domingo, diciembre 29

Los mejores deseos -a quienes los merecen- para el año 2014


Se acaba el año 2013. A pesar de todo lo que está sucediendo, en lo personal ha sido un año maravilloso. Insisto en la palabra "personal" refiriéndola a los dominios más íntimos. Quienes me conocen de cerca comprenderán perfectamente a qué me refiero y a buen seguro también entenderán mis palabras, sabiendo además que no me gusta airear en este orbe ni mi vida ni mis circunstancias. Pero abandonada esa estrecha esfera, arrojando una mirada a todo cuanto se mueve entre y ante nosotros, uno no puede concluir sino que este ha sido un año pésimo. Pésimo por cuanto viene sucediendo y atruena nuestros oídos mientras la sociedad permanece impasible. Pésimo por el notorio retroceso que impulsa a nuestro país en estos días, como en sus peores tiempos. Pésimo por el sentimiento de derrota que poco a poco va calando en los huesos de aquellos pocos que aun pueden merecer el honor de ser considerados como combatientes. Pésimo porque la mentira y el comportamiento ruin siguen acuñando su particular timbre de nobleza entre nosotros sin que nadie diga nada. Pésimo porque, también paulatinamente, uno va descubriendo que hay personas que confunden valor y precio y cotizan, contra lo que uno pensaba, muy a la baja, hasta el punto de regalar dignidad y servicios por menos que un plato de lentejas. Es así. Es la naturaleza humana que reproduce virtudes y vicios per secula seculorum.
Pero a pesar de todo hay que insistir y persistir. Convencido estoy de que el tiempo venidero no será mejor que el que ya ha pasado: Quien no movió un dedo no lo moverá ahora al ver caer la última hoja del calendario; quien se malvendió, fue ruin o cicatero, no tomará repentinamente conciencia de la valía que no tiene, ni mudará su
vida; quien amaneció cansado no recobrará fuerzas. Convencido estoy de que el tiempo por venir no será mejor, pero también de que habrá quien espere. Siempre habrá quien espere y quien resista; quien actúe y pelee; quien se empeñe en bramar su dolor, su rabia o su ira -según el momento-; quien sea capaz -me lo recordaron ayer muy oportunamente- de entonar como Cyrano el "no, gracias".
Mis mejores deseos para cuantos los merecen en este año que va a comenzar.
¡Feliz 2014!

lunes, diciembre 9

Actividades de la Asociación Asturias Laica


Con motivo de la celebración de la Jornada Internacional del Laicismo, durante esta semana la Asociación Asturias Laica realiza una serie de actos cuyo objeto es la promoción del ideal laico y, en lógica consecuencia, la defensa del propio régimen democrático.
Desde Memoria Masónica, como hemos hecho siempre, damos difusión a este conjunto de actividades, sumándonos así al conjunto de entidades y colectivos que apoyan de manera permanente la propagación de este anhelo entre la sociedades humanas y en especial, en la española.

domingo, diciembre 8

9 de Diciembre: Día Internacional del Laicismo


9 DE DICIEMBRE DE 2013

DÍA INTERNACIONAL DEL LAICISMO Y DE LA LIBERTAD DE CONCIENCIA
El empuje creciente del movimiento laicista por una sociedad más libre y democrática, cada día más secularizada, requiere que sus reivindicaciones tengan un reflejo, además de simbólico, significativo, estableciendo una fecha donde conmemorar el "Día Internacional del Laicismo y de la Libertad de Conciencia" que se celebre, anualmente, en entornos mundiales cada vez más amplios y reconocidos.
Fijar esta fecha de forma común y unitaria viene siendo motivo de diversos debates a lo largo de estos años entre organizaciones diversas, tanto españolas como de otras latitudes, con el concurso, también, de intelectuales del laicismo e historiadores, sin que haya sido posible alcanzar, hasta el momento, un consenso final sobre las distintas fechas propuestas, cada una de ellas argumentada con sus respectivas razones, dignas todas de consideración.
En este marco, la “Junta Directiva de Europa Laica” toma de nuevo la iniciativa en este terreno y decide considerar la fecha del 9 de Diciembre de cada año, como la de conmemoración de este Día, iniciando en 2013 su celebración. 
Esta es una propuesta abierta, dirigida a la ciudadanía y a la comunidad laicista internacional, que  permita avanzar en dar conmemoración a los valores y reivindicaciones que nos animan. 
La razón que nos lleva a señalar esta fecha tiene su origen primigenio en la correspondiente del 9 de diciembre de 1905 de proclamación de la ley francesa de “Separación del Estado de las religiones” que supuso un hito mundial en este terreno, siguiendo la estela de la Declaración de los “Derechos del Hombre y del Ciudadano” de 1789. Pero, además de ello, la fecha elegida tiene, en nuestro país, el alto valor simbólico y de reconocimiento a la fecha del 9 de diciembre de 1931, de proclamación de la Constitución de la II República española, que supuso una ley de leyes de neto carácter laicista (la primera más nítida de esas características a nivel mundial) en la senda de la ley francesa y superando constituciones laicistas latinoamericanas. El reconocimiento de la Libertad de Conciencia en esta Constitución fue incluso anterior al que posteriormente se estableció, 17 años más tarde, en la "Declaración Universal de los Derechos Humanos” de 1948. 
Estas son las razones que nos impulsan, desde Europa Laica (España) a fijar la fecha del 9 de diciembre como "Día Internacional del Laicismo y de la Libertad de Conciencia", en base al siguiente 

