miércoles, septiembre 29

Acto laicista en Madrid

Por un Estado laico ¡Ya!
A través de diferentes organizaciones, entre ellas Asturais Laica y Europa Laica, se está difundiendo la convocatoria cuyo manifiesto reproduzco más abajo. El objeto: la reivindicación de un Estado laico.
El acto laicista tendrá lugar en el Parque de la Cornisa, en Madrid, el próximo sábado día 23 de octubre, entre las 11:00 y las 13:00 horas.

MANIFIESTO

DENUNCIAMOS QUE...Después de más de treinta años del inicio del proceso democrático, al igual que ha sucedido durante siglos, seguimos padeciendo una profunda institucionalización confesional católica de los poderes del Estado, en materia simbólica, jurídica, económica, tributaria, legislativa y de enseñanza.
Nuestro ordenamiento constitucional está preñado de ambigüedades en esta materia, sin embargo se reconoce la igualdad ante la ley, la no discriminación por razón de las creencias y convicciones y que ninguna confesión tendrá carácter estatal, pero estos principios se vulneran, casi permanentemente, por los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, concediendo, los gobiernos de turno, cada vez mayores privilegios a las entidades religiosas, especialmente a la iglesia católica y de forma escandalosa, en lo que respecta a la financiación y a las cesiones en materia de enseñanza, todo ello en detrimento de la construcción del Estado laico.
Por otra parte, el episcopado católico, utilizando recursos públicos, amparándose en una hegemonía otorgada por el Estado y utilizando su enorme poder económico, simbólico y mediático, ataca, con saña, la voluntad popular, expresada a través del poder legislativo estatal y territorial, cada vez que se avanza en el reconocimiento de derechos, como los de los gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, las investigaciones biológicas con fines terapéuticos o el derecho a morir con dignidad y a decidir sobre la propia vida, entre otros.
Esta injerencia se pondrá de manifiesto, con gran nitidez, durante las próximas visitas del líder religioso católico Benedicto XVI a Santiago de Compostela y Barcelona en noviembre de 2010 y a Madrid en el verano de 2011. Instituciones del Estado español y responsables públicos le investirán, vergonzantemente, de un inexistente liderazgo político. Además, en un período de recortes sociales y de crisis económica, se producirá un sustancial desvío de fondos públicos para financiar los fastos de estas visitas privadas.
RECHAZAMOS...La intención, expresada por el actual Gobierno, para regular, exclusivamente, la multiplicidad de confesiones en el anteproyecto de reforma de la actual Ley de Libertad Religiosa. Esto sólo servirá para enmascarar el sometimiento de las conciencias individuales a los dictados de cada jerarquía religiosa. Una vez más, nos tememos que consistirá, si se lleva a cabo, en una tenue reforma y que no entrará a fondo a eliminar los enormes privilegios de la religión católica, discriminando a las personas con creencias o convicciones ateas, agnósticas, indiferentes, e incluso a aquéllas con creencias religiosas discrepantes de las jerarquías eclesiales.
POR ELLO EXIGIMOS...La derogación de los Acuerdos del Estado Español con la Santa Sede de 1979, el Concordato de 1953 y la Ley de Libertad religiosa de 1980.
...Una Ley de Libertad de Conciencia que sitúe en pie de igualdad a todas las creencias y convicciones, sean de origen religioso o no, que reconozca y respete la independencia y preeminencia del poder político y por tanto de lo público y de todos, frente a lo que debe ejercitarse en el ámbito privado y particular de un grupo, que representan las religiones.
Europa Laica, al igual que las asociaciones y personas que avalan esta convocatoria, llamamos a toda la sociedad para que, lejos de sentir el laicismo como ajeno, perciban que con su defensa lo que está en juego es la calidad de nuestra convivencia democrática, el fomento del pluralismo ideológico y nuestra propia condición de ciudadanas y ciudadanos libres e iguales en derechos.
Por ello deseamos contribuir a establecer las bases para la construcción del Estado laico, como garante del Estado de Derecho, que sólo se conseguirá con un fuerte respaldo de la ciudadanía, a la que hacemos un llamamiento para una movilización activa y permanente.
Madrid, octubre de 2010

domingo, septiembre 26

Comunicado del Consejo de la Orden del G.O.D.F.

Los debates que tienen lugar en este momento sobre la inmigración, la seguridad, la pérdida de la nacionalidad o la estigmatización de grupos étnicos, no pueden dejar indiferente al Gran Oriente de Francia, imponiéndole por contra la necesidad de una respuesta inequívoca teniendo presentes determinados valores así como la igualdad de todos ante la Ley de la República.

El Gran Oriente de Francia no puede aceptar que se cuestionen dos principios fundamentales: De una parte el "ius solis"; de otra, el rechazo a toda distinción entre "franceses de pura cepa" y aquellos otros que han adquirido recientemente la nacionalidad francesa, y que lo serían en menor grado.

Resulta igualmente inaceptable pretender que la totalidad de un grupo étnico -como es el caso a día de hoy de los gitanos rumanos-, de una nacionalidad o de una religión, es responsable de las acciones delictivas perpetradas por algunos.

Desde este punto de vista, todo lazo establecido entre inmigración e inseguridad resulta contrario a la voluntad integradora de la República, para la cual no existen más que franceses iguales en derechos y obligaciones, cualquiera que sea su origen.

El Gran Oriente de Francia llama a todos sus miembros a hacer valer en nuestro país, conforme a su divisa "Libertad, Igualdad, Fraternidad", los principios fundamentales de la República, así como a combatir sin descanso toda concepción étnica de la Nación.

Adoptado por la totalidad de los miembros del Consejo de la Orden.

...........................

Aunque el comunicado arriba reseñado y que traduzco tenga referencias inequívocamente francesas, no deja de ser relevante habida cuenta de las reacciones producidas en el seno de la Unión Europea, a raíz de las expulsiones de ciudadanos de la propia Unión decretadas por el ejecutivo galo.

