraña que siendo una ley aprobada con un consenso parlamentario inusual, expresiva por ello de una voluntad democrática mayoritaria que escenificaba un acuerdo en una cuestión considerada prioritaria, y habiendo pasado el filtro de constitucionalidad hasta en 129 ocasiones al resolver el Tribunal Constitucional las cuestiones de inconstitucionalidad planteadas, en una suerte de referéndum judicial sin precedentes, siga siendo una de las normas más discutidas en nuestro ordenamiento.

Esta Ley, además de aspectos asistenciales, educativos y preventivos, desarrollados con dispar fortuna a la vista de las estadísticas de fallecimientos, establece también una serie de mecanismos represivos, penales y procesales, para hacer frente a la violencia que la norma llama «de género» y que bien podía haber calificado, sin tanto eufemismo, como «machista». Y aquí surge ya una de las críticas de principio que se vienen lanzando desde la tribuna de los medios, insistiendo en que no existe una violencia propiamente «de género» o machista.

Lamentablemente, el machismo no es una entelequia ideada por el feminismo. Y por desgracia, su más extrema expresión, la violencia machista, no es una fabulación delirante de grupúsculos feministas radicalizados. Es una vergonzante y sórdida realidad, demasiado frecuente, muchas veces oculta, otras negada (siempre por quienes no la sufren), alimentada por inercias históricas y sociológicas, que ha traspasado épocas, clases sociales e ideologías. Es distinta por su origen del resto de violencias, de la doméstica de hijos a padres, de la terrorista, de la económica, etcétera, resto diferenciado entre los que también se encuentra la violencia de la mujer al hombre, cuya pretendida equiparación a la violencia de género nos parece un sesgado esfuerzo ciego y sordo a la realidad social. Esto no quiere decir que las demás violencias no existan o que sean más leves. Simplemente, que es una realidad criminal específica y diferenciada. Sobre ésta y no otra realidad concreta opera la Ley pues ése era su objetivo. ¿Que otras violencias -de hijos hacia padres, de mujeres a hombres- también existen y deben ser tratadas legalmente? De acuerdo, pero es otro debate.

Respecto de la aplicación judicial de la Ley, se trata de difundir la sensación de que la represión penal de la violencia machista está plagada de abusos y denuncias falsas. En este punto nos planteamos qué es eso de una «denuncia falsa». Si limitamos el concepto a la denuncia de un delito inexistente, «con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio a la verdad» (artículo 456 del Código Penal) no parece que el fenómeno merezca una respuesta distinta a la que recibe cuando se trata de cualquier otro delito falsamente denunciado. También se denuncia falsamente en el ámbito de los delitos económicos, en los delitos contra la propiedad, contra las personas, o contra la administración, y a nadie se le ocurre por ello derogar del Código Penal los delitos económicos, o los hurtos, las lesiones, o los cohechos. La denuncia falsa es en sí misma un delito y existen mecanismos para su castigo. En cualquier caso, las estadísticas revelan un mínimo de denuncias falsas.

La cuestión se vuelve más oscura si por «denuncia falsa» entendemos la que finalmente acaba en un sobreseimiento del imputado o en una absolución. Y es que para culminar con una condena no sólo habrán de superarse los principios propios del Derecho Penal, como el de intervención mínima o presunción de inocencia, comunes a todas las infracciones criminales, sino que se presenta toda una problemática específica propia de la realidad a la que la LO 1/04 pretende responder: el desarrollo del proceso penal no corre parejo al de las relaciones interpersonales. Una víctima se decide finalmente a denunciar en un momento crítico, de especial tensión, pero se vuelve, por más que puedan articularse medidas cautelares, a una realidad y un entorno social y familiar que harán la mayoría de las veces muy complicado que persevere en su inicial propósito con la misma convicción que quien ha sufrido por ejemplo un robo o una estafa de un desconocido, durante la pendencia de un proceso que también puede dilatarse en el tiempo.

Esta situación no la desconoce nuestro ordenamiento, sino que la ampara cuando establece que la denunciante no tiene obligación de declarar si ello implica perjudicar a quien aún es su pareja; es decir, la víctima denuncia, pero la ley no le obliga, a diferencia de lo que ocurre cuando el presunto responsable no es familiar, a declarar en el procedimiento contra él. En este sentido el informe del observatorio estatal de violencia sobre la mujer señalaba en el año 2007 un 68,86% de denuncias frustradas por la renuncia de la mujer durante el juicio.

Por otro lado la secular carencia de medios de la Administración de Justicia asoma también en esta materia, y no parece que debamos dejar de reflexionar sobre si la víctima inicialmente decidida pierde algo de confianza en el sistema cuando se topa con él y sus carencias. La erradicación de la violencia machista ocupa grandes espacios en los medios, en las actuaciones del gobierno, en la legislación, pero todo esto es papel mojado si no va acompañado de un compromiso real, expresado en inversión y dotación material. Se echan en falta los medios que hagan posible la valoración de un maltrato psicológico y/o habitual en plazos acordes con la premura y rapidez que se pretende del procedimiento penal en este campo. Por ejemplo, según el informe del observatorio contra la violencia doméstica y de género de septiembre de 2008 sólo un 11,36 % de los juzgados de violencia sobre la mujer disponen de unidad de valoración forense integral en el partido judicial en el que se encuentran.

