sábado, diciembre 31

2012: Los mejores deseos para el nuevo año


No sé cómo será el año nuevo; no sé si la catástrofe económica acabará arrastrándolo todo hacia un sumidero que terminará por engullirnos; no sé si al final seremos el pasto del que habrán de alimentarse las insaciables vacas flacas de nuestro tiempo. Ignoro al asomarme al borde de estos nuevos trescientos sesenta y cinco días, si éste a veces desdichado país, acabará desgarrando una vez más su blanca camisa. Pero sea como haya de ser el inmediato porvenir lo afronto con una inmensa certeza: Que no haré mudanza ni me vestiré del revés.
A pocas horas del final del año quiero desear lo mejor a los buenos lectores de Memoria Masónica. Con los malos, que los hay aunque escasos, no he de perder el tiempo. Lo mejor también a los buenos amigos que han hecho posibles tantas cosas durante este 2011, que ha tenido incluso sus momentos trepidantes. Mis deseos de felicidad para los hombres y mujeres que son el corazón que late en la Logia Rosario Acuña.
¡Fortuna y trabajo! Buen año 2012

lunes, diciembre 26

Banquete de Orden

Taller de la Logia Rosario Acuña. Preparativos del Banquete de Orden del año 2011.
Fotografía propiedad de la Logia Rosario Acuña (G.O.D.F.)
©

Son éstos días de celebración gastronómica en buena medida. Cenas de empresa, comidas, encuentros familiares, celebraciones, despedidas, reencuetros... Media vida se articula alrededor de la mesa. La masonería, esa sociedad tan especial, no es una excepción. Muchas de sus actividades tienen su momento culminante con el mantel de por medio. En Francia (y cito Francia porque es lo que más conozco) además, es habitual que las logias tengan hasta su propia cocina; y también a uno de sus miembros -a veces alguno más- consagrado casi por completo a la elaboración del menú.
El lado gastronómico de la masonería presenta abundantes matices. Aparte los eventos que se desarrollan fuera de lo que llamamos "recinto masónico", hay otros que tienen lugar dentro de él, con más o menos formalidad. Son esas formas las que difieren en un sitio u otro, habiendo incluso quien considera que el momento del encuentro empuñando cuchara y tenedor es una prolongación de lo que llamamos Tenida, esto es, lo que el diccionario de la R.A.E. denomina propiamente "sesión de una logia masónica".
En lo que yo conozco -y que dicho sea de paso no entraña ningún misterio- hay dos instantes especiales que se desarrollan en torno a la mesa: los ágapes y el Banquete de Orden. Los ágapes constituyen, creo, la expresión más clara de ese mundo gastronómico que vive en las logias -insisto: las que yo conozco-. No son exactamente una continuación de la reunión masónica aunque tal vivencia siempre esté presente. A los ágapes está permitida la asistencia de comensales ajenos a la militancia directa en la logia, amigos, simpatizantes, familiares... No es el caso del Banquete de Orden, ceremonia específica y propia de las logias, reglada, que no constituye exactamente una "sesión" al uso, y que pone de manifiesto entre otros aspectos el hecho de que no hay que plantearse las cosas huyendo de lo placentero de la vida.
En estos días, a pesar de todos los kilómetros y horas que uno lleva sobre las espaldas, he vivido mi primer Banquete de Orden en el seno de la Logia de la que soy miembro. No es el objeto de esta nota relatar quién se sentó a la mesa ni qué se dijo en torno a ella. Si publico el apunte es más por hacer aflorar un sentimiento o reflexión personal. Un sentimiento y una reflexión que tienen mucho que ver con la fragilidad de las construcciones que, día sí y día también, vamos levantando. No es que mi "existencia masónica" esté jalonada por un sinfín de experiencias. Pero he visto ya algunas iniciativas que han fracasado casi siempre por lo mismo: Porque se pierde de vista que la Logia no es un proyecto individual de quienes la fundan, sino colectivo de quienes se adhieren a ella en cualquier momento para darle vida con su trabajo; porque se olvida que la concordia no es sinónimo de amodorramiento intelectual y, a la inversa, que una tensión insoportable y permanente no es sinónimo de pluralidad o riqueza de conocimiento. Pocos Banquetes de Orden podrán celebrarse si seguimos creyendo en que hay figuras humanas imprescindibles. Y pocos brindis podremos hacer si, entre la anhelada e inevitable diversidad de opiniones, no es capaz de anidar una mínima idea y necesidad de concordia. Afortunadamente, la Logia en la que puedo compartir tantas y tantas cosas celebra sus siete años de existencia con un Banquete de Orden. Algo se está haciendo bien cuando pueden suceder estas cosas. Un banquete con menú a la carta; con la efigie de Rosario Acuña presente al lado del anagrama de la Logia y del sello de Gran Oriente de Francia; un banquete teñido de azul y feliz como aquellos que se conocieron en otro tiempo sobre nuestro suelo. Inevitablemente hay que brindar por ello. Afortunadamente he podido hacerlo.

Imágenes que acompañan el texto:
1) Ilustracion principal: Decoración del Taller de la Logia Rosario Acuña.
2) Anverso y reverso del menú correspondiente al Banquete de Orden.
3) Juego de marcapáginas editados para la ocasión.

sábado, diciembre 17

Cesária Évora


Yo creo que fue en 1995. Estaba tomando un café en El Arca de Noé, en Cimadevilla, el nombre que guarda lo poco que queda del barrio de pescadores de Gijón. Por los altavoces se escuchaba una voz que cantaba en portugués y ahí supe por primera vez de la existencia de Cesária Évora. Llegó luego a casa alguno de sus discos, escuchados una y otra vez... Y llegó el día en que pude verla en la primera fila de butacas del Teatro Jovellanos, a finales de la misma década de los noventa, seria y descalza.
Cuando hace pocos meses supe que se había retirado por problemas de salud sentí que también había cristalizado algo ligado a una etapa intensamente feliz de mi existencia. Me quedará siempre el recuerdo del Arca de Noé y de aquella mujer enigmática que recorría ante mis ojos, descalza, el escenario del teatro mientras cantaba.
Hoy, sábado 17 de diciembre de 2011, se ha muerto en Cabo Verde Cesária Évora, la diva de pies desnudos acogida por la Ciudad de la Luz, desde donde se convirtió en su madurez en una estrella internacional.

jueves, diciembre 15

La palabra de la masonería adogmática en la Unión europea

* 30 de noviembre de 2011. Fotografía institucional correspondiente al encuentro mantenido por las autoridades de la Unión europea y los representantes del colectivo de entidades filosófica y no confesionales. En primer plano, por la izquierda, Guy Arcizet, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia. En el centro, segunda fila, Jean Michel Quillardet, Presidente del Observatorio Internacional de la Laicidad. También en la segunda fila, segunda por la derecha, Denise Oberlin, quien leyó la declaración conjunta que reproducimos en esta nota.

Son varios los blogs que le han dedicado unas líneas a la entrevista que recientemente (el pasado 30 de noviembre) mantuvieron los Presidentes de la Comisión, del Parlamento y del Consejo europeos, con los representantes de varias entidades filosóficas y no confesionales, entre las que se encontraban el Observatorio Internacional de la Laicidad, o el Gran Oriente de Francia además de otras obediencias masónicas adogmáticas del viejo continente. Las diversas organizaciones suscribieron un texto que fue redactado y leído por la Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Francia, Denise Oberlin. El texto en francés aparece recogido en "Le Blog Maçonnique". En Memoria Masónica publicamos la traducción al castellano con el ánimo de completar la información abundante existente, poniendo a disposición de los lectores hispanohablantes un documento interesante.