89, rue de la Pompe


Durante esta última semana he tenido la fortuna de recorrer, entre otras muchas, una calle parisina la "rue la Pompe". En una dirección u otra, bien con el metro o con la morada y el descanso como meta, caminé y caminé teniendo a la vista una placa de mármol en la que me llamó la atención un nombre, el de Pierre Brossolette. En Francia en general y en París especialmente, se hace difícil ignorar el peso de la historia y también el paso de las personas a través de ella. Habitual es encontrar una placa con letras doradas que recuerda quién vivió allí; quién cayó; quién hizo una cosa u otra.
La primera vez que escuché el nombre de Pierre Brossolette fue en el cementerio de Gijón. Recuerdo hasta el día exacto: 20 de enero de 2007. Jean Michel Quillardet habló a las doscientas personas que asistíamos a un acto de recuerdo organizado por la Logia de la que soy miembro. Allí pude escuchar versos de Primo Levi y también el nombre y la aterradora experiencia vivida por Pierre Brossolette. Años después, una placa en el número 89 de la rue de la Pompe, en París, me permitió reencontrar aquel recuerdo.
Pierre Brossolette nació en la capital francesa en 1903. Su padre fue inspector de enseñanza y un firme partidario de la educación laica en la escuela, algo que marcó el carácter y formación de Pierre Brossolette, quien orientó su vida también hacia la enseñanza, aunque serán su activismo político y su dedicación periodística los que marcarán decisivamente su existencia.
Brossolette se casó muy joven con Gilberte Bruel, con la que tuvo dos hijos. Ella, tras su desaparición, tomará el relevo, llegando a ser la primera mujer senadora de Francia. De él, aunque durante un tiempo ha sido quizá una figura superada por el protagonismo dado a otras como la de Jean Moulin, se conserva bastante información. Ello permite a día de hoy acercarse a una de las personalidades más relevantes e íntegras surgidas en el seno de todo ese amplio movimiento que fue lo que comunmente conocemos como "Resistencia".
Aunque fue un hombre que militó activamente en las filas del pacifismo y europeísmo enunciados por el socialista Aristide Briand, la llegada al poder en Alemania del nazismo provocará en él una evolución de su pensamiento, convirtiéndose en un detractor del totalitarismo beligerante entonces en boga. Cuando se produce la invasión de Francia en 1940, una vez movilizado, intervendrá como teniente en una campaña caracterizada por la permanente retirada de las tropas francesas, hasta acabar con la rendición y el armisticio del junio. Su comportamiento al frente de la unidad que manda le valdrá, no obstante, el ascenso al grado de capitán.
Durante la ocupación, Pierre Brossolette ejercerá funciones como enlace, contactando con el General de Gaulle en Londres. Varias veces llegará a lanzarse en paracaidas, convirtiéndose en un relevante coordinador del disperso conglomerado de fuerzas opuestas al invasor y al régimen de Pétain. Será precisamente este régimen el que, conocedor de su posición política, le prohiba continuar ejerciendo como profesor. No se desanimará: Pierre y su esposa Gilberte comprarán una pequeña librería en el número 89 de la rue de la Pompe. Desde allí, clandestinamente, circularán textos, publicaciones, y se recogerán y entregarán mensajes.
Brossolette actuó siempre acompañado de cierta fortuna, evitando su detención en muchas ocasiones. Pero la suerte se acaba en febrero de 1944. Un nuevo viaje a Londres se frustra al naufragar a causa del mal tiempo la embarcación que había tomado junto a otro responsable de la Resistencia. Se tiene por cierto que una denuncia permitió la detención de ambos, aunque no su identificación inmediata. Recluidos en Rennes, los alemanes tardarán un mes en saber que han apresado a uno de sus principales enemigos en suelo francés. Es el propio Servicio de Información (la temible SD fundada por Reynhard Heidrich) el que hará las comprobaciones, llevando inmediatamente a Brossolette a París. Allí será torturado en la quinta planta del inmueble ubicado en el número 84 de la Avenida Foch, sede de la Gestapo.
Pierre Brossolette no facilitó información alguna a sus captores. Probablemente se sintió acreedor de una muerte segura. También es muy posible que temiera que, bajo la presión del terrible maltrato, una confesión pudira serle arrancada, poniendo en peligro a quién sabe cuántas personas. En un descuido de su vigilante, logró abrir la ventana de la habitación en la que le habían recluído y se arrojó al vacío. Su cuerpo se golpeó primero con la balconada de la planta inmediatamente inferior para caer finalmente a la calle. Malherido, los alemanes lo trasladaron al hospital de la Salpêtrière. Allí murió a las diez de la noche del día 22 de marzo de 1944.
Pierrre Brossolette fue un activo militante de muchas organizaciones: La liga de derechos del hombre o la liga contra el antisemitismo, por citar algunas. También fue iniciado francmasón del Gran Oriente de Francia en la desaparecida Logia Emile Zola en el año 1927. Posteriormente se afilió a la Logia La Aurora Social, fundada el 27 de mayo de 1853, ubicada en la ciudad de Troyes, y cuya actividad continua a día de hoy.

martes, septiembre 21

Lo que queda en el tiempo


Recuerdo que en la última Semana Santa leí algo en la biografía de Clara Campoamor que me impresionó sobre el proceso al que fue sometida para su afiliación en Izquierda Republicana. Creo que más o menos es conocido el papel que esta mujer tuvo en la "humanización jurídica" de España, y en especial en la dignificación del régimen republicano. A todo el mundo le viene enseguida a la cabeza el nombre de Clara Campoamor como defensora de lo que inexactamente denominamos voto femenino, pues realmente de lo que se trataba era de configurar como una realidad -y no como mero principio teórico- el sufragio universal. Pero además, esta hoy renombrada jurista, abogó ante la comisión constitucional republicana por la instauración en aquella norma fundamental del principio de no discriminación por razón de sexo; por la igualdad de la descendencia a todos los efectos legales, comprendiendo tanto a los hijos nacidos dentro de matrimonio como fuera del mismo; o por la regulación de la disolución del vínculo marital mediante divorcio ¡Esto en la católica España, allá por los años 30!
Todo lo anterior -bagaje suficiente para dejar con la boca abierta a cualquiera- lo fui asumiendo con cierta naturalidad mientras iba leyendo el texto que tenía entre las manos. Supe así que a la izquierda española le había pasado en 1931 lo mismo que al Gran Oriente de Francia pocos años después a la hora de enfrentarse al derecho de voto de las mujeres. Un no rotundo se levantaba entre sus filas ante semejante posibilidad: La mujer vivía atrapada entre la faldas de los curas y así, voces como la de Victoria Kent, se oponían a poner en jaque a la República asumiendo un derecho de voto cuyo ejercicio beneficiaría directamente al enemigo.
Clara Campoamor se enfrentó a todo aquello y ganó el debate por tan sólo cuatro votos. Se apoyó en el sector del P.S.O.E. opuesto al ovetense Indalecio Prieto y en algunos republicanos de derechas, llevándose por delante a los radicales socialistas, a los radicales de Lerroux (su propio partido), a Prieto, que abandonó enfurecido el Congreso de los Diputados, y a los mismísimos partidarios de Manuel Azaña. Cuando en 1933 gana la derecha y Alcalá Zamora encarga a Alejandro Lerroux la formación del nuevo Gobierno, Clara Campoamor, señalada por todos los dedos como responsable de aquella victoria, ve cómo se apaga su estrella. Un último intento de permanecer en la vida política contará con el apoyo de un gallego que será Jefe de Gobierno dos años después un fatídico 18 de julio, Santiago Casares Quiroga. Con su intermediación, Clara Campoamor solicitará su ingreso en el partido recién constituído Izquierda Republicana. Pero lejos de "perdonarle la afrenta" o responderle con una simple negativa, la dirección política decide abrir un expediente y someter el proceso de admisión a una especie de examen público. Clara Campoamor había ingresado unos años antes en la Logia Reivindicación, así que el procedimiento elegido no debió resultarle del todo extraño: Una votación con bolas negras y blancas.
Al llegar a este punto de la historia es donde me encontré con el dato sorprendente: Dos afiliadas de Izquierda Republicana exhibieron sin pudor, mientras se acercaban a la urna, sendas bolas de color negro, satisfechas, sonrientes, plenamente realizadas y felices por lo que iban a hacer. Aquel gesto tuvo que simbolizar como ningún otro la certificación de la defunción política de Clara Campoamor. No he podido saber quiénes fueron estas dos mujeres tan orgullosas de sí mismas. Pero la verdad es que tampoco me molesté mucho en buscar o conocer su identidad. De ellas no quedó en el tiempo más que el tufo de su ruindad. Y ocuparse de la miseria, al fin y al cabo, no deja de suponer tenerle una consideración que no merece. Prefiero saber quién es Clara Campoamor, qué hizo. De ella quedó una obra sólida y no ruido. Una obra que es, y esperemos que siga siendo, uno de los soportes fundamentales de la democracia muy a pesar de aquellas dos infelices.

