miércoles, junio 27

Masonería en Asturias: Constitución del Soberano Capítulo Clara Campoamor

“En Gijón, Asturias, durante la tarde del próximo sábado día 30 de junio tendrá lugar la constitución del Soberano Capítulo Clara Campoamor, adscrito al Gran Capítulo General de España.

Se trata del cuarto Capítulo que inicia su andadura en nuestro país desde que en octubre de 2010, con patente otorgada por el Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia, la práctica del Rito francés diera un paso significativo con la creación de nuestro propio Gran Capítulo General.

El paso que ahora se va a dar, y que cuenta con el respaldo de quien es la única y legítima autoridad histórica para la administración de los Órdenes de Sabiduría del Rito francés, es fruto de la ilusión y  trabajo de quienes integran el Gran Capítulo General de España, desarrollando en toda su amplitud la vivencia de una práctica ritual como es el Rito francés, y contribuyendo igualmente al asentamiento en nuestro suelo de una Masonería adogmática y liberal.”


martes, junio 26

Minería en Asturias: Comunicado de la Logia Rosario Acuña

 

 El sitio web de la Logia Rosario Acuña recoge el siguiente comunicado:

 

Las cuencas mineras de nuestro país viven estos días una difícil situación: El recorte extremo de las ayudas vinculadas y comprometidas para el sector del carbón, anticipa de manera traumática su final, abocando al tiempo a poblaciones enteras de Asturias, Castilla y León y otras comunidades, a encarar un futuro que se presenta muy complicado tras la desaparición del que ha sido su motor económico y medio de vida durante años.

Vivimos tiempos de zozobra a causa de una quiebra económica que afecta fundamentalmente al bienestar de la ciudadanía y al porvenir de las generaciones futuras: Mermas más que probables en la calidad de vida, en la de la atención sanitaria, en la solidez de nuestro sistema público educativo, son algunos de los ejemplos de este deterioro al que viene a sumarse a hora la crisis del sector de la minería del carbón.

Conocidas de todos son las movilizaciones que los mineros vienen llevando a cabo durante los últimos días; del mismo modo todos somos sabedores de la existencia de muy diversos medios de apoyo a estos trabajadores, entre los que se halla la voz ciudadana a la que también queremos sumar la nuestra.

Así, la Logia Rosario Acuña, adscrita al Gran Oriente de Francia, viene a manifestar su apoyo a todos los trabajadores y trabajadoras de la minería del carbón, y también a sus familias, en la defensa de sus derechos, de sus puestos de trabajo y, en definitiva, del futuro de todos nosotros, pues somos conscientes de que siempre ha sido el trabajo y no el capital el artífice del progreso humano. 

Gijón, 21 de junio de 2012

 

 

 

 

sábado, junio 23

Una entrevista a G. Arcizet



Ahora que ya ha pasado el torbellino de las elecciones francesas, para que pueda echarse la vista hacia atrás mientras se lee el texto, publico la traducción de una entrevista que le hicieron no hace mucho, en una de las televisones locales de Marsella, a Guy Arcizet, quien finalizará en un par de meses su mandato al frente del Gran Oriente de Francia.
Tras escucharle pienso que en España a la masonería todavía le queda mucho por recorrer en esto de la "normalización institucional", que creo es tanto como decir "normalización social": Mientras no se consiga salir de la sección "misterios" de determinados programas radiofónicos y de televisión, la cosa se presenta cruda. No obstante, se ha avanzando mucho. Hay que reconocerlo, aunque quizá el tiempo invertido en el proceso resulte de difícil digestión.
En la entrevista, cuya transcripción he ido haciendo poco a poco, son varias las referencias que se hacen a esos "Grandes Debates" organizados por el Gran Oriente, y que permitieron escuchar en el Templo dedicado a la memoria de Groussier a varios candidatos a la Presidencia de la República, entre ellos el que terminó siendo elegido, François Hollande. Tardaremos mucho en vivir aquí algo parecido. Es más, a cuenta de la iniciativa tenemos ya circulando por internet el video de la comparecencia de François Hollande, exhibido como prueba irrefutable de la existencia de esa conspiración universal a la que tan acostumbrados tenemos los oídos. Y es que especialistas cátedros (que en España se suelen prodigar con profusión de títulos), magos y urticantes cavernícolas hacen siempre muy difícil el camino.
Guy Arcizet estuvo a finales de marzo de 2012 en un lugar muy querido para mí: Salon. En la Logia l´Unité me recibieron hace ahora tres años para hablar de muchas cosas, entre ellas, la mixtidad. Su recorrido por la Provenza que yo conocí me llevó a estar quizá más antento a su palabra. Pocos días después, Arcizet recaló en Marsella, lugar en el que le sometieron a este cuestionario del que, además de todas esas consideraciones sobre la normalidad del hecho masónico, resalto lo difícil que es construir y comunicar un discurso sólido sobre la laicidad más allá de la famosa ley de 1905, que en Francia representa la estricta separación entre iglesias y Estado, pero cuyas costuras parece que ya no pueden resistir el embate que representa una sociedad como la actual. Las respuestas dadas por Guy Arcizet a cuestiones como el porte del velo, o la reflexión en torno a la propia ley de la que hablamos dicen mucho sobre la necesidad de hacer algo más que debatir eternamente para pasar a proponer algo concreto, útil a nuestros días.
Les dejo con la entrevista. Buena y feliz audición o lectura.