Intervención de Denise Oberlin

El preámbulo del tratado de Lisboa se refiere claramente a "los vínculos de la Unión europea y los principios de libertad, democracia, respeto de los Derechos del Hombre y de las libertades fundamentales así como del Estado de Derecho", pero del mismo modo también resalta "los vínculos con los derechos fundamentales definidos por la Carta social europea".

Señor Presidente de la Comisión europea, en su carta de invitación nos señala que no se ha alcanzado una pretendida superioridad moral o cultural. Por nuestra parte decimos que tampoco se ha logrado la superioridad democrática. Las democracias europeas distan de ser perfectas.

Diría, tomando la fórmula utilizada por un parlamentario, que en materia de democaracia somos simples "juniors": progresando adecuadamente pero pudiendo hacerlo mucho mejor. Sí, queda mucho por hacer en varios países europeos para la libertad de conciencia sea plena y completa:

* La separación entre el Estado y lo religioso en los términos recomendados por el Consejo de Europa está lejos de ser la regla general. Por nuestra parte seguimos defendiendo que ningún dogma espiritualista, religioso o de otro tipo, pueda imponerse en ningún Estado de Europa cualquiera que sea.

* No se respetan los derechos de las mujeres en todos lo países de la Unión, ni en el ámbito educativo, ni en el que afecta a la igualdad de hombres y mujeres, ni tampoco en cuestiones de salud reproducitiva.

* Las desigualdades sociales llegan a ser escandalosas. La cada vez más grave crisis financiera agudiza tales desigualdades. El incremento del paro, de la pobreza, de la precariedad y, a modo de colofón, de la inseguridad, hacen necesaria una verdadera Solidaridad Social europea, única capaz de garantizar la paz. La decisiones tomadas por tecnócratas con el fin de resolver la situación de crisis no son comprendidas por los pueblos. No hay comunicación.

* La primacía de lo económico impuesta por una mundialización desenfrenada está socavando los fundamentos económicos de la Unión europea. Europa tiene la obligación de hacer que surja un auténtico gobierno que dé primacía a lo Humano, preservando la dignidad de cada europeo, de cada europea.

Han de abordarse prioritariamente tres cuestiones capitales :


* La finanzas, para alcanzar el equilibrio social,

* La defensa, para la facultad de elegir corresponda a Europa y no a una potencia extranjera,

* La inmigración, porque Norte y Sur son interdependientes. En cuanto concierne a Europa hemos de ser capaces de encontrar, tanto dentro de la Comisión o en el Parlamento, los espacios necesarios para debatir, y hemos de lograr que las organizaciones de la sociedad civil sean escuchadas y tomadas en cuenta.

Me gustaría centrarme ahora en lo que sucede en la "otra orilla" y en eso que se ha convenido en llamar "primaveras árabes". El aleteo de una mariposa puede cambiar el rostro del mundo. En la era de internet, de los transportas ultra rápidos, de las migraciones, de los intercambios económicos globalizados, Europa no puede cerrarse sobre sí misma y mucho menos respecto a lo que sucede en las casas de los vecinos más próximos. Las rebeliones de Túnez, Egipto o Libia han venido a demostrar que estos pueblos se inspiran en los mismos valores universales de los Derechos del Ser Humano que se reivindican en los países occidentales. Cuando hay quien cuestiona la universalidad de estos derechos, estos pueblos han venido a aportar la prueba contradictoria. Estas rebeliones democráticas imponen un cambio radical en las relaciones euro-mediterráneas.

La situación en los tres países es muy diferente. En Túnez y Egipto existía una estructura estatal que sigue existiendo tras los estallidos, sin embargo en Libia todo está por hacer. El elemento común en los tres casos: una generación joven que ha impulsado los acontecimientos. En Túnez y Egipto la joven generación se ha visto beneficiada por la posibilidad de acceder a la educación y no admite la negación de sus derechos y libertades por los regímenes que tomarán el relevo. Es una generación que quiere ser corresponsable en el procecos de construcción democrática en cada país.

La ciudadanía se aprende ejercitándola. Sin embargo estos pueblos apenas han tenido la ocasión de hacerlo. Es la razón por la que hay que acompañar a las instituciones de transición de estas democracias jóvenes hacia la construcción del Estado de Derecho. Es un camino que no se hará en un día, pero tal construcción no podrá hacerse si no es sobre una confianza y un diálogo recíprocos, y no sobre modelos preestablecidos. En ello va la estabilidad de la región. También el futuro de la Unión europea que necesita que el proceso en marcha finalice bien, puesto que no puede avanzar sin que sus vecinos más cercanos se vean asociados a su propio desarrollo.

Hay que poner en práctica programas de educación para la ciudadanía que sean comunes a las dos partes.

Tal educación habrá de ser inclusiva, esto es, integrar al conjunto de la población.

Debe también ser democrática integrando a la totalidad de las corrientes políticas con la finalidad de establecer un diálogo interno y con otros países del Magreb.

Debe preparar a las conciencias para hacer que las religiones pasen de ser un valor identitario -así es como se perciben normalmente- a ser un valor ligado al compromiso individual.

Estos programas han de plantearse desde una doble perspectiva: a gran y pequeña escala. A gran escala deberían ser gestionados por Instituciones europeas semejantes al Centro Norte Sur del Consejo de Europa, en el que la Unión se halla representada (han de reforzarse las acciones conjuntas), y de otra parte, mediante acuerdos de cooperación entre tales países y la Unión.

Por otra parte la Unión europea ha de dar mayor relevancia al valor potencial representado por las organizaciones de la sociedad civil que tiene reconocidas, pues estas entidades pueden, a pequeña escala, ser muy útiles para desarrollar programas complementarios capaces de constituir una red de apoyo. Semejante acción debería venir acompañada por la utilización de los nuevos medios de comunicación, pues todos sabemos la importancia que han tenido las redes sociales en el desarrollo de las "primaveras árabes".

En estos países es necesario reforzar el papel de periodistas y medios de comunicación con el fin de consolidar una prensa democrática y crear así un espacio de información lo más amplio posible. Dentro de la propia Europa hemos de mejorar también la calidad de la información de nuestros medios que, con bastante frecuencia, transmiten estereotipos y prejucios percibidos de forma negativa por estas jovenes democracias.

Las mujeres han salido a la calle y han participado en la caída de las dictaduras. Hoy existe una tendencia a dejarlas a un lado, mandarlas de nuevo a casa, o hacerlas objeto de la poligamia. No es esto lo que esperan. Quieren conquistar un espacio político a nivel nacional y también a nivel local, importante para mantener vivo el cambio. Las mujeres, lo sabemos, son agentes de ese cambio.

Tres son las condiciones necesarias e indispensables:
a) La libre circulación de las mujeres y su seguridad.
b) Una educación igual a la que reciben los hombres.
c) Una independencia económica garantizada a través de la igualdad de ambos sexos para acceder al empleo, así como la igualdad salarial.

Las Instituciones euuropeas han de animar a las nuevas democracias:
a) A inscribir en sus constituciones el principio de igualdad entre hombres y mujeres.
b) A reconocer las necesidades específicas de las mujeres en materia de salud, así como a asegurarles y a garantizarles el acceso a todo tipo de cuidado y atención, incluida la salud reproductiva.
c) A ratificar la convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de toda forma de discriminación respecto a las mujeres.
d) La sociedad civil y sus organizaciones pueden jugar un rol indispensable poniendo en marcha proyectos que respondan a las necesidades identificadas por las mujeres sobre el terreno.
e) Creando redes integradas por mujeres que tengan por objeto reforzar sus capacidades (capacity building) y que hagan posible su acceso a la vida política (educación en el dominio de la oratoria, análisis de medios, etc...). Los medios de comunicación tienen un papel capital a jugar en la promoción de las mujeres.