domingo, septiembre 19

José Antonio Labordeta

Siempre me gustó escucharle y terminó siendo para mí una de las escasísimas voces valientes que quedaban en España. Esa España que cargó en los años noventa en su mochila y que permitió a mi generación conocerle a él y, al tiempo, a nuestro país.
De madrugada supe que había fallecido. No he podido evitar un sentimiento de enorme pena.
¡Hasta siempre, ciudadano!

viernes, septiembre 17

Les enfants de la Veuve: Otro recuerdo de Vichy


No hace tanto que publicábamos en este blog la traducción de un breve artículo relativo a la presencia de la francmasonería en el ejército napoleónico. La casualidad -o las energías cósmicas, vaya usted a saber- quiso que hace quince días, en una tienda de comics que pude visitar en Vichy, me encontrara con una obra extraordinaria. Extraordinaria, bien entendido, para quienes tengan cierta predilección por el comic.
Con un dibujo preciosista realizado por Alexis Alexander, vivos colores a cargo de Jean Paul Fernández, y el guión de Michel Dufranne, "Souvenirs de la Grande Armée" es una valiosa joya que guardaré en mi pequeña biblioteca. Y además, todo un descubrimiento.
De Vichy me traje dos tomos. La amable dependienta no sabía que había aparecido un tercer ejemplar, "Ver Viena o morir", pero, para empezar, no ha estado nada mal. En muy poco tiempo devoré y disfruté "Hay que vengar a Austerlitz". Y esta tarde he terminado la lectura de "Les enfants de la Veuve", esto es, "Los hijos de la Viuda".
En el momento culminante de las guerras napoleónicas, allá por la Campaña de Polonia en 1807, comienza el relato de las andanzas de "El Belga", el astuto brigadier Godart; en cierto modo una especie de antepasado de Corto Maltés (aunque esta es una apreciación muy personal que quizá no todo el mundo comparta).
He de reconocer que entre la oferta de comics "bonapartistas" que pude ver en aquella tienda de Vichy, opté por esta maravilla atraído por el título del segundo tomo. Reproduzco aquí, en el encabezamiento, una de sus páginas, no con el ánimo de usurpar la propiedad intelectual de los autores, sino de difundir su obra a partir de esta nota de recomendación. Y cierro el texto con la sugerente frase de *Cambacérès que, a modo de despedida, aparece en la tapa posterior de la obra:
"Si el Estado se hallara en peligro, llamaría junto a mí a todos los hijos de la Viuda y, con este sagrado batallón, haciendo frente a los facciosos, probaría al mundo entero que el Emperador no tiene súbditos más fieles que los masones franceses." Cambacérès, 1812.

*Cambacérès ejerció como Gran Maestro Adjunto del Gran Oriente de Francia entre 1805 y 1814, asegurando la vigencia y actividad de la Obediencia. El Gran Maestro en ese mismo período de tiempo nos es bien conocido: José Bonaparte.

Guy Arcizet, de la bata blanca al mandil

Guy Arcizet, de la bata blanca al mandil

¿Cómo llega uno a ser francmasón? En el caso de Guy Arcizet, tras veinte años de ejercicio como médico generalista, fue un paciente el que vino a buscarlo: "Con el discurso social que tiene Ud., no entiendo como no es francmasón...". Y así fue como este veterano generalista de Bagnolet se puso el mandil, un día allá por el año 1986: "Entonces, las instituciones me inspiraban bien poco y, a priori, otro tanto me sucedía con el ritual masónico. Pero a pesar de todo me acerqué a ver... Y aquí sigo 25 años después..." explica, tranquilo y sonriente, el nuevo Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, elegido el pasado 2 de septiembre en el convento de Vichy. La historia tiene un algo de anecdótica. Pero también algo más, pues este profesional sigue preguntándose a día de hoy "¿Habría sido francmasón si no hubiera sido médico generalista? No estoy muy seguro..."

Es necesario señalar que aunque confiese haber optado por esta disciplina un poco por azar, es a la medicina general a la que el Doctor Arcizet debe su fibra social, así como el interés por las cuestiones sociales, que ocupan para él el espacio central de su compromiso masónico. Con 71 años ¿no continúa siendo residente en un barrio (vive en una barriada, en Rosny sous Bois) y, en cierto modo, el médico generalista, aunque ya hayan pasado cinco años desde su jubilación? "Lo que más me ha impresionado a raíz de mi elección ha sido recibir mensajes de mis pacientes, que me han telefoneado para transmitirme su reconocimiento. Es un reconocimiento verdadero, quizá todavía más grande que el de mis hermanos."

Con desparpajo nos cuenta cómo el Bagnolet de los años 60 era un barrio como ya casi no se puede imaginar en este comienzo del siglo XXI: huertos y caminos de tierra, una fuerte densidad de población ambulante, y una condensación de problemas sociales entre los que destacaban los abortos clandestinos y un alcoholismo endémico. Hijo de un dentista, residente en Marruecos hasta los 18 años, Guy Arcizet no estaba preparado para encontrarse con este universo. Pero nos cuenta que la medicina de familia en el barrio provocó en él un efecto desencadenate: "Sí, fui "pervertido" por esta miseria. Fue una especie de contagio que me permitió construir mi propia identidad social gracias a mi profesión." Siguiendo la lógica de los hechos no será difícil encontrarnos al joven médico militando en el Sindicato de la Medicina General, una organización nacida después del 68 para agrupar a la izquierda de la profesión y que se plantea un sistema de salud alternativo.

Todavía hoy, cuando se le pregunta sobre la crisis de la medicina general, el nuevo capitán del Gran Oriente pone en marcha un discurso sobre el universo sanitario que surge del camino recorrido y de las ideas bien recibidas durante todo ese tiempo. Su hija Geneviève sigue con el trabajo en la que fue su clínica en Bagnolet. Y nos dice que ha tenido suerte al poder encontrar un sucesor -un amigo que continua su labor en Seine-Saint Denis-. Sin embargo, las discusiones de familia le llevan siempre a hablar de la crisis del sistema de saludo. No es una crisis de hoy: "Ya hace treinta años que se percibe una depreciación del médico generalista. En la actualidad hay que decir que su formación ha mejorado, pero sus condiciones de vida y de trabajo suelen ser espantosas, y su estatuto profesional sigue sin definirse. Así que comprendo su malestar", nos dice. El diagnóstico no es complaciente y el remedio es radical: "Habrá que reformar a fondo nuestro sistema de salud, poner encima de la mesa cuestiones muy difíciles, y reflexionar, por ejemplo, sobre el fundamento de la coexistencia de dos secotores, el público y el privado."