*
*    *
-------------------

¿Qué viene Ud. a hacer a Marsella?
Bien: Hay logias del Gran Oriente en Marsella y vengo a visitar a mis hermanos y hermanas para hablarles de nuestra casa común, el Gran Oriente de Francia, que, como Ud., sabe se extiende a lo largo y ancho de todo el territorio francés con prácticamente cincuenta mil miembros. En Marsella hay prácticamente cuatro mil y vengo a verles.

... Bien, Ud. sabe que no se conoce mucho... Que si es un club... Que si se trata de un grupo de gente que se reune... Que si se trata de hacer negocios... Todo esto ¿qué es? Porque a menudo se les desacredita...

Sí, pero, mire, el Gran Oriente de Francia existe desde hace tres siglos, y es cierto que desde hace cincuenta o sesenta años -tras la última guerra mundial- el Gran Oriente se encerró, y otro tanto hizo la masonería en general, dentro de una discreción que no ha sido bien entendida: Los masones no aparecen a diferencia de lo que sucedió a lo largo del siglo XIX o en la primera mitad del XX, épocas en que la Franc Masónería era bien visible. Se sabía dónde estaban las logias; las logias se expresaban a través de los medios de entonces... Es decir, no hay un verdadero secreto. Sí puede hablarse de una discreción, quizá excesiva. Ahora afrontamos una evolución de la sociedad en la que quizá el hecho masónico pueda recuperar de nuevo su peso con la finalidad de dar una orientación.


Uds. también se han visto afectados por diversos asuntos, especialmente en el Sudoeste. Quizá no se trate del Gran Oriente de Francia, pero ha habido varios asuntos que han afectado a francmasones...

Sí. Y desafortunadamente en ocasiones se nos atribuyen como Ud. decía poderes. En ocasiones hasta poderes mágicos. Le sorprenderá, pero estuve en un lugar en la Micronesia el que me decían que éramos "magos". No. Somos seres humanos como cualquier otro...

Bien, si les atribuyen algun poder mágico quizá sea por estar en el entorno de un futuro presidente de la República. El periódico L´Espress apuntaba en esa dirección no hace mucho. Uds. recibieron además a los candidatos a la presidencia... ¿Qué ha sucedido?

No. No hemos recibido a todos. Sí a casi todos. Pero el actual Presidente no era candidato cuando organizamos los grandes debates a que se refiere...

¿Es por eso que Nicolás Sarkozy no asistió?

Al menos es la razón oficial. Nosotros planteamos a todos los candidatos una serie de cuestiones que nos importan sobremanera ¿Sabe? los francmasones son ciudadanos como el resto, hombres y mujeres, y se interesan por la sociedad y cómo evoluciona... Así, con las elecciones presidencias percibimos que estamos ante un momento muy delicado, pues a nuestro modo de ver es necesaria una auténtica concepción de la solidaridad social para salir de ésta en la que estamos metidos. Al menos ése es nuestro parecer.

...Sí... La carrera presidencial ha conocido un sobresalto a partir de los hechos sucedidos en Toulouse. Las cosas no son como eran antes de ese terrible drama ¿Le parece que la República o la Laicidad -oímos a menudo hablar de esto- están en peligro después de lo sucedido?

No. Tenemos una sociedad "precaria", frágil, precisamente por la destrucción del tejido social. Pensamos que la economía se halla cuestionada en el momento actual; que otro tanto sucede con las finanzas... No estamos en contra de la economía de mercado -hay que ser muy claro-, ni tampoco contra el capitalismo si se formula adecuadamente... Pero desgraciadamente nuestras sociedades se han vuelto frágiles dando paso a los comunitarismos, precisamente porque lo que debería ser una solidaridad nacional ha ido poco a poco desapareciendo... Las vacíos dejados por esa solidaridad nacional que se va difuminando son ocupados por otras solidaridades, étnicas o religiosas, que terminan volviéndose peligrosas ante el hecho de la desaparición de la utopía laica de la República...

... Marsella es una ciudad en la que hay comunidades y en donde puede apreciarse un incremento del fenómento comunitarista... ¿Le parece preocupante?