MANIFIESTO-DECLARACIÓN

En este “día internacional del laicismo y de la libertad de conciencia” de 2013, no nos proponemos sólo denunciar la vulneración que en todo el mundo se hace del derecho a la libertad de conciencia y de la enorme influencia que las confesiones religiosas mantienen hacia los gobiernos, de forma muy diversa. 
Desde los Estados teocráticos y confesionales, en donde el dogma religioso es a su vez la ley civil, vulnerándose la libertad de conciencia y todo tipo de derechos de ciudadanía, hasta los Estados, en donde la influencia religiosa marca las políticas económicas, educativas, jurídicas, etc. en mayor o menor grado.
Queremos, sobre todo, reflexionar, compartir un sueño, una utopía universal, un proyecto político y jurídico, en donde la laicidad de las instituciones y la libertad de conciencia, inunden todos los pueblos de la Tierra, con un total respeto hacia todo tipo de convicciones, en el marco de los principios democráticos, de justicia, de igualdad y de no discriminación, que proclama la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Porque apostamos por la construcción colectiva, como ciudadanas y ciudadanos libres e iguales; porque defendemos la palabra, la racionalidad y la libertad de expresión como instrumento de comunicación y progreso en las ideas; porque apostamos por el respeto a la libertad de pensamiento y conciencia, como elementos básicos para la convivencia y la emancipación del ser humano; porque apostamos por una ética humana común a todas las personas; porque apostamos por la igualdad y la dignidad de todos los seres humanos libres de fronteras, libres de discriminaciones; porque apostamos por un espacio común integrador de cuantas personas lo comparten; porque apostamos por la igualdad real ante la ley, la justicia social y la defensa de los derechos humanos universales.
El Laicismo es sinónimo de Democracia y supone una apuesta por lo público, por la “res pública”, marco común de derechos y deberes ciudadanos, donde se dote de forma universal y sin exclusiones, de los servicios necesarios para una vida digna para todas las personas (educación, sanidad, asistencia social, vivienda, justicia...).
Por ello:
Queremos reconquistar la idea originaria de la política, como forma de organización colectiva de nuestra sociedad, recuperando la soberanía, hoy arrebatada por los poderes económicos, financieros, religiosos o políticos. Una soberanía ciudadana que nos permita la toma de decisiones libre y responsablemente.
Deseamos que las personas decidan sus normas colectivas, sin las imposiciones morales de cualquier doctrina religiosa o ideológica de cualquier naturaleza. Aspiramos a un modelo de Escuela y Universidad Públicas y Laicas, donde el conocimiento se construya desde la racionalidad, desde los métodos científicos y la filosofía humanista, no desde las creencias, que ya cuentan con sus propios
espacios en las iglesias, templos, mezquitas, sinagogas...
 Queremos, una efectiva orientación y formación afectivo-sexual para todas las personas y la libre decisión de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo. Y como defensores de una vida digna, también queremos una muerte digna, mediante el derecho a la eutanasia.
Exigimos un ámbito público institucional libre de simbologías particulares. Que los rituales civiles, con motivo de acontecimientos importantes, puedan tener su expresión neutral, con independencia de las ceremonias religiosas o de otra naturaleza ideológica, de quienes compartan una creencia particular. En esta línea reclamamos que los responsables políticos, en función de su responsabilidad pública, no utilicen símbolos religiosos, para prometer sus cargos, ni participen, de forma oficial, en acontecimientos de carácter religioso. 
Pretendemos la neutralidad del Estado (de los Estados) en materia de convicciones. Para lo que debe eliminarse todo tipo de identificación, real o aparente, de éste, con cualquier convicción particular y debe suprimirse cualquier privilegio económico, tributario, jurídico, simbólico, etc. de las confesiones
religiosas. Reclamamos, por tanto, una clara separación entre las religiones y los Estados. De ahí que apostemos por una lucha permanente por la construcción de Estados verdaderamente laicos. 
Queremos un espacio común y público de solidaridad, justicia social y compromiso, frente a la voracidad privatizadora del capitalismo depredador y frente a todas formas de beneficencia y de caridad. 
Reclamamos iniciativas transformadoras que busquen la completa emancipación de la persona y la implantación -real- de los principios republicanos de libertad, fraternidad, igualdad y solidaridad, así como el ejercicio efectivo de todos los Derechos Humanos. 
Estamos en deuda con quienes han luchado por un mundo más habitable, pacífico, libre y han construido discursos cada vez más creíbles y necesarios, en los que se ha dado cabida a la diversidad humana en sus multiplicidad de convicciones.
Nuestro desafío consiste en extender el compromiso con el Laicismo o lo que es lo mismo con la Democracia Participativa a personas, instituciones y organizaciones.

Madrid, Diciembre de 2013

sábado, diciembre 7

La celebración de los 240 años de la formación del Gran Oriente de Francia

En el número 16 de la "rue Cadet" se conocen como "grandes días" aquellos en los que tienen lugar importantes acontencimientos masónicos (caso por ejemplo de la inauguración del Museo de la Francmasonería el 10 de febrero de 2010), y en esta ocasión el gran día coincidió con la cita en la sede del GODF, el pasado 28 de noviembre, de todo el Consejo de la Orden y de su Gran Maestro.
Obediencia heredera de la Francmasonería del siglo de las Luces, diezmada durante el Terror hasta el punto de perder en torno al 80% de sus miembros, traspasada por corrientes de pensamiento contradictorias propias de la sociedad del siglo XVIII, el Gran Oriente conmemoró el trabajo desarrollado en 1773 por el Marqués -más tarde Duque- Anne-Charles Sigismond de Montmorency-Luxemboug.
La Francmasonería se implanta en Francia a partir de 1728, coincidiendo con el exilio de los estuardistas, y desarrolla a lo largo de todo el continente europeo sus ideales progresistas, especialmente el de la libertad de conciencia, aunque tal acepción será percibida de un modo diferente en función de cada país; así los ingleses, sometidos a un régimen de religión única, podrán en adelante elegir su religión, mientras que en Francia se va a consolidar progresivamente el ateísmo.
Paralelamente va a dar vida a un modelo institucional en el que los presidentes de las logias prácticamente van a convertirse en dueños exclusivos al ejercer sus funciones. La habilidad táctica de Montmorency-Luxembourg llevará a una reforma profunda de la obediencia que tendrá lugar en 1773 y que hará que, en adelante, el cargo de Venerable de la logia se someta a elección cada año. El Gran Oriente toma entonces la forma institucional y democrática que sigue manteniéndose en la actualidad.
La celebración de estos 240 años habrá sido sin duda para el Consejo de la Orden la ocasión perfecta para  celebrar en rue Cadet una gran fiesta de la Orden, organizando varias actividades de carácter cultural, histórico y masónico, coordinadas todas por Jean Christophe Garrigues, segundo Gran Maestro Adjunto responsable del área de Cultura.
En primer lugar, y hay que decir que representa el culmen de la iniciativa histórica y cultural promovida desde la rue Cadet, la visita al Museo. Una vista que ahora mismo y hasta el 21 de diciembre se ve prolongada por la exposición "Los Decalitos - la libertad a través de 10 piedras", de Gilles Turgné.
Los expositores ubicados en el hipóstilo exhibían las últimas obras relacionadas con la Francmasonería del siglo de las Luces y un catálogo de bella factura sobre la exposición.
A continuación se plantearon tres conferencias sobre los temas siguientes: "La Francmasonería y la geopolítica de la Europa del siglo XVIII" con Yves Hiver-Messeca, "La Francmasonería y la Ilustración en el siglo XVIII" con Cécile Révauger, y "La Francmasonería y sus corrientes rituales en el siglo XVIII" a cargo de Roger Dachez. Numeroso público, más del que cabía en la sala.
Para acabar un coloquio descompuesto en tres partes en torno a una cuestión central: "La formación del Gran Oriente de Francia en 1773 ¿un simple hecho histórico?", siendo los ponentes Michel Kerjean, Louis Trébouchet -que fue Gran Maestro Adjunto de la Gran Logia de Francia y que intervenía por primera vez en el GODF- y André Combes, historiador y que fue director del IDERM (Instituto de Investigaciones Masónicas).
El coloquio fue retransmitido en directo a través de GODF.TV, en cuyo sitio web puede verse todavía. Además del Gran Templo Arthur Groussier fue necesario habilitar el templo La Fayette para acoger a la totalidad de participantes inscritos. El Gran Maestro Daniel Keller saludó y agradeció en su discurso de clausura, la presencia del Prefecto de la Región Ile de France, señor Jean Daubigny, quien encarnó la representación institucional de la República Francesa en el Gran Oriente de Francia; la del señor Jacques Bravo, alcalde del noveno distrito y la de la señora Pauline Véron, teniente alcaldesa.
Sabemos que se editará en breve un DVD para conservar la memoria de este acontecimiento.
Fueron varias las obediencias masónicas, tanto francesas como de otros países, las que aceptaron la invitación del GODF y estuvieron representadas por una delegación:
La Federación Francesa del Derecho Humano, con su presidente, Michel Méley;
La Gran Logia de Francia, con su Gran Maestro, Marc Henry y el consejero federal Jean Marie Doumbé;
La GLTSO, con su Gran Maestro, Jean Dubar;
La GLF-MM, con su antigua Gran Maestra, Bernardette Cappello;
El OITAR, con su Gran Maestro General, Didier Ozil;
La GLMU, representada por la Gran Secretaria, Jocelyne Guilleminot-Arles y el consejero de la orden, Marc Léger;
La GLMF, con su Gran Maestro, François Padovani;
El Gran Oriente de Bélgica, representado por su Gran Maestro, Jef Asselberg;
El Gran Oriente de Luxemburgo, con su Gran Maestra Evelyne Blanchard;
El Gran Oriente de Suiza, representado por el Gran Maestro Philippe Lang;
y el Gran Oriente Lusitano, representado por su Gran Secretario, Antonio Lopes.
¿Encarnará este aniversario la "reconciliación" entre el GODF y la Gran Logia de Francia tal y como se contenta en decir François Koch en su blog La Lumière? Las relaciones entre ambas organizaciones no se han roto no obstante las fuertes tensiones surgidas a partir de la declaración de Basilea. Pero son tensiones que no tienen nada de novedosas en nuestra común historia. Digamos que sabemos convivir con ellas. Y no parece que las intenciones del Gran Maestro del GODF sean las de avivarlas. Más bien al contrario.
El hecho a que nos venimos refiriendo marca el comienzo del mandato del Gran Maestro Daniel Keller, y se corresponde con su ambición de hacer lo que sea necesario para que el GODF reencuentre la capacidad de influencia intelectual que tuvo en el siglo de las Luces.
Si el siglo XVIII vio nacer a la Francmasonería y cómo se establecían sus cimientos, el XXI ha de permitirle aportar a un mundo completamente desorientado las luminosas señales que le faltan. Es precisamente en los momentos en los que se acumulan los riesgos, en los que se multiplican los ataques contra la dignidad humana, en los que surgen los miedos colectivos, que la Francmasonería puede trazar mucho mejor los perfiles de una humanidad mejor y más esclarecida. Una Francmasonería que no sólo es una institución, sino también una escuela de la personalidad, un espacio para la reflexión y la elaboración de un pensamiento que coloca al ser humano en el centro de sus preocupaciones, en el corazón de las perspectivas del desarrollo humano. Y me refiero a la Francmasonería, no solamente a una u otra obediencia.
Los francmasones saben que las utopías de hoy pueden ser las realidades del mañana a poco que se propongan actuar en la sociedad. Más que nunca recobra fuerza ese aforismo de autor desconocido que reza: "Sólo se pierden de antemano las batallas que no se libran".