Lo que ha comenzado en estos países es un amplio proceso de reforma y los cambios se dilatarán igualmente en el tiempo. Que las instituciones europeas se planteen las cosas a largo plazo es el factor capital. No se logrará el cambio democrático si no es mediante un desarrollo coordinado de la propia democracia, del dominio económico y del social. Es la razón por la que resulta importante que la Unión europea dé su apoyo al despegue económico de las nuevas democracias.

La cooperación debe realizarse:
  • apoyando la puesta en marcha de un sistema administrativo democrático.
  • mejorando las infraestructuras, vías de comunicación (carreteras, trenes, aeropuetos) para beneficiar tanto el tráfico interno como externo con la finalidad de facilitar los intercambios entre estos países del Magreb.
  • apoyando las fuentes de riqueza existentes, tales como el turismo en Egipto y Túnez.
  • desarrollando el sector terciario en el que miles de jóvenes diplomados podrían demostrar su capacidad para sustentar la economía de su país.
  • promoviendo la creación de industrias, mejorando la producción rural respetando al tiempo el medio ambiente y reforzando el sector salud.

Todos estos programas han de ser necesariamente transversales con independencia de quién sea el promotor, es decir, han de acompañarse obligatoriamente de programas de educación para la ciudadanía, incluir programas destinados a desarrollar las capacidades de las mujeres para asumir responsabilidades, y dar prioridad al empleo de los jóvenes que constituyen la mayoría de la población de estos países. Ya no es tiempo de contentarnos con palabras: la acción ha de ser nuestro objetivo.

Tarea enorme, difícil, que requiere del esfuerzo de todos. La cooperación ha de ser reforzada pero también racionalizada para evitar la pérdida de eficacia entre los gobiernos, la Unión europea, el Consejo de Europa, el Centro Norte Sur para el desarrollo democrático de la Unión para el Mediterráneo que, ya a día de hoy, mantiene una excelente cooperación con Argelia, y que a largo plazo debe ser la columna vertebral del desarrollo económico de esos países, sin olvidar el papel complementario vital que pueden jugar las organizaciones de la sociedad civil.

Señor Presidente de la Comisión europea, como Ud. ha dicho en su discurso de 2011 sobre el estado de la Unión: "... el mundo en transformación en el que vivimos necesita de una Europa que asuma sus responsabilidades... una Europa que ha de dirigir también su mirada hacia sus vecinos del Sur... para ayudarles asociándolos estrechamente a una visión política y a una mejor integración desde un punto de vista económico". Deseamos que la Asociación para la Democracia y la Prosperidad sea capaz de lograr sus objetivos.

Solos nada podemos, juntos podemos muchos. Estaremos presentes siempre porque trabajar por la mejora constante de la condición humana es un ideal de las Obediencias masónicas.

*Agradecemos desde Memoria Masónica el trabajo de Le Blog Maçonnique.

domingo, diciembre 11

Santa Cruz de Tenerife y su taller masónico

Exterior de la fachada del taller masónico de Santa Cruz durante su construcción (1899/1902 aproximadamente).

Firmado por Naima Pérez e ilustrado con una fotografía de Jonay Rodríguez, el diario La Opinión de Tenerife recoge hoy la noticia que reproducimos en Memoria Masónica. Patrimonio singular y de lo poco que quedó en pie, no dejan de aparecer dudas sobre su futuro. Quién sabe qué sucederá con el célebre edificio en estos tiempos de tribulación en que todo es mudanza...

.........................

Santa Cruz

El Ayuntamiento busca dinero para rehabilitar el templo masónico

El inmueble, que está catalogado como Bien de Interés Cultural, se encuentra cerrado y en mal estado una década después de que la corporación lo comprara

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife no descarta la posibilidad de busca financiación privada para restaurar el templo masónico de la calle San Lucas, una reforma que viene coleando desde hace muchos años y que ha estado en el centro de ciertas disputas políticas. El actual equipo de gobierno se ha propuesto impulsar de nuevo la rehabilitación de este edificio de principios del siglo XX y declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2007 y al frente de este nuevo intento está el teniente de alcalde, el socialista Julio Pérez, y la Concejalía de Patrimonio que dirige Clara Segura. Malos tiempos para las obras, porque la situación de crisis económica se lo come todo y mantiene a la corporación local en un momento presupuestario complicado.
Ya en su momento, cuando el inmueble pasó a manos del Ayuntamiento, en el año 2001, que lo adquirió en una subasta, la corporación local valoró de forma estimada su acondicionamiento en dos o tres millones de euros.
De ahí la necesidad de buscar bajo las piedras cualquier fórmula que permita recuperar el edificio para un disfrute museístico. Ya en 2010 el grupo municipal socialista, entonces en la oposición, amenazó con llevar a los tribunales al anterior equipo de gobierno, liderado por Miguel Zerolo, si no se sacaba a concurso la rehabilitación del inmueble. El anuncio de la denuncia respondía al incumplimiento del acuerdo plenario de diciembre de 2009 en la línea de la convocatoria del citado concurso. Lo cierto es que tras los comicios de mayo de este año, el pacto entre CC y PSC dejó a un lado aquella iniciativa legal.
Así pues, la pelota moral está ahora en manos de los socialistas, que se han propuesto junto al resto de la corporación buscar esa necesaria financiación. El objetivo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife es devolver la configuración original al inmueble, después de que el Ejército, en los años en que utilizó el edificio como farmacia militar, modificara algunos aspectos de la construcción.
Que el templo masónico se convierta en un museo –no exclusivamente para mostrar objetos o contar la historia de las logias masónicas– es el objetivo actual. Para ello, Julio Pérez asegura que quiere contar con las ideas y proyectos elaborados hasta la fecha, aunque aún no se ha decidido quién se encargará de ello. Existe, en cualquier caso, un Plan Director, elaborado en su día por el arquitecto José Miguel Márquez Zárate, y que la anterior corporación terminó por descartar. Aunque no existe una versión oficial, varios responsables técnicos consultados apuntan a que intereses políticos intervinieron en este asunto.
El equipo de Miguel Zerolo optó entonces por nombrar al arquitecto municipal, Germán Delgado, responsable del proyecto, algo que le valió más de una crítica, ya que algunos expertos consideraron que cualquier arquitecto no era válido para llevar a cabo una restauración del calado que requiere el templo masónico.
Sea como fuere, el Cabildo de Tenerife, competente en la autorización de obras en los edificios catalogados Bien de Interés Cultural, como es el caso del templo masónico, sólo cuenta en estos momentos con el citado Plan Director. El director insular de Patrimonio Histórico, Cristóbal de la Rosa, apunta que el área que dirige está a la espera de que la corporación local le explique si el documento que tiene sobre su mesa es sólo orientativo o constituye un proyecto sobre el que se trabajará. "Le hemos pedido al Ayuntamiento que nos diga si es sólo una consulta previa o si quieren que emitamos nuestra posición oficial", explica.
Sobre este asunto, Julio Pérez admite que "aún es muy pronto para saber" qué pretende hacer el Ayuntamiento, más preocupado por la búsqueda de financiación en un momento muy complicado económicamente. El teniente de alcalde reconoce que no tiene aún una respuesta para dar al Cabildo, pero asegura que a través de la Concejalía de Patrimonio, que dirige la concejal socialista Clara Segura, se está trabajando en contacto con distintas organizaciones interesadas, como las logias y las diferentes administraciones.
Vías de financiación
El dinero para acometer una reforma como ésta podría venir a través de varias vías, ninguna descartada. Como novedad, Julio Pérez anuncia que se le ha planteado la posibilidad de echar mano de recursos privados, aunque no concreta su procedencia. Así pues, aunque las opciones de financiación pública "están regular", habría que mirar al Ministerio de Cultura, a la conocida normativa del 1% Cultural, a los fondos autonómicos o cualquier otra fórmula.
Al margen de la financiación, Julio Pérez asegura que quiere avanzar al mismo tiempo en el diseño definitivo del proyecto de rehabilitación del inmueble de la calle San Lucas. Pérez informa de que en Salamanca existe una reconstrucción del edificio de San Lucas como minimuseo "y hay quienes creen que algunos de los objetos que hay allí pertenecieron al templo de Santa Cruz".
El futuro del edificio, si llega a buen puerto esta vez el propósito del Ayuntamiento, es conseguir convertirlo en un museo relacionado con la masonería e, incluso, con la historia de Santa Cruz. "Es posible que la temática masónica no sea suficiente para llenar de contenido el museo", explica Pérez, quien aclara que lo que no será es un lugar de exhibición, por ejemplo, de arte contemporáneo.
Ha pasado ya una década desde que el Ayuntamiento comprara el inmueble al Estado y no se ha acometido actuación alguna dirigida a su conservación. Tan solo se consiguió incluir en el Fondo Estatal de Inversión Local, dentro del conocido como Plan E, una partida de casi 75.000 euros para arreglar el tejado del edificio, según publicó en 2009 el periódico digital loquepasaentenerife.com.
El templo forma parte, además, de los siete inmuebles municipales declarados BIC que están cerrados a cal y canto en la ciudad. En la búsqueda de razones que justifiquen este abandono está siempre la económica. El citado diario digital publicó en 2009 que esta "enorme desidia" en la conservación del edificio había provocado "un gran malestar entre sectores locales de la política y la cultura".
Asimismo, relató en la misma información algún "episodio extraño", como que "a instancias de la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife –dirigida entonces por Alfonso Soriano–, se llegara a discutir en el Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias la posible pérdida del título de Bien de Interés Cultural para poder ejecutar en su interior una serie de obras de reforma que desvirtuarían sus características originales. Se trataba de impedir, además, que el templo fuera vuelto a utilizar por los masones para el fin que fue construido".
El edificio
El templo presenta una estructura bastante sencilla. Tras la puerta principal del inmueble, con clara simbología egipcia –lo ponen de manifiesto las cuatro esfinges de la fachada– se accede a un vestíbulo. Al otro lado de éste se encuentra una puerta que da paso al Salón de Tenidas o salón central.
Según la obra Historia de la Masonería en Canarias, del historiador Manuel de Paz, en este salón destacaban el pavimento de mosaicos, dos columnas negras y un espacio elevado, similar a un altar, al que se accede mediante tres peldaños -en la imagen superior-. Las paredes de esta sala estaban pintadas de oscuro, según la tradición del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
El edificio cuenta además con una Cámara de Reflexión en el subsuelo, hecha en un tubo volcánico natural. Esta estancia era el primer lugar al que accedían los candidatos para ser iniciados en la masonería. Según De Paz, uno de los expertos críticos con la decisión del Ayuntamiento de dejar el proyecto en manos del arquitecto municipal, la Cámara de Reflexión del templo de Santa Cruz "es, sin duda, una de las más impresionantes del mundo". "Cuando se encontraba en uso, estaba decorada con elementos propios de la masonería", explica en su obra.
En el segundo piso se encuentra la Sala de Banquetes y, finalmente, el último piso posee algunas habitaciones.