 Nos preocupa, sí. Pero no es algo específico de Marsella; pasa también en Montpellier, en Nantes, en la Guayana, o la Cayena, en Rémire-Montjoly... Es algo que sucede a lo largo y ancho de todo el territorio francés... El territorio se fragmenta... Los departamentos más peligrosos... está la desembocadura del Ródano, es cierto, pero también -y ya lo decía antes- está la Guadalupe, la Guayana... Y pienso que en este punto hay que estar muy atentos porque quizá estemos ante laboratorios de la sociedad futura, ahí probablemente se esté construyendo el hecho social del futuro... En mi departamento también -el 93 (centro de Francia)-...


...Sí, porque Ud. ha sido médico de familia durante muchos años...

He sido médico en una barriada en mi departamento y por eso me he sensibilizado sobre aquello que se refiere a una búsqueda de identidad social y de reconocmiento de personas que viven conmigo... Y si soy francmasón es en gran parte por intentar trabajar para ellos.

... Entonces Ud. defiende la ley de 1905 que establece la separación entre las iglesias y el Estado... Aquí puedo plantear una cuestión: En Marsella hay una importante comunidad musulmana. No tienen mezquita. Una de las razones son los problemas de financiación. Claude Goudin (actual alcalde de Marsella, por ejemplo, quiere que esta ley no se aplique porque -dice- a día de hoy puede financiar la renovación de la estación pero no puede ayudar a los musulmanes a levantar su mezquita... ¿Ud. qué piensa?

Es una realidad. Es una cuestión que hay que plantearse necesariamente. Es algo de lo que, por ejemplo, ya he hablado con el alcalde de París, que tiene exactamente el mismo problema, y que manifiesta que no podemos decir que en París hay 120 ó 130 iglesias cuyas reparaciones se hacen a costa de los impuestos pagados por la ciudadanía, en tanto que los lugares de culto de otras religiones no son dignos... Éso no puede aceptarse...

... No sólo es el caso de las mezquitas, lo es también respecto a las sinagogas, los lugares de culto protestantes...

Es todo un problema... Los francmasones somos muy claros a este respecto: Ley de 1905 y nada más que la ley de 1905. Pero hay un margen para la adaptación de manera tal que los diferentes cultos puedan funcionar tal y como deben hacerlo. Cada uno tiene que tener la posibilidad de elegir.

... Es decir, Ud. está de acuerdo con que con financiación pública, vamos a decir local, los musulmanes puedan tener una mezquita en Marsella...

Si le digo que sí voy a provocar un problema político en mi Obediencia: pienso que hay que buscar los medios sin comprometer íntegramente la financiación pública, y estando muy atentos a cómo va a hacerse todo esto... Sé que estoy mareando la perdiz y que es un poco retorcido lo que estoy diciendo pero pienso que hay un verdadero problema para hacer vivir la laicidad...

... Bien, segunda cuestión. También aquí. Se trata de algo reciente. Eva Joly estuvo la semana pasada en Marsella y manifestó que el grupo Europa Ecología-Los Verdes no iba a votar la Ley de prohibición del velo en los lugares públicos, señalando que tal cosa estigmatizaba todavía más a estas mujeres... ¿Cuál es su posición en relación con esto?

Sí... Pienso que no es indispensable legislar en un momento dado sobre esta  cuestión. Pienso que hay que estar muy atento. Por ejemplo: El velo integral como tal plantea un problema en cuanto a la identificación de algunas mujeres. Es cierto. Pero en relación con otros velos que, además, han sido llevados también por otras comunidades religiosas -la cristiana concretamente- no entiendo el porqué de estas obsesiones que, es verdad, son obsesiones pueden llevar a la alienación... Así que hay que estar muy pendientes de lo que pasa y tener en cuenta que los musulmanes afrontan la situación más precaria... Y son los que, como decía antes, serán más sensibles a los cantos de sirena lanzados por el comunitarismo. Es un tema delicado...

Creo que entre los candidatos a las presidenciales Uds. no invitaron a Marine Le Pen. Por contra, aquí hay un voto muy fuerte para ella, cada vez más si tomamos en cuenta los últimos sondeos...

... Pero es un voto alienado... Es un voto que he terminado por entender... No, evidentemente, por... Cada uno conoce... Yo conozco las posiciones  que he adoptado en los ámbitos social y de la solidaridad y que -está claro- no son las posiciones del Frente Nacional... Pero quien vota al Frente Nacional...

¿Ud. milita en el Partido Socialista?

Sí. Nunca lo he ocultado... Y pienso, como decía, que quienes apoyan al Frente Nacional viven en un estado de rechazo a cuanto se les propone... Nos toca a nosotros plantear algo nuevo, vivo, que les permita adherirse a soluciones republicanas...

Siguiendo con la política, Jean Luc Mélenchon, al que también han recibido y que, si creemos en los sondeos, será el tercero, por delante de François Bayrou...Es Franc Masón ¿no?