Gérard Contremoulin

Ilustración principal: Anne Charles Sigismond de Montmorency-Luxembourg

sábado, noviembre 23

Yván Pozuelo en la Logia Rosario Acuña: La masonería en Asturias durante el período republicano

Yván Pozuelo Andrés durante su intervención en la Logia Rosario Acuña

Este último jueves la Logia Rosario Acuña abrió sus puertas a un ponente ajeno tanto al Gran Oriente de Francia como a la propia institución masónica. En este caso ajeno a lo que podríamos denominar "militancia", pero no a los conocimientos sobre la entidad, su historia y, especialmente,  al rastro dejado por ella en Asturias desde que apareciera por primera vez a mediados del siglo XIX en Gijón. Estoy haciendo referencia, claro está, a la celebración de una tenida blanca cerrada: Una reunión masónica en la que quien toma la palabra no es masón, a diferencia del público que lo escucha. En años pasados, bajo la simbólica bóveda celeste de nuestra sede de La Calzada, se ha escuchado la palabra de Rosario Fernández Hevia, de Paz Fernández Felgueroso, o de Luis Sepúlveda. En esta ocasión hemos tenido la inmensa fortuna de poder compartir un encuentro tan especial con el historiador gijonés Yván Pozuelo Andrés, quien nos habló de la situación y características de la Francmsonería en Asturias en el período comprendido entre la proclamación de la II República y la implantación del régimen dictatorial militar franquista. No dejaron de aflorar cuestiones sobre la eterna acusación conspiranoica que pesa sobre la Francmasonería, o de aparecer especiales menciones a personas dignas de recordar, tales como André Bousquet, subprefecto bretón que organizó la acogida -buena acogida- de los refugiados que desde el puerto del Musel abandonaron Asturias en octubre de 1937, caído ya el frente, dirigiéndose a un destino incierto; o el mierense Juan Pablo García Álvarez, miembro de la logia Jovellanos, entre otras, que dirigió el Tribunal Popular, y que aunó la condición de masón con la de convencido militante del Partido Socialista Obrero Español, hasta que fue expulsado del mismo por no quedarse en Gijón para dejarse matar y, en vez de ello, huir vía marítima en dirección a Francia; o Marcelino Aguirre Victorero, el hombre que fue capaz de guardar silencio en los interrogatorios a que le sometieron y que, anciano, con la salud quebrada, abandonó la cárcel para morir fiel al juramento masónico que había pronunciado.
Ya en otro momento anterior hicimos referencia en este blog al trabajo de Yván Pozuelo Andrés, razón por la que no vamos a reiterar lo ya dicho sobre las aportaciones de este entusiasta trabajador de la investigación histórica. Pero si manifestaba entonces, desde este mismo espacio, que había aprendido mucho leyendo su libro sobre la actividad de la masonería asturiana en el período republicano (La masonería en Asturias, 1931/1939, Universidad de Oviedo), en esta ocasión no puedo sino decir que hemos sido unos cuantos los que, hace un par de días, hemos tenido la suerte de compartir ese conocimiento. Se abre una etapa interesante y esto es algo a destacar.
Personalmente, tras haber conocido la amargura y el desengaño hace ya unos cuantos años en esta particular dimensión de la vivencia masónica -es cierto eso de que la historia se repite una y otra vez a lo largo del tiempo-, tengo que manifestar mi alegría al poder contar ahora con unas valiosas aportaciones construidas merced a un persistente y silencioso trabajo, y elaboradas además desde el rigor y la humildad. Creo que es de agradecer que, por fin, muchos dispongamos en Asturias de la herramienta del conocimiento de nuestro propio pasado sin tener que temer por la total dimensión de nuestra integridad.
En nombre de cuantos compartimos la jornada, muchas gracias, Yván.

sábado, noviembre 9

Logia Rosario Acuña: La puerta abierta

 El Marqués de Pombal, artífice de la reconstrucción de Lisboa, destacado protagonista de la Ilustración portuguesa