Al frente del Gran Oriente de Francia, el nuevo Gran Maestro tendrá la satisfacción de continuar y orientar el trabajo de reflexión de una institución que describe como un cuerpo intermediario de la República, entre el poder y la ciudadanía, y cuyas reflexiones se difunden, según nos dice, "por capilaridad". En esta importate función el generalista sucede a Pierre Lambicchi, un cardiólogo. Quizá sea un signo acreditativo de que las profesiones vinculadas al sector de la salud están muy representadas en el G.O.D.F. Entre sus 35 miembros, el Consejo de la Orden que elegió a Guy Arcizet tiene dos o tres médicos, dos quinesiólogos y un dentista. Y las batas blancas representaban el año pasado al menos un tercio de toda la estructura... En Vichy, tras su elección, el Doctor Arcizet manifestó querer impulsar la reflexión sobre las cuestiones sociales. "Tenemos una comisión de bioética reconocida por la Unesco, que expresa su parecer sobre cuestiones como la gestación en terceras personas, la homoparentalidad y, recientemente, sobre el régimen legal aplicable a enfermos con padecimientos de larga duración, trasplantados de corazón, enfermos de Sida o de cáncer, por ejemplo."

Sobre estas cuestiones que tocan de cerca al mundo de la salud, y sobre otras más alejadas del universo de las batas blancas, Guy Arcizet exhibe una verdadero espíritu aperturista y define la francmasonería como "un camino personal sin ninguna exclusiva". Le gusta recordar que "los caminos de la verdad son muchos" y subraya que en el Gran Oriente "no se rechaza sino a aquellos que excluyen." Intenciones que permiten entender que las puertas del Gran Oriente están más abiertas de lo que se podría imaginar. Y se abren además a la mujer. Y cuando se le plantea la objeción de quel mundo de los iniciados permanece sin embargo en un universo de lo secreto, Guy Arcizet corrige educadamente: "Digamos mejor discreto, porque la tranquilidad resulta necesaria para desarrollar nuestra reflexión fuera de la presión mediática..."


*Traducción realizada por el autor de este blog a partir de la entrevista publicada por el diario médico "Le Generaliste".

jueves, septiembre 16

Un nuevo año...


La Logia Rosario Acuña afronta un nuevo año. Quizá sea un año especial. O no. En modo alguno se puede adivinar el futuro. Pero lo que es indiscutible es que la ilusión que enmarca el comienzo de este año (al menos ése es mi caso) tiene un algo diferente a otros.
Reproduzco aquí el texto que hoy ha aparecido publicado en la página del Taller asturiano.
..........................................................
Un año más, la Logia Rosario Acuña inicia su andadura. Quizá nos encontremos ante un ejercicio especial, pues por fin se ha confirmado como realidad lo que ha sido un anhelo permanente de este taller masónico desde su creación: la posibilidad de iniciar a todo ser humano sin restricciones de ninguna índole.
Realmente la nuestra ha sido una Logia cuya actividad ha sido mixta desde su creación: hombres y mujeres hemos compartido permanentemente un esfuerzo para hacer que el retorno de una determinada forma de concebir y practicar la masonería fuera posible en Asturias. Pero en el momento actual, además, hemos logrado que una determinada concepción de la tradición, con tres siglos de antigüedad, no ponga trabas en nuestro desarrollo. En adelante, hombres y mujeres, además de trabajar, son miembros de pleno derecho de la Logia Rosario Acuña. En adelante, por tanto, no habrá bajo nuestro techo otra cosa que labor desarrollada en pie de igualdad por seres humanos, superando ya y por fin, el concepto de masonería mixta para hablar mejor de una masonería universal, adogmática, desarrollada por personas comprometidas, libres y honestas, sin necesidad de atender a más distinción o cualidad.
Nos aguarda un año interesante. Sigue siendo un objetivo el debate público centrado en torno al derecho de la igualdad, y algún proyecto nuevo pondremos en marcha en este sentido, dando de paso un nuevo impulso a lo que queremos consolidar como "Debates Ciudadanos". Otro tanto sucede con nuestro compromiso activo con la defensa de los valores laicos, apoyando la actividad de entidades que comparten nuestros mismos principios, y poniendo nosotros mismos también en marcha, ya sea individualmente o en colaboración con otros talleres del Gran Oriente de Francia, iniciativas tendentes a la promoción de lo que entendemos es un pilar fundamental de la sociedad democrática. Del mismo modo, al igual que hiciéramos el año pasado, la defensa del principio de libertad de conciencia ocupará un buen espacio de nuestra actividad, cuestión esta de la que iremos informando puntulamente en nuestra página.
Sí, estamos ante un año intenso que encaramos con la mayor de las ilusiones y con el modesto ánimo de contribuir, junto con tantas otras entidades, en la medida de nuestras posibilidades y fuerzas, a un mayor esclarecimiento de la sociedad asturiana.

Asturias, a 13 de septiembre de 2010

lunes, septiembre 13

Con los pies en el cielo

Muñeca de la Infanta Leonor, ayer en Arriondas
............................
"Negar un hecho es lo más fácil del mundo. Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho". Isaac Asimov.
...........................
Ayer visité Arriondas por la mañana. Dando un paseo por el pueblo, llegué a una tienda en la que vendían eso que llaman "souvenirs" junto con otros productos comestibles de la tierra. Apoyadas en el suelo había dos grandes cajas que guardaban sendas y enormes muñecas. Me llamó la antención la pinta mustia que tenían y la atribuí a su vestimenta, que identifiqué con el uniforme de un colegio concertado. Luego reparé en que me encontraba ante una réplica a tamaño natural de la nieta del jefe del Estado y no pude resistir la tentación de hacerle una fotografía.
Con los pies en la tierra me acordé de la diferencia que existe entre utopía y quimera, y pensé en eso que llamamos republicanismo... También por mi mente cruzó la imagen de Bette Davis, dando delicados pasos de baile en "¿Qué fue de Baby Jane?"
¡Qué golpes terribles propina la realidad! Una muñeca que es a la vez Infanta de España y alumna de un colegio de monjas concertado, vestida de luto para la ocasión, preparada para ser arrastrada y vejada por manos infantiles, pero, a pesar de todo, fatalmente dispuesta a cumplir su misión principal: domesticar a la fiera y hacer de la domesticidad estado natural de las cosas.
Con los pies en el cielo, se sigue soñando como la pobre Jane Hudson con el retorno de una luminosa golondrina; pero no volverá. No es que uno haya amanecido hoy pesimista o que se haya dejado vencer por la corte de pavos reales que contaminan el noble ideal y aburren a tantos buenos compañeros. Simplemente -tozudamente pragmático como soy- aplico esa doctrina que toma en cuenta las circunstancias existentes en el momento para, en función de lo propicias que puedan resultar, desencadenar el acontecimiento deseado. Y en este momento la muñeca de Arriondas se me revela como una contundente evidencia de que, en efecto, todo quedó muy bien atado.
*Fotografía realizada por el autor de este blog.

sábado, septiembre 11

Frédéric Desmons, feliz precursor...

Gérard Contremoulin, miembro del Consejo de la Orden del Gran Oriente de Francia, publicaba hace pocos días en "Sous la voûte étoilée", un artículo con el título que encabeza esta nota. Hoy recogemos su palabra que, así lo creo yo, es merecedora de franquear las paredes del hexágono para alcanzar otras latitudes.
..................................................