Los puntos de encuentro son insuficientes para atender la demanda en supuestos de crisis de pareja, lo que unido a la aceptada mentalidad «lazarillesca» puede llevar en ocasiones a considerar la posibilidad de buscar una solución más rápida por una vía dudosa, la penal, a la que en otro caso no se habría recurrido.

La principal peculiaridad procesal de esta Ley es que establece una específica medida cautelar, la Orden de Protección, para evitar entre otras cosas la aproximación a la denunciante. Y como toda medida cautelar, requiere para su adopción la existencia de indicios de la comisión del delito. Todos los días se deniegan y se conceden órdenes de protección. Se deniegan en muchas ocasiones porque, frente a lo que algunos han llegado a reclamar en un «alarde» de comprensión de lo que es un Estado de Derecho, no ha de bastar una mera denuncia para someter a un ciudadano a una medida penal, pues sigue gozando de presunción de inocencia -pese a que la ley emplea en este ámbito, no los términos «denunciado» o «imputado», sino «presunto agresor», y «agresor», para horror de cualquiera con un mínimo de sensibilidad hacia las garantías constitucionales-. En otras el Juez concede la medida y, aunque parezca ocioso recordarlo, lo hace mediante resolución motivada y susceptible de recurso.

La Ley no es perfecta ni ha supuesto el descubrimiento del bálsamo de Fierabrás. Requiere un soporte económico, un desarrollo completo en el ámbito de cada comunidad autónoma, insistir en la educación que trate de erradicar por convicción estos comportamientos y, sólo en último término, recurrir a la represión y a la prevención general, a través del ejercicio de la acción penal en los Juzgados. Incluso puede surgir la tentación de caer en el ejercicio «defensivo» de los medios que el Estado pone en manos de sus servidores, como reacción preventiva ante el temor de acabar siendo chivo expiatorio de un escándalo mediatizado. Pero no es aceptable trasladar a la ciudadanía la sensación de que en los juzgados se arranca a padres de sus hogares y familias con base en meras denuncias, alimentadas por un supuesto lobby de la llamada «ideología de género», espectro que lleva camino de tener idéntico éxito y fundamento que la famosa conspiración judeo-masónica.

No desconocemos que las opiniones son encontradas en esta materia, también dentro de la Judicatura, algo lógico y saludable en ejercicio de la libertad de expresión que como ciudadanos también disfrutamos los jueces. Por ello queremos insistir en que no se deben hurtar los debates con la descalificación del contrincante o de aquél cuya opinión no sea políticamente correcta en cada momento recurriendo a la amenaza del amedrentamiento disciplinario, si es que realmente se dispone de argumentos para rebatir, y de algo más sólido que una repetición en bucle de eslóganes. Y es que un debate plural aporta más a la formación y a la prevención que la mera recepción pasiva de consignas, al menos si nos creemos que el ciudadano tiene capacidad de razonar.

jueves, marzo 18

Historia de las Logias de la Región XVII GODF


El Instituto de Toulouse de Estudios Masónicos acaba de publicar un libro que resultará apasionante para aquellos que tengan interés en conocer el devenir de las logias que el Gran Oriente de Francia tiene asentadas en la conocida como Región XVII, que es el compartimento administrativo en que el GODF ubica a los talleres masónicos existentes en el Sur de Francia y en España. El ITEM es la dependencia local del IDERM, entidad adscrita del Gran Oriente, dedicada a la investigación y estudio de cuestiones masónicas.
El libro sale a la venta al público por un precio de 19 € y en este enlace puede descargarse la correspondiente hoja de pedido.

Pareil!

Un buen amigo me ha hecho llegar esta viñeta publicada por la prensa francesa.
Fiel a esa sentencia que atribuye un peso específico a la imagen frente a la verborrea, me ahorro todo comentario. Buen día.