En el día de ayer, la Logia Rosario Acuña celebró una Tenida Blanca Abierta. Es la segunda que organiza en poco más de un año, y en esta ocasión el objeto de la intervención principal fue entablar un diálogo en torno a hechos históricos, o procesos diversos y contemporáneos en los que en diferente medida hubo -o hay- una intervención, bien de personas en las que concurre la cualidad de militar en la Francmasonería, bien de la propia organización masónica. Desde Montesquieu y su teoría política sobre la separación de poderes, que colaboró en el asentamiento de la primera organización masónica genuinamente propia de la Europa continental, pasando por los alegatos del doctor Guillotin en contra de la pena de muerte, hasta llegar a la conceptualización de la planificación familiar y la despenalización del aborto en la Francia de 1973, se hizo un recorrido a través del tiempo con el ánimo de ilustrar al público invitado y asistente, sobre la trascendencia de algunos pasos dados en la historia, huyendo tanto de la demonización masónica promovida por Barruel en el siglo XIX, como de la hagiografía institucional en que tantas veces se incurre, de modo consciente o no, por historiadores y comentaristas francmasones. Hubo tiempo para hablar de la reformulación del humanitarismo plasmada en la primera Convención de Ginebra de la mano de Henri Dunant; o de la institucionalización internaconal de las doctrinas pacifistas plasmada tanto en el experimento fallido que encarnó la Sociedad de Naciones como la actual Oganización de Naciones Unidas.
Cuestiones surgieron luego sobre los retos del futuro; la intervención de figuras como Ferrer i Guardia, Rosario Acuña o Giner de los Ríos en procesos de reforma educativa de nuestro país; la aportación de Clara Campomor al logro, por primera vez en España, del sufragio universal pleno; el discurso ideológico diferente que viene sosteniendo la Francmasonería (o mejor decir francmasonerías); o la reacción actual frente a la supremacía del poder financiero sobre el poder civil.
En lo que me toca, desde aquí quisiera dar las gracias a todos los que ayer llenaron los bancos de nuestra Logia. Días vendrán para continuar trabajando en la misma línea que venimos siguiendo, con el ánimo de dar a conocer la identidad real del compromiso que mantenemos y de nuestra Obediencia, el Gran Oriente de Francia.

viernes, noviembre 1

El Gran Oriente de Francia: 240 años de historia


En medio de un paisaje de crisis institucional severa, en el año 1772 se desencadenó un interesantísimo proceso en el seno de la Francmasonería francesa que culminó con una total reorganización y refundación de la institución en el país vecino. Fue un acontecimiento de capital importancia que marcó buena parte de la presencia de la entidad en el continente europeo. La reorganización y refundación se consolidaría en 1773 con la constitución del Gran Oriente de Francia, heredero directo e inmediato de la Primera Gran Logia de Francia, la primigenia estructura que floreció a partir de la semilla echada al viento por los exiliados estuardistas que habían cruzado el Canal de la Mancha casi cincuenta años antes.
El Gran Oriente de Francia va a conmemorar una fecha señalada: Sus 240 años de existencia. El tiempo pasa y la obligación de hacer memoria se reproduce y perpetúa, generación tras generación, al asomarse desde las alturas del tiempo y sentir el vértigo de la historia.
Bajo la presidencia del Gran Maestro, Daniel Keller, se desarrollará el próximo 28 de noviembre, en el histórico edificio de la "rue Cadet", un coloquio público que podremos seguir en directo a través del canal de televisión de la obediencia.
Entre las cuatro y las seis de la tarde el público podrá participar en diferentes talleres organizados en torno a tres temáticas diferenciadas y centradas en el marco temporal del siglo XVIII:
a) La Francmasonería y la geopolítica europea de la época.
b) La Francmasonería y la Ilustración.
c) La Francmasonería y sus corrientes rituales.
Las conclusiones de esos talleres se expondrán a continuación, en una conferencia pública cuya duración se prolongará hasta las nueve de la noche. Figuras de indiscutible relevancia en tanto que historiadores e investigadores de reconocidos pretigio, tales como Cécile Revauger, Daniel Kerjan, Roger Dachez o André Combes, tendrán la palabra para exponer su visión en torno a este acontecimiento histórico, el proceso de transformación experimentado por la Primera Gran Logia de Francia, o la evolución de la entidad en el período comprendido entre el final del Primer Imperio y la Liberación con la que se cerró el sangriento capítulo representado por la Segunda Guerra Mundial.
Les dejo con el apunte y con el cartel del evento, que me ha gustado especialmente: A modo casi de "marca de agua", el sello histórico del Gran Oriente de Francia, que ha experimentado muy pocas variaciones con el paso del tiempo (fundamentalmente los años en los que se ha datado, según lo avanzado por los historiadores, la constitución del propio GODF -1772/1773-, o bien la constitución de la primera organización masónica propiamente francesa, es decir, continental, y de la que surgirá el GODF en un proceso de transformación -1736/1728-); la figura que destaca con ese color rojo que tanto me recuerda al uniforme del "primer cónsul", es el Duque de Luxemburgo, Administrador General de la Obediencia entre los años 1771 y 1793, justo en medio del proceso de refundación de la masonería francesa, en un momento en el que el titular nominal de la más alta representación institucional es Luis Felipe de Orleans, Duque de Chartres, y que luego, durante el período revolucionario será conocido como "Philippe Égalité". Pero el final de esta historia vamos a dejarlo para otro día...

domingo, octubre 13

REHMLAC: Un número especial

La Revista de Estudios Históricos de la Masonería Latinoamericana y Caribeña, REHMLAC, acaba de sacar a la luz un número especial que recoge las ponenecias presentadas en sendas jornadas sobre Francmasonería organizadas en los años 2011 y 2013 por la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), con la colaboración de la Gran Logia de California.
La exposición de los trabajos se enmarcó dentro del programa Francmasonería y Sociedad Civil, de la UCLA, cuya coordinación corrió a cargo de la profesora Margaret Jacob.
El número tiene además la particularidad de estar editado en lengua inglesa, que es además la utilizada en la exposición pública de los trabajos: Una sucesion de conferencias cuya finalidad es dar a conocer la institución francmasónica. Así, el lector podrá encontrar trabajos de destacados historiadores y especialistas, algunos de ellos bien conocidos por los lectores en lengua española (Ferrer Benimeli, Martínez Esquivel, Mª Eugenia Vázquez Semadeni...) agrupados en tres grandes bloques:

1) La Francmasonería ante los cambios de la modernidad: Ilustración, liberalismo, globalización y género.

2) Orígenes y desarrollo de la Francmasonería en Latinoamérica.

3) Francmasonería, sociabilidad y poder.

Dirige la publicación Ricardo Martínez Esquivel, de la Universidad de Costa Rica. La edita Yván Pozuelo Andrés, del I.E.S. Universidad Laboral, de Gijón.

miércoles, septiembre 25

Salón del Libro y la Cultura Masónicos en Toulouse


En noviembre, los días 23 y 24, Toulouse, la "ville rose", acogerá la tercera edición del Salón del Libro y Cultura Masónicos.
Ayer un buen amigo me remitía, ya entrada la noche, el cartel que aquí expongo. De nuevo, al leer los nombres de quienes intervendrán como ponentes (Ludovic Marcos, André Combes, Roger Dachez, Jacky Bena o Eric Giacometti, entre otros muchos) pude comprobar que el certamen sigue ganando en calidad a medida que pasa el tiempo, convirtiéndose en una cita obligada del otoño masónico al participar en él reiteradamente muchas de las mejores plumas y máximos exponentes de la investigación histórica .
Tal y como viene sucediendo desde el año 2010, suman su esfuerzo para organizar este acto personas adscritas a logias de obediencias muy diferentes, representativas a su vez de concepciones y sensibiliades masónicas igualmente diversas. La convivencia pacífica de tal pluralidad es un hecho materializado a través de un proyecto llevado a cabo por el Instuto Tolosano de Estudios Masónicos.
Desde Memoria Masónica quiero transmitir mi alegría a quienes mantienen encendida esta luminosa llama; también el agradecimiento por haberme facilitado una información que  llegará ahora a quienes siguen este blog.