Así lo ha dicho... No lo ha dicho siempre y no sé si lo ha hecho abiertamente. Pienso que se trata de alguien que ha hecho un análisis del hecho social actual muy, muy necesario... Si podrá reunir ahora el suficiente número de votos para ser creíble luego es otra historia; y ahí estamos ante la política real y los francmasones no actúan dentro del terreno de la política partidista...


¿Van a pedir el voto para alguien?

No. Con toda seguridad, no. Sin embargo tengo que decirle que los francmasones votan más o menos como el conjunto de los ciudadanos... Siempre se dice que el Gran Oriente es como un microcosmos de la sociedad francesa y creo que votan como el resto de los ciudadanos, y pienso que por el momento han oído el mensaje de solidaridad que se ha transmitido...

Muy bien. Continuando con la política... En Marsella había muchos francmasones ligados a la vida política de la ciudad. Especialmente en el entorno de Gaston Deferre, pienso en el señor Andrieux... Sin embargo hoy parece que hay menos francmasones en la vida política marsellesa...

Quizá estén un poco más escondidos... Pero tengo que decir que los francmasones tienen todo el derecho a comprometerse, y que pienso quen en nuestras logias elaboramos una auténtica filosofía política; intentamos concebir la sociedad. Y es normal que uno se vincule a los partidos políticos en función de ideas que pueden ser diferentes. Personalmente, a veces, me cuesta diferenciar a través de sus expresiones a personas de derecha o izquierda. Por contra, sé perfectamente dónde están los verdaderos republicanos... Y muchas veces están en nuestra casa...

¿Y crecen? ¿Cómo es eso? ¿Hay más francmasones hoy que ayer?

Sí. El Gran Oriente de Francia evoluciona de tal forma que en ocasiones se me plantean problemas estructurales. Esa es una de las razones por las que estoy en Marsella, para dirigirme a mis hermanos y hermanas...

¿Está hablando de dinero?

No necesariamente. Se trata de racionalizar. Porque tenemos una estructura ya anciana, que tiene tres siglos, como he dicho, y que tiene que evolucionar. Es necesaria una modernización no sólo al nivel de nuestra expresión sino también al nivel de nuestro funcionamiento en general...

Muchas gracias por haber estado con nosotros. Este documento será difundido varias veces a través de "MARSACTU". Feliz estancia en Marsella.

Muchas gracias a Ustedes.

jueves, junio 7

Un trabajo del historiador Ernesto Burgos: La carta del hermano Nataniel

El pasado martes, el diario La Nueva España publicaba en sus páginas un artículo del historiador Ernesto Burgos en el que, además de una acertada introducción, se exponían una serie de detalles acerca de una carta publicada en 1884 en Las Dominicales del Librepensamiento, cuyo autor permanecía en el anonimato. Me he acercado así, entre otras, a la figura de Juan Molleda Vázquez, el hermano Nataniel, que aparece registrado como miembro del Soberano Capítulo Vigilante de Asturias en 1892, y que entre 1880 y 1888 recorre las logias Nueva Luz, Los Caballeros de la Luz y Juan González Río.
Desde aquí mi agradecimiento al autor, tanto por su trabajo como por facilitarme la publicación del mismo en esta página.
Antes de dejarles con la lectura del artículo, llamo la atención sobre la ilustración de Alfonso Zapico que aparece en la publicación original y que también aquí reproducimos. Aunque desde que descubriera hace ya algún tiempo el trabajo de Alfonso Zapico con "Café Budapest", he visto que los trabajos del dibujante de Blimena han acompañado ya otros artículos de Ernesto Burgos, en esta ocasión el conjunto compone para mí una pequeña joya ...
Sin más,

La carta del hermano Nataniel


El polémico artículo del escritor mierense Juan Molleda Vázquez publicado en 1883 en el semanario «Las Dominicales», que destacaba por su anticlericalismo.