La Logia a la que pertenezco y de la que fui uno de sus fundadores lleva el nombre de "Frédéric Desmons-Laicismo".
Aparte de haber sido el encargado de informar sobre la cuestión dedicada al Laicismo en el Convento de 1877 en el que se abandonó "la obligación de creer en Dios y en la inmortalidad del alma", Frédéric Desmons había presentado ya en 1869 la primera proposición para proceder a la iniciación de las mujeres en el Gran Oriente de Francia.
No escogimos este patronímico por casualidad, ni por una u otra de las dos iniciativas.
A día de hoy, si a nadie se le ocurre cuestionar la Libertad Absoluta de Conciencia, resulta necesario que aprendamos a vivir y a hacer vivir una obediencia que abre, 141 años después, sus trabajos a la totalidad de la Humanidad. Porque el GODF está integrado por hermanos divididos en torno a esta cuestión. El gran error sería calificar a unos como progresistas y a otros como anticuados. Todos tienen que poder encontrarse a gusto, poder llevar a a buen fin su experiencia iniciática tal y como la iniciaron o la desearon en su día. Habrá por tanto logias mixtas y logias masculinas. Es esta realidad la que integrará la futura identidad del Gran Oriente de Francia. Y hay que construirla.
La proposición adoptada por el Convento de Vichy viene a ser en cierto modo nuestra "enmienda Wallon".
Todos los debates y votaciones realizadas en el último decenio ha revelado la existencia de dos posiciones paralelas. Hay que tributar un homenaje a la Logia que hizo esta última proposición y a la inteligencia de sus hermanos, pues comprendieron que era preferible afrontar un voto que no exigiera una mayoría cualificada (mayoría de las logias inscritas en la obediencia:1147) sino la mayoría simple (intregada únicamente por los presentes). No se trataba en consecuencia de modificar nuestras normas sino de adoptar una propuesta "interpretativa" de las mismas. Sería -y lo es- una propuesta de aplicación inmediata.
Esto es lo que se hizo y hay que decir que se hizo bien.
Adoptado por un único voto de diferencia, la enmienda Wallon instauró la República (N.T.: la Tercera República Francesa en 1875) fijando una duración determinada al mandato de su presidente. Adopotado por una decena de votos nuestro: "sin distinción de sexo" proclama la mixtidad no del GODF, sino en el GODF.
Corresponde ahora dar vida a esta decisión respetando todas las opiniones. Las Logias que lo deseen van a iniciar mujeres. La Logia "Frédéric Desmons-Laicismo" actuará a partir del próximo mes de enero. Fiel a su Declaración Solemne adoptada en 2002, pasará a ser una logia mixta del GODF. Habrá logias que querrán seguir siendo masculinas. Es el suyo un derecho inviolable. Hemos de construir así esta obediencia.
El futuro dirá como se prepararon las diferentes sensibilidades para aceptar este voto con una total serenidad, muy lejos de los truenos y protestas que se nos anunciaban.
Yo tengo una teoría...

Gérard CONTREMOULIN

viernes, septiembre 10

El GODF en el último número de Charlie Hebdo


A muchos en España les sonará de algo la publicación Charlie Hebdo. Sí, es aquel semanario humorístico que la armó muy gorda cuando reprodujo en sus páginas unas caricaturas de Mahoma que previamente habían sido publicadas en Dinamarca. A mí me recuerda a El Jueves en nuestra casa. El caso es que no podía ser de otra forma y (casi para cerrar esta sucesión de noticias que han centrado la atención del blog durante la última semana), justo cuando se cumplen los primeros siete días del "nuevo orden" sin que las logias se hayan inundado de peticiones, y sin que se haya planteado el debate de la paridad que tanto preocupaba a alguna mente iluminada, traigo aquí la caricatura con la que el semanario en cuestión se ha hecho eco del "asunto". Cerramos pues este capítulo con una sonrisa, como no podía ser de otro modo, pues es así también como lo comenzamos.

Olivia Chaumont, primera mujer que ejerce como venerable en el GODF

Olivia Chaumont : primera mujer que ocupa el cargo de venerable en el GODF

El Convento del Gran Oriente de Francia (GODF, del 2 al 4 de septiembre de 2010, celebrado en Vichy), además de haber votado la libertad de las logias para iniciar mujeres ha supuesto toda una consagración para Olivia Chaumont. La arquitecta-urbanista, que fue iniciada como hombre hace ya 15 años, fue reconocida como hermana del GODF por el gran maestro Pierre Lambicchi en enero último, un año después de su cambio de género con efectos sobre su estado civil. Antes de esto, los hermanos en la misma situación eran fraternalmente invitados a "masonear" en cualquier otra parte, por ejemplo en la Gran Logia Mixta de Francia. Olivia Chaumont es en consecuencia la primera mujer reconocida institucionalmente por el GODF, habida cuenta que las seis mujeres iniciadas en 2008 no fueron inscritas oficialmente en los resgistros hasta junio pasado, una vez que la Cámara Suprema de Justicia Masónica tomó su decisión definitiva.

En el Convento de Vichy, Olivia Chaumont intervino como delgada de su logia. "He sido la primera mujer en participar en un Convento del GODF, pero también la primera mujer que ha tomado la palabra", me confiesa ¿Habrá sido un instante solemne e impactante el verla "llegar hasta el atril de oradores"? ¿Olivia tuvo una intervención brillante, en medio de un absoluto silencio", manifiesta satisfecho Guy Arcizet, nuevo gran maestro del GODF. De repente, en su discurso de clausura del Convento, el nuevo responsable del GODF comenzó su intervención diciendo: "Hermanos, hermana..." ¡Toda una novedad!

Y otra novedad más: el pasado mes de junio, Olivia Chaumont fue elegida Venerable maestra de su logia "Universidad masónica", en rue Cadet de París. Y este 9 de septiembre, a las 20:30, el taller se ha reunido para la celebración de Tenida de instalación. Visitantes de otras logias y obediencias han presenciado este acontecimiento.

......................................

Ma chère Olivia, mes félicitations les plus chaleureuses, sincères et fraternelles. Merci de ton courage, de ton travail et de ton example. Je peux te dire que les mots que je t´adresse sont toujours partagés par les FF.·. de l´Espagne: Bien que nous ne faisons pas des grandes avances en voiture on reste très fiers et reconnaisants de toi. Ne nous oublies pas. Compte sur nous!

*Artículo traducido al español por el autor de este blog.

miércoles, septiembre 8

Las nuevas caras de la Francmasonería: Paris Match

Guy Arcizet, nuevo Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, en el exterior del pabellón en el que se celebró el Convento de Vichy.

París Match también se ha ocupado del "asunto". Confío en que los lectores no se quejen del repaso que venimos haciendo desde hace unos días a la prensa francesa, que tras la convulsión que todos conocemos, se ocupa un día sí y otro también de nuestra Obediencia. Este es el artículo de Clément Mathieu, periodista francés al que le corresponde en esta ocasión contarnos la historia.
---------------
El Gran Oriente de Francia autoriza a partir de ahora la iniciación de mujeres por sus logias. La principal obediencia masónica de Francia acaba de elegir a su nuevo Gran Maestro.