Para conocer el programa detallado, horarios, identidad de los ponentes y temas a tratar, dejo aquí este enlace al ITEM

lunes, septiembre 9

La escuela es laica (en Francia)

Hace pocos días transcribíamos en este blog una entrevista realizada en la radio pública francesa a quien en ese momento estaba al frente del Gran Oriente de Francia. José Gulino manifestaba su preocupación por el retraso en el cumplimiento de algunas promesas electorales, relacionadas con la espinosa cuestión de la constitucionalización del principio de laicidad; pero también expresaba su satisfacción por el cumplimiento de otras tales como la creación de un Observatorio de la laicidad en el que participaba, entre otros muchos, Patrick Kessel, Gran Maestro entre los años 1994 y 1995.
También ligada a la laicidad y al cumplimiento de promesas electorales, aparece hoy en las escuelas francesas la "Carta de la Laicidad", ejemplo material de cómo se concibe y articula un concepto jurídico cuyos contornos no siempre se precisan con exactitud.
Quince son los enunciados en los que se condensa la formulación laica, de presencia obligatoria en las aulas:
1) Francia, República indivisible, democrática, social y laica, garante del principio de igualdad de todos los ciudadanos, y respetuosa con toda creencia.
2) Principio de neutralidad ante las confesiones religiosas: No existe la religión oficial y a la República corresponde organizar la separación entre iglesias y Estado.
3) La Laicidad garantiza el principio de libertad de conciencia de toda la ciudadanía: existe la libertad para creer y para no creer, así como para poner de manifiesto las convicciones íntimas con los límites que marcan el respeto a las creencias de los demás y al orden público.
4) La Laicidad permite el ejercicio efectivo de la ciudadanía. Concilia la libertad de cada uno con la igualdad y fraternidad de todos, atendiendo al interés general.
5) La República garantiza el respeto de estos principios en los centros escolares.
6) La Laicidad en las escuelas ofrece a los alumnos la posibilidad de desarrollar su personalidad, aprender cuál es la esencia de la ciudadanía, y poner en práctica el ejercicio de su libre albedrío, protegiéndolos de todo proselitismo o presión que coarte su libertad de elección.
7) El principio de Laicidad garantiza a todos los alumnos el acceso a una cultura común y compartida por todos.
8) La Laicidad permite el ejercicio de la libertad de expresión de los alumnos con el único límite del buen funcionamiento de la escuela, el respeto a los valores republicanos y a la pluralidad de ideas.
9) La Laicidad implica el rechazo de toda forma de violencia y discriminación, garantizando la igualdad entre niños y niñas, estando basada en la cultura de la comprensión y respeto a los demás.
10) Es obligación del profesorado transmitir al alumnado el sentido y valor de la Laicidad, al igual que el resto de principios fundamentales de la República. Habrán de velar por su aplicación en la escuela así como poner en conocimiento de los padres el contenido de la Carta.
11) El profesorado está obligado a guardar una estricta neutralidad: No habrá de manifestar ni sus convicciones políticas ni las religiosas en el ejercicio de sus funciones.
12) La enseñanza ha de ser laica. Ninguna materia ha de estar a priori excluida del cuestionamiento científico y pedagógico al objeto de garantizar la apertura más objetiva a las diferentes visiones del mundo. Ningún alumno puede invocar una convicción religiosa o política para oponerse al tratamiento por el profesorado de una determinada cuestión o programa formativo.
13) Nadie podrá valerse de su condición de creyente o seguidor de una confesión religiosa para evitar el cumplimiento de las normas vigentes en el seno de la Escuela de la República.
14) Está prohibido al alumnado el uso de  prendas o útiles que ponga de manifiesto de forma ostensible su adscripción a una confesión religiosa. Las reglas de uso de los espacios escolares públicos habrán de determinarse en un Reglamento Interior respetuoso del principio de Laicidad.
15) El alumnado da vida al principio de Laicidad en su escuela mediante su reflexión y trabajo.

La República es laica. La escuela es laica.
 La Nación confía a la Escuela la misión de hacer que el alumnado comparta los valores de la República.

domingo, septiembre 8

Daniel Keller: Humanismo de combate. Una entrevista para L´Express de François Koch



En el encabezamiento de este apunte coloco el enlace directo al Blog La Lumière, del periodista François Koch, que el pasado día 5 entrevistaba a Daniel Keller, flamante Gran Maestro del Gran Oriente de Francia.
Se trata de la primera entrevista concedida a un medio de comunicación -l´Express- por Daniel Keller, y de ahí que pueda resultar interesante para algunas personas. 
Desde aquí mi agradecimiento a François Koch por su autorización para la traducción de su trabajo y su publicación en español en Memoria Masónica.
*
*      *

Francmasones: Daniel Keller hace un llamamiento en favor de un "humanismo combativo"

Por François Koch. Publicado el día 5 de septiembre de 2013

El nuevo Gran Maestro del Gran Oriente, primera obediencia francesa, quiere movilizar a sus hermanos contra los enemigos del humanismo y convertirse en los polvos pica pica de los políticos. Ejecutivo, 54 años, Daniel Keller ha celebrado su primera entrevista con L´Express.