ERNESTO BURGOS, historiador 
Aunque parezca imposible, aún hay quien se rasga las vestiduras porque se defienda el laicismo, que no es otra cosa que la separación de las cosas de la política y de la religión, respetando las creencias de todos, pero exigiendo a la vez que los unos no tengan que costear las Iglesias de los otros. Desgraciadamente, en España todavía hay que explicar que este concepto, asumido en todos los países democráticos desde hace décadas, no es lo mismo que el anticlericalismo, que llevado al extremo llega a propugnar la abolición de cualquier culto.
El laicismo sigue constituyendo una de las asignaturas pendientes de este país, sin embargo el anticlericalismo ha pasado de moda y lo más normal entre los ateos es que no gasten ni un minuto en discutir este tema y respeten a quienes creen en la Gloria, con la única condición de que estos también les dejen a ellos creer en la Paz. Sin embargo, a finales del siglo XIX, los anticlericales asumían como un deber explicar a la humanidad sus razones, casi como los misioneros de las religiones hacían con las suyas, aunque el objeto de sus críticas no eran las creencias en sí, sino en el clero.
Eso es lo que hacía el semanario «Las Dominicales» del librepensamiento, que defendía, según su propia definición, la libertad de ideas. En consecuencia su postura política era republicana y su anticlericalismo no significaba que fuese contra las religiones, al contrario, atacaba a la jerarquía católica y al dogmatismo, pero respetaba todo el campo del pensamiento que abarca desde el ateísmo al espiritismo, e incluso acompañaba siempre su cabecera con seis sentencias atribuidas a Moisés, Sócrates, Maní, Zoroastro Buda, Mahoma y Jesucristo.
En una época en la que por todas partes se impartían conferencias llamando a combatir a la Iglesia y se publicaban decenas de libros y, sobre todo, revistas anticlericales, «Las Dominicales» era el más conocido y en él se exponían toda clase de argumentos descalificando los mensajes que tronaban desde los púlpitos y enseñando que los libros sagrados no debían tomarse como textos sagrados.
Empezó su andadura en Madrid en febrero de 1883 y salió semanalmente hasta julio de 1900 impulsado por Ramón Chíes y Fernando Lozano Montes, quien firmaba con el seudónimo de «Demófilo». Nada menos que 939 números librando amenazas, denuncias, secuestros y multas del Gobierno, como explicaban en su último ejemplar, dando las razones de su desaparición: «... nadie nos ha indemnizado de los daños causados por las injustas denuncias, acompañadas casi siempre de secuestro. Recuérdese aquel período de tres años, en que todas las semanas era el número denunciado a instancia de los Padres de familia, árbitros de los Tribunales. Vinieron después las furiosas persecuciones de los tres años de guerra. Y terminóse aquel Calvario con la pesadumbre de los siete meses de censura militar».
En sus páginas colaboraron ilustres librepensadores como la asturiana Rosario Acuña, pero también simples ciudadanos anónimos que informaban sobre actividades antirreligiosas o denunciaban la persecución a la que se veían sometidos en las zonas más tradicionales del país quienes se hacían notar por mantener esta postura; también eran abundantes las colaboraciones de masones, que aunque contaban con sus propios órganos de expresión, muchas veces preferían este medio, por su mayor difusión.
El 29 de mayo de 1884, se publicó en «Las Dominicales» una carta fechada en Mieres, que no tardó en correr por la villa levantando la curiosidad de los vecinos. Estaba firmada por el «hermano Nataniel, grado 9º»; evidentemente el nombre simbólico de un masón, que volvía a repetirse en el mismo ejemplar, aportando una peseta y cincuenta céntimos, dentro de una relación de donantes que ayudaban a pagar una multa que le había impuesto el conde de Toreno , constituyendo a la vez un fondo de defensa contra las persecuciones del gobierno.
Les transcribo a continuación el texto íntegro, que iba dirigido a los impulsores del periódico:
«Mis muy caros amigos: aunque tengo el sentimiento de no conoceros personalmente, os doy el dulce y simpático nombre de amigos porque a la conformidad de nuestras creencias político religiosas, que tiempo andando dominarán el mundo, se añade que el ilustrado Demófilo escribe como si fuera mi hermano en Masonería, y usted querido Chíes, siéndolo ya de corazón, promete, cumpliendo el formalismo de los ritos externos, que así lo exigen, ingresar como aprendiz en el sacrosanto Tabernáculo de la Humanidad.
»Es indudable que cuantos hemos tenido la gratísima satisfacción de haber traspuesto los umbrales de una Logia, vendados los ojos, para abrirlos allí a la luz, profesamos las nobles, benéficas y generosas ideas del librepensamiento. Es asimismo innegable que todos, absolutamente todos, los librepensadores, tienen sus creencias similares a las de los masones, hasta el punto que me atrevo a asegurar, si temor a que me desmienta, que no hay un solo masón que deje de ser librepensador, como tampoco hay ningún librepensador, que en condiciones para ello y excitado a serlo por algún hermano, dejase de entrar en esta universal asociación, que contando millones de prosélitos se extiende en mil diversas ramificaciones por los más apartados confines del globo. Sí: somos como las arenas del mar innumerables e indestructibles.
»Nuestros enemigos nos ultrajan y nos vilipendian, nosotros les compadecemos y lloramos con lágrimas de sangre su ceguedad y su locura; ellos nos maldicen y con sus, para nosotros, vanas y ridículas excomuniones, pretenden arrojar sobre nuestras cabezas, no solo las iras del cielo, sino también las de las potestades de la tierra; y nosotros en justa reciprocidad les bendecimos, les deseamos que abran los ojos a la luz y que salgan de ese tenebrososo y laberíntico caos que les ofusca y anonada.
»Y nosotros, al obrar de este modo, seguimos las huellas de uno de los más ilustres apóstoles que enaltecieron el mundo masónico, seguimos sus doctrinas, practicamos sus máximas y sus principios: las huellas y los principios, las máximas y doctrinas de Jesucristo. Os saluda y os da el cariñoso y fraternal abrazo vuestro amigo y h:. Nataniel, gr:. 9º».
Enseguida corrieron todo tipo de especulaciones sobre su autor. Por su estilo y la riqueza de su vocabulario no cabía duda de que se trataba de alguien que tenía una buena formación cultural, y se pensó que debía pertenecer al grupo de empleados y capataces de la Fábrica cuya vinculación a la fraternidad era notoria, pero en aquel momento -como ahora- la mayor parte de los masones cubrían su membresía con el velo de la discreción y muy pocos conocían que entre ellos también se encontraban ciudadanos de tanto prestigio como el secretario del Ayuntamiento José Álvarez Robles, su suplente Carlos Álvarez Cienfuegos, el propietario Braulio Vázquez Prada, el abogado José Sela Castañón, el abogado Inocencio Sela Sampil o el industrial José Álvarez Close, quién luego presidiría el Círculo republicano mierense.
Y aunque lo hubiesen sabido, el hermano Nataniel no se encontraba en este grupo. Pero la vida da muchas vueltas y ahora es fácil investigar lo que antes era casi un misterio impenetrable. Los conservadores de la villa hubiesen dado cualquier cosa por saber que quien estaba detrás de este nombre simbólico era Juan Molleda Vázquez, quien efectivamente tenía entonces el grado 9º, maestro elegido de los nueve, que hacía valer en su firma.
Él se desplazaba hasta la logia ovetense «Nueva Luz» para celebrar las tenidas con sus hermanos del Caudal, luego, tras un breve paso por la denominada «Caballeros de la Luz», acabó como la mayor parte de sus compañeros integrándose en la «Juan González Río».
Juan Molleda Vázquez, era un vecino apreciado que pertenecía a una familia conocida sobre todo porque su hermano Manuel había sido el veterinario municipal de la villa, y si se hubiesen empeñado en la búsqueda, los buenos lectores hubiesen dado con el autor de la carta a partir de su estilo y su lenguaje ampuloso. El mismo que había empleado en su novela «El hijo del infortunio o historia de un desgraciado», publicada en Oviedo y que se puso a la venta en 1882 , al precio de dos pesetas.
En aquel momento, la publicidad anunciaba que era una obra «bien escrita y vehemente», pero también informaba de que se trataba de una «nueva novela» del autor, lo que indica que hubo otras anteriores, cuyo título desconocemos. Juan Molleda Vázquez, el hermano Nataniel, hoy está completamente en el olvido; es casi imposible encontrar su obra y en las bibliotecas asturianas solo hay un par de ejemplares en estanterías que no son de acceso público. Suma y sigue.