lunes, marzo 15

El símbolo perdido


Hay iniciativas que te sorprenden. La de la madrileña Logia Mozart lo ha hecho y para bien. Digamos que para mejor.
Las logias españolas del Gran Oriente de Francia han ido encontrando a lo largo de los años su espacio. El proceso ha tenido y tiene sus complicaciones, sus adversarios, sus cargamentos de recelo. A todos nos ha tocado sufrir alguna inconveniencia; pero creo que resulta más interesante siempre obviar los inútiles agujeros negros y ver -y las más de las veces admirar- los pasos que de un lado a otro de la península permiten que esta otra forma de vivir y entender la masonería (que no es mejor o peor que otras, pero que es la nuestra) vaya acomodándose.
La Logia Mozart ha hecho las cosas bien. Nada menos que un concurso fotográfico que lleva la marca de uno de los títulos más sonoros de estos útlimos tiempos: "El símbolo perdido". El plazo para el envío de los trabajos comienza hoy, razón por la que me ha parecido también simbólico colocar esta nota justo cuando el mes de marzo se parte por la mitad. Y hasta el día 7 de Junio quienes tengan interés podrán enviar las fotografías que retraten el patrimonio simbólico español, un patrimonio que, como bien dejan entrever las bases del concurso, dormita sobre los brazos del olvido de nuestra propia historia.
Decía que la Logia Mozart ha hecho un buen trabajo: Convocar y dar un premio puede parecer sencillo. Que eso tenga una dimensión nacional y lo haga una logia masónica comienza ya a ser algo extraordinario; y que el objeto final sea recuperar activamente un patrimonio semiborrado por el paso del tiempo, contando, entre otras entidades, con la colaboración del Museo de la Francmasonería -una institución prestigiosa, gestionada por el Gran Oriente de Francia, que atesora una buena parte de la cultura masónica europea-, resulta emocionante.
Es un motivo para sentirse feliz y por eso hay que contarlo. Y quería hacerlo a mí manera, expresando junto con los enlaces que permitirán al lector encontrar toda la información que le pueda interesar, mi gratitud y satisfacción.
Viva la amistad,
causa de nuestra alegría.
Viva la masonería.
Viva la franca hermandad.
Y, cómo no ¡Viva el Gran Oriente de Francia!

sábado, marzo 13

La reconquista de los francmasones

He podido acceder a una entrevista hecha a Jean Michel Quillardet publicada en Le Soir hace pocos días. Me ha parecido interesante enlazarla en cierto modo con las afirmaciones de Jean Robert Ragache, recogidas en el apunte precedente. Lo más curioso de todo es que las palabras de Quillardet me las he encontrado un tanto "descompuestas" en una traducción que no me ha gustado demasiado. No ha sido J.M. Quillardet el que ha corregido este texto; ni tampoco quien me lo ha enviado revisado desde París con los conceptos escurridizos ya ajustados: Ha sido un servidor quien ha laborado directamente sobre una parte del trabajo periodístico; y ha introducido algún cambio sensible en la otra para obtener un resultado que me parece de mayor corrección.
Llama la atención en todo caso que, a partir de la "delicada" tergiversación que se ha hecho de las palabras de Quillardet aprovechando la ocasión que brinda una traducción interesadamente mal hecha, hayan sido medios de comunicación ultracatólicos españoles los que han recogido una noticia publicada en un lejano diario belga: Sin duda agitar el fantasma de las "Fuerzas ocultas" debe seguir dando buenos réditos.
-------------------------

La reconquista de los francmasones

MARTIN,PASCAL

Miércoles 17 de febrero de 2010

Unión Europea: La influencia de las religiones sobre los eurodiputados es considerada excesiva.

REPORTAJE

¿Asfixia a las bancadas del Parlamento europeo la esfera religiosa? La pregunta se plantea cada vez con mayor insistencia a medida que los expedientes éticos (aborto, células madre, etc.) son objeto de enfrentamiento entre los partidarios de una Europa laica y aquellos a los que les gustaría que sus convicciones religiosas moldearan la sociedad del mañana. Para algunas organizaciones francmasónicas es el momento de recuperar el terreno perdido.

En 2008, Marcel Conradt, francmasón declarado y ayudante parlamentario de la diputada socialista Véronique De Keyser, denunció (1) el asalto de "las sectas y lobbies religiosos" sobre Europa. Su objetivo: influir en el marco del trabajo legislativo sobre aquellos que tienen en sus manos el poder de decisión, especialmente los eurodiputados. En torno al 80% de la legislación nacional de los Estados miembros se elabora en Europa. El autor describía entonces el trabajo de influencia que ponían en práctica las iglesias, pero también sectas como la cienciología o el movimiento raeliano. Hacía además un llamamiento a la defensa de la construcción de una Europa que dejara a dios al margen de la política.

Posteriormente se acordó otorgar un reconocimiento específico a las iglesias. El tratado de Lisboa les garantiza un diálogo "abierto, transparente y regular" con las instituciones. Reciben el tratamiento de "socios", pero no de "lobbies" que tendrían la obligación de informar acerca del origen de su financiación.

En principio, todo el mundo admite el derecho de las iglesias a plantear sus ideas. El problema para los que defienden la causa laica radica fundamentalmente en el desequilibrio que se va agrandando entre los dos "campos". Marcel Conradt recuerda que la Comisión (Barroso), el Parlamento (Buzek) y el Consejo (Van Rompuy) están presididos por personalidades guiadas por convicciones religiosas. El proceso de ampliación ha introducido en la Unión a países en los que la Biblia vale tanto o más que Voltaire. Países que se suman a Irlanda o Italia, Estados que defienden con celo las tradiciones católicas. El debate reciente sobre la colocación de signos religiosos en los edificios públicos de la UE es una manifestación de esas tensiones.

Los arranques son numerosos: El 3 de febrero, en el transcurso de un debate sobre el diálogo interreligioso en el Parlamento europeo, un ultracatólico italiano próximo a Benedicto XVI, lanzaba un ataque en toda regla contra "una Europa presa de la apostasía", y un "lobbyista" irlandés deploraba que el "derecho a la igualdad prime sobre todos los demás, en detrimen to principalmente de los derechos religiosos".