sábado, diciembre 10

Homenaje a Charles Porset

El próximo 7 de enero de 2012, a las 14:00 horas, tendrá lugar en París un homenaje a una de la figuras intelectuales de referencia del Gran Oriente de Francia.
Transcribo al español en Memoria Masónica la referencia publicada esta misma mañana por el Blog Sous la Voûte Étoilée, contando para ello con la autorización de su administrador a quien desde aquí doy las gracias y envío un fuerte abrazo.



Homenaje a Charles PORSET

Ilustración, Revolución, Francmasonería
Conferencia pública el sábado 7 de enero de 2012 a las 14:00 horas

Organizado por la Respetable Logia "Leonardo da Vinci", bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia en el Templo Arthur Groussier, Sede central del GODF, 16 rue Cadet, 75009 PARIS.

Con la participación
Cécile REVAUGER y bajo la presidencia honorífica de Jean-Claude PORSET.
Con las intervenciones de : Guy ARCIZET, Gran Maestro del GODF, Philippe FOUSSIER, Consejero de la Orden del GODF, delegado regional de París III,
Jean-Claude PORSET, Gran Orador del Gran Capítulo General del GODF, Michel DANA, Venerable Maestro de la Respetable Logia "Leonardo da Vinci"
Programa :
• "Charles y la Ilustración", por Cécile REVAUGER
• ¿Cómo se convirtió Hiram en un sans culotte? par Eric SAUNIER
• La visión de Charles Porset sobre la francmasonería del siglo XVIII: una aproximación metodológica y crítica, por Roger DACHEZ
• Charles Porset y las Logias : de las Nueve Hermanas a los Amigos Reunidos, por Anne-Marie MERCIER
• Charles y el simbolismo, por Jean-Charles NEHR
• Charles Porset, un "voltairiste voltairien", por Sylvain MENANT

Clausura :
« Charles y yo: nuestro acuerdo divergente », por Michel MAFFESOLI.
In Memoriam ∴

Inscripción gratuita y obligatoria: hommageporset@gmail.com

jueves, diciembre 8

II Salón del libro y cultura masónicas en Toulouse: Un informativo en la televisión local


Hace unos días publicábamos en el blog un apunte referido a la celebración en Toulouse de la Segunda Edición de un Salón del Libro muy particular: dedicado íntegramente al mejor conocimiento de la masonería a partir del acceso a la obra de autores que gozan del reconocimiento general. A través del blog Gadlu.Info he sabido que un "telediario" local ha dedicado unos minutos del informativo del día 5 de diciembre a este evento. Hay que remarcar que, a través del enlace recogido en el citado blog, cuesta un poco dar con el reportaje en cuestión, pues se trata de una cadena de televisión (Tele Toulouse) y por la propia evolución de la actualidad los diferentes documentos van solapándose uno tras otro en el archivo de imágnes y programas. Para evitar que el lector pueda extraviarse en ese pequeño mar de informativos he optado por descargar el programa y publicarlo aquí. Quien quiera ir directamente al grano puede hacerlo moviendo el cursor hasta el minuto 4:30.
El reportaje comienza haciendo una referencia al "fin del secretismo" para hacerse eco directamente de la iniciativa del Instituto de Estudios Masónicos de Toulouse. Gérard Soulier, secretario de esta entidad en la actualidad, interviene en dos instantes prácticamente consecutivos para recordar que hablamos de un entorno más bien discreto, lo cual no ha impedido que se haya querido presentar con el Salón del Libro, al gran público en general, y también a los propios masones, una idea de la masonería alejada de lo que uno suele ver en los magazines (sin duda se refiere -y esta es mi interpretación personal- a toda esa mezcolanza de tópicos ligados al secretismo, al esoterismo de mesa camilla y a las estanterías de ciencias ocultas que, desgraciadamente, suelen acunar en muchas librerías el material dedicado a esta centenaria institución). Un éxito, sigue diciendo la locutora, a celebrar por la organización de un acontecimiento que ha tenido más de dos mil visitas. La segunda intervención de Gerard Soulier incide en las respuestas que pueden hallarse en el seno de la francmasonería, a las referencias que uno puede encontrar a la par que vive en un mundo, el de nuestros días, caracterizado por
una permanente transformación.