 

sábado, junio 2

Heraldo de Aragón: Nieves Bayo al frente de la Gran Logia Simbólica Española


 Nieves Bayo junto a su predecesor, Jordi Farrerons

Fotografía EFE. Fuente: Heraldo de Aragón.-

La nueva gran maestre de la Gran Logia Simbólica Española (GLSE), la aragonesa Nieves Bayo, fomentará la estabilidad, el acercamiento a la sociedad y la defensa de la laicidad durante los tres años que permanecerá al frente de la organización, compuesta en España por unos setecientos integrantes.

Bayo, aragonesa con raíces en la provincia vallisoletana, ha explicado los objetivos que se ha marcado para su nueva responsabilidad en la Logia, que asumirá este fin de semana en la asamblea que se celebra en Valladolid, una función en la que sucederá al catalán Jordi Farreróns, quien ha llevado a cabo esta tarea durante seis años.

La nueva Gran Maestre ha expresado su intención de desempeñar esta responsabilidad en la línea de continuidad que su antecesor, tras formar parte de su equipo, y ha asegurado que tratará de reforzar la organización interna, a la vez que dotarla de una proyección al exterior.

Bayo y Farreróns, quienes han rechazado el mito de misterio y cuestiones ocultas que algunos atribuyen a la masonería, han explicado que entre los fines de esta organización se sitúa la defensa de la laicidad y la democracia, a través de la palabra, con reuniones periódicas que celebran cada quince días en cada una de las 34 logias que componen la Logia Simbólica Española.

Nieves Bayo será la segunda mujer que ocupe la presidencia, que ejerza como gran maestre de la Gran Logia Simbólica Española, y podrá permanecer en el cargo los tres próximos años y después continuar otros tres, pero no más tiempo.
Todos los cargos de la Masonería se eligen "por votación, no son a perpetuidad", han explicado Ferreróns y Bayo, quienes han precisado que la organización se estructura en el Gran Maestre, que puede equipararse al cargo de un presidente, el Gran Consejo, compuesto por representantes o delegados territoriales, y la asamblea general, que se convoca cada año.