Al tiempo parece que se ha superado otra barrera, pero en el seno de otra asamblea. Una filtración en el seno del Consejo de Europa ha permitido conocer una evidente voluntad del jefe de la Iglesia católica de pasar de la influencia a la ingerencia. En efecto, en el mes de enero la nunciatura apostólica en Francia no ha dudado en rondar a algunos parlamentarios para obtener el apoyo a uno de los suyos para ocupar el puesto de magistrado en el Tribunal europeo de Estrasburgo. Indignación en los escaños, donde la recomendación pretendida ha sido asociada a las convicciones del "enchufado", no a su capacidad de imparcialidad.

Esta situación lleva hoy a los partidarios del laicismo a querer reconquistar el terreno perdido. Para algunas obediencias masónicas es el momento de desarrollar un trabajo de influencia en el ámbito europeo. "Hay que estar presentes, decir que hay otros modelos de sociedad", señala Conradt.

Los masones pudieron hacer oír en el pasado sus posiciones al presidente de la Comisión europea, pero careciendo de una voz única. Intentan en consecuencia a día de hoy federar sus diferentes corrientes de pensamiento, y también evolucionar a cara descubierta. Una revolución para unas cuantas obediencias acostumbradas al secreto. Así las cosas, por ejemplo, el Gran Oriente de Bélgica ha preferido no responder a nuestras preguntas...

Último obstáculo: la inexistencia de lazos con el poder al más alto nivel político: "No podemos apoyarnos en un Jefe de Estado o de gobierno en el seno del Consejo europeo", reconoce Marcel Conradt.

«Estratégica»

La Federación humanista laica también trabaja en la defensa de los valores de la que es portavoz ante las instituciones, igual que el Centro de acción laica (CAL) para el cual, según su presidente Pierre Galand, «Europa se ha convertido en una pieza estratégica». Galand ve en el trabajo del lobbying "una primera etapa a nivel europeo". Y añade "La laicidad belga, al ser la mejor organizada, es también la mejor posicionada para organizar la laicidad europea y trabajar por el restablecimiento de la separación de la Iglesia y el Estado"

Laicidad frente a confesionalismo. Este combate ha tenido sus equilibrios e intereses. Pero puede conllevar también su lote de sorpresas. Por ejemplo, contrariamente a lo que preveía, el eurodiputado Marc Tarabella pudo ver cómo se votaba por sus compañeros y por una amplia mayoría la parte de su informe "Igualdad hombre-mujer" dedicada al aborto. Frente a un derecho que, según él, se halla en retroceso, se trataba sin embargo de plantear el "libre acceso" al aborto. "No se producía un voto semejante desde 2002" afirma entusiasmado Tarabella, quien ha podido contar con una parte del voto conservdor. Atribuye este resultado "al rejuvenecimiento del Parlamento y a la presencia de un 35% de mujeres". Una "evolución" según él. Y una señal para todos aquellos que ven en la construcción europea el objeto del capricho de todos los dioses.

(1) Marcel Conradt ,El caballo de Troya. Sectas y lobbies religiosos al asalto de Europa. Ediciones del Gran Oriente de Bélgica.

«Las obediencias tienen que hacer política»

Entrevista

Jean-Michel Quillardet ha sido gran maestro del Gran Oriente de Francia. Evoca las características de la metamorfósis que afronta la francmasonería en torno a Europa.

¿Qué relaciones unen hoy a la francmasonería internacional y las instituciones europeas?

En 2008, por primera vez pudimos tener una cita con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso. Allí estaba el Gran Oriente de Francia, la Gran Logia Femenina de Francia, El Derecho Humano y el Gran Oriente de Portugal. Le explicamos que junto a las raíces cristianas, Europa debe mucho a la filosofía griega, romana, al humanismo del Renacimiento y del Siglo de las Luces. También obtuvimos la representación de las obediencias masónicas y de las asociaciones en defensa de la laicidad en el BEPA (NDLR: la oficina que asesora al presidente de la Comisión en el plano político): hasta ese momento no había allí más que entidades religiosas y espirituales. Cuando organizamos el Encuentro Internacional Masónico en Atenas en 2008, Barroso nos escribió un mensaje para decirnos toda la importancia que él concedía a la contribución de la masonería a la historia y a la construcción de Europa. Para nosotros fue un reconocimiento en el marco del paisaje intelectual. Sin embargo, la dificultad de introducir el mensaje laico es importante, las iglesias están todavía muy presentes... Habrá que sostener un gran combate.

¿Con qué medios?

En el Gran Oriente de Francia hemos creado una pequeña estructura que se encarga de la organización de las obediencias masónicas de Europa.

Hoy están uds. intenando federarse, pero tienen dos retos importantes: hablar con una sola voz y abandonar la cultura del secreto. ¿Cómo?

