lunes, diciembre 31

¡Feliz año 2013!



Muere el día y con el este año. No ha sido un mal año. Los sobresaltos personales e intransferibles parece que se superaron. Las buenas noticias no han faltado. Y la mejor, la más esperada de todas las buenas noticias, llegó.
Muere el día y con él el año 2012.
Llega un tiempo nuevo hecho de meses y calendarios. Y el ritual se repite. ¡Qué ritual sería si no se repitiera!
Llega el momento de recordar lo que ha sido este año. Rememorar cada uno de los instantes vividos. Tengo la fortuna de que puedo hacer eso esbozando una sonrisa. Soy consciente de que no siempre será así.
A cuantos comparten mis días y mis sueños, los mejores deseos. Como siempre.
A quienes se agazapan al paso de mi sombra: Nada. Como siempre.

*Fotografía: Terreiro do Paço, Lisboa.
 Propiedad del autor de este blog. Todos los derechos reservados.

viernes, diciembre 28

Lamentable


Un amigo de Madrid lo ha expresado así, con esa única y sola palabra: Lamentable. Me parece que lo dice todo.
En Facebook hay, creo, tres grupos que utilizan la etiqueta "Grand Orient de France", denominación oficial de la Obediencia masónica que todos los lectores habituales de este blog conocen. Dos de esos grupos permanecen inactivos y otro, si no me falla la memoria, reproduce el contenido informativo de wikipedia.
El Gran Oriente de Francia no mantiene en el momento actual ningún espacio oficial en la red social a la que me refiero. Por supuesto, tampoco ha autorizado la utilización de su nombre a terceros, y mucho menos a personas ajenas a la Obediencia.
Sin embargo, ayer muchos tuvimos conocimiento de la aparición de un espacio creado en las primeras semanas de diciembre, cuya cabecera reproduzco, y que contaba con una apariencia suficientemente engañosa para los visitantes.  El ejercicio de simulación y suplantación de identidad llevó a varias personas a formalizar la correspondiente queja ante Facebook. El grupo, a día de hoy, ya no está activo.
El autor utilizó como logo una composición artística creada a partir del sello oficial de la Obediencia, "hurtada" -una vez más- a este blog, y realizada en mi casa para ilustrar un artículo que hace tiempo me facilitó Mauricio J. Campos sobre la labor del Gran Oriente de Francia en Sudamérica.
A lo mejor ahora alguien nos dice que se trató de una broma. Una inocentada pensada para este día 28 de diciembre. También sería una lamentable excusa, pero como la imaginación humana y la caradura carecen de límites conocidos hay que contar con todo. En cualquier caso las largas monsergas son tan innecesarias como inútiles en este punto, así que me detengo aquí. Me basta la sentencia de mi amigo de Madrid para definir un sentimiento que compartimos muchos, creo: Lamentable.

miércoles, diciembre 26

El día D

El día D será el próximo 15 de enero. Lo dice Gérard Contremoulin en su blog. Me estoy refiriendo a eso que se ha dado en llamar recomposición del paisaje masónico francés, denominación que, dicho sea de paso, no acabo de entender muy bien.
Escribí sobre el particular en el mes de julio pasado. Explicaba en un largo artículo la dimensión del documento conocido como Declaración de Basilea y las posibles implicaciones que podrían conllevar en un plazo relativamente corto. No sé si el proceso llega ya a su fin. El día 15 de enero se anuncia una rueda de prensa en la que comparecerán públicamente los representantes de cinco obediencias francesas, capitaneadas por la Gran Logia de Francia y su actual Gran Maestro, Marc Henry. Esas cinco organizaciones, además de la ya mencionada, son la Gran Logia Simbólica y Tradicional Ópera, la Logia Nacional Francesa, así como las nuevas estructuras procedentes del estallido sufrido por la que fuera obediencia de corte anglosajón en suelo francés, la GLNF. Me refiero a la Gran Logia de la Alianza Masónica Francesa y a la Gran Logia Independiente de Francia.
En julio me hacía eco de una posición adelantanda y formulada por Jean Laurent Turbet, miembro de la GLF y a la cabeza de un blog al que siempre le hemos tenido cierta consideración.
En este punto Francia me queda un poco lejos. Quiero decir con esto que no acabo de verle el sentido a todo el alboroto que ha rodeado el acontecimiento y que, sinceramente, lo que suceda no me da ni frio ni calor.
Pero lo anterior no es impedimento para observar con curiosidad el proceso. El aprendizaje es interesante. Y la curiosidad, a la que ya hacía referencia hace unos meses, deriva del interés que tengo por ver cómo acaba una iniciativa que parece, por el momento, va a aglutinar formalmente en una estructura confederal a cinco entidades diferentes, tres de las cuales ya mantenían relaciones desde hace años, etiquetadas con el blasón de la mal llamada "regularidad", y que se traduce en la presencia de la biblia en las reuniones masónicas, la práctica de una modalidad ritual concreta con exclusión de cualquier otra, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y la invocación a una figura para mí de difícil definición como es el Gran Arquitecto del Universo.
¿A qué me refiero con esa expresión de "ver cómo acaba la iniciativa"?:
La historia comenzó tal y como señalaba antes con la eclosión de la Gran Logia Nacional de Francia, a la que la Gran Logia de Unida de Inglaterra le retiró patentes y reconocimientos el pasado  día 16 de septiembre. Previamente, en junio, anticipándose a la jugada de Londres, un grupo de organizaciones de corte anglosajón lanzaba una "invitación" formal a la Gran Logia de Francia para ocupar el espacio perdido. A partir de ahí sabemos lo que sabemos por lo que se lee en algunos blogs bien informados, y por el ruido que nos transmiten algunos hermanos de Francia. Así hemos tenido conocimiento de que en suelo francés se ha entablado un diálogo que ha llevado -y parece que, entre otras cosas, de esto se hablará el día 15- a un común entendimiento entre cinco organizaciones diferentes. La pregunta inevitable y cuya respuesta aguardo es ¿qué hará la Gran Logia Unida de Inglaterra? ¿Reconocerá esa especie de confederación construida -parece- a imagen de la que coordina los esfuerzos de la masonería de corte anglosajón en Alemania? ¿Tendremos una nueva "regularidad" en Francia? ¿Se quedará, por el contrario, la cosa como está? ¿Cómo cambiará el marco de relaciones, hasta la fecha más o menos normales, con el Gran Oriente de Francia, la Federación del DH o la Gran Logia Femenina de Francia?
En fin, falta poco. A lo mejor el día quince se despejan estas incógnitas físicamente lejanas que, en cierto modo, contemplo algo divertido.
Ver, veremos.

domingo, diciembre 16

Enemigos de España


Me molesta mucho ese discurso que iguala a unos partidos políticos con otros. Me ofende por falso y porque al final, quienes lo manejan, dejan aflorar un reverso tenebroso que me da miedo.  Me hiere porque seduce sin dificultad a quienes en su árbol genealógico tienen casi siempre a alguien que les precedió, y que se dejó convencido la piel en el camino para poder disfrutar este plácido domingo otoñal en tiempo presente.
Ahora le ha tocado a la Gran Logia de España, obediencia masónica integrada en la corriente anglosajona y que está en las antípodas de mi pensamiento y modo de ver las cosas. Parece que la ultraderecha, que maneja hábilmente ese discurso de descalificación sin más de toda la "clase política" -a partir de ese reduccionismo que ha practicado siempre ("todos son iguales")-, incorpora de nuevo a la ecuación a la masonería. Una masonería que en España pinta lo que pinta -nada- pero cuya condenación eterna debe procurarles un sueño reparador por las noches. Si no, no se explica...
Viendo la foto, estamos como cuando Mauricio Karl escribía sus anatemas contra los "enemigos de España". Tremendo.

Más información en "Actualidad masónica"

Fuente fotográfica: Facebook y "Actualidad masónica".

sábado, diciembre 15

Desmontando mitos con Ignacio Merino

Hace relavitamente poco, en octubre último, tuve noticas de boca del propio Ignacio Merino de la pronta aparición de su último libro, "Palabras de Unión, masonería y modernidad".  Como todavía no me lo he leído este apunte no va dedicado al texto en cuestión, sino a reproducir una entrevista firmada por Juan Soto Ivars, aparecida en el día de hoy en el diario digital "El Confidencial".
Cuando vea a Ignacio estoy seguro de que ambos nos reiremos un poco a cuenta de todo esto que dice de los franceses ¡Esas gentes libertinas que quieren la perdición la Patria!...
Pero bromas a un lado, dejo el enlace correspondiente al final de esta nota, pues me han parecido sumamente interesantes unas palabras de las que destaco su intención de "normalizar" aquello que tantos, con sus malas artes o su osada ignorancia, se empeñan en envolver en una tormenta de niebla. La desmitificación es un objetivo que compartimos muchos y que constituye un importante punto de encuentro para todos. Eso es fundamental, qué duda cabe.