A la asamblea que se desarrolla este fin de semana en Valladolid -cada vez se celebra en una ciudad española, la pasada en Bilbao- acudirán 120 delegados de las logias españolas, además de representantes de delegaciones de Francia, Bélgica, Suiza y Uruguay, ya que es costumbre las visitas de organizaciones de distintos países en las asambleas, han explicado.

La misma noticia en el Diario Vasco (proporcionada por Agencia EFE)

Conferencia de la Gran Maestra de la GLFE, Ana María Lorente, en Avilés

* De izquierda a derecha, Paz Rodríguez, Venerable Maestra de la Logia Estrella del Norte, Ana María Lorente, Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España, y la Historiadora Concha Pedrosa

Como ya hemos venido informando desde Memoria Masónica, en la tarde de este viernes ha tenido lugar la conferencia dedicada al papel histórico de la mujer en la Masonería, organizada por la Logia gijonesa Estrella del Norte, y que contó con la participación de la Historiadora Concha Pedrosa y de la actual Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España, Ana María Lorente.
En primer lugar he de decir que todo han sido facilidades a la hora de recoger la información que aquí expongo, cosa que agradezco profundamente.
He de manifestar también que seguí con mucha atención todas las intervenciones, y en particular el relato de la génesis y evolución de la masonería femenina española realizado por Ana María Lorente, de la que desconocía un buen número de datos expuestos esta tarde. Me gustaron también las medidas intervenciones de Concha Pedrosa, intercaladas en la exposición general, y que permitieron hacer un repaso amplio por la biografía de tres mujeres pioneras en el combate social y a las que unía un nexo común: su pertenencia a la masonería.
Cuento con la ventaja de haber conocido en profundidad la evolución del debate organizado en los últimos años en el seno de Gran Oriente de Francia, en torno a la incorporación de la mujer como miembro de pleno derecho a las Logias. Quizá esto me ha dado una perspectiva no excluyente a la hora de contemplar la masonería femenina. Cierto es que mi opción personal es la de la vivencia de una masonería que no toma más en consideración que la persona en toda su dimensión, pero comprendo que no todos lo vemos así y que la historia de la institución es muy compleja a la hora de tratar el proceso de incorporación de las mujeres a la misma.
En suma, comparto con los lectores de este blog la grabación íntegra de la conferencia a que me vengo refiriendo, en la confianza de que resultará interesante, sin entrar en más análisis ni profundizar más en la descripción de lo tratado, pues creo que lo mejor es siempre -y lo vuelvo a decir una vez más- acudir a la fuente original siempre que se pueda.


* Tanto la fotografía como la reproducción sonora han sido realizadas por el autor de este blog con la expresa autorización de las organizadoras del acto.

viernes, junio 1

Masonería femenina en Asturias: Entrevista a Paz Rodríguez


PAZ RODRÍGUEZ Abogada avilesina, venerable maestra de la logia Estrella del Norte

Vamos a reproducir hoy la entrevista que publica el diario La Nueva España, realizada por el periodista Javier Neira a Paz Rodríguez, y que viene a abrir la actividades públicas que la Logia Estrella del Norte y la Gran Logia Femenina de España ponen en marcha este fin de semana en Asturias. El último apunte que escríbíamos en el blog hace justo una semana, hacía referencia a la conferencia que sobre la Masonería femenina se desarrollará esta tarde en Avilés. Las respuestas de Paz Rodríguez vienen a ser un prólogo a la que será sin duda una interesante exposición. Les dejo con el texto y el enlace directo a la noticia aquí.

*
*    *

Javier NEIRA.- La abogada avilesina Paz Rodríguez es la venerable maestra -presidenta- de la logia Estrella del Norte, con sede en Gijón, única logia femenina de Asturias. Está formada por 14 mujeres. En España hay nueve logias femeninas y en conjunto suman unas doscientas mujeres. Las masonas asturianas ofrecerán hoy, a las siete y media de la tarde, una conferencia en Avilés, en el Centro Municipal de Arte y Exposiciones «El Arbolón» con el título «La mujer en la masonería». Presentará Paz Rodríguez e intervendrán Ana María Lorente, gran maestra de la Gran Logia Femenina de España y Concha Pedrosa, licenciada en Historia. Mañana, en Gijón, Estrella del Norte se hermanará con la logia francesa Diotima.

-¿Cómo y por qué se hermanarán con la logia Diotima?
-El sábado, en Gijón, vamos a hacer una ceremonia de hermanamiento de dos logias Estrella del Norte, de la Gran Logia Femenina de España, con una logia de la Gran Logia Femenina de Francia que se llama Diotima que está en Marmande, entre Toulouse y Burdeos. Tres hermanas de Diotima son fundadoras de Estrella del Norte y nos traen la luz para abrir los trabajos.