En efecto es difícil federarse ya que hay muchas obediencias que tienen una fuerte corriente espiritual y se mantienen al margen ante cuestiones sociales y, en particular, ante la laicidad. La Gran Logia Naciona Francesa, mejor no nombrarla. La Gran Logia de Francia es un poco tímida. No sé muy bien cuál es la posición de la Gran Logia de Bélgica. Pero a pesar de todo, cuando vemos lo que podemos hacer juntos el Gran Oriente de Francia, el de Bélgica, el de Portugal ... o cuando vemos lo que sucede en Grecia, en la antigua Europa del Este o en el Magreb, en Líbano y en Israel, se puede constatar que la masonería adogmática y liberal representa una corriente bastante importante. Es necesario que las obediencias masónicas hagan política en el buen sentido, y que más allá de las corrientes partidistas sean capaces de comunicar en torno a la laicidad y expresar su desacuerdo con esta o aquella decisión gubernamental o europea.

Algunos de ustedes dicen que la Federación Masónica Europea no es para mañana.

La reunión Masónica Internacional se creó en Estrasburgo en 2007. Las ediciones posteriores se celebraron en Grecia y Turquía. En 2010 será en Portugal. Las obediencias masónicas ya han podido federarse desde este punto de vista. Soy optimista.

¿Cuándo se podrá ver aparecer una oficina que represente en Bruselas los intereses e ideas masónicas?

Creo que llegará un día en el que se creará una delegación general de la masonería y, a partir de ahí del libre pensamiento ante las instituciones europeas. Es posible políticamente. Lo es menos desde el punto de vista financiero, porque tenemos muchos menos recursos que las iglesias.

¿Cuál será su primer combate?

Aparte de la lucha por el laicismo, hay un combate que librar contra el comunitarismo de la sociedad. Europa está influenciada por la concepción anglosajona de las relaciones entre religión y Estado, así como por el multiculturalismo. Hay que imponer la concepción universalista de la Ilustración, que consiste poder aplicar la noción de ciudadano y de ciudadano europeo, antes que la de judío, negro, magrebí, homosexual, heterosexual, etc. Hay que llegar a hacer comprender que lo que nos une es una cierta idea del ser humano distinta de cada una de nuestras pertenencias a un grupo u otro.

Preguntando a Jean Robert Ragache


Ayer, el diarió francés L´Union hacía referencia, bajo el título con el que se encabeza esta nota, a la participación de Jean Robert Ragache en una conferencia pública celebrada en Las Ardenas. Hay que precisar que, realmente, el titular periodístico es más explícito de lo que acabo de decir; así que sin más preámbulos transcribo la traducción.

* Para quienes no conozcan a Jean Robert Ragache, señalar que ha estado al frente del Gran Oriente en 1987 y en el trienio comprendido entre 1989 y 1992. Visitó España el año pasado, participando en un acto divulgativo en favor de la escuela pública y laica organizado por la Logia murciana del Gran Oriente Luz de Levante.
------------------------
Preguntando a Jean Robert Ragache (Gran Oriente de Francia) «El laicismo permite combatir la idiotez»

Publicado el viernes 12 de marzo de 2010 a las 11:00 horas. (N.T. Se hace referencia a la publicación en el medio de comunicación L´Union)

Jean-Robert Ragache, historiador, ha sido profesor del IUFM (N.T. Instituto Universitario de Formación del Profesorado).

El Gran Oriente de Francia, obediencia masónica mayoritaria en Francia y en las Ardenas organizó al comienzo de esta semana una reunión pública en la mediateca de Voyelles de Charleville-Mézières.
El éxito por la asistencia de público superó todas las espectativas de los organizadores; esta sala con capacitad para 140 personas se quedó pequeña y tuvo que acoger a unas 200. La conferencia fue pronunciada por Jean Robert Ragache, quien fuera Gran Maestro, profesor de historia, y que trató sobre el tema "La francmasonería frente a los desafíos del mundo actual".

¿Por qué el Gran Oriente de Francia organiza en este momento reuniones públicas? ¿Hay una finalidad proselitista por parte de las logias?
"No es nada nuevo. Las primeras reuniones abiertas del Gran Oriente de Francia se remontan nada menos que a 1962. La progresión de nuestros efectivos es actualmente importane. No, pretendemos a un mismo tiempo desmitificar todos los fantasmas que nos sobrevuelan: la francmasonería no es un sitio en el que se hace levitar y girar sobre sí mismas a las mesas; y también responder a la necesidad de búsqueda del sentido de las cosas... ante una crisis que no es únicamente de tipo económico, sino también de valores".

Es un hecho conocido que la defensa del laicismo es uno de los pilares fundamentales de la arquitectura del Gran Oriente de Francia ¿Cuál es su opinión acerca de lo que sucede actualmente?
"Pues seguimos pensando que sólo el laicismo permite combatir la idiotez y el retorno del oscurantismo, que va avanzando cada vez más. […] Intente Ud., por ejemplo, convencer a un creacionista ¡No podrá! […] En Francia, la sepración de la Iglesia y el Estado figura inscrita en la Constitución, sin embargo representamos una posición minoritaria en Europa. En su orige, Europa ha sido fundada por demócrata-cristianos y lo peor a día de hoy es que se sigue construyendo fundamentalmente por el lobbying religioso. Al lado de las redes tendidas por la Iglesia, las redes de los francmasones son una broma. Y para colmo el clericalismo religioso se refuerza en nuestros días con un clericalismo financiero. Sí, hay que decir que la excesiva implicación del dinero en todos los terrennos representa una amenaza tanto para el laicismo como para la República" (N.T.: El término República tomado del original en francés no hace sólo referencia a la organización del Estado, también engloba a la democracia misma).