Ha sido Ud. elegido Gran Maestro del GODF asumiendo una postura de candidato de la ruptura frente al continuista. ¿En qué sentido su obediencia ha favorecido la visión a corto plazo ante los diferentes retos sociales?
Las grandes leyes de la III República se prepararon por el GODF con una anticipación que como media osciló entre los diez o quince años. Por ejemplo, una ley importante como la de la Escuela pública, laica, gratuita y obligatoria, de 1882, fue discutida en las logias a principios de la década de 1870. En esta época la Francmasonería es la antecámara del mundo del mañana. Es necesario que reorganicemos en el momento actual nuestra reflexión colectiva para volver a poder anticiparnos.
Y a largo plazo ¿qué temas deberían primar para el GODF?
¿Cuál va a ser la democracia del día de mañana? Vivimos una época de cambio y asistimos al final de un modelo que fue ideado al acabar la guerra y que a día de hoy está en crisis.¿Cómo podemos darle un nuevo empuje a la justicia social? Semejante reflexión no va a venir del Gran Maestro y de sus atronadoras declaraciones.
¿Es Ud. tan pesimista como Michel Barat, Alain Bauer y Roger Dachez, para los que las obediencias masónicas no producen más que agua tibia en el mejor de los casos cuando no absolutamente nada?
No creo que haya que ser pesimista. La francmasonería ofrece un sistema de producción intelectual original y atípico. Compleja, lenta y laboriosa, la coordinación del trabajo de 1200 logias merece nuestro esfuerzo. En caso contrario sólo tendremos agua templada. Estamos en el principio de un recorrido durante el cual hemos de saber motivar a las logias y preocuparnos por recoger su producción.
¿Por qué la obediencia no sabe dar el valor que corresponde al trabajo que hacen las logias?
Porque existe una fuerza gravitatoria sociológica, una falta de inventiva, de impulso. Habrá que nadar a contracorriente, algo que desgraciadamente no es nuestra tendencia natural.
¿Cómo puede volver a tener el GODF esa capacidad perdida de ilustrar hasta poder convertirse de nuevo en una referencia intelectual?
La situación del GODF hoy no es la misma que en 1900, época en la que junto con la Liga de Derechos del Hombre era prácticamente la única fuerza existente. Era una época en la que no resultaba nada extraño encontrarse con un venerable maestro de una logia que también podía ser presidente de un consejo general, y donde también había un buen número de diputados en los talleres. Pasado un siglo, son muchos los grupos capaces de articular una reflexión, han aparecido "think tanks" que manejan un conocimiento de forma más competitiva que como lo hace el GODF. Tenemos que reflexionar sobre los valores de la sociedad, sobre sus principios de organización. Pero no somos ni un "think tank" ni un grupo de expertos.
Parece un poco impreciso, ¿no?
En absoluto, pues bien podemos temer estar ante el principio del cuestionamiento de este humanismo...
Un "humanismo de combate", según dice Ud. ¿Eso qué es?
Mantenemos una confrontación con un anti humanismo irracional, que no hace sino exacerbar las pasiones más irracionales. En un momento en el que tiene lugar una crisis política, económica y social, hay que reencontrar ese humanismo combativo, porque el humanismo tiene enemigos y hay que tener el valor de enfrentarse a ellos.
¿Quiénes son estos enemigos?
Los nacionalismos en Europa, la extrema derecha en Francia, a la que de manera inconsciente se ha banalizado. Son amenazas, peligros potenciales. Al igual que los integrismos, o algunas religiones más parecidas a un nuevo opio, una tirita para la crisis.
Ud. quiere que el GODF sea independiente de los partidos. ¿Acaso no lo ha sido suficiente?
No tengo nada contra los partidos políticos. Sin ellos, no hay democracia.Pero el GODF no tiene ni las características ni las capacidades de un partido político. No buscamos la conquista del poder.
Ud. ha considerado que el GODF no ha guardado suficiente distancia con respecto al Partido Socialista...
Es necesario que nos mantengamos por encima de los partidos políticos. Al tratar de nuestros valores, o sobre cuestiones de carácter social, tenemos la vocación de ser contestatarios con respecto a los partidos políticos, ya se trate del Partido Socialista o de cualquier otro. Sueño con una situación en la que sea posible que el GODF tenga capacidad para interpelarlos, de manera crítica, y sobre la base de nuestros proyectos.
Un GODF más "pica-pica"
Sí. Tenemos la oportunidad de desafiar a los partidos políticos y a quienes ejercen el poder exponiendo nuestras intenciones en toda su dimensión.
¿Ayudará Ud. a mejorar la imagen de la Francmasonería francesa?
Me gustaría provocar interés por acercarse a la Francmasonería en aquellos que me escuchan. Los partidos políticos están en crisis, nunca han tenido tan pocos militantes, y otro tanto sucede con las asociaciones. La Francmasonería es una esperanza para el futuro y también un medio destinado a mejorar la sociedad. No somos sino una sociedad que promueve el pensamiento, y tenemos la fortuna de servirnos de un método iniciático muy original. Permite aprender a tomar distancia con las cosas, a escuchar, algo cuya ausencia constituye el principal defecto de nuestros días.
¿Comparte la visión crítica de Barat, Bauer y Dachez sobre el imperialismo autodestructor de las obediencias?
He leído unas cuantas páginas de su libro, "Promesas del alba", Ediciones Dervy, que me han resultado apasionantes. Pero Ud. me parece que caricaturiza un poco. He dicho en nuestro último convento: la obediencia no puede ser un buzón de correos, ni tampoco una organización burocrática y puntillosa. No es ni una agrupación ocasional de logias ni una estructura que pretenda hablar sustituyendo a otros. Hay que saber encontrar un camino entre ambas cosas. Y eso no es posible hacerlo con un sencillo chasquido de los dedos. No toca a nosotros discurrir, aunque será un camino largo y difícil.
¿Va a tratar de reconstruir la unidad de la Francmasonería francesa destruida hace diez años?
Todas las obediencias son bienvenidas sobre la base de nuestros valores y principios: el respeto a los otros y a uno mismo, la tolerancia mutua y la libertad absoluta de conciencia. Luego tiene que intervenir la diplomacia. Pero esta no es mi preocupación prioritaria. Es decir, es importante el diálogo y el hecho de compartir unos valores que son comunes, pero no hay que buscar acercamientos a marchas forzadas, ni tampoco fusiones-adquisiciones. No tengo la ambición de lanzar una OPA sobre otras obediencias. En cualquier caso, es necesario encontrar el terreno propicio para nuestra convergencia, para ser solidarios y para el desarrollo de acciones comunes.
¿Cómo va a actuar el GODF con la Confederación masónica de Francia (4 obediencias, 52.000 hermanos... como el GODF)?
Dos de las cuatro obediencias de la CMF, la Gran Logia de Francia (GLDF) y la Gran Logia tradicional simbólica Opera (GLTSO), estaban presentes en nuestro último convento. La GLDF y la GLTSO no han roto el diálogo con el GODF. Y vamos a hablar. Y luego veremos. La CMF apenas sí balbucea y nadie puede conocer cuál va a ser su futuro.
¿Mejorarán las relaciones con la GLDF?
Estoy abierto al diálogo sobre la base de nuestros principios y valores. Las relaciones entre la GLDF y el GODF son tan antiguas que a través de la historia han pasado por muchos altibajos... Y los seguirá habiendo. Esto en sí no constituye un problema irresoluble, pues los hombres y mujeres de buena voluntad siempre pueden hallar puntos de encuentro. Hay que tomar un poco de altura. No seré yo quien cree problemas. Hay cosas mucho más importantes.
¿Cuáles?
La recuperación del interés que la Francmasonería ha de tener en la sociedad, y el trabajo que hay que llevar a cabo para mejorar su imagen. Estoy preocupado porque cosas como cortar árboles de la laicidad que se acaban de plantar, o por manifestaciones hostiles que tienen lugar delante de los templos masónicos, o por pintadas que aparecen en sus paredes. Sería un error tomar todo esto a la ligera.
Ha sido calificado Ud. como el primer Gran Maestro "bauérien" (afín a la "corriente" de Bauer) tras la finalización del mandato de Alain Bauer hace diez años.¿Qué tiene que decir?
Lo tomo como un cumplimento. Decir lo contrario sería de mala educación. Pero la realidad es que lo conozco bastante poco. Es decir, no hay una relación consistente entre él y yo. Al menos por el momento. Quizá podría ser el caso si nos encontráramos alguna vez.

viernes, septiembre 6

Daniel Keller ante los representantes de las obediencias amigas, francesas y extranjeras