Jornada de importantes cambios para el Gran Oriente de Francia (GODF). Cuando acaba de elegir a su nuevo Gran Maestro, la principal obediencia masónica de Francia autoriza además que sus logias puedan iniciar mujeres, una evolución histórica para esta influyente organización secreta (sic). Reunidos en convento -su asamblea general- en Vichy (Allier), los aproximadamente 1200 representantes de las logias con las que cuenta el Gran Oriente, decidieron el pasado jueves por un 51,5% de los votantes que "nadie puede ser rechazado en la obediencia por cualquier tipo de discriminación, incluída la referida al sexo de la persona".
La cuestión de la iniciacion de las mujeres se convirtió durante años en un motivo de discordia. Desde 1974, las logias del "GO" podían recibir a las mujeres miembros de cualquier otra obediencia en calidad de visitantes. Podían asistir a las runiones pero, sin embargo, no podían ser iniciadas y, en consecuencia, no podían tampoco pertenecer al Gran Oriente. Sin embargo, en el año 2008 varias logias admitieron en su seno a "hermanas" e iniciaron a seis mujeres "en nombre del universalismo" y la "igualdad de sexos". Contraviniendo la tradición, y aquello que se consideraba como la regla aplicable, estas logias fueron suspendidas por desobediencia al reglamento general (N.T.: a día de hoy sabemos que, contrariamente a lo que recoge la noticia, estas logias nunca fueron suspendidas). El año pasado, el convento rechazó por un 56% de los votos la posibilidad de que las logias pudieran iniciar mujeres. Pero tal votación fue anulada al existir vicios de forma, permitiendo de este modo una nueva tentativa para lograr la admisión de "hermanas" en esta federación casi centenaria.

"Nuestras logias son en adelante libres para iniciar mujeres"

Toda el proceso de transformación se ha desarrollado en dos tiempos, bajo el impulso de Pierre Lambicchi, el Gran Maestro saliente. El 21 de enero de 2010, Olivia Chaumont, transexual, fue reconocida como "hermana". Hasta ese momento, el Gran Oriente había optado por evitar la cuestión orientando a los hermanos transformados en mujeres hacia obediencias mixtas, señala L´Express, diario que reveló la información. A continuación, el 8 de abril de 2010, Pierre Lambicchi había recurrido a la jurisdicción masónica, la Cámara Suprema de Justicia Masónica (CSJM) concluyó afirmando que las logias eran libres de iniciar mujeres sin que tal cosa contraviniera el Reglamento general de la obediencia.

En consecuencia, las seis hermanas iniciadas fueron reconocidas como miembros de pleno derecho del Gran Oriente de Francia. La decisión fue confirmada en apelación y ratificada por el convento. *"No somos reglamentariamente una obediencia mixta, sin embargo nuestras logias son en adelante libres de iniciar mujeres", explicó a L´Express Pierre Lambicchi. Según esto, queda al albur de cada logia escoger entre iniciar o no iniciar mujeres. "Hoy, entre las 1200 logias de la obediencia, menos del 10% rechazan recibir a las "hermanas" en visita. Pienso que se mantendrá la misma proporción para la iniciación", precisó Pierre Lambicci a Europe 1. Y el Gran Maestro concluye: "Vamos a poder pasar a otra cosa. Ha sido un debate que ha salpicado al Gran Oriente durante diez años".

Un nuevo Gran Maestro a la cabeza del Gran Oriente

Asimismo, el consejo de la orden eligió a Guy Arcizet, medico retirado de 67 años, para ocupar el cargo de Gran Maestro. "Es una vuelta a nuestras raíces, a nuestro anclaje con la izquierda", confió a Reuters un miembro del consejo de la orden recordando que el nuevo Gran Maestro era miembro del Partido socialista. Su predecesor, Pierre Lambicchi, que no se presentaba a la reelección, también era miembro del P.S. pero fue acusado por sus detractores, al igual que el candidato al que apoyaba, de ser muy sensible a las sirenas del Elíseo. Pierre Lambicchi es considerado como próximo a Alain Bauer, Gran Maestro entre los años 2000 y 2003, el cual, a partir del año 2002, ha pasado a formar parte del entorno de Nicolás Sarkozy. Desde el año 2007 es asesor oficioso del Jefe del Estado en temas de seguridad, según la agencia Reuters.


*Para los hermeneutas, lo mejor es que se lean el texto votado por el Convento antes de sacar conclusiones precipitadas.

Traducción realizada por el autor de este blog.

El Gran Oriente en Rue89

Y más... Hoy se ocupa del asunto Rue89. No obstante, que nadie me tache de pesado: comprenda todo el mundo que en este momento me encuentro bajo los efectos de un final feliz y, después de haber pasado las de Caín, Abel, y demás pobladores bíblicos, justo es que me entretenga un poco.
De la noticia llama la atención el análisis "político" que recoge el primer párrafo, cargado con una intencionalidad "pacifista" irreprochable aunque uno no comparta la conclusión jurídica que enuncia. No voy a hacer comentarios sobre si somos o no mixtos. Alguno de los lectores sabrá lo que pienso tras haberme aguantado en Vichy, y cómo siempre recomiendo la lectura de los textos con cierto atención y sosiego. De todos modos, en este momento, la cuestión carece de importancia. Lo verdaderamente trascendente es que ahora sí podemos sonreír, cosa que en cualquier caso -y soy consciente de ello- no nos evitará el suplicio de los hermeneutas.
Retornando a la seriedad, continuaré con las traducciones referidas al Convento de Vichy en la medida en que puedan resultar de interés. Pero celebrado el paso, toca ya ir ocupando el tiempo en más cosas, pasar página y pensar en trabajar para que esos fines tan hermosos que nos identifican dejen, aunque sea por un corto espacio de tiempo, de ser un mero enunciado teórico.
---------------

El Gran Oriente abre sus puertas a las mujeres: una victoria


Lector asiduo y francmasón que milita desde hace muchos años por la causa de la mujer, el autor de este texto, que firma bajo seudónimo, trata sobre la decisión del Gran Oriente de Francia de aceptar la iniciación de mujeres.

Revolución tranquila en el Convento (asamblea general de las logias) de la principal obediencia masónica francesa, que confirma que las condiciones estatutarias de admisión de una logia "no implican ninguna consideración en cuanto al sexo de la persona".

Sin embargo, el Gran Oriente no se hace mixto

El poder legislativo del GODF no ha hecho que seguir los pasos de la justicia masónica que, el 10 de junio último, absolvió a las cinco logias perseguidas por haber iniciado mujeres en el año 2008, constatando que nada en los estatutos se oponía a tal cosa. Los hermanos han rechazado cualquier modificación estatutaria, en un sentido o en otro, y han optado por tomar una decisión que interpreta el reglamento general actual pero de aplicación inmediata. La "sabiduría masónica" ha escogido una solución "soft": "No cambiar nada para que todo cambie".

Consecuentemente el GODF no se ha vuelto una organización mixta: simplemente, las logias que lo deseen podrán admitir mujeres. En cuanto a las otras, habida cuenta que los estatutos no se han modificado, serán libres de trabajar únicamente entre hombres (entiéndase también, aunque se trate de una escasa minoría, de rechazar las visitas de hermanas).