Acabamos de celebrar el Día Internacional de la Mujer y sin embargo no se las admite en las logias del Gran Oriente de Francia ¿No es esta una posición que no se corresponde con la sociedad actual?
"La no mixtidad del Gran Oriente de Francia tiene su origen en las raíces históricas de nuestra obediencia, aunque tengo que decir que desde 1971, las mujeres (las hermanas) pueden trabajar en las logias con los hermanos. Sin embargo siguen sin poder ser iniciadas ¡Creo que esto acabará cambiando algún día! Dicho esto, las logias del Derecho Humano* son mixtas. Las de la Gran Logia de Francia son estríctamente masculinas. Y en la Gran Logia Femenina de Francia ¡no admiten a ningún hombre!

Según las notas tomadas por Patrick FLASCHGO
* En Charleville-Mézières, la logia del Derecho Humano (Ardenas) cuenta con una treintena de miembros de los que dos tercios son mujeres.

Esta traducción ha sido realizada íntegramente por el autor de este blog.

viernes, marzo 12

Entrevista en la Radio Pública de Asturias (RPA)

Prácticamente acabo de llegar a casa. Falta poco para la una de la madrugada y estoy aprendiendo a colocar un podcast -el primero- en el blog. Contiene la entrevista en la que acabo de participar con Paulino Lorences, compañero de unas cuantas fatigas, en la Radio Pública asturiana. La actualidad no puede ser más fresca.
Según lo que he leído, tanto si se pincha aquí como en el logotipo obra el milagro de la voz.