Entrevista "Desmontando mitos sobre la masonería"

*La imagen procede de la edición digital de "El Confidencial"

domingo, diciembre 9

9 de diciembre: Conmemoración de la Laicidad






Constitución de la II República Española, votada por las Cortes y sancionada el día 9 de diciembre de 1931. Primera proclamación -y única por el momento- del principio de laicidad absoluta del Estado.

Artículo 3º.- El Estado español no tiene religión oficial.

Artículo 26º.- Todas las confesiones religiosas serán consideradas como Asociaciones sometidas a una ley especial.
El Estado, las regiones, las provincias y los municipios, no mantendrán, favorecerán ni auxiliarán económicamente a las Iglesias, Asociaciones e Instituciones religiosas.
Una ley especial regulará la total extinción, en un plazo máximo de dos años, del presupuesto del Clero.
Quedan disuletas aquellas Órdenes religiosas que estatutariamente impongan, además de los tres votos canónicos, otro especial de obediencia a autoridad distinta de la legítima del Estado. Sus bienes serán nacionalizados y afectados a fines benéficos y docentes.
Las demás Órdenes religiosas se someterán a una ley especial votada por estas Cortes Constituyentes y ajustada a las siguientes bases:

Primera: Disolución de las que, por sus actividades, constituyan un peligro para la seguridad del Estado.
Segunda: Inscripción, de las que deban subsistir, en un Registro especial, dependientes del Ministerio de Justicia.
Tercera: Incapacidad de adquirir y conservar, por sí o por persona interpuesta, más bienes que los que, previa justificación, se destinen a su vivienda o al cumplimiento directo de sus fines privativos.
Cuarta: Prohibición de ejercer industria, el comercio o la enseñanza.
Quinta: Sumsión a todas las leyes tributarias del país.
Sexta: Obligación de rendir anualmente cuentas al Estado de la inversión de sus bienes en relación con los fines de la Asociación.
Los bienes de las Órdenes religiosas podrán ser nacionalizados.

viernes, diciembre 7

José Gulino en Le Figaro Magazine





Me llega hoy el texto de una entrevista realizada a José Gulino el mes de septiembre pasado. Me ha parecido interesante. Al lado de cuestiones domésticas ligadas a la actualidad de la vida política francesa, me ha llamado la atención cierto desparpajo. He intentado que en la traducción se aprecie la resolución del Gran Maestro a la hora de dar las respuestas, algunas de las cuales tocan temas que integran la columna vertebral ideológica de la más antigua de las Obediencias de la Europa continental. Buena lectura.

*
*      *

Una entrevista con José Gulino en Le Figaro Magazine.-


La llegada de la izquierda al poder ¿les ha vuelto a da aire?

José Gulino- Nuestra Obediencia, que cuenta con 1200 logias y 52.000 miembros, ve cómo se incrementas sus efectivos entre 600 y 800 personas cada año y de forma progresiva. Es decir, nuestra tranquilidad no está ligada con el contexto político actual. Aunque no deje de ser cierto que el Gran Oriente, tradicionalmente, ha estado cerca de las posiciones de izquierda. Aproximadamente dos tercios de sus componentes son de izquierda. El otro tercio se orienta al centro o centro derecha. Lo que tenemos es esperanza en ser capaces de hacer evolucionar las cosas. Bergson decía que el futuro no es lo que va a pasar, sino lo que se va a hacer.

¿Reclaman un rol político?

José Gulino- Queremos tener una influencia en la vida política en tanto que defendemos determinados valores: la República, la libertad, la igualdad, la fraternidad y la laicidad. A nuestro juicio es urgente fortalecer la ciudadanía frente a todas las formas que toma el comunitarismo, pues el Estado muy a menudo está ausente en este punto, el pacto social desaparece y los valores se deterioran. El Estado tiene que asumir su papel como autoridad y tal cosa comienza por la seguridad, que es un derecho de todos, y por el respeto a las fuerzas policiales y gendarmería. El Gran Oriente no es partidario de la política del avestruz sobre estos temas…

¿Sobre qué cosas les gustaría ser escuchados?

José Gulino- Vamos a redactar un documento sobre las carencias de la República. Lo llamaremos “Cuadernos para la esperanza”.
Mantendremos una posición activa y estaremos vigilantes respecto a los proyectos de ley que se presenten, especialmente en relación al final de la vida, la escuela, la separación de actividades bancarias especulativas y la reforma del Estado, con el fin de acercar las decisiones de los ciudadanos. Apoyaremos sin vacilaciones las líneas maestras apuntadas en el informe de la comisión Jospin sobre la vida pública, que contiene proposiciones interesantes, especialmente en lo que se refiere a la acumulación de cargos. También defendemos el proyecto de ley que permitirá el matrimonio a todos.
Entendemos que las religiones no pueden tomar posiciones  en relación con aquello que corresponde al dominio público o al ámbito del derecho civil. Que la Iglesia católica u otras religiones rechacen casar vía religiosa a las parejas gay es su problema, pero no pueden meterse en los asuntos de la República.

El presidente de la República se ha comprometido durante su campaña a recoger en la Constitución la ley de 1905 de separación de Iglesias y Estado ¿Piensa que va a mantener su promesa?
 
José Gulino- Sí, lo creo. El Presidente puede tener dificultades políticas o tácticas para llegar a  buen puerto. No sé si tendrá los dos tercios de los votos del Congreso para ello, o si podría organizarse un referendum. Pero al igual que François Hollande queremos que la laicidad quede inscrita en nuestra Constitución.
En lo que toca a las modalidades prácticas de organización de las relaciones de los poderes públicos con las religiones, puede haber campo suficiente para adaptarse y legislar en consecuencia puesto que la laicidad no es antirreligiosa, pero los principios de la ley de 1905 han de ser intocables sin excepción alguna.

miércoles, diciembre 5

9 de diciembre, día de la laicidad


Recuerdo que hace algunos años en Francia un buen amigo me preguntó sobre cómo veía yo, español, aquello de que el 9 de diciembre se celebrara el día de la laicidad. Me comentaba que quizá se percibiera como algo muy "francés" y pudiera provocar cierto sentimiento de indiferencia entre los miembros del GODF que había en España... Realmente nunca he visto mayor problema con esta cuestión. La cabeza tiene que estar donde se hallan los pies y -así se lo decía a mi amigo- la realidad es que no sólo no tenemos otra fecha de referencia, sino que además coincide que también España consiguió su proclamación oficial como Estado laico otro 9 de diciembre, pero del año 1931. En este punto -no en otros como el sufragio universal (me estoy refiriendo a la inclusión dentro del concepto del voto femenino)-, nuestros vecinos nos tomaron un poco de ventaja, pues la separación estricta entre iglesias y Estado se logró en Francia durante la III República, allá por el año 1905, y con el impulso relevante de un buen número de figuras políticas de primer orden, algunas de las cuales compartían el mismo sueño que algunos vivimos a día de hoy en el seno del Gran Oriente.
El Gran Oriente de Francia celebra el próximo domingo una jornada que reivindica la laicidad como uno de los componentes básicos del sistema democrático contemporáneo. Ante los nuevos retos nos vamos alejando un poco de aquella estricta concepción que dominó a los legisladores de principios del siglo XX; o a quienes siguieron el mismo camino en la República Portuguesa proclamada en 1910; o a los hombres y mujeres que idearon nuestra primera constitución democrática con aplicación efectiva. Y no nos distanciamos porque se olviden las nociones básicas que ilustran el ideal laico, sino porque hoy la realidad es más compleja y muy diferente de aquélla otra que vivieron Jaurés, Gambetta, Campoamor o De los Ríos, por citar algunas figuras que me vienen a la memoria.  Hoy nos encontramos de lleno con eso que se denomina globalización; con un trastorno económico cuya magnitud todavía no termina de ser valorada; con unos flujos de población impensables no hace tanto; y con unos medios de comunicación capaces de moldear pensamiento y opinión de una manera relativamente sencilla. Hay nuevos problemas, es decir, nuevos retos, y las respuestas no pueden ser las mismas.
A modo de ilustración, el último número de Energías Laicas editado por el Gran Oriente de Francia recoge en su portada todo un alegato en pro de la reforma del Código Civil, apoyando la modificación de la institución matrimonial a imagen de lo sucedido en España en junio de 2005. Se trata de algo impensable en el año 1905. O en 1931. Sin embargo la cuestión, tal y como se enfocó desde este mismo espacio hace ya unos cuantos años, se revela como una de las nuevas aristas que conforman la laicidad. Es sólo un ejemplo. Hay muchos más.
No me parece mal la conmemoración del 9 de diciembre. Nunca me lo ha parecido y siempre que he podido he defendido la pervivencia de la fecha. Otra cosa sería que el escenario fuera diferente: que existiera una gran federación europea y una historia del viejo continente compartida durante el tiempo suficiente como para hacer comunes tanto las experiencias como los ideales. Pero seamos realistas: No es el caso. Ni siquiera en el país al que nos referimos como modelo a seguir en este aspecto se ha logrado un aplicación plena del modelo laico puro. Ahí están Alsacia y Mosela. Las dos excepciones en el corazón de la República indivisible. Queda pues mucho por caminar.
La casualidad quiso que cuando estaba redactando el primer borrador de esta nota me llegara la invitación a la celebración que Asturias Laica tiene prevista para el próximo ¡9 de diciembre! Consiste en una comida de la que resalto lo que me parece importante: que en nuestro solar, al menos, se tenga muy presente el calendario de la propia historia.
Por su parte el Gran Oriente de Francia organiza un sinfín de actividades a través de sus logias. Pero el acto central tendrá lugar en París justo el día en que aquí conmemoramos el aniversario de nuestra Constitución: mañana, 6 de diciembre. "Laicidad: Escribo tu nombre en las paredes de la República". Daniel Morfuace, responsable del espacio que el Gran Oriente tiene en la emisora France Culture, hablará de la ley de 1905; el profesor Charles Coutel hablará de los nuevos retos de la laicidad en nuestros días; y habrá hasta un hueco para escuchar a Claude Bartolone, actual Presidente de la Asamblea Nacional. Es lo que hay y así lo cuento.
Feliz puente de la Constitución a quienes merecen el descanso y ¡Feliz 9 de diciembre, día de la laicidad! a quienes combaten desde la silenciosa honestidad por este ideal.