Diversos blogs se hacen eco del escrito presentado en la mañana del que a estas horas de la madrugada ya es el día de ayer. Cito por ser el que más objetivo y respetuoso ha sido en la presentación de la noticia -norma de la casa- a El Masón Aprendiz.
Como el lector podrá fácilmente apreciar, el organismo del Ministerio de Cultura encargado de la gestión de archivos y bibliotecas dio por bueno, mediante la firma de un convenio el pasado mes de octubre, el que una determinada organización masónica fuera tenida por colaboradora a la hora de tratar de la difusión y estudio de legado despositado en el Centro Documenal de la Memoria Histórica. 
A partir de ahí, excitada la dinámica de la competencia mercantil, resucita el eterno dilema hereditario que ha afectado a una parte de la masonería española, resuelto desdichadamente mediante la utilización de una denominación con raigambre histórica que ya no tuvo más proyección tras la muerte del dictador y el retorno de la democracia. Así surge lo inevitable: alguien dice que recogió aquel testigo para exhibirlo a la puerta de un ministerio o hacer una operación de marketing que personalmente no me ha gustado
La estructura de la masonería española es relativamente compleja. Dejando a un lado todos los artificios personalistas que emergen y se sumergen una y otra vez en función de los apegos y enfados de quienes los guían, en nuestro suelo no existe únicamente una obediencia masónica. De origen francés, Le Droit Humain, tiene una acreditada presencia en España con anterioridad al estallido del conflicto bélico que marcó la desaparición de nuestra francmasonería. De igual modo ha existido en nuestro país una masonería liberal (en el antiguo y noble sentido del término) que desarrolló una cultura simbólica y mixta en sus logias. Y por seguir con los ejemplos, incluso el propio Gran Oriente de Francia, aunque fuera modestamente, tuvo presencia en nuestro país a mediados del siglo XIX, en Gijón y Barcelona, ciudades donde se asentaron sendas logias. 
Llegados aquí hay que lamentar que sucedan estas y otras cosas, aunque prefiero dejar al lector con la reproducción que figura en el encabezamiento de esta nota:  El texto suscrito por los representantes del Espacio Masónico de España, integrado -y haré lo posible por ser preciso y exacto con las denominaciones de las entidades que lo componen- por la O.M.M.I Le Droit Humain, la Gran Logia Femenina de España, la Gran Logia Simbólica Española y las Logias del Gran Oriente de Francia en España.

martes, diciembre 6

Un inédito artículo de Pierre Mollier en Mandiles Azules


Mandiles Azules acaba de publicar un artículo de Pierre Mollier. El título, "En los orígenes del Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia", perfila con claridad el contenido del texto. La redacción, inédita, ve la luz en francés, español y portugués, siendo la traducción a estas dos últimas lenguas la que recoge el conocido espacio consagrado al Rito francés.
Varios son los interrogantes que plantea la introducción del trabajo de quien es una de las actuales referencias y voz autorizada de la historiografía masónica. El lector podrá hallar las documentadas respuestas que explican dónde enraíza la legitimidad del G.O.D.F. al referirse a la administración y práctica de los Órdenes de Sabiduría, ubicando con precisión en el tiempo la relación existente entre el Gran Oriente de Francia y este particular sistema de grados del Rito francés, una relación iniciada poco tiempo después de la creación de la Obediencia con su configuración actual, en 1773, y que ha tenido una particular e ininterrumpida evolución hasta nuestros días.
Esperando que les guste tanto como a mí, sin más comentarios dejo aquí a los lectores el enlace que les permitirá acceder a este interesante trabajo:

HHhH



Himmlers Hirn heist  Heydrich. El cerebro de Himler se llama Heydrich. HHhH. Es el último libro que he leído antes de comenzar anoche con "El contable hindú", de David Leavitt. El autor de la obra cuya portada reproduzco en el blog es el francés Laurent Binet, que además ha recibido el premio Goncourt a la primera novela. La referencia que tuve sobre su texto me llegó no hace muchos días, a partir de un artículo que apareció publicado en el suplemento dominical de un periódico.
Reinhardt Heydrich fue un criminal de guerra. Una encarnación del mal apodada "La bestia rubia". Se convirtió en la mano derecha de Friedrich Himmler y diseñó la muerte a gran escala. La muerte planificada y mecanizada de millones de personas. Protector de Bohemia y Moravia, se asentó en Praga, desde donde dirigió su particular régimen de terror.
Dos paracaidistas lanzados por un avión británico en suelo checo asumieron en secreto una complicada misión. Fueron los primeros pasos de la "Operación Antropoide" que culminó el 27 de mayo de 1942 con el lanzamiento de una bomba contra el Mercedes que conducía a Heydrich a Praga.
La obra de Laurent Binet me ha impactado. Es la razón por la que le dedico un breve comentario en este blog. Ya no son sólo sus reflexiones personales acerca de la naturaleza de semejante monstruo y de todo el mal que acarreó mientras vivió y aun después de muerto; es la forma de escribir. La manera de construir un relato que nunca abandona la realidad sobre la que se deslizan sus palabras, una tras otra, para elaborar un estilo ágil y que, creo, el lector no podrá olvidar. Los cobardes no salen bien parados en este libro. Tampoco los traidores. 
Sobre las cuatro "h", mayúsculas y minúscula, que dan nombre al libro, Laurent Binet levanta un monumento a la memoria, a la dignidad humana. A la heróica dignidad de los paracaidistas, Kubis y Gabcik, que asumieron la misión encomendada sabiendo que caminaban hacia la muerte; y a tantos hombres y mujeres, anónimos o no, que hicieron posible que Europa conociera un primer y certero ejercicio de resistencia.

domingo, diciembre 4

Manifestación de masones


Templo de la Gran Logia Nacional de Francia, fotografía de SIPA/V.S.D./PICARD JEAN, France Soir

No ha sucedido aquí, en España, sino un poco más al norte y en el seno de una Obediencia reconocida por la Gran Logia Unida de Inglaterra: La Gran Logia Nacional de Francia.
No suelo ocuparme de los asuntos internos de otras organizaciones en este blog y esta no va a ser la excepción. Pero si me detengo sobre la última peripecia que ha afectado a la corriente masónica anglosajona en el país vecino es por lo sorprendente del hecho en sí: Un buen número de medios de comunicación franceses recogen en sus páginas el relato de la manifestación que tuvo lugar ayer, donde varios centenares de personas enarbolaron pancartas y carteles, ejerciendo el derecho a la acción de protesta y exigiendo la dimisión de la actual dirección de la Obediencia.
La Gran Logia Nacional francesa viene desde hace tiempo siendo objeto de atención de los medios. Problemas jurídicos de diversa índole entre los que es fácil perderse; intervención de los tribunales y nombramiento de una administradora judicial; tomas de posición de miembros de otras Obediencias francesas, han sido elementos presentes en los periódicos, blogs y listas de información en el último año y medio. No es para menos porque la situación es delicada.
A título personal, como digo, desconozco la génesis del problema y he de confesar que tampoco me interesa mucho. Sí me ha sorprendido cómo ha aflorado a la superficie la punta de este iceberg en un proceso de final incierto.
La Gran Logia Nacional de Francia nace en 1913, y es la culminación de un proceso desencadenado por la decisión adoptada por la Asamblea del Gran Oriente de Francia en 1877, que implicó la aplicación del principio de libertad de conciencia y, en lógica consecuencia, la desaparición de la obligación de creer en un ser superior y en la inmortalidad del alma. Quienes entendieron que semejante decisión hacía saltar por los aires una determinada "línea tradicional" se agruparon en lo que luego se ha dado por mal llamar "regularidad inglesa". No se ha de tratar en logia ni de política ni de religión, dicen. Sin embargo aquel cuya dimisión se pide, François Stifani, manifestó que la GLNF estaba a disposición del Presidente de la vecina República. Del actual Presidente... Una razón más para el escándalo que se debió montar ayer por la tarde a tenor de la letra de algunas pancartas.
Uno piensa cuando lee todas estas cosas que recogen los diarios del día de hoy, en lo diferentes que son unas entidades de otras; en los planteamientos tan distintos que se sostienen y en que, en efecto, son varias las "masonerías" que existen. No por ello puedo desear ningún mal aunque jamás me plantearía una militancia masónica en una organización dogmática. Y es que no hay organización que esté libre de las tensiones que van ligadas a la naturaleza humana. Es algo que nunca se debe olvidar.
Hecho el comentario, desde aquí, dejando la sorpresa que motiva la nota a un lado, no puedo menos que desear el mejor final para lamentable historia.