domingo, marzo 7

Los Camondo

Moïsse y Nissim de Camondo

Acaba de volar sobre el cielo de Europa por última vez. Los restos esparcidos por el suelo permiten aun reconocer lo que fue un avión. La gran cámara fotográfica delata la misión de reconocimiento del aparato que los alemanes han derribado. Un cadáver desmadejado aparece entre los restos.
El cinco de septiembre de 1917 se intuía cercano el fin de la guerra y pocos sabían que aquel cuerpo roto y ensangrentado era el del teniente Nissim de Camondo. Tenía veinticinco años y era el heredero, junto con su hermana, de una de las grandes fortunas de Europa. De él nos queda hoy en día alguna fotografía en la que puede percibirse el gesto a la par serio y elegante, y también una pizca de orgullo. Pero de entre esas instantáneas guardo una copia con la que me pude hacer al visitar en diciembre la casa en que vivivó, en el Parque de Monceau.
La fotografía me gustó: Nissim, vestido de uniforme, está sentado junto a su padre, Moïsse. Parece que en ese momento no está pendiente del fotógrafo. El padre, por el contrario, mira atentamente al objetivo. A los dos se les ve relajados, acomodados en dos grandes sillones de mimbre. Quizá puede percibirse la felicidad de Moïsse por tener al lado a su hijo, en un momento en que Europa se desangra y destroza entre el barro y las alambradas espinas que desgarran la tierra. Quizá es la última vez que hablarán, que podrán compartir un instante apacible en el jardín. Quién puede saberlo ya.
El bisabuelo de Nissim se llamaba Abraham-Salomón de Camondo. Judío arraigado en Estambul, desarrolló un entramado bancario sobre el que levantó una inmensa fortuna que sirvió para que la saga familiar fuera conocida como los Rothschild de Oriente. Apoyó económicamente el proceso de reunificación de Italia, lo que le permitió contar con esta nacionalidad, y contribuyó al desarrollo de la moderna Estambul y también de la banca turca. Son los hijos de Abraham-Salomón, Abraham Behor y Nissim, los que decidirán que el gran banco de los Camondo tenga una sucursal en Europa. París es en ese momento una de las grandes capitales del mundo, y será por tanto en Francia donde la Banque Camondo se asentará y centralizará una buena parte de sus negocios. Los Camondo comienzan a ser franceses.
Desaparecidos el viejo patriarca en 1873 y sus dos hijos en 1889, serán los herederos de éstos últimos los que tomarán las riendas de un negocio por el que no tienen excesiva pasión. Isaac de Camondo, hijo de Abraham Behor, estará pendiente de los negocios de la familia pero también se ocupará de muchas otras aficiones: el coleccionismo de pintura, el mecenazgo, la composición musical... Recorrer hoy el museo de Orsay o el museo Guimet permite encontrar al visitante, bajo alguna pintura de Dégas o alguna ilustración japonesa, un pequeño rótulo en el que puede leerse "Don de Mr. Isaac Camondo".
Moïsse de Camondo, hijo de Nissim, comparte con su primo el gusto por las artes y dedica los días a invertir su patrimonio en la adquisición de todo tipo de objetos artísticos ligados a una época que le fascina: El siglo XVIII. De este modo sacrifica el banco, que termina cerrando sus puertas, y atesora una de las grandes colecciones de mobiliario, valiosas porcelanas y objetos de todo tipo ligados a este período. Su primo Isaac actúa en muchas ocasiones como marchante para él, le localiza piezas, interviene en subastas... Moïsse frecuenta a los mejores anticuarios de París, derriba la casa de los Camondo en el centro de ciudad y levanta un palacete en el que alguna de sus estancias se hace a medida del mobiliario que ha comprado. Allí vivirá con su esposa, de la que se divorciará más tarde, y con sus dos hijos: Nissim (al que da el mismo nombre de su abuelo) y Béatrice. Cuando su hijo caiga en el frente y Béatrice deje, al nacer su sengundo hijo en 1923, el palacete del número 63 de rue Monceau, quedará solo, rodeado de su querida y frágil colección, y sin salir apenas de aquella casa.
Su primo Isaac muere en 1911; él lo hará, abrumado por la soledad y la tristeza en 1935, no sin antes otorgar un testamento en el que la República será legataria de todo aquel conjunto artístico que ha ido acumulando a lo largo de su vida. Deja escritas disposiciones muy claras y terminantes: quiere que el tiempo se detenga en aquel espacio; que todo quede como él lo ha conservado; que la ciudadanía pueda acceder a aquel patrimonio artístico de valor incalculable. Y quiere que todo ello conserve para los años venideros el nombre de su hijo: Así nace el "Museo Nissim de Camondo".
Cuando Nissim muere en 1917, su padre sabe que, junto con el avión estrellado en el frente de la Lorena, también ha desaparecido la posibilidad de dar continuidad a aquella pasión suya por los elegantes objetos del siglo XVIII, compartida con cierta complicidad con su hijo. Béatrice, la hermana de Nissim, tiene una afición bien distinta y menos trascendente: los caballos. Participa en concursos de equitación del más alto nivel y destaca como una extraordinaria amazona en el período de entreguerras. Se casará con el músico Léon Reinach, con el que tendrá dos hijos, Fanny, nacida en 1920 en el palacete de la rue Monceau; y Bertrand, que viene al mundo en 1923.
Los supervivientes de la saga de los Camondo, emparentada ahora con la familia Reinach, asisten imperturbables al desmoronamiento de Francia y al episodio de colaboración con el invasor nazi. Béatrice no atiende ninguna advertencia; no alberga ningún temor. Durante la ocupación todavía puede ser vista galopando por el Bois de Boulogne y continúa compitiendo: No concibe que pueda sucederle nada a pesar de la aprobación del Estatuto Judío por el régimen de Vichy; forma parte de una familia que ha sido una gran benefactora de Francia, que ha volcado su fortuna en labores benéficas, que ha combatido incluso por el país del que se siente parte y es ciudadana. Es el país en el que ha nacido ella y también sus hijos. Béatrice no huye. Los Reinach-Camondo no huyen.
Ella será detenida junto con su hija en 1942. León Reinach y su hijo Bertrand son detenidos también en la "zona libre" en la que se encuentran. Internados inicialmente los cuatro en Drancy, León y los dos chicos serán deportados finalmente a Auschwitz Birkenau en noviembre de 1943. Béatrice de Camondo, la última de los Camondo, será deportada al mismo campo de exterminio unos meses más tarde, en la primavera del año 1944.
Al recorrer las estancias del que fuera hogar de los Camondo, se llega a una estancia rectangular de reducidas dimensiones en comparación con el resto de las dependencias. A Moïsse de Camondo le gustaba comer allí, arropado por la intimidad y calidez que le proporcionaba admirar lo que atesoraban los grandes armarios acristalados que cubrían, desde el suelo al techo, todas las paredes: su colección de porcelanas. Piezas todas ellas delicadas, elegantes e intactas, decoradas con pájaros y aves exóticas. Sí, pasaron los años cubiertos de tragedia; el poder, el dinero de los Camondo, el honor de la familia, la generosidad y el sacrificio hechos por Francia, no fueron bastantes para frenar la ignominia y evitar el crimen. Pero las porcelanas de Moïsse siguen allí, casi transparentes, envejeciendo tranquilas tras haber cruzado varias veces los umbrales del tiempo con sus convulsiones, sus episiondios de odio, rencor y destrucción, y supongo que para intentar demostrar que los seres humanos somos eternamente inconscientes de nuestra fragilidad, mucho más severa que la de cualquier manufactura hecha en los hornos de Meissen o Sêvres.