Es evidente que la evolución de la sociedad no dejará de provocar la modificación de los equilibrios existentes, pero al ritmo que decidan cada una de las 1147 logias de la Obediencia. En cuanto a la eventualidad de una vuelta atrás (un GODF masculino), es sencillamente imposible pues, al ser esto contrario a los fines de la asociación (principios de fraternidad y universalismo) y, además, prohibido por la ley "profana" al ser discriminatorio.

A pesar de la combativa resistencia de los partidarios de la "masculinidad", el debate ha terminado sin daños para las partes: una significativa calma reinó entre las columnas (filas) tras la toma de esta decisión.

Mucho más tumultuoso resultó el comienzo de esta asamblea general, que procedió a rechazar el informe de gestión presentado por el Gran Maestro saliente, censurando de paso al consejo de la orden (el poder ejecutivo). Este Convento crítico ha "retomado el poder", juzgando que el mismo había sido confiscado por el ejecutivo saliente.

La cuestión de las mujeres en el GODF: 141 años de debates

El nuevo Gran Maestro, Guy Arcizet, que nunca se ha revelado como persona hostil a la entrada de mujeres en el GODF, a recibido muy bien esta evolución. A partir de este mismo momento varias decenas de hermanas serán iniciadas por toda Francia (añado yo ¡y por España!). Sin ruido, y sin grandes gastos, el Gran Oriente ha llevado a cabo su "aggiornamento": "Vamos a poder ocuparnos por fin de cosas serias", comentan algunos hermanos.

Para la historia quedará el que la cuestión de la iniciación de las mujeres, planteada por primera vez en el Convento de... 1869 por Frédéric Desmons, necesitó nada menos que de 141 años para quedar resuelta. Las cinco logias que en 2008 decidieron "pasar a la acción" iniciando mujeres una vez que tomaron todas las precauciones reglamentarias necesarias, no han hecho otra cosa que apuntarse a una tradición también consistente en el seno de la Obediencia que, después de todo, toma el camino de la apertura y rechaza la exclusión.

Su camino no ha sido fácil, Rue89 se hizo eco de ello, pero ¿qué son dos años en comparación con casi tres siglos de masonería del GODF? Como dicen los hermanos: el tiempo masónico y el tiempo profano no son el mismo tiempo...

Traducción realizada por el autor de este blog.

lunes, septiembre 6

La "mixtidad" llega al Gran Oriente

Siguen las reacciones en los medios de comunicación. En este caso es el diario digital JDD, que nos deja la noticia presentada con alguna inexactitud pero también con algún pequeño detalle interesante:
---------------
Reunido en convento, el pasado jueves, en Vichy, departamente del Allier, el Gran Oriente de Francia (GODF) decidió por un estrecho margen abrir las puertas de sus logias a las mujeres. Una revolución en la francmasonería.

Guy Arzicet es el Gran Maestro del Gran Oriente de Francia.

Pequeña mayoría para una evolución histórica: por un 51,5%, los miembros del Gran Oriente de Francia (GODF) tomaron la decisión de iniciar mujeres. El paso fue dado el jueves por la tarde, en Vichy (Allier), lugar en el que 1.150 delegados de las logias del Gran Oriente celebraro su convento. El lugar fue elegido pora recordar la disolución de las sociedades secretas por el mariscal Pétain, justo hace ahora setenta años.

El artículo adoptado esta semana preve que "nadie puede ser rechazado en la obediencia por causa de discriminación, incluída la de sexo". Hasta el momento actual, las "hermanas" podían ser acogidas como "visitantes", pero no podían ser iniciadas en la principal obediencia masónica de Francia, que tiene ya prácticamente 50.000 miembros. El año pasado, en Lyon, una votación precedente había rechazado la "mixtidad" del GODF. Pero la misma fue anulada por cuestiones de forma. Una comisión de expertos se reunió posteriormente para tener que admitir que los "hombres libres y de buenas costumbres" a los que se referían los estatutos de la obediencia en la época de la Ilustración, no era una referencia que pudiera entenderse limitada al sentido masculino del término.

En el año 2008, un hermano se convirtió en hermana.

"Hombre" en el siglo XVIII se traduce como "ser humano" en el siglo XXI. La decisión tomada en Vichy debería poner fin a las controversias y a la tentación separatista de algunas logias que agitan a la obediencia desde hace ya dos siglos. En la primvavera de 2008, seis logias iniciaron a varias hermanas sin pedir autorización para hacer entrar de una vez a la institución "en el camino marcado por la Historia". En el mismo año, el cambio de sexo de un hermano convertido en hermana originó un enorme rompecabezas. Y algunos hermanos descontentos dejaron caer la posibilidad de un proceso por prácticas discriminatorias.

"Vamos a apaciguar y a volver al fundamento de nuestro trabajo", pronostica Guy Arcizet, el nuevo Gran Maestro. "Soy una persona comprometida socialmente; he sido médico de familia durante cuarenta años trabajando en los barrios marginales de París, y sigo viviendo en una barriada", añade. De 71 años de edad, miembro del Partido Socialista, quiere acentuar la implicación del Gran Oriente en las "cuestiones sociales, colocar en el centro del debate cuestiones como la igualdad de oportunidades, la ecología o los modelos económicos alternativos. Se puede apostar también por una pizca de feminismo.

Observatorio internacional sobre laicismo


COMUNICADO

del Observatorio Internacional sobre Laicismo contra las derivas comunitarias

El Observatorio Internacional sobre Laicismo contra las derivas comunitarias:

- Recuerda que el laicismo no constituye en modo alguno un ataque contra la libertad de expresión y que bajo tal premisa, las posiciones transmitidas en los últimos días en lo concerniente a la política gubernamental de seguridad por la Iglesia católica son legítimas;
- Por el contrario, denuncia el hecho de la recepción por parte del Ministro del Interior al Presidnete de la Conferencia Episcopal a raíz de tales declaraciones, lo que demuestra nuevamente el carácter privilegiado que el gobierno otorga a las relaciones con las autoridades religiosas;
- Manifiesta su estupor ante el hecho de que el Ministro del Interior no haya recibido, habida cuenta de su indignación, a los representantes de la Comisión Nacional Consultiva de los Derechos del Hombre, al Gran Oriente de Francia, etc., poniendo de este modo de manifiesto la indiferencia de la que son objeto cuantos militan por las libertades individuales, colectivas y los Derechos Humanos y que no se basan para ello en una concepción metafísica de la sociedad;
- Expresa su indignación no sólo porque el Presidente de la Conferencia Episcopal haya sido recibido por el Ministro del Interior, sino también porque asimismo será recibido en los próximos días por el Presidente de la República;
- Afirma que el laicismo no es sino el reconocimiento por el Estado de todas las sensibilidades, ya sean espirituales o no, y que sin embargo lo que ha sucedido muestra una vez más la existencia de una preferencia por la sensibilidad religiosa.
Así las cosas, la actitud de los poderes públicos constituye un ataque al democrático principio laico (N.T.: la expresión literal del texto en francés hace referencia a los principios del laicismo republicano).

Jean Michel QUILLARDET,

Presidente del Observatorio Internacional sobre Laicismo contra las derivas comunitarias.