La noticia en algunos medios de comunicación:
Diario Libération
Diario Le Figaro
Diario Le Parisien
Diario France Soir
Europe 1

lunes, noviembre 28

Toulouse: Segundo Salón de Libro y Cultura Masónicas



Queda un poco lejos en lo que a distancia se refiere, pero nunca se sabe. Si alguien decide pasar el próximo puente en la "Ville Rose", puede acercarse este fin de semana al Segundo Salón del Libro y Cultura Masónicas, que tendrá lugar los días 3 y 4 de diciembre en el Espacio Vanel de la Mediateca de Toulouse.

Participar en catorce mesas redondas; o la posibilidad de asistir a diversas conferencias que tratarán sobre la "iniciación", la bioética, la relación de la mujer y la masonería, el simbolismo y el pensamiento articulado en torno a él, o algunos de los aniversarios históricos que han marcado el año que finaliza -la proclamación de la II República Española o los 140 años que han transcurrido desde el levantamiento de La Comuna-, formarán la oferta cultural de esta segunda edición del Salón del Libro y Cultura Masónicas que ha enraizado en la ribera del Garona.

Son muchos los autores que participarán en las actividades que rodearán este segundo y tan particular encuentro, autores que, todo hay que decirlo, forman parte de una personal y escogida biblioteca. Quien quiera escuchar a Roger Dachez, a André Combes, Pierre Mollier, Brigitte Castella, entre otros muchos, lo tendrá muy fácil si se acerca a Toulouse. Queda dicho. Y queda también aquí enlazado el programa de actividades que puede encontrarse en la página del Instituto Tolosano de Estudios Masónicos.

martes, noviembre 22

Olivia Chaumont en France Culture: "La constructora-arquitecta, transexual, francmasona"

Esta tarde, a las 17:00 horas, comenzaba la emisión del programa cuyo enlace recoge también en Memoria Masónica *. Se trata de un documental radiado por France Culture, dirigido por Vinciane Haudebourg y Diphiy Mariani, centrado en la figura humana de Olivia Chaumont, la mujer que, como bien dice el pie de foto publicado en el sitio del reputado medio radiofónico, hizo culminar la evolución del Gran Oriente de Francia hacia la aceptación de la mujer, no tanto en los trabajos masónicos -cosa que no era el objeto de discusión- sino como miembro de pleno derecho de la organización.
Pasado el tiempo uno sigue leyendo cosas que revelan la difícil digestión que para algunos ha supuesto este proceso irreversible. No hace mucho, un conocido blog francés dirigido por un periodista al que se le atribuye la cualidad de "especializado" en "asuntos masónicos", hacía un análisis de las últimas votaciones celebradas en Vichy errando de principio a fin en la disección: Se olvida que la opción de la masculinidad -o no se resalta intencionadamente- ha sido rechazada por más de un ochenta por ciento de los delegados. Se olvida que la misma opción llegó a contar sin embargo con un cincuenta y uno por ciento de los sufragios hace tan solo ¡tres años! Y se olvida que el resto de las votaciones no hacen sino revelar que finalmente ha calado un argumento que algunos hemos repetido hasta la saciedad: que nunca ha sido necesario modificar una normativa que, en su letra, jamás ha reflejado prohibición alguna por razón de género. A qué poner pues etiquetas a algo que no lo necesita.
La entradilla redactada por France Culture para presentar el documental dice de Olivia Chaumont que es arquitecta de su propia intimidad. Que nació niño allá por 1950. Olivia creció en una época en la que la transexualidad era reconocida como una enfermedad mental. Se arregla como puede en la vida diaria, se casa dos veces y si bien no sufre cargando con su diferencia sí vive cierto malestar social. Con 57 años da el paso de enfrentarse a una operación. Asume en ese momento su nueva identidad al tiempo que muchas de sus relaciones de amistad se resquebrajan. Optimista, acepta las pérdidas con la idea de refundar su existencia.
Cuando se llamaba Olivier, culminada brillantemente con un premio la carrera de estudios, hacía frente a obras de gran envergadura. Encabezando un equipo de 12 personas hizo surgir de la nada, en Saint Nazaire y en Montreuil, construcciones colectivas y viviendas sociales. Ahora, siendo mujer, actúa sobre espacios ya existentes y más pequeños. En solitario. Es otra manera de trabajar. Pero siempre conservando ese interés por las líneas depuradas y el aspecto aéreo que el arte arquitectural puede dar a las construcciones más voluminosas.
Ha ido nada menos que a la Asamblea Nacional para exigir mayor facilidad a la hora de realizar cambios en el estado civil. Valiente, Olivia actúa impulsada por un anhelo de igualdad y justicia social.
En 1992 Olivia se refugia entre el compás y la escuadra y entra en el Gran Oriente de Francia siendo un hombre. Su obediencia (caracterizada por los valores progresistas pero exclusivamente masculina) enfrenta una situación delicada cuando anuncia a sus hermanos el deseo de ser una hermana. Olivia aguanta el tirón y el Consejo de la Orden vota. Finalmente será la primera mujer del Gran Oriente de Francia y la primera mujer en tomar la palabra en un "convento" (asamblea masónica) en Vichy. Fue un mes de septiembre. Es mismo día se tomó una decisión histórica: cada logia del Gran Oriente de Francia sería libre para iniciar a las mujeres.

El documental cuenta con la participación de:

Olivia Chaumont
Guy Arcizet, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia
Guy Zuili y Nicolas Froeliger, francmasones
Loïc Jauvin
, urbanista
Michelle Delaunay
y Marc Lumbrosso, amigos de Olivia

Producción: Vinciane Haudebourg
Realización: Diphy Mariani
Técnicos: François Rivalan, Eric Damaggio y Julien Bourdais

*
Hacer click en el micrófono o en los enlaces resaltados para escuchar la emisión.