B
ertrand Reinach, hijo de Béatrice de Camondo, fotografiado en 1938.
Asesinado en Auschwitz en 1943. Tenía 20 años.


video

sábado, marzo 6

Eutanasia: Un debate necesario

Eutanasia: Un debate necesario.-
Actividad: "Debates Ciudadanos"
Ubicación: Oviedo, Asturias
Fecha: 20 de noviembre de 2009
Organizó: Respetable Logia Rosario Acuña, Gran Oriente de Francia

video
Vídeo nº1, Presentación e intervención del Sr. Aimé Battaglia
Pasados los días y una vez que ha terminado el tratamiento técnico de estos videos, pongo a disposición de quienes visitan este espacio el contenido de la primera edición de los "Debates Ciudadanos", acto público organizado por la Logia Rosario Acuña el 20 de noviembre último, en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo.
video
Vídeo nº2, Intervencvión del Dr. Ricardo de Dios
Como ya es sabido, en esta ocasión se habló de la eutanasia, y se contó con la participación de dos prestigiosos profesionales médicos y también de un representante de la dirección del Gran Oriente de Francia; éste último, Aimé Battaglia, expuso las líneas maestras que sigue esta obediencia masónica en relación con un tema en el que la libertad de conciencia del ser humano se ve especialmente afectada. Por su parte, los doctores De Dios y Luis Montes dieron una visión técnica y meridianamente clara de la problemática diversa que ha de abordarse en España a la hora de hablar de la eutanasia.
video
Vídeo nº3 Intervención del Dr. Luis Montes
Al doctor Montes, muy conocido en nuestro país por la persecución desencadenada contra él por el gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid y por los medios de comunicación adictos a la misma, le he dedicado recientemente una nota con ocasión de una buena noticia que le afecta proveniente del ámbito de la Audiencia Provincial de la capital.
video
Vídeo nº4, Coloquio
El hecho además de saber que su voz podrá escucharse el mes próximo en Alicante en un acto organizado por otra Logia del Gran Oriente, la Logia Constante Alona -y del que informaremos próximamente-, me animan aun más a insistir en su propio mensaje: trabajar sin descanso para que la libertad de cada persona sea respetada, superando los límites que, de un modo u otro, pretende imponer el dogmatismo.
video
Vídeo nº5, Coloquio y clausura I edición de los "Debates Ciudadanos"

martes, marzo 2

Masona de armas tomar

No debe ser un secreto para quienes siguen habitualmente este blog que no soy un asiduo lector del diario El Mundo. Sin embargo hoy por la tarde, a última hora, supe de la existencia de una nueva referencia en la prensa española a la situación vivida por Olivia Chaumont. Aunque el tratamiento de la noticia revela ciertas inexactitudes, aquí la reproduzco, pues no ha sido publicada en la edición digital del periódico.
---------------------------------------

Una masona de armas tomar.-
Rubén Amón, París
Corresponsal

La logia masónica del Gran Oriente de Francia no acepta la iniciación de mujeres, pero Olivia Chaumont forma parte de ella y desafina en un coro de 50.000 voces masculinas. Hay una explicación: su ceremonia de ingreso en 1992 se produjo antes de que cambiara de sexo.
Chaumont lo define como su período de transición. La ley francesa certificaba su nueva identidad, pero el expediente sobreentendía un problema embarazoso en el seno del Gran Oriente. Podían expulsarla o podían aceptarla como Olivia.
Ha terminado abriéndose camino la segunda hipótesis, entre otros motivos porque la defenestración de madame Chaumont cuestionaba el principio sagrado de la tolerancia y amenazaba con trastornar la estrategia de transparencia iniciada en el Gran Oriente.
Sirva como prueba la reciente inauguracion de un museo de la francmasonería. Se encuentra en la rue Cadet de París, aloja la indumentaria ritual de Voltaire y abre sus puertas sin restricciones porque la "sociedad civil debe conocer la trastienda de la historia de Francia". Es cuanto ha declarado Pierre Lambicchi, gran maestro del Gran Oriente y valedor de la causa de Olivia Chaumont delante de sus hermanos. No ha sido fácil ahuyentar la resistencia ni la ortodoxia, aunque la presencia de un transexual en la antiquísima logia -su fundación se remonta a 1773- no implica que vaya a tolerarse la entrada de mujeres. "El debate tiene que abrirse y me alegra servir de reclamo", explica Olivia Chaumont a propósito de la excepcionalidad. "Creo que es conveniente discutir sobre la apertura del Gran Oriente hacia una realidad mixta o plural. Pero no quiero que se instrumentalice mi caso", aclara la única hermana.
Fue en 1901 cuando la logia francesa debatió por vez primera la apertura a las mujeres. El último escrutinio se celebró en septiembre y arrojó un 58% de votos contrarios.
La masonería es una de las batallas de Olivia. La otra concierne a la defensa de los derechos de los transexuales. Estaban reconocidos como víctimas de una patología mental hasta el pasado 12 de febrero, cuando se rehabilitó a 60.000 congéneres de Chaumont.
"Si la homosexualidad era un tabú, la transexualidad era casi innombrable. Nuestra sociedad sigue llena de prejuicios y estigmas, pero es importante que se den pasos hacia delante. Unos son simbólicos. Los otros son legales", aclara Chaumont.

Lo dicho y hecho

1773: Se crea en Francia la logia del Gran Oriente. 1901: Se discute por vez primera la apertura a las mujeres. 1992: Olivia Chaumont, entonces hombre, ingresa en la logia. 2004: El Gran Oriente tolera la adopción de los cónyuges homosexuales. 2005: Inicia la transición hacia el cambio de sexo. 2009: El Gran Oriente vota contra la entrada de las mujeres. 2010: Olivia Chaumont se convierte en la primera hermana.

*Transcripción de la edición impresa realizada por el autor de este blog.