sábado, diciembre 1

El Mandil del Masón

Mandil de Maestro del Rito Francés

*Por Ludovic Marcos

El mandil, elemento constitutivo mayor de la militancia masónica, permite identificar el grado y rito de quien lo lleva, así como desplegar toda una amalgama de signos y símbolos de elevado significado.
Su existencia se nos revela al tiempo como una evidencia, algo que permanece y nos liga con las raíces operativas y con la universalidad de la Orden; sin embargo ninguna monografía se ocupa de perfilar y detallar su historia, tipología y utilización.
Se desconoce mucho acerca de las diferentes etapas que llevaron a los primeros Masones a conservar el ancho mandil de cuero que “cubría” a los canteros y, a partir de 1730, a reproducir sobre el mismo toda una imaginería y otros signos convencionales. La piel usada parece que fue la situada alrededor del cuello de las vacas. En concreto la pieza en punta situada bajo la boca, de donde deriva la denominación “bavette”1. Luego, los mandiles se harán cada vez más a menudo con telas bordadas o pintadas.
A partir del último tercio del siglo XVIII y durante casi otros cien años, la creatividad y la riqueza ornamental de estos mandiles será considerable. Los temas representados, que se multiplican merced a la aparición de nuevos ritos o grados, presentan abundantes variaciones y notas curiosas.
El Museo de la Francmasonería posee cientos de mandiles que permiten abordar todo el proceso evolutivo y al mismo tiempo apreciar semejante riqueza. El que reproducimos es un modelo pintado sobre cuero perteneciente al siglo XVIII o, lo más tarde, de principios del siglo XIX, ribeteado con una trenza de tela hoy desparecida, es característico del deseo –prolongado en el tiempo- de representar casi de manera exhaustiva los “emblemas” de la Francmasonería, incorporando algunos elementos quizá tomados prestados a las “sociedades gremiales”2 (cortadores y carboneros). Permite apreciar la existencia de un espacio “orientado”: Se trata de la obra, el lugar en el que se halla la logia madre de todas la logias. Cada componente, cada figura, cada herramienta tienen aquí un sitio y un significado.  Se inspiran en el tapiz de la logia o bien reproducen elementos decorativos del taller. Siete escalones nos llevan hasta esta representación del conjunto, estando el todo enmarcado en la parte inferior por la “borla dentada” (característica específica de la Masonería francesa), e integrado en una cosmogonía con sus luminarias y sus astros. La posición de las columnas y de los Vigilantes, el Segundo al norte con su plomada, el Primero al sur con el nivel, nos remite al Rito Moderno Francés, entonces de práctica mayoritaria en Europa.
Son muchos los detalles interesantes a resaltar por la originalidad de su colocación o por su simple presencia. La Luna y el Sol se hallan al norte y al sur, posición que será aún indiferente hasta alcanzarse la mitad del siglo. Llama la atención el pentagrama, que se colocaba indiferentemente en la parte alta o en la baja; o el número de nudos de Salomón (lazos de amor), que podría haber sido perfectamente único, triple, etc.; Puede apreciarse la ubicación de la piedra bruta, que normalmente aparece más bien al sur. El hacha, poco común en su colocación sobre la piedra cúbica, puede indicar que esta era originalmente una piedra de afilar…
Si la importancia del pavimento mosaico es una constante, y si la presencia de la acacia es frecuente aunque en este caso esté dispuesta de manera poco habitual en torno a la columna B, el que haya un mallete aislado y, sobre todo, una espiga de trigo junto a la columna J, resulta bastante raro. La composición en torno al cenotafio es rica e igualmente poco frecuente: con los planos del Templo colocados frente a frente del Libro; la escritura (imaginaria) del tetragrama que es la palabra secreta; la posición de cenotafio entre la escuadra y el compás; la disposición de las letras MBN, que más tarde se convirtieron en MB, especialmente sobre los mandiles. Y para acabar, tras haber apreciado la presencia de una paleta (que nos inclinaría a pensar que estamos ante una pieza del siglo XVIII), nos encontramos con la representación de unos bastones que son una curiosidad cuya interpretación resulta compleja: ¿hay una intención de establecer un paralelismo entre lo vegetal y lo mineral? ¿o de reflejar la evolución del material bruto a la pieza tallada? ¿O estamos ante una alusión al bastón utilizado en las “sociedades gremiales”… Un sinfín de hipótesis nos permitiría explicar lo que estamos viendo.
La “lectura”, esto es, el proceso de descifrado de un mandil masónico conlleva grandes enseñanzas.  En cada caso concreto ese proceso se transforma en una lección de humildad, de relativismo y tolerancia. La evidente continuidad cultural que representan nuestros signos identitarios y rituales, y las glosas “simbólicas” que acostumbramos a hacer (a riesgo de ultrajar el sentido común histórico –como ha podido verse alguna vez-), no pueden hacer que dejemos de lado lo esencial: la búsqueda de la verdad que reivindicamos.  En ese ámbito todo o casi todo está por hacer.

1.- N.T.: La traducción que correspondería al término “bavette” sería “babero” en castellano. Sin embargo es bastante habitual en nuestro país referirse a una concreta parte del mandil como “babeta”, palabra inexistente con arreglo a lo que especifica el diccionario de la R.A.E.
2.- N.T.: “Sociedades gremiales”, término con el que hacemos referencia a la institución conocida en Francia como “le compagnonnage”.

sábado, noviembre 24

Logia Rosario Acuña: Apoyo a la Fundación Banco de Alimentos de Asturias


Cuando un taller ya encara la treintena de miembros hay retos que se pueden afrontar. Uno quizá sea éste que ilustra la imagen y al que hace referencia la nota publicada en la página web de la Logia Rosario Acuña y que reproduzco.
No olvido que la Francmasonería no es una Organizacion No Gubernamental. Pero de la misma forma que tengo eso muy claro, o que nuestra entidad no ha de dar carta de naturaleza a la habitual confusión entre justicia social y caridad, también tengo muy claro que ha de ser útil en su tiempo más allá de ser el hogar y sede de debates que es;  o de sus propósitos de autoconstrucción a partir del cuestionamiento quasi perpetuo, individual pero compartido. Quien esté más preocupado por la levitación o por las lecciones magistrales que por sus semejantes, olvida el propósito fundamental que animó a la Francmasonería desde su fundación. Es mi opinión, claro está.

Texto de la página web de la Logia Rosario Acuña

"A comienzos del mes de septiembre, coincidiendo con el período en el que nuestra Logia retomó su actividad habitual tras el período vacacional, comenzamos a poner en marcha un programa de recogida de alimentos en colaboración directa con el Banco de Alimentos de Asturias.