sábado, noviembre 19

Luz Atlántica: Nuevo sitio web



La primera vez que pisé el suelo de Gran Canaria fue en noviembre del año 2003, si no me falla la memoria. Recuerdo que cogí el avión en Ranón y aterricé allí tras un viaje que, quizá por la expectación, no se me hizo muy largo. Recuerdo largos paseos por la Playa de las Canteras los dos días que estuve allí; la conferencia de Manuel de Paz en aquel Foro Cívico Canario que comenzaba a andar, y donde para quien lo ignoraba absolutamente todo como yo, pude conocer un poco de la historia de la Masonería en las Islas Afortunadas. Creo que era noviembre, sí.
A.S. era entonces el miembro del Consejo de la Orden del Gran Oriente de Francia elegido por las Logias de la región administrativa a la que pertenecen los talleres españoles. Y a él le correspondió asumir el "encendido de luces" de una logia que, pasado el tiempo, no dejo de ver como gemela de aquélla a la que pertenezco en Gijón: Un nacimiento cercano en el tiempo, casi consecutivo -octubre de 2003, mayo de 2004-; quizá una identidad muy marcada y próxima, forjada por una evolución similar en la que no se dejó de exhibir una constancia e ilusión inagotables.
Tras aquella experiencia otoñal en el año 2003 llegaron nuevos viajes. Encuentros en Francia; en Gijón, en torno a la figura de un amigo compartido, Luis Montes; y otra vez en Gran Canaria: En mayo de 2010 me vi de nuevo envuelto en la calidez de la ciudad de Las Palmas, al poder ser testigo privilegiado de una edición de los Debates Ciudadanos volcada en la defensa de la Libertad de Conciencia. Y luego siguieron llegando los días felices del verano que han hecho que tenga de esa isla -y de quienes tanto allí me han dado- un recuerdo permanente. Uno de esos recuerdos que se hacen presentes casi todos los días y que te llevan soñando a poco que cierres los ojos hasta el mar verde de plataneras de Arucas; o a la visión casi infinita del horizonte azul que vive en la Cruz de Tejeda; o hasta las moles de roca negra, imponente e inquebrantable, que asombran al Atlántico desde el puerto de Agaete.
La Logia Luz Atlántica, ese taller gemelo de mi casa, acaba de construir y publicar su nueva página. No podía dejar de escribir una nota, por leve que fuera, sin comentar esta circunstancia. Quizá el apunte debería contener otro tipo de detalles referidos a las características técnicas de esta herramienta de comunicación, pero al comenzar a escribir los renglones casi han cobrado vida propia, y me ha sido de todo punto imposible evitar que un sentimiento de cariño aflore en cada palabra, y que el afecto devore todos esos detalles planos, objetivos y rectilíneos dedicados al renovado espacio que animan quienes, desde Las Palmas de Gran Canaria, siguen trabajando por esa Humanidad mejor y más esclarecida.

jueves, noviembre 10

André Combes: 50 años en masonería

Blog Maçonnique, el web-blog de la francmasonería que se edita diariamente en lengua francesa, publicaba en el día de ayer una noticia que traduzco más abajo, referida a alguien a quien le debo el haber podido dar mis primeros pasos en la masonería para encaminarme luego hacia el Gran Oriente de Francia. Se trata de André Combes.
Recuerdo la primera vez que me entrevisté con él en el Liceo Carlomagno, hace justo ahora veinte años. Luego llegó la relación epistolar durante todo el período de estancia en Toulouse y después, tras mi regreso a España. Gracias a él pude entablar contacto con el reputado taller fundado por exiliados españoles que lleva el nombre de la capital del Garona. Llegó el retorno a casa en junio de 1992, y año y medio después mi incorporación a una logia perteneciente a la primera Obediencia mixta que conocía Asturias tras la dictadura, la Gran Logia Masónica Asturiana. Tras aquel episodio autóctono llegó el primer intento de creación de la Logia Rosario Acuña, con sede en Oviedo, adscrita al Gran Oriente Español Unido. Mi pertenencia a la Obediencia impulsada por Miquel Baygual y Rafael Vilaplana me permitió desplazarme a Barcelona. Recuerdo que era el mes de diciembre de 1997. Me subía por primera vez en mi vida a un avión y llegaba al Prat. Al día siguiente volvía a encontrarme con André Combes después de seis años. Recuerdo que estaba acompañado por Jean Crouzet, ya fallecido, excombatiente, historiador y miembro de la Logia La Zélée ubicada en Bayona, y al que pasados los años también pude reencontrar.
Volví a ver a André Combes en el año 2005; comenzaba abril y se celebraba la Conferencia de Congresos en rue Cadet.
André Combes acaba de celebrar cincuenta años de pertenencia al Gran Oriente de Francia. Ha conocido la dirección de la Obediencia. Ha ejercido como historiador. Ha sido un masón de "a pie" que hace veinte años tuvo la atención de recibir en su casa a un estudiante español, flaco, con el pelo rizado y vestido de negro. Me gustaría desde aquí darle nuevamente las gracias por muchas cosas; pero la más importante para mí en aquel momento fue encontrar a alguien que me escuchaba y que hacía lo posible por abrirme una puerta que encontraba irremediablemente cerrada.
Hoy, pasados esos veinte años, el Gran Oriente de Francia cuenta con diez logias en España, una de ellas en Asturias a la que me honra pertenecer.


* 50 años de Franc-Masonería ¡son muchos años! Y en esta ocasión ha sido André Combes el homenajeado el pasado 4 de noviembre de 2011, en la Logia La Rosa del Perfecto Silencio, en París. André Combes fue Consejero de la Orden del Gran Oriente de Francia, asumió la Gran Secretaría de Asuntos Exteriores, director del IDERM (Instituto de Estudios e Investigación Masónicos), redactor jefe de Crónicas de Historias Masónica, miembro del comité de redacción de la publicación Humanismo, y autor de una veintena de libros de historia masónica, diversos artículos y conferencias.
Será en enero de 2012 que la Logia en cuestión adoptará definitivamente el Rito Francés Filosófico, practicado únicamente por una docena de talleres en Francia.

Algunas publicaciones de André Combes
  • Histoire de la Franc-Maçonnerie à Lyon des origines à nos jours (Traboules, 527 pp., 2005) disponible en Amazon
  • La Franc-Maçonnerie sous l'Occupation (Editions du Rocher, 421 pp., 2001) disponible en Amazon o en La Cale Sèche
  • Le Grand Orient de France au XIXe siècle 1814-1865 (Edimaf, 2000) disponible en La Cale Sèche
  • Histoire de la Franc-Maçonnerie au XIXe siècle (tome I) (Editions du Rocher, 1999) disponible en La Cale Sèche
  • Histoire de la Franc-Maçonnerie au XIXe siècle (tome II) (Editions du Rocher, 1999) disponible en La Cale Sèche
* El texto ha sido traducido al español por el autor de este blog tomándolo del sitio Blog Maçonnique.

miércoles, noviembre 9

Masonería femenina en España: Entrevista a Ana María Lorente en el Diario de Mallorca

La Gran Logia Femenina de España integra con otras tres Obediencias el Espacio Masónico Español. Forma parte pues del grupo de entidades que componen en nuestro país eso que llamamos Masonería adogmática.
El diario de Mallorca ha publicado en el día de hoy una entrevista con quien ejerce de cabeza visible de esta organización, Ana María Lorente, caracterizada por ser la esencia en nuestro país de la masonería femenina. Por su interés, transcribo la entrevista y dejo a disposición de los lectores el enlace con el medio de comunicación balear.

.................................

A
na María Lorente. Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España. La catalana Ana María Lorente está al frente de esta logia creada en 2005. Habló ayer en el club de este diario, presentada por Teresa Gil, de la Associació Cultural Avalon.