La ceremonia de clausura del Convento de 2013 del Gran Oriente de Francia se convirtió en la ocasión para el nuevo Gran Maestro de exponer las líneas maestras de las relaciones entre el GODF y otras obediencias.
En el transcurso de este acto las dimensiones internacional y particularmente la europea ocupan un lugar destacado. Es el instante en el que se pone de manifiesto toda la intensidad de los lazos existentes, al ser acogidas las delegaciones de las obediencias masónicas extranjeras con las que el Gran Oriente mantiene relaciones fraternales. Alrededor de cuarenta y ocho organizaciones respondieron afirmativamente a la invitación cursada por el Gran Oriente, provenientes desde los que fueron conocidos como países del Este hasta la América Latina, desde África hasta Oriente Medio, pasando por Europa. Es un acto lo suficientemente revelador del peso que el Gran Oriente de Francia tiene en el ámbito internacional y del papel dinamizador que juegan al mismo tiempo sus logias en el extranjero y su propia actividad internacional. Desde la fraternidad recuerdo aquí a Francine, volcada en la secretaría y que en este momento pelea contra una enfermedad...
En el contexto masónico internacional, y especialmente en el europeo que se halla un tanto agitado, la presencia de todas estas obediencias revela con toda su intensidad la expansión de la Francmasonería liberal en el mundo. Y también permite percibir la dimensión del apoyo que brindan a la política de apertura, acogida, desarrollo y universalidad llevada a cabo desde "rue Cadet".
Esta ceremonia enmarca también y como no puede ser de otro modo, la acogida de las delegaciones de obediencias francesas cuya voluntad es la de mantener relaciones fraternales con el Gran Oriente de Francia. Este año estuvieron presentes la Gran Logia de Francia, la Gran Logia Tradicional Simbólica Ópera, el D.H., la Gran Logia Femenina de Francia, la Gran Logia Femenina Memphis Misraïm, la Logia Nacional Francesa, la Gran Logia Francesa Memphis Misraïm, la Orden Iniciática y Tradicional del Arte Real, la Gran Logia Mixta Universal, la Gran Logia Mixta de Francia, la Gran Logia Independiente y Soberana de Ritos Unidos y el Gran Priorato de la Galia. También fueron recibida las delegaciones de las cinco jurisdicciones de Altos Grados del Gran Oriente de Francia: El Rito de York, el Rito Egipcio, el Rito Escocés Rectificado, el Rito Francés, y el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
El Gran Maestro Daniel Keller recordó a todos el doble interés que tiene el Gran Oriente de Francia tanto por la vía iniciática como por las preocupaciones de carácter social. Los francmasones, hombres y mujeres, están en el momento actual en el punto de mira de movimientos que no se reconocen en los valores de la República. Expresó su preocupación ante el ascenso de la intolerancia, de la xenofobia y del antimasonismo en Europa, razón por la que la solidaridad entre las obediencias debería constituir un objetivo mucho más importante que la mera afirmación de sus diferencias. Puso de manifiesto igualmente su preferencia por las reflexiones prospectivas, de futuro, sobre las discusiones históricas que prefería dejar a los historiadores. Y también resaltó su determinación para conducir su mandato bajo el signo de la concordia y del respeto mutuo.
Un hecho significativo fue la intervención del Gran Oriente de Bélgica en nombre también de todas las obediencias belgas también presentes, cuatro en total, Gran Logia de Bélgica, Gran Logia Femenina de Bélgica, Federación Belga del D.H., y el ya citado Gran Oriente. Un hermoso ejemplo de cómo aplicar uno de los principios fundamentales ya enunciados por pastor Anderson: reunir aquello que permanece disperso.
Tras la declaración de Basilea se esperaban las intervenciones de la Gran Logia Tradicional Simbólica Ópera y de la Gran Logia de Francia. Por la primera, el Gran Maestro Jean Dubar recordó, felicitándose por ello, los lazos históricos existentes entre nuestras dos obediencias cuya ruptura no contemplaba y que, no obstante sus diferencias específicas, han hecho posibles fructíferos intercambios entre ambas. Además también le había remitido una carta en tono fraternal al Gran Maestro precedente.
A continuación el Gran Maestro Marc Henry (Gran Logia de Francia) nos confesó sus dudas, haciendo gala de cierto sentido del humor, sobre el tipo de discurso que iba hacer, y sobre el tipo de ducha que le esperaba, "caliente, tibia, fría o helada". Luego expuso sus dudas sobre el hecho de estar o no sentado sobre "una bomba", tal y como señalaba el blog La Lumière. Seguidamente hizo una serie de referencias críticas, prácticamente todas de Alain Bauer y a propósito del libro "Las Promesas del Alba". Siguió con un ataque en toda regla poniendo de manifiesto que tal planteamiento era fruto de escribir sin ton ni son, haciéndome además el honor de citarme de nuevo para reconocer a continuación que "por una vez" estaba de acuerdo conmigo. No obstante tenemos que quedarnos con su afirmación de que en modo alguno por parte de la GLDF se plantea, al menos durante su mandato, romper relaciones con el GODF; que resulta esencial estar atento al hecho de que todo cuanto se ha escrito por los miembros de la confederación es el resultado de una negociación, lo cual ha de llevar a los lectores a su  vez a prestar atención a aquello que sí está escrito y aquello que no lo está. A esto se puede reducir la cuestión del significado a dar al Gran Arquitecto del Universo, que para algunos es "Dios y su verdad revelada", según la expresión del Gran Maestro. Obligado es precisar que la referencia al Gran Arquitecto del Universo aparece en la declaración de Basilea, pero que las siete reglas fijadas el 3 de julio último (implantación de la obligación de firmar) no recogen tal interpretación.
Una conversación privada con Jean Jacques Zambrowski, Gran Canciller, me ha permitido entender mejor cómo podría interpretarse la famosa obligación del 3 de julio. "No se trata de hacer renegar de nada a los hermanos que al visitarnos nos testimonian su amistad fraternal. Solamente se pretende recordar cómo trabajamos, del mismo modo que en las logias del Gran Oriente de Francia el orador lee el artículo 1º de la Constitución".
Para entendernos mejor hemos quedado en que yo le remitiría unas cuantas preguntas que él respondería y que yo publicaría a continuación. Hasta ese momento dejamos en suspenso cualquier interpretación...
Catherine Jeannin-Naltet, Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Francia  -cuyo convento tendrá lugar dentro de quince días- me comentó que también aceptaba el sistema de preguntas-respuestas y publicación. Lo que tarde en redactar...
En esta ocasión la ceremonia de clausura ha respondido íntegramente a lo que es su vocación: Mostrar la realidad de los lazos que unen a las obediencias presentes, dar al Gran Maestro la oportunidad de realizar su declaración de intenciones y crear oportunidades para el diálogo. La edición de 2013 debería quedar como el momento en el que, siguiendo el ejemplo del propio Gran Maestro Daniel Keller, las palabras huecas quedaron fuera del templo. Ante las dificultades que nos aguardan y la necesidad imperativa para las obediencias de "hacerles frente", parece que se ha dado un paso adelante.
Quizás un paso histórico...

Gérard Contremoulin

* En la imagen , Daniel Keller, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia durante el discurso en su toma de posesión, en Niza. Fotografía publicada con la autorización correspondiente.