La iniciativa, modesta, fue puesta en marcha por la Logia Rosario Acuña. Pero hay que decir que hemos conseguido el apoyo de muchas personas: ciudadanía anónima que desinteresadamente a aportado su granito de arena. Otro tanto ha sucedido con las demás entidades masónicas asentadas en Gijón, que no han dudado en asentir y ejemplificar esa sentencia de José Martí a la que recurrimos muchas veces: Decir es hacer.

Son ya varios los pronunciamientos hechos por nuestra Obediencia, el Gran Oriente de Francia, en relación con la situación actual que vive la sociedad europea. El último tuvo lugar precisamente esta semana, suscrito además junto con otras dos entidades masónicas, con la finalidad de exigir a las autoridades de la Unión Europea una mayor dotación presupuestaria del Fondo Europeo de Ayuda a los Desfavorecidos.

La Logia Rosario Acuña comparte plenamente ese discurso de confrontación con las causas que generan la pobreza y la exclusión social. Y por esta razón ha puesto en marcha una iniciativa que no tiene otro objeto que sumar nuestro pequeño esfuerzo al de otra entidad que lleva ya muchos años implicada en este dura pelea que se libra, muchas veces, en medio del silencio con que se viste nuestra aparentemente opulenta sociedad.

Satisfechos por el buen resultado obtenido, el pasado día 22 de noviembre realizamos la primera entrega de alimentos en la sede del Banco de Alimentos en el Polígono Puente Nora. Indudablemente somos conscientes de que un grano no hace granero...

El programa de cooperación con la Fundación Banco de Alimentos de Asturias seguirá vigente por parte de nuestro Taller y no quedará limitado al presente curso masónico.

Desde aquí, además, queremos dar las gracias a cuantas personas y entidades se han hecho eco de nuesto llamamiento, ayudándonos en el cumplimiento de un pequeño objetivo que nos habíamos marcado."

Pierre Mollier en el Salón del Libro Masónico


La semana pasada tuvo lugar en París la décima edición del Salón Masónico del Libro. Puede que el evento nos quede un tanto lejos a los masones españoles. Pero sin embargo pienso que algo que se viene repitiendo con sucesivo éxito en el país vecino ha de hacernos pensar a los que vemos, sentimos y padecemos al otro lado de los Pirineos.
En mi modesta opinión, en España la calidad de lo que se escribe está íntimamente ligada a la calidad de las logias que existen. Eso quizá explica muchas cosas. Y a ello hay que añadir un hecho indiscutible: nuestros talleres, con independencia de las obediencias de que se trate, aun han de hacer un largo recorrido hasta lograr la consolidación necesaria que haga posible algo similar a lo que vemos en Francia. El asunto da para hablar -o escribir- mucho, qué duda cabe.
Pero hoy no quiero tratar del porqué allí sí y aquí no. En el Blog de Jiri Pragman me he encontrado con una breve entrevista a Pierre Mollier, compañero al que aprecio mucho y por el que siento admiración. Pierre Mollier es el director del Museo de la Francmasonería y en tal calidad fue entrevistado por el propio Jiri Pragman quien, muy amablemente, me ha permitido utilizar su trabajo para traducir al español la totalidad de la entrevista. Aquí les dejo con el resultado del trabajo no sin antes darle las gracias a Jiri Pragman por su atención, pues de él ha sido la idea, la iniciativa y a él pertenece el archivo sonoro cuyo enlace dejo aquí:

*
*      *

Jiri Pragman: Pierre Mollier, el Museo de la Francmasonería que está en París es cada vez más conocido -es lo que me parece-, se habla mucho de él, hay un sinnúmero de actividades entre las que figura la exposición sobre Corto Maltés... ¿Se puede hacer un balance a día de hoy tras el tiempo de funcionamiento que ha transcurrido?

Pierre Mollier: Bueno, primero hay que decir que en efecto se trata de un Museo, pero que sobre todo es un punto de encuentro entre la Francmasonería y el gran público. Como Museo se explica qué es la Francmasonería, su contribución a la historia de Francia, etc. Pero también se ha logrado construir... Vamos a decir que es un museo especializado difícil de encontrar para el gran público, con sus instalaciones, ayudas y demás, y en el que al mismo tiempo nuestro servicio de atención junto con los voluntarios tan fieles que hemos sido capaces de reunir en torno al museo, que entre otras cosas imparten conferencias, ha logrado construir o transformar el museo en un hermoso escaparate en el que se expone lo que es la Francmasonería francesa al gran público. Es un fenómeno que no hace sino desarrollarse y que nos exige mucho... Tiene esta dimensión y hay que mantenerla: Cuando uno va en bicicleta, si deja de pedalear llega el día en que se cae. Así que hay que continuar con este programa que es muy importante para nosotros. Me refiero al acompañamiento, estar pendiente del público, de sus necesidades, las de un público diverso como primer punto. El segundo punto sería que para seguir, las exposiciones temporales son un útil muy importante por lo que, tras el éxito de la exposición sobre Corto Maltés, afrontamos tanto una oportunidad como una dificultad. Una oportunidad porque hemos tenido nada menos que diez mil visitantes que han venido expresamente a ver esto. Practicamente hemos doblado el número de visitas, pues en este momento tenemos unas veinte mil al año, lo que no está nada mal para un pequeño museo como este. La dificultad estriba en cómo hacerlo igual de bien en el futuro. Tenemos diversos proyectos  y aquí doy cierta exclusiva, porque es la primera vez que se dice en un medio público; estamos preparando una exposición cuyo título todavía no está decidido pero que tratará sobre la dimensión operativa del pensamiento masónico. No vamos a volver sobre el mito de que somos los herederos de los constructores de catedrales y de los compañeros, pero eso no impide que en el siglo XVII y XVIII se encuentren elementos provenientes del pensamiento aquitectural y del operativo que ejercerán su influencia sobre el pensamiento masónico. Lo vemos por ejemplo en los primeros tapices de logia, con el martillo de tallar, la plancha de trazados y otros útiles. Así que es lo que vamos a explorar conjuntamente y con la ayuda de nuestros amigos del Centro de Estudios de la Sociedad gremial (Compagnonnage). Esto no tiene que llevarnos a confusión: La Francmasonería no se identifica con la Sociedad gremial; son dos cosas completamente diferentes pero ambas tienen fuentes comunes en este pensamiento arquitectural fuertemente influenciado, aparte la actividad concreta del oficio; y eso es lo que vamos a explorar. Es por tanto una exposición más centrada sobre los masones, más pedagógica, pero que también puede orientarse hacia el gran público.

Jiri Pragman: Algo que llama la atención del Museo de la Francmasonería en París es que, si uno observa otros museos masónicos en Europa o más lejos, ve que vosotros tenéis un sitio muy consolidado y con una fuerte presencia en las redes sociales... ¿Es posible que una parte de vuestro éxito esté ligada a la presencia en los medios como la web o las redes sociales?

Pierre Mollier: Pienso que se ha hecho un gran trabajo en ese plano. Pero cuando hablamos de comunicación lo hacemos de algo multidimensional, así que no se puede decir es por esto, por esto otro o por aquello. No lo sé. Pero es verdad que, por ejemplo, nuestro grupo Facebook sobre el Museo, después de los grandes museos como el Louvre, los Inválidos y otros similares de Francia, es el grupo con más seguidores. Y es verdad que hay una especie de comunidad, no en el sentido informático o en el espiritual, pero sí desde el punto de vista intelectual. Es un gran trabajo y muy positivo.
Hay también un punto que me he olvidado de señalar: Nuestro hermoso trabajo es una tarea difícil. Estamos muy contentos con la primera parte del museo, o con las dos primeras partes... Pero estamos un poco frustrados con otra parte que se presenta complicada, que es la referida al final del siglo XIX donde nos encontramos con una Francmasonería francesa de ideas y combate y donde, necesariamente, resulta mucho más difícil representar esas ideas que los hermosos mandiles del siglo XVIII. Uno de nuestros retos va a ser el rehacer esta parte. Lo intentaremos al final del año o al principio del próximo. Verdaderamente es algo muy complicado porque hay que exponer determinados momentos del Gran Oriente, hay que explicar muchas leyes que cambiaron la vida cotidiana de la gente al despuntar el siglo XX, y todo es no es muy visual... Así que ese es nuestro reto a día de hoy.

Jiri Pragman: Pues muchas gracias. Sólo nos queda encontrarnos en este Museo.