¿Qué es ser masón o masona?
— Significa estar activamente en la sociedad en la que vivimos de una forma comprometida, vibrando en un grupo en el cual cada uno avanza a su ritmo. Es una escuela de comportamiento, un orden, basado en el estudio de los símbolos y en rituales para la mejora de cada uno. Integramos la libertad, la igualdad, la fraternidad, la tolerancia y la equidad, que son palabras de gran valor simbólico.
¿Qué diferencia a una logia femenina de una masculina?
—La logia, a la que llamamos obediencia, es independiente desde 2005. La primera logia femenina de España nació en 1984 en Barcelona impulsada por mujeres del sur de Francia. Como mujeres luchamos por la plena igualdad de derechos. Lo hemos conseguido a nivel jurídico, pero en nosotros, tanto en las mujeres como en los hombres, aún pervive un legado ancestral de discriminación. En la logia trabajamos por buscar la arquitectura genuina de cada una, esa esencia que en ese tiempo de lucha quizás hemos perdido.
Recuperando el título de su conferencia, ¿tiene sentido la masonería femenina en el siglo XXI?
— Más que nunca. Se han perdido muchos valores y en el mundo actual se aprecia más la forma que el fondo. En la logia vivimos el desarrollo de la vida interior de cada una, nos encontramos a nosotras mismas y con nuestros valores.
La masonería aún se ve como algo extraño, ¿qué falsos mitos se asocian a los masones?
— Esto pasa solo en España. En EEUU son más de un millón y están muy bien vistos. Los grandes libertadores eran masones y es un plus ponerlo en el currículum. En Francia también está más extendida, allí hay más de 15.000 masonas. En España entre mujeres y hombres hay algo más de 3.000 masones, pero es que aquí hemos tenido 40 años de dictadura durante los cuales la masonería fue muy perseguida. Ahora está resurgiendo, pero aún hay un estigma de que los masones son culpables.
¿En España se lleva más en secreto?
— A las nuevas generaciones es algo que les suena raro, pero hoy más que nunca hace falta un estudio profundo para reencontrarse con uno mismo. Pero no hay ningún secreto. No hacemos proselitismo, pero no se oculta nada, tenemos página web donde se puede buscar información. Aunque el ritual es vivencial, trabajamos con símbolos como herramientas para trabar con nosotros mismos, no es nada oculto, pero es algo vivencial, que ha de vivir cada uno.
Estamos en un periodo de crisis económica que para muchos se está convirtiendo también en un momento de incertidumbre vital, de dudas y ansiedades, ¿se acerca más gente a la masonería buscando respuestas en medio de esta situación tan complicada?
— Con la crisis, ahora más que nunca ves que faltan valores en este mundo. Cuando tenemos un vacío interno buscamos llenarlo con cosas materiales y cada vez hay más gente que busca algo más profundo. Es un buen momento para acercarse a la logia.
¿Existe algún perfil que se repita entre la gente que entra en la masonería?
— Nosotros siempre decimos que puede entrar cualquier persona libre y de buenas costumbres que quiera profundizar en el sentido de la vida.
¿La masonería atrae a los jóvenes o a las personas de más edad?
—Normalmente suele llegar gente a partir de los 35 ó 40 años, pero cada vez llega gente más joven. Hay gente de todas las edades. La ex Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España, Paquita Valenzuela, tiene 89 ó 90 años y la cabeza súper lúcida y sigue en contacto con la logia y yo le sigo pidiendo consejos.

sábado, noviembre 5

Una reflexión de Guy Arcizet

El Blog de Guy Arcizet recoge las últimas reflexiones que cada mes dirige el Gran Maestro del Gran Oriente de Francia a las logias de la Obediencia y que adquieren una dimensión pública.
Me he animado a hacer la traducción del texto correspondiente a este mes por la referencia a la anhelada concepción laica de la sociedad actual, y por el papel atribuído a la Masonería como entidad con respecto a la sociedad, una forma de ver las cosas muy distinta a la que en nuestro país recogen diversos medios de comunicación, que se hacen eco de las conclusiones de cierto barómetro. Casi nada.
¡Qué mundos tan diferentes!

Reflexión de Guy Arcizet sobre el laicimo.-

En nuestro propio país*, la libertad de expresión se ve desafiada o amenazada.
Tres acontecimientos recientes ilustran esta tendencia.
En la “Place du Châtelet” fundamentalistas cristianos se manifiestan ante el Teatro de la Ciudad, molestando a los espectadores, interrumpiendo una obra de teatro que la mayor parte no han visto.
El 2 de noviembre, nos enteramos del incendio sufrido por la sede de Charlie Hebdo, seriamente amenazado por “valientes” anónimos por la publicación de una sátira sobre Mahoma.

En Noumea, en octubre, un distribuidor de películas, actuando con respaldo político, ha censurado la preyección de una película sobre el secuestro en la isla de Ouvéa en 1988, con el argumento de que podría "causar disturbios ".
En diversos grados, estos reiterados obstáculos que afectan al ejercicio de un derecho fundamental y una libertad republicana generan inquietud por varias razones. En primer lugar por el hecho de que en dos de estas circunstancias, existe un resurgimiento de los fundamentalismos religiosos cristianos y musulmanes, que deben ser considerados y tratados de la misma manera. En este punto hay que interrogarse acerca de la "libertad religiosa", confundida a menudo con el laicismo en el discurso político actual, que abre una caja de Pandora al dar a un hecho espiritual, parcial pero innegable como es la religión, una legitimidad que le permite expresar su particularidad en el ámbito público. No hay que confundir la religión y sus excesos, pero éstos últimos permanecen agazapados para aprovechar los fallos de nuestras sociedades. La ley que debería protegernos ya no desempeña su papel y la indignación selectiva de los laicos, que dicen ser tales, acentúa el fenómeno cuando, en el territorio francés, algunas raíces son más y mejor reconocidas que otras.
La censura de una película política tiene en apariencia un alcance diferente. Pero quienes la practican también se benefician del deterioro del clima social y de la expansión de un sentimiento de inseguridad. Individuos aislados, también grupos -y aquí es donde enlazamos con los dos primeros casos-, se consideran autorizados a regular el orden y la moral.
En el último Consejo de la Orden, llamé la atención de mis hermanos sobre la ncesaria vigilancia e implicación que debíamos desarrollar, explicando que la institución masónica no es únicamente un muro o protección para la libre concepción de la logia, sino también, dentro de una dimensión reconocida ya desde hace dos siglos, un cuerpo republicano volcado sobre la problemática de la sociedad. La crisis sistemática, moral y social, que vivimos pone en peligro la totalidad de las libertades, entre ellas la de poder exrpesarse, pero también la de pensar y no tardando mucho la de ser.

Más que en otros períodos precedentes nuestra afirmación del hecho laico en lo referente al reconocimiento y respeto del otro, debe ser clara.

Tendremos ocasión en las próximos semanas, a raíz de la conmemoración de la ley de 1905, de decirlo con determinación y con todas nuestras logias, a nuestros representantes y a nuestros conciudadanos.


* El autor se está refiriendo a Francia, aunque habrá quien pueda pensar que el discurso en sí no se debería ver afectado por el trazado de fronteras.

martes, noviembre 1

Dos noticias...

Llegando ya el descanso a la recta final; y abandonado el calor de otra latitud a la que llegué merced a uno de estos puentes festivos que igual se vuelven polvo cualquier día de éstos, recupero por fin el teclado de mi casa para escribir una brevísima nota.
Tienen que aparecer en este blog dos referencias al trabajo recogido en otros tres espacios que se han hecho eco de parte de la actualidad masónica del fin de semana. Y enuncio la cuestión casi en términos de obligatoriedad por la importancia de la información transmitida. De una parte, en "Apuntes desde el Rito Francés", se nos ha contado algo sorprendente, novedoso: El G.O.D.F. ha asumido íntegro el comunicado de los talleres que trabajan en España y éste se ha hecho circular, fechándolo en París el 29 de octubre de 2011. Dejo aquí el apunte para la particular historia de Memoria Masónica, y tomo prestado el texto de este espacio amigo.
Por otro lado, El Masón Aprendiz y Mandiles Azules nos cuentan algo que concierne al Gran Capítulo General de España, la estructura que, con Patente otorgada por quien únicamente puede darla, articula el trabajo de los Órdenes de Sabiduría del Rito francés. Me estoy refiriendo evidentemente a la aparición del segundo Capítulo español (el primero vio la luz a comienzos de este año en Barcelona -La Rosa de Foc-), que desarrollará su actividad en Andalucía bajo el título distintivo de "República".
Son dos noticias. Dos noticias creo que buenas pero que tienen dos dimensiones muy diferentes. Sin pretender hacer una mezcolanza de cosas dispares, en ambos supuestos uno ha de poner la esperanza en que el trabajo bien hecho, el sano empeño, se vean compensados con algo. Evidentemente con el logro de la paz en el primer caso. Y en el segundo, con el tranquilo asentamiento del Rito francés en toda su dimensión entre nosotros, sin estridencias de ningún tipo, como bien dice Manel Mor.