-Lo dicho, ¿cómo?
-Lo hacemos como una tenida ritualística a desarrollar con dos actos. Primero en el mes de abril hicimos una ceremonia en Marmande y ahora, en Gijón, celebraremos la segunda parte. Todo según un ritual que es muy bonito y pensando siempre en unir lazos de fraternidad. Pertenecemos al Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

-¿Por qué el nombre de Estrella del Norte?
-Porque somos del Norte ya que vivimos en el Norte y porque buscamos una luz, de ahí la referencia a la estrella.

-¿Para qué?
-Buena pregunta. Cada persona busca una cosa distinta en la masonería. Cada cual tiene su perspectiva. La razón común, el motivo, es mejorar como persona para, de esa forma, mejorar la sociedad; también cuenta mucho el deseo de encontrar respuestas. La masonería quiere que mejore la Humanidad y por eso estoy yo ahí; y como yo, las demás y los demás.

-¿Cómo?
-Es una escuela de aprendizaje para los ciudadanos. Es muy necesaria, siempre ha sido necesaria y más ahora con todo lo que está cayendo. Hay que recuperar los valores, aunque no sé si es correcto ese argumento porque para recuperar algo hay que haberlo tenido antes y no está claro qué valores eran ya seguros en nuestras sociedades actuales. Están ocurriendo cosas muy complicadas y hay desconcierto en los valores y en los planteamientos éticos, y la masonería ayuda en ese sentido. La gente se compromete al formar parte de una logia donde se asumen responsabilidades que después se pueden trasladar a la vida profana. De esa forma pueden ir modificando para mejor las cosas que le rodean. Si así se hace, el entorno irá modificándose positivamente.

-¿La masonería es un sindicato de intereses? Eso se dice.
-No, no estoy de acuerdo. No sé cómo funcionan otras obediencias, no sé si se comportan como sindicatos o grupos de apoyo, pero en lo que yo conozco la masonería predica y debe trabajar para la fraternidad; de manera que no es un sindicato. Nos ayudamos, pero no por que seamos hermanos sino porque hay que ayudar al prójimo en general. Debemos ayudar a la Humanidad en su conjunto y también a cada cual, ése es nuestro ideal. Si por la cercanía de la logia conectamos más directamente, mejor; pero nada más. No es un sindicato en absoluto.

-Es relativista.
-La masonería sí cree.

-¿En qué?
-Las masonas creemos en la duda, la masonería es una escuela de ciudadanía. Te enseña a dudar. Te ayuda a dudar. No relativiza las cosas, sino que te anima a cuestionártelas y de ahí sale la libertad, esa actitud es una gran fuente de libertad.

-Es anticatólica.
-Incierto.

-Demuéstrelo.
-Demuestre usted su afirmación.

-Bueno...
-La Gran Logia de España, que representa lo que se llama regularidad, tiene como requisito de pertenencia creer en Dios o en un ser supremo. Esa crítica, esa suposición de que la masonería es anticatólica, choca al menos con el criterio de la regularidad. Más aún. En la masonería partimos de la libertad de conciencia, así que no estamos en contra de la religión católica ni de ninguna otra, trabajamos en la tolerancia, según los criterios de la tolerancia de manera que respeta profundamente todas las religiones y quiere que todas sean respetadas.

-No así la masonería francesa, me temo.
-Tampoco es correcta esa afirmación. La masonería francesa es genuinamente laica y ése es un principio de la masonería. No tiene nada de anticatolicismo ni de anti-Iglesia ni está en contra de ninguna religión. Al revés, el laicismo enlaza directamente con la tolerancia y eso es bueno para las religiones. Las críticas que se hacen en ese sentido ponen sencillamente las cosas del revés.

-Los ideales masónicos se han cumplido, vivimos en sociedades libres, con las necesidades básicas cubiertas...
-No, mientras haya gente con necesidades no están cumplidos los ideales masónicos; y mientras haya gente que no tiene libertad, tampoco. Mientras haya gente que no puede decidir por sí misma, no están cumplidos. Todo eso se cumple a nivel de Estado con la Constitución y las normas que garantizan los derechos, pero hay que ver si esos derechos están también en la calle. No creo que todos gocen de esos derechos.

-¿Por qué hay tan pocos masones en España?
-Creo que en España hay miedo. Ésa es una responsabilidad de los propios masones. No se sabe quiénes son, no dan la cara, tienen miedo de que los señalen con el dedo. Las personas que me conocen y que no saben que soy masona y que lo sabrán ahora, por esta entrevista, espero y deseo que no me ven y califiquen de otra manera en lo sucesivo. La masonería puede parecer una secta con un tabú, pero al ubicar en la masonería a una persona que es de una determinada manera se deja de ver como una institución problemática con determinadas etiquetas. Por otra parte, la masonería no está para ponerse medallas sino para mejorar y, a partir de ahí, construir el resto. Un cargo no es una medalla, es una responsabilidad.

-¿Y la familia?-La masonería compromete a la familia y quizá más en el caso de la masonería femenina. Muchas hermanas son jóvenes y llevan a sus hijos a las tenidas y eso implica también un mayor compromiso.