* Fotografía de Pierre Mollier obtenida del blog Bulles Picardes

jueves, noviembre 22

El fresco del Templo Arthur Groussier


Traemos hoy a este espacio un artículo de una buena amiga: Eloïse Auffret, conservadora del Museo de la Francmasonería al que ya hemos dedicado alguna nota. Desde aquí le damos las gracias por su trabajo y ayuda, pues su generosidad desinteresada a la hora de compartir sus conocimientos, nos permite hacer llegar en castellano a los lectores de Memoria Masónica, un bello artículo sobre el fresco que decora el más afamado Templo del Gran Oriente de Francia: el dedicado a la memoria de Arthur Groussier en el número 16 de la rue Cadet, en París.

*El fresco del Templo Arthur Groussier

Quien haya visitado el Hôtel Cadet, sede del Gran Oriente de Francia, "rue Cadet", en París, ha tenido sin duda la oportunidad de ver el magnífico TemploArthur Groussier, en el que se aprecia el rastro dejado por una historia que se remonta al siglo XIX. Antiguo salón de baile de la familia Grimaldi, como lo atestigua la estancia en voladizo donde se colocaba la orquesta en el lado occidental de la sala, el Templo Groussier tiene capacidad para 250 personas.

En la concavidad del ábside oriental, justo en la vertical que cae sobre el busto de la Mariana con  banda republicana realizada por el escultor francmasón Paul Lecreux, también llamado Jacques France, hay un fresco lleno de fuerza obra deP. Poisson, quien lo pintó en 1854.
En el centro de la escena se yergue una figura femenina que sostiene en su mano derecha una espada flamígera, y que levanta con la izquierda ante ella un delta, símbolo del equilibrio perfecto. Alegoría de la Francmasonería, la mujer joven domina todo el conjunto de personajes que la rodea  intimándoles a seguir un camino más luminoso, marcado por la libertad y donde reinan los valores republicanos. La idea queda además reforzada por la presencia de un texto legal colocado a sus pies en el que se lee la locución latina: Lex Virtus Tolerenti, así como la bandera tricolor. A uno y otro lado de la figura central, sobre una densa nube, hay cuatro representaciones alegóricas.
A la derecha, una joven mestiza con los tobillos y las muñecas cargadas de cadenas, levanta su brazo derecho en dirección al emblema masónico. La actitud parece la de quien implora el fin de la condición que la obliga a servir. A su lado, el león evoca la fuerza del pueblo y su combate para liberar a la humanidad de toda esclavitud. Al lado, otra mujer joven con la cabellera al viento, apoyada sobre su costado izquierdo y con la cara vuelta hacia la joven esclava, levanta también un brazo en dirección a la alegoría de la Francmasonería. Parece ser la protectora de las artes, pues su antebrazo izquierdo descansa sobre un busto, una paleta de pintor, una lira y una partitura musical desplegada.
A la izquierda aparece sentada otra representación femenina que levanta los ojos y los dirige hacia la figura central. Elegante, adornada con joyas, cubierta por hermosas telas que se extienden a su alrededor. En el suelo, herramientas propias del trabajo como el compás, la escuadra o el nivel, aparecen para honrar el trabajo operativo así como el especulativo, pues son ampliamente utilizadas por la Orden masónica.
Finalmente se puede apreciar el perfil de una cuarta mujer. Vuelta en dirección a la escena central, se apoya y rodea con su brazo un ancla, símbolo de la fidelidad pero también de los viajes que hacen posible la apertura al mundo. Algo que también se pone de manifiesto con presencia en un segundo plano de la bandera americana. Tras ella quedan igualmente representados otros instrumentos que hacen referencia a las ciencias, como es el caso del compás de navegación.
La decoración del Templo Groussier reúne un buen número de símbolos al permitir la amplitud del ábside el desarrollo de un discurso elaborado y detallado, algo que no se aprecia o que no resulta fácil de reflejar en soportes más pequeños. Este enorme fresco que domina el espacio junta lo que permanece disperso. Quien sepa observar con atención el Oriente, apreciará toda una sucesión de imágenes simbólicas que se inscriben en la continuidad de las personificaciones y parábolas utilizadas en el ámbito de la expresión pictórica, ya se trate de la arquitectura o de los rituales.

*Publicado en el segundo trimestre de 2012 en la circular informativa de la Asociación de amigos del Museo de la Francmasonería.

viernes, noviembre 16

A Ricardo Edgardo Polo



"...Pausando iba y venía
en su trabajo
y de su mano
la materia
crecía.
La cal cubrió los muros,
una columna
elevó su linaje,
los techos
impidieron la furia
del sol exasperado..."

De "Oda al  albañil tranquilo", de Pablo Neruda.

jueves, noviembre 15

El Gran Capítulo General del GODF pone en marcha su sitio web


Un buen amigo me comentaba a finales de junio el empeño que tenía de poner en marcha, en breve, una página nueva para el Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia. Aquella intención es hoy una realidad y Mandiles Azules acaba de hacer pública la información. 
Me alegro mucho. Me alegro fundamentalmente por la herramienta que se pone a disposición de todos los que tenemos un interés por la cuestión. Sé que hablamos de una página francesa. Pero creo que a ninguno nos cabe duda de que el trabajo que se hace allí -y en el cual también colaboramos desde hace años- llegará aquí y dará su fruto.
Mientras redacto el apunte me resulta inevitable echar la vista atrás. Es un ejercicio que hago a menudo últimamente. Quizá sea porque voy cumpliendo años y me da por hacer un inventario exhaustivo de banalidades y acciones en las que he perdido el tiempo. El ejercicio de memoria ayuda a ver también dónde uno se equivocó; dónde le tomaron el pelo; y dónde encontró las manos amigas -presentes siempre- que le sostuvieron. La vista vuelta hacia el tiempo pasado me permite realizar un recorrido completo: cada hito en el camino desde aquella alergia inicial mía  a todo lo que tuviera que ver con "altas graduaciones", pasando por el afortunado encuentro con las dos personas que me permitieron superar mi prejuicio en Francia, y así hasta llegar al día de hoy.
No quiero extenderme en este apunte sobre algo que es una vivencia muy personal. No me gusta hacer profesión de mi participación en los Órdenes de Sabiduría y por lo general me resulta un tanto pueril la exhibición de graduaciones y títulos fuera de contexto. Además, no viene al caso. Pero al hablar de todo esto, al recordar aquel café del mes de junio al borde del mar en Gijón, me doy cuenta de que escribo sobre un paso más. Otro más. Me siento feliz porque lo aguardaba silenciosamente: Siempre he sido un paciente e inagotable corredor de fondo. Intuyo además lo que paulatinamente va a suponer para quienes compartimos una idea de las cosas, una experiencia y unos valores determinados. Sí, me alegro. Me alegro casi tanto como cuando se promulgó la Carta de Lisboa en 2011, aquel documento tan oportuno y acertado que marcó un antes y un después, dando el primer impulso a la apuesta por la universalidad hecha por las diferentes y legítimas jurisdicciones del Rito francés.


martes, noviembre 6

Reforma del matrimonio civil en Francia: Comunicado oficial del Gran Oriente


No hace mucho tiempo escribía, a raíz de una de las primeras intervenciones de Joseph Gulino como Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, que en relación con la reforma en el país vecino del Código Napoleón respecto a la institución del matrimonio civil (me resisto a llamarlo "matrimonio homosexual"), se echaba en falta una posición concreta de la Obediencia, más allá de un puntual apoyo personal.
Acaba de hacerse público el comunicado que traducido al castellano transcribo a continuación. Llega justo cuando en España el Tribunal Constitucional está a punto de pronunciarse sobre una reforma que en nuestro país ya se efectuó, con los más amplios efectos, en el año 2005... Y el mundo no ha dejado de girar.


Proyecto de ley sobre el matrimonio para todos

La definición de los derechos de las personas no depende más que de la voluntad colectiva de éstas.
El Gran Oriente de Francia condena enérgicamente las manifestaciones vertidas por la Iglesia católica en relación con el proyecto de ley sobre la apertura de la institución del matrimonio civil a todas las parejas, y que se presentará al Consejo de Ministros el miércoles próximo.
La evocación hecha por el Cardenal André Vingt-Trois respecto a "las mutaciones profundas de nuestra legislación, que podrían transformar radicalmente las modalidades de las relaciones fundadoras de nuestra sociedad", es un testimonio de las posiciones más atrasadas y oscurantistas, en completo desacuerdo con las necesarias evoluciones sociales y políticas de nuestro tiempo.
En nombre de la Laicidad, el Gran Oriente de Francia recuerda que las iglesias deben limitarse únicamente al ámbito espiritual, sin interferir mediante imprecaciones estigmatizantes y propósitos en los que se mezclan violencia y odio, en los legítimos debates públicos y democráticos propios de la evolución y progreso de los derechos civiles.