*Traducción realizada por el autor de este blog.

domingo, septiembre 5

Cuestión personal


El apunte para la redacción de este texto lo escribo con un lápiz y apenas iniciado el despegue del avión que me lleva de regreso a Asturias. París ha quedado allá abajo, difuminado por una ligera bruma no lo suficientemente espesa como para cubrir la bella ciudad, bañada por un sol de estaño a mediodía. La imagen, que nunca había contemplado con tanta nitidez, me anima a preparar unas notas que bullen en mí desde hace poco más de veinticuatro horas; justo a partir del momento en que el Convento del Gran Oriente de Francia rechazó sólidamente cualquier referencia a la condición masculina de sus integrantes, así como cualquier otra consideración de género que pudiera derivar en discriminación a la hora de tramitar una nueva admisión. No revelo nada que no se sepa: es público y notorio en este momento y bien está que así sea.
Recordar se convierte para mí en una cuestión personal de importancia capital (pues todo el mundo conoce cuál ha sido mi compromiso durante estos años). Recordar para dar las gracias a los sensatos compañeros de fatiga de mi Logia, la Logia Rosario Acuña, apoyo sólido y convencido, leal y firme, merecedores ahora de recoger como un feliz triunfo esta expresión de la soberanía encarnada por el Convento del G.O.D.F.
Recordar para agradecer también a los Hermanos que en uno y otro Taller de cuantos están radicados en España, han sostenido la misma empecinada pelea por lo que es justo, defendiendo una concepción universal de un modo muy particular de comprender y vivir esta extraordinaria experiencia vital que es para todos la Masonería.
Cómo olvidar a los Hermanos y Hermanas que en Francia han soportado la defensa de una idea sin desfallecer; y ello a pesar de los abundantes obstáculos que han tenido que sortear, alguno especialmente injusto y doloroso.
Recordar para hacer del recuerdo gratitud hacia las compañeras y amigas maltratadas, que han soportado estoicamente el desprecio y cuanta obra se hizo para evitar que este momento que vivimos  fuera posible.
Pensando en todos, escribo con el mismo ánimo agradecido sabiendo que ahí siguen esas mujeres, pacientes, silenciosas (pero no silenciadas), valerosas, cuya sonrisa ha sido uno de los mayores regalos recibidos por mi ánimo, y que tanto me han dado para que, todo recto, pudiera seguir andando mi camino.
Llegado el esperado día, a todos, a todas ¡gracias!
Es hermoso poder darlas y tener a quién hacerlo.
No quisiera olvidar algo que me reafirma más aun si cabe en mi pertenencia al Gran Oriente: el respeto recibido en su seno de parte de aquellos que ni compartían ni comparten mi forma de pensar y entender las cosas, pero que me escucharon y felicitaron estos días con el corazón. Qué actitud tan diferente a la que me acechó en la cercanía, alimentada de desconocimiento, vanidad y resentimiento, y que nunca merecerá más consideración de mi parte que el signo de puntuación con el que se cierra esta nota.

4 de septiembre de 2010, en alguna parte sobre el mar azul, quien sabe si de Francia.

*Fotografía realizada por el autor de este blog.

sábado, septiembre 4

Convento del Gran Oriente de Francia en Vichy

Media página del diario Le Figaro del día de hoy, recién traído de Francia

Como quien dice, acabo de llegar a mi casa. Agotado; habiendo dormido unas nueve horas en tres días, pero feliz tras haber vivido el momento más intenso y emocionante de toda mi existencia masónica. No he podido evitar la comparación con lo que debió de ser aquella lejana jornada del año 1877, en la que el Gran Oriente proclamó el principio de libertad de conciencia como brújula orientadora su propia identidad. La desaparición del texto constitucional de esta frase: "La Francmasonería tiene por principio la existencia de Dios y la inmortalidad del alma", marcó un antes y un después, y también el nacimiento de lo que en la actualidad conocemos como masonería adogmática y liberal. Fréderic Desmons fue el gran artífice de este cambio tras años de persistencia, convento tras convento. También fue quien primero introdujo, en el año 1869, a partir del trabajo realizado por su Logia, el debate sobre la posibilidad de iniciar mujeres habida cuenta de los cambios sociales que entonces ya comenzaban a percibirse, inaugurando algo que, si tenemos en cuenta la prolongada duración en el tiempo del proceso, se convirtió en una tradición del Gran Oriente de Francia: Discutir con cierta frecuencia sobre la iniciación femenina.
Desmons falleció sin embargo en 1910 sin ver cumplido su sueño. El Gran Oriente, ligado a una determinada concepción de la tradición, aplica entonces un uso que le define como Obediencia masculina y que se ha mantenido más o menos inalterado hasta la fecha; reconoce, a diferencia de lo que hace la llamada masonería anglosajona, la cualidad masónica de la mujer y apoya la creación de otros proyectos masónicos, mixtos o femeninos, pero que tienen unas señas de identidad y unos métodos de trabajo específicos diferentes a los suyos. En 1974 se producirá un cambio importante, votándose afirmativamente la libertad de las logias para recibir a las mujeres masonas provenientes de logias exclusivamente femeninas o con una composición mixta.
En muchas ocasiones hemos hecho referencia en este espacio a los acontecimientos que se han venido sucediendo en los últimos años. Quizá el punto de inflexión lo marcó el Convento de La Rochelle, del año 2006, donde una pequeña diferencia de seis votos entre más de mil emitidos, impidió reconocer el derecho de afiliación de mujeres ya iniciadas. Probablemente también entonces se apreció la existencia de una madurez o sensibilidad que no había existido en otro tiempo. La actitud prudente y valiente de Jean Michel Quillardet, que será Gran Maestro entre los años 2006 y 2008, impulsará además un movimiento que se percibe cada vez más sólido. Sobre los últimos dos años todos sabemos bastante y conocemos buena parte de las incidencias acaecidas, así que no considero necesario repetirlas; en todo caso, uno también es dueño de sus silencios y evita ser rehén de una palabra pronunciada con escasa fortuna.
Durante todo este tiempo, que ha coincidido prácticamente con mi incorporación a la Obediencia, he defendido donde, cuando y como tenía que hacerlo, mis ideas. No he cejado en ningún momento. Y el día 2 de septiembre obtuve, como tantos otros que se han mantenido fieles a sus principios, la mayor de las satisfacciones: No existirá en adelante consideración diferenciadora alguna hacia el género de quienes pretendan incorporarse al Gran Oriente de Francia, quedando descartado cualquier trato que pueda resultar discriminatorio.
Todo lo anterior ha coincidido además con la designación de Guy Arcizet como Gran Maestro del Gran Oriente de Francia. Socialista, médico de familia ya jubilado, Guy Arcizet ha sido en el pasado un estrecho colaborador de Jean Michel Quillardet. Su mandato parece apuntar hacia una mayor implicación social de la Obediencia, algo que, sin duda, será bien recibido.
Han sido, como digo, días muy intensos. Días de buena compañía. La mejor que se pueda tener. Días también para ver alguna que otra emocionada lágrima y para reír. También para no olvidar que he tenido la fortuna de presenciar un paso trascendental dado por la más importante de las obediencias masónicas de carácter liberal, el Gran Oriente de Francia.


Diario La Montagne, de Vichy, edición del día de hoy, 4 de septiembre de 2010; también recién traído