París, 5 de noviembre de 2012

*Derechos reservados sobre la ilustración publicada aquí con el consentimiento de su autor

domingo, noviembre 4

El Gran Oriente en Alicante. La Logia Constante Alona


Homenaje de los masones a los republicanos víctimas del franquismo en Alicante

Más de 60 miembros de la corriente masónica del Gran Oriente de Francia, a la que pertenece la Logia Constante Alona de Alicante, rindieron ayer homenaje en el cementerio de Alicante a los republicanos que fueron asesinados o represaliados durante el franquismo. Los asistentes depositaron una corona en el memorial que recuerda a estas víctimas de la dictadura, entre las cuales también figuraron numerosas personas vinculadas a la masonería, perseguidas tras el final de la guerra civil. El acto fue asimismo, por extensión, una reivindicación del reconocimiento de la dignidad de las víctimas del franquismo, al formar parte la Logia masónica alicantina de la Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica.

Fuente: Diario Información
Fotografía: David Costa 

domingo, octubre 28

CIMAS 2012: Un libro y un aniversario

  *Elbio Laxalte e Iván Herrera Michel en el acto de presentación de la obra "Libro de Aniversario 2002/2012" realizada por éste último.

Este apunte que publico hoy dormía pendiente de un buen acabar y ver la luz desde hace varios días. Ya antes del verano Iván Herrera nos hizo llegar a muchos el programa de la décima edición de los encuentros de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica -CIMAS-, a la que el año pasado le dedicamos un artículo en este espacio con ocasión de la participación en el evento de Guy Arcizet. Tenía intención de hacer una amplia referencia a este décimo aniversario de CIMAS, que se conmemoró en Sao Paulo. Sin embargo corrieron los días y pesaron las ocupaciones laborales y domésticas. Y una mañana encontré una magnífica y completa información en El Masón Aprendiz. Pensé entonces que el trabajo estaba ya hecho y que resultaría un poco redundante repetir en un blog lo dicho por otro que, además, es de lectura obligada para quienes estamos pendientes de lo que sucede en el mundillo masónico. Mi convicción se hizo mayor aun al ver publicadas todas las menciones que detallo más abajo, y que constituyen por sí solas la mejor compilación que he encontrado junto con lo publicado por el propio Iván Herrera, respecto a lo acaecido en Sao Paulo durante el mes de spetiembre último. Entre todas esas referencias he de hacer una especial mención al libro que ha realizado Iván Herrera Michel con ocasión de este décimo aniversario de CIMAS.
Celoso siempre de mi intimidad doy desde aquí las gracias al amigo que me hizo llegar este volumen recién presentado, y en el que me he encontrado de bruces con buena parte de los pormenores de la fundación de este espacio latinoamericano en el que coviven, junto al lema masónico por excelencia, los principios de laicidad, el adogmatismo, la libertad de conciencia o el librepensamiento.
Sobre esos pormenores fundacionales a que me refiero en el párrafo precedente, uno, que no es muy dado a la astrología ni a lo que a costa de ella se ha hecho y hace en muchos lugares, ha leído sorprendido el relato de hechos extremadamente clarificador de Eva Facciollo, que explica con todo lujo de detalles los prolegómenos de la creación de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica, allá por septiembre de 2002. El trabajo de Iván Herrera permite que conozcamos varios pareceres diferentes pero a la vez complementarios unos con otros; no puedo dejar de recoger la reflexión de Alain Fumaz, miembro del GODF y voz de CIMAS en Europa, Asia y África, firme defensor de la mezcolanza de diferencias frente a esta "uniformización" que lo va envolviendo todo y que percibimos con frencuencia, sin necesidad de hacer grandes esfuerzos.
Dejando a un lado los textos que pude publicar en este blog en el otoño de 2011 y lo que había leído en el sitio web de CIMAS, he de decir que desconocía -y supongo que me queda mucho por caminar- la naturaleza profunda del trabajo realizado por esta confederación de entidades masónicas. Creo que a muchos de los lectores les sucederá algo parecido. Y viene bien en este sentido que Iván Herrera recoja en su trabajo varios documentos considerados fundamentales en la génesis y vida de CIMAS, cuyo contenido nos permite entrever cómo piensa una parte de la masonería latinoamericana. Resulta esto especialmente interesante para los que rehuímos de determinadas prácticas que vemos llegar de "allá" (o que también vemos salir de "aquí") y que, a mi modo de ver, desde el derecho a la discrepancia y con todos los respetos, tienen poco que ver -o más bien nada- con lo que es la Francmasonería. Alivia poder leer un breve texto y encontrarte con ideas que has defendido y que te suenan, como la "renovación masónica" hecha desde el respeto a los orígenes, y donde se concibe la tradición no como un concepto esclerótico sino como algo capaz de transformar, innovar y evolucionar, que debería operar de forma perpetua en el fenómeno de transmisión entre una generación y aquella que la sigue. Bajo este prisma tienen cabida en las diferentes logias cuestiones que en otros ámbitos serían despreciadas, al ser introducidas sin miramiento en ese cajón de sastre adonde van a parar todos esos asuntos molestos a los que se etiqueta como "cuestión política" o "cuestión religiosa": Es el caso de la libertad de pensamiento articulada frente a las concepciones dogmáticas elaboradas por buena parte de las confesiones religiosas en torno a la existencia humana; o el de la laicidad, erróena o interesadamente concebida -según el caso- como un útil al servicio de quienes combaten la libertad religiosa. En medio de este planteamiento y mientras avanzaba en mi lectura me encontré con un párrafo demoledor: "La Masonería no necesita cambiar, apenas actualizarse. Los masones modernos deben volver a hacer lo que siempre hicieron los masones del pasado: meditar y debatir en los Templos y diespués proclamar sus verdades por el mundo, y deben con urgencia abandonar los preceptos medievales que todavía hoy en pleno siglo XXI los hacen rechazar la Iniciación a la mujer y al deficiente físico, justificando eto con los más ridículos argumentos."
Me he llevado también otra gran sorpresa al hallar, no ya una referencia a la pedagogía masónica sino a su renovación.  Y estoy hablando de un texto que vio la luz en Montevideo en 2005... Y quizá la sensación que he percibido ha sido la de sorpresa porque en mi experiencia personal he echado de menos tal pedagogía. El lector comprenderá entonces que la renovación se halla a años luz de mi yo y mis circunstancias... Pedagogía para un rejuvenecimiento tan necesario que sin él esta centenaria institución, por adogmática que sea, está llamada a convertirse en una antigualla primero y en un vestigio digno de quedar sepultado en los archivos más tarde.
Mientras ha existido este blog no he dejado de escribir prioritariamente -desde un enfoque personal- sobre  lo que sucede en la Masonería de mi país o en la Obediencia en la que se integra mi taller y en la que desarrollo mi actividad. Sin embargo, lo que he leído en el trabajo realizado por Iván Herrera, con todo un océano de por medio, está íntimamente enlazado con aquello en lo que creo y sobre lo que he trabajado durante todo este tiempo. Pienso que es una sensación que compartimos muchos y que, felizmente, contribuye a demoler esa idea extendida que concibe a la masonería europea como guardiana de las esencias: Respeto a la diversidad cultural, sexual, étnica o de género; consumo responsable; equilibrio ecológico; erradicación de la violencia de género y en el ámbito familiar; salud y educación; salud reproductiva, contracepción y planifiación familiar; prevención del embarazo en adolescentes; combate frente a toda formulación de la ignorancia por novedosa que sea, redistribución de la riqueza y justicia social; educación para la ciudadanía en un mundo que a veces parece que encara un proceso de descomposición definitivo...
Soy consciente de que no todo el monte es orégano, "aquí y allá". En dieciocho años he visto nacer y desaparecer talleres tras los que no había otra cosa que un capricho momentáneo; he escuchado disparates dignos de figurar en una antología que bien podría titularse "Paranormalia: La Masonería inventada"; y de América he visto igualmente llegar cosas que poco tienen que ver con esta vieja institución, útil y combativa, tal y como fue soñada en sus orígenes al calor de la Ilustración... Pero, tras haber visto y oído -la mayor parte de las veces guardando un escrupuloso silencio- uno tiene la fortuna de hallar pequeños destellos que le permiten concluir diciendo que también "aquí y allá" existen otras cosas. Y que merecen la pena.
Me gustaría hacer al acabar estas notas una referencia a quien prologa este "Libro de Aniversario": Elbio Laxalte. Desde "aquí", tan lejos, uno -que no tiene la fortuna de conocerle personalmente-, le percibe como una de esas discretas pero fundamentales almas que todos los proyectos tienen. Su exposición y modo de concebir las cosas me resulta también muy cercano pues, al hablar de la Francmasonería no olvida ni la implicación social de la entidad; ni la dimensión espiritual del ser humano, sobre la cual se proyectan tanto la metáfora simbólica como la diversidad ritual; ni la escuela de pensamiento que late viva en nuestras logias a partir de la puesta en práctica de eso que denominamos "inteligencia de lo contradictorio".  Como digo, Elbio Laxalte da paso con su prólogo a las palabras que conforman la integridad de este libro; aquí voy a seguir un orden inverso y a cerrar mi pequeña aportación con esta reflexión suya en torno a esta jovencísima iniciativa de la Masonería adogmática en América Latina: "Lo que CIMAS ha producido en estos diez añosesd e una enorme riqueza, es un patrimonio común que siento que aun no hemos explotado suficientemente para la formación de los amsones actuales, pero que espero sean generosamente difundidos para formar las próximas generaciones, que esperemos puedan ir más lejos en la comprensión de que hacer masonería es construir civilización, y que para tomar a cargo esta inmensa tarea se necesita instrucción, conocimiento y osadia para protagonizar el cambio personal y social."

*La fotografía del encabezamiento se publica en este blog con el consentimiento de su titular.

Enlaces de interés en relación con CIMAS:
Sitio oficial de CIMAS
Enlaces de interés en El Masón Aprendiz:
Masonería, dignidad humana y desarrollo durable
Hacia unos arquetipos sostenibles
De la primavera árabe al cambio climático mundial
CIMAS encarna la masonería de progreso
Constitución del Espacio Masónico Americano
CIMAS: del 20 al 23 de septiembre en S. Paulo

Enlace de interés en Pido la Palabra, Blog de Iván Herrera Michel:
Presentación del "Libro de Aniversario", CIMAS 2002/2012

viernes, octubre 26

Una tenida blanca abierta en Asturias: Logia Rosario Acuña


Esta semana se cumplían 75 años de la ocupación de Gijón por las tropas del general Franco. Fue un 21 de octubre de 1937. Al día siguiente, por la mañana, las fuerzas de ocupación se personaban en el número 3 de la calle La Playa y "desarticulaban" el aparato administrativo de la Gran Logia Regional del Noroeste, la Logia Riego, la Logia Jovellanos y el Soberano Capítulo de Caballeros Rosacruces "Alberto de Lera". Así lo cuenta Victoria Hidalgo.
75 años después, concretamente en el día de hoy, una logia del Gran Oriente de Francia -la Logia Rosario Acuña- organiza en Gijón la que creo es la primera Tenida Blanca Abierta que tiene lugar en un local masónico asturiano desde hace muchos, muchos años... Quizá más de 75.
Una Tenida Blanca Abierta es aquella celebrada con arreglo a una sencillísima pauta ritual a la que se invita a público ajeno a la institución. El conferenciante ha de ser necesariamente un masón. El objeto de la intervención únicamente puede tratar sobre una cuestión ligada a la Francmasonería, con el fin para dar a conocer su esencia, historia, características y acción. "Masonería, Gran Oriente de Francia y Logia Rosario Acuña: Tres interrogantes y tres respuestas", es el título de la ponencia que podrá escucharse esta tarde, a las siete de la tarde, en la sede social de este taller gijonés.

Nota añadida el día 28 de octubre:

Una vez celebrada la Tenida Blanca Abierta me animo a reproducir el texto que hemos publicado en  la página de la Respetable Logia Rosario Acuña:

"Con una imagen configurada en un intencionado claroscuro, queremos dar las gracias a cuantas personas nos acompañaron este viernes, día 26 de octubre, llenando nuestras columnas. No hay rostros reconocibles en la instantánea. Otras imágenes quedan para nosotros, conservadas como un tesoro y recuerdo de nuestra primera Tenida Blanca Abierta.

En esta ocasión hemos querido marcar otro pequeño hito superando una barrera más en lo que es el obligado camino de la exteriorización. Creemos que lo hemos conseguido y que la Logia Rosario Acuña cuenta con algunos nuevos amigos desde este último viernes. También pensamos que nuestra memoria, nuestra historia, así como esa "acción incesante y fecunda" de la que tanto hablamos, han encontrado cabida en nuevos corazones.

A quienes nos acompañaron, a quienes nos transmitieron su testimonio de amistad, toda la gratitud.

Gijón, sábado 27 de octubre de 2012"


miércoles, octubre 24

Ludovic Marcos: Historia ilustrada del Rito francés


El sábado por la mañana publicaba ya Mandiles Azules una reseña sobre la aparición de una obra tan esperada como necesaria. Me estoy refiriendo al último trabajo de un buen amigo, Ludovic Marcos: Historia ilustrada del Rito francés.
Digo eso de "esperada" porque he tenido la enorme fortuna de aguardar la aparición del texto desde primeros de mayo. Y también considero que se trata de una aportación "necesaria" porque bien está la llegada de la anhelada y reconocida seriedad.
Apuntes desde el Rito francés, también se ha hecho eco esta mañana de la noticia, difundiendo además la entrevista realizada a Ludovic Marcos con ocasión de la presentación del libro en Detrad, la librería que tiene una de sus dependencias al lado mismo de la sede del Gran Oriente de Francia, y que es visita obligada en cada viaje a París. Desde Memoria Masónica hemos querido aportar nuestro granito de arena traduciendo las palabras de Ludovic Marcos.
Me he encontrado -y lo escribo antes de pasar al meollo del asunto- con que también conozco al prologuista, André Combes. Curiosamente a los dos, en épocas muy diferentes, les debo mucho. Desde aquí la única palabra que puedo decirles a ambos: gracias.

*
*       *



Ludovic Marcos, es Ud. profesor agregado de historia, responsable de la conservación del Museo de la Francmasonería del Gran Oriente de Francia, y mi primera pregunta –una pregunta forzosamente de contenido histórico – es esta: ¿qué relación hay entre el Rito francés y la historia de la Francmasonería inglesa?

Pues hay una relación bastante estrecha porque la masonería inglesa –supongo que podría decirse británica- no hace sino poner en práctica en lo esencial  los usos operativos provenientes de Escocia –es ésta la primera referencia geográfica en lo que concierne al ritual-, y este ritual primitivo, que constituye una muy buena referencia de los usos operativos, es el que va a pasar al continente a comienzos del siglo XVIII…
En las islas británicas habrá alguna variación o evolución, e incluso alguna controversia o lucha entre los que conocemos como antiguos y modernos –los antiguos aparecerán después de los que denominamos modernos-. Lo que se desarrollará en el continente y, concretamente, en Francia  y en su área de influencia –enorme en la Europa del siglo XVIII-, es precisamente ese ritual inglés inicial, identificado como “de los modernos” y que no tardando mucho se denominará “francés”.

Ludovic Marcos, ¿por qué la Masonería pasó de un sistema de dos grados, aprendiz y compañero,  al que conocemos ternario: aprendiz, compañero y maestro?

No  lo sabemos con exactitud. Hay que ser honesto. Constatamos que el sistema de las obras con aprendices al momento de entrar y compañeros al acabar, bajo la tutela del maestro de la obra –que tiene en consecuencia una función- se transforma principalmente a partir del fin del primer cuarto del siglo XVIII –entre 1725 y 1740- en un sistema dividido en tres; se reserva una pequeña parte para el grado de aprendiz; se manda lo que se puede a la “segunda planta” para “amueblar” en cierto modo un grado de compañero un tanto vacío de contenido; y se toma lo esencial del “oficio” antes integrado en el grado de compañero -“el compañero que termina el trabajo”- para darle una cierta apariencia ritual, un ceremonial, a ese grado de maestro que intentará organizarse en torno a una leyenda, que es la de la muerte del arquitecto Hiram.

Ludovic Marcos, el *Rito Groussier  ¿emerge en el seno del Gran Oriente de Francia a causa de la competencia de los Ritos escocés, egipcíaco y rectificado?

Bueno, el Rito francés es deísta en 1848 -para más precisión en 1849, pues en ese Convento se adoptó la doble fórmula dogmática relativa a la existencia de Dios y la inmortalidad del alma- para optar luego por la libertad de conciencia en 1877, pues en esa fecha, en relación con el Gran Arquitecto, no se suprime la referencia al mismo pero sin la obligacion de invocarle: Se trata simplemente de una mutación filosófica del conjunto de la masonería. Ese deísmo que  ya era anticlerical y que tenía en todo caso una enorme potencialidad filosófica y simbolista, es en cierta medida asimilado por los positivistas y cientifistas; por otro lado la fuerte evolución de las ideas republicanas y la actitud extremadamente hostil de la iglesia  -pues jugará también su papel oponiéndose por ejemplo a los funerales masónicos-; y finalmente el episodio de la Comuna de París, todo el conjunto, harán insostenible trabajar bajo la invocación de Dios – que todo el mundo entiende como un Dios católico-… Es decir, se trata de un proceso de transformación llevado a cabo normalmente por las personas…

Ludovic Marcos, Ud. escribe en su libro  “El Rito francés es un conservatorio y el heredero de los primeros usos de la Masonería”. ¿Puede darnos algunos ejemplos en relación con este “conservatorio” y esta “herencia”?

Sí. El Rito francés es el heredero de los primeros usos de la Francmasonería, qué duda cabe. También es el reflejo de ciertos usos que no son sino los del oficio, los de la profesión, como por ejemplo, el paso… Uno puede hacerse perfectamente a la idea de la evolución los pasos sobre un andamio que aprenden a hacer los aprendices y que comienza con el pie derecho… O el ponerse al orden en el ámbito profesional, que consiste simplemente en obedecer a un superior jerárquico haciéndolo patente al colocar la mano de una determinada forma, tal y como por ejemplo se sigue haciendo hoy día con el saludo militar…

¿También el uso del tapiz?

Evidentemente. También el uso del tapiz, ligado a la cámara de compañero… Otro tanto podemos decir de la cubierta, el tejado, el cubridor, las tejas, etc. Encontramos un buen número de elementos en los que el Rito francés se presenta como un conservatorio.

Ludovic Marcos, ¿qué podemos decir del futuro del Rito francés ante una eventual recomposición del “espacio masónico francés”?

El futuro del Rito francés será en primer lugar el que construyan los hermanos y hermanas que lo utilizan. Pero también se trata de una problemática que referida al futuro del conjunto de ritos y usos del siglo XXI, a saber, un ritual que permanezca al tiempo ligado al pasado pero también con la actualidad, con la modernidad, es decir, útil en nuestra búsqueda personal, en nuestra confrontación de ideas y de  personalidades…  Todo eso es lo que conforma la riqueza del Rito francés y de los demás.
Si el Rito francés consigue ser a la vez un Rito a caballo entre la tradición y la modernidad continuará encarnando algo en el futuro. Y si además consigue conservar junto con los demás ritos el que es nuestro fondo común, nuestros cimientos, ese  tronco en el que todos tenemos ramas, entonces podrá transmitir la especificidad de la Masonería francesa, una Masonería a la vez de grados azules y de “otras” maestrías,  una Masonería vinculada al humanismo y al simbolismo, etc., etc. Creo que la riqueza del Rito francés es esa: siempre ese lazo entre el pasado y el porvenir.

*Rito Groussier: Se trata de una de las denominaciones por las que es conocido el Rito francés, recordando la figura de Arthur Groussier, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia y responsable de una de las últimas y más importantes revisiones realizadas en el que es el ritual de referencia de la Obediencia.

sábado, septiembre 29

* La masonería femenina en España

"No siempre quien más pretende sobresalir públicamente es quien más trabaja. En masonería el trabajo es discreto y no se hace ostentación de ello, no responde a una necesidad de preeminencia personal, sino a un sentimiento de servicio generoso y solidario de obra colectiva."
Rosa Elvira Presmanes García

Cayó por fin en mis manos el libro de Rosa Elvira Presmanes. Se titula así: "La masonería femenina en España. Dos siglos de historia por la igualdad". Una amiga se había encargado de ponerme al tanto de su existencia. Ahora, una vez leído, quería dejar una pequeña reseña en Memoria Masónica ¿Cuál es mi impresión? Es buena. Muy buena. Vaya por delante antes de continuar escribiendo que a mí lo que me gusta es leer los libros; mi oficio no consiste en hacer esos linchamientos que pretenden pasar por crítica literaria. Así que si lo que leo no me gusta, me callo y punto. No es este el caso.
Si quien sigue estas líneas tiene interés en conocer un poco más sobre la masonería española y, en particular sobre la participación y presencia de las mujeres en esta institución, el trabajo de Rosa Elvira Presmanes le aportará no pocas luces.
He de confesar que he leído el libro sin seguir un orden estricto. Lo abrí por las páginas dedicadas a Rosario Acuña. Luego fui encontrándome con otras mujeres, algunas ya conocidas, otras a las que me he acercado por primera vez: La autora hace un completo repaso por la biografía de un buen número de personas que le han dado a nuestra historia y a la propia masonería todo un timbre de diginidad. Al lado de la librepensadora de Pinto están Hildegart Rodríguez -que conocí en su día gracias a la referencia que a ella hace Santiago Carrillo en sus memorias-, Belén Sárraga, Mariana Pineda, Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán, Ángeles López de Ayala, Amalia Carvia, Clotilde Cerdà, Teresa Claramunt, Carmen de Burgo, Clara Campoamor, Carme Monturiol, Consuelo Berges, Aurora Bertrana, Margarita Nelken y Libertad Morte, exiliada española que llegó a ser Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Francia, y en buena medida responsable de la expansión de una concreta sensibilidad masónica cargada de identidad propia.
En muchas ocasiones hemos hablado desde Memoria Masónica de la participación de la mujer en la masonería, siempre en estricta igualdad con los hombres. Es de todos conocida mi postura y mi opción, favorable a las estructuras mixtas en los talleres; sin embargo también es conocido que defiendo el criterio de libertad de cada logia, y que en ese sentido aborrezco bastante de las posiciones absolutistas que empapan este debate. Me refiero a absolutismos que preconizan de forma excluyente la masculinidad, la feminidad o la propia "mixitidad". Éstos últimos también existen. El trabajo de Rosa Elvira Presmanes es ajeno a este tipo de posiciones y permite al lector distinguir muy bien qué es la masonería femenina y cómo ha sido el proceso de incorporación de la mujer a la entidad, dos procesos íntimamente ligados, qué duda cabe, pero diferentes.
He tenido la oportunidad de encontrar en Barcelona hace muchos años algunas de las personas citadas en el libro; así a Marie Françoise Blanchet y también a Rafael Vilaplana, pero nada sabía de Libertad Morte ni de su trabajo en pro de la expansión de la masonería femenina. Me la he encontrado entre estas páginas impresas con letra menuda, muy bien redactadas y de lectura amena y ágil. Ha sido todo un descubrimiento para mí.
También he hecho alguna anotación. Quizá la más extensa afecta a una reflexión de la autora que comparto en buena medida y que textualmente dice: "... Actualmente, y vistas las circunstancias, la masonería se encuentra aún frente al difícil reto de encontrar y ocupar su lugar, un lugar más allá de la Ilustración de las revoluciones, así como del nihilismo posmodernista. Tiene el difícil reto de conservar y transmitir su idiosincrasia atemporal adaptándola a los nuevos tiempos históricos y a los retos que estos nos plantean, en un contexto de profunda crisis de valores, causa esta de la grave crisis económica por la que se atraviesa..." Da para mucho. Y uno, que no es de natural pesimista, queda preguntándose si llegará a ver otro estado de cosas diferente al que ha conocido. Pienso al terminar mi nota que al gran libro en el que se narra el presente y futuro de las mujeres y los hombres que integran la masonería, le quedan aún muchas páginas por escribir. Se van llenando poco a poco, con muchos detalles y pequeños apuntes. A veces la letra es apretujada y el relato que hacemos intrascendente. Otras se narran cosas de mayor enjundia. Sucede así, por ejemplo, cada vez que una mujer da los pasos para incorporarse a un Taller o progresa en él; cada vez que el machismo intolerante pierde terreno; cada vez que las obediencias másonicas adogmáticas se entienden un poco mejor y dejan de competir mercantilmente por una población tratada a veces como un nicho de mercado. Queda mucho por hacer, quién lo duda...
Desde aquí mi agradecimiento a Rosa Elvira Presmanes García por su trabajo y por este pensamiento suyo tantas veces olvidado que encabeza la presentación de esta nota.

La masonería Femenina en España. Dos siglos de historia por la igualdad
Rosa Elvira Presmanes García
Año 2012, 350 páginas
Ediciones "Los Libros de la Catarata"

* El 14 de Octubre de 2012 la edición digital de Público sacaba a la luz la entrevista con Rosa Elvira Presmanes que aquí dejamos enlazada: Público