* Traducción realizada con la autorización del autor, Gérard Contremoulin, del artículo publicado en el blog Sous la Voute Étoilée y a la que puede accederse en este enlace.


viernes, agosto 30

Daniel Keller: El nuevo Gran Maestro del Gran Oriente de Francia

Acaba de saberse hace poco más de una hora y ya circula la noticia  por  diferentes blogs masónicos : Daniel Keller ha sido elegido en la ciudad de Niza Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, en el transcurso de la reunión celebrada celebrada a puerta cerrada por el Consejo de la Orden al finalizar la sesión de tarde del Convento de la Obediencia.
Algunos espacios anunciaban a otro candidato como favorito, Alain Simon, sin embargo ha sido Daniel Keller el que ha obtenido el respaldo mayoritario de los consejeros, 22 votos frente a 13.
Se abre ahora un período interesante, pues si no me falla la memoria, desde que Jean Michel Quillardet finalizara su mandato, de nuevo estamos ante una figura que dispondrá de tres años para desarrollar un proyecto completo: tanto Pierre Lambicchi, como Guy Arcizet o, el más cercano en el timpo, José Gulino, ya formaban parte del Consejo de la Orden cuando fueron elegidos, habiendo agotado parte de su mandato al desempeñar funciones en el órgano ejecutivo. Daniel Keller por el contrario, acaba de acceder a esta responsabilidad, al ser elegido Consejero por su región administrativa: París IV.
He leído algo acerca de una visión diferente por parte del nuevo Gran Maestro con respecto a sus predecesores, referida a la necesidad de un enfoque menos "profano" en la acción y actividad de la Obediencia. En principio parece que se alude a algo especialmente perceptible en suelo francés, pues es innegable la existencia de una ligazón política determinada por parte de dos últimos máximos representantes de la Obediencia, militantes declarados del Partido Socialista. No tengo tan claro que tal militancia haya tenido el peso o importancia que en algunos medios franceses se indica, quizá con cierta recurrencia, pero sí comparto a priori el hecho de que quizá estemos ante el final de cierta sensación de "provisionalidad"; quizá asistamos a un cambio que opte por acciones y estrategias enfocadas a medio y largo plazo, y no tanto por las respuestas inmediatas tan del gusto de la mediatización. Ver, veremos.
Interesa también en algunos medios especializados galos comprobar cómo reaccionará el nuevo Gran Maestro ante el proceso de descomposición del paisaje dogmático francés y el giro deísta dado por algunas obediencias. Se le atribuye a José Gulino el haber desenterrado el hacha de guerra, aunque uno tenga la impresión de que lo único que ha hecho es reiterar lo que desde el Gran Oriente se lleva diciendo desde hace décadas. También veremos en qué para este proceso, aunque creo que se hace necesaria una figura con carácter suficiente, capaz tanto de mantener las posiciones que siempre se han defendido, como de dar los giros de muñeca necesarios para que las cosas queden como estaban antes del embrollo desatado con la famosa declaración de Basilea.
Daniel Keller tiene además otra particularidad: Es joven. 54 años, de los cuales 17 han sido de una activa militancia masónica que se inició en la Logia "Verdad, ni dios ni amo". Es algo que sin duda se notará.
En el ámbito profano atesora una sólida formación académica e intelectual; y está vinculado, en el dominio profesional, a la alta dirección en el seno de una multinacional francesa de la rama del automóvil.
Proveniente como antes decía de la Región París IV, conoce una parte de la dimensión internacional del Gran Oriente de Francia. Y digo una parte porque a su región se hallan adscritas las logias que la Obediencia tiene en los países del Este. Tengo un especial interés por saber cómo concibe esa dimensión extrafronteriza de la Obediencia. Aquí también diremos eso de ver, veremos.
Creo que los 53.000 miembros del Gran Oriente de Francia tenemos hoy el mismo deseo: Que Daniel Keller tenga el pulso firme al tomar las riendas de la Obediencia masónica más antigua de la Europa continental, en un momento especialmente delicado. Él ya ha hecho valer, con un verbo hábil y lúcido, su compromiso con la defensa dignidad humana y de la laicidad como eje vertebrador de la convivencia en las sociedades democráticas, dos de las herramientas fundamentales para hacer frente a los estragos que han causado y siguen causando los totalitarismos ideológicos, económicos y financieros.

jueves, agosto 15

José Gulino en France Culture:Balance del último año para el Gran Oriente de Francia


José Gulino en el Templo Groussier **

Hace unos días intervenía José Gulino, Gran Maestro del GODF, en la emisión dominical del programa de radio de France Culture "Aspectos diversos del pensamiento contemporáneo". A modo de balance de actividades realizadas por la Obediencia y también como nota de actualidad, me resultó interesante.
La traducción la he hecho poco a poco, sin servirme de la máquina Singer y procurando no separarme en el tiempo excesivamente de la fecha en que tuvo lugar la emisión, el domingo 5 de agosto. Espero que sea de interés para los lectores.

*
*      *

Aspectos diversos del pensamiento contemporáneo: El Gran Oriente de Francia
Una emisión preparada y presentada por Daniel Morfouace.

- Danile Morfouace.- Buenos días a todos. Es un placer volver a encontraros este primer domingo de agosto en compañía del Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, José Gulino. Buenos días, mi querido José...
-José Gulino.- Buenos días...
-... Vamos a hablar del Gran Oriente. Así que, Gran Maestro, ¿qué tal se porta nuestra Obediencia?
-Pues se porta muy bien. A lo largo de este año masónico que acabará en breve, nuestra Obediencia ha proseguido con su trabajo iniciático, su trabajo simbólico, con sus trabajos sociales en torno a diferentes cuestiones que a día de hoy conforman nuestras preocupaciones básicas... Es lo esencial del trabajo masónico: Mejorar a un tiempo tanto al ser humano y a la sociedad... También hay que decir que en este momento nuestra Obediencia está compuesta por 1215 logias, masculinas o mixtas: Dentro de nuestra Obediencia podemos trabajar en "masculinidad" o en "mixtidad", algo que constituye una especificidad que nos es propia. Somos 52.000 miembros, tengo que subrayarlo, pues  desde un punto de vista cuantitativo somos la primera Obediencia francesa, también somos la más antigua. 52.000 miembros de los que 2.000 son hermanas: La composición mixta se va asentando en nuestra entidad, lejos de toda tempestad, de manera tranquila y serena.
-Me alegro de que el Gran Oriente se porte bien. Como ha dicho es la más antigua de las Obediencias y, sobre todo, es la única continuadora de la Masonería que existía en un principio, la que se instala al final del siglo XVII y a comienzos del XVIII en Francia, la de esa Obediencia cuya denominación oficial según los historiadores fue la de la Primera Gran Logia de Francia...
- Sí, la Primera Gran Logia de Francia, primitiva para diferenciarla de otras, fue creada en 1728 y desapareció en 1773, sin otra filiación que el Gran Oriente de Francia, es decir, que la de nuestra Obediencia. Nuestra Obediencia se creó sobre las cenizas de esta Primera Gran Logia primitiva tras lo que se conoce como escisión de Clermont. Por esta razón es por lo que somos los únicos con legitimidad para poder decir que nuestra filiación se remonta a 1728. Hay otras obediencias que reivindican también esta filiación, pero los investigadores que se han ocupado de estudiar toda la variada información histórica confirman el análisis que expongo.
- ¡Claro! No se puede confundir la Gran Logia primitiva con cualquier Gran Logia contemporánea... Hay que resaltar que en el momento en que el Gran Oriente se convierte en la única Obediencia francesa a lo largo del siglo XVIII, se constituye en torno a dos principios fundamentales: La elección y la representación; y que algunas décadas antes de la Revolución Francesa, va a optar por una mecánica de funcionamiento democrática, lo que constituye una característica de nuestra Obediencia. Por otro lado, la permanencia de la Masonería originaria en Francia explica también que el Gran Oriente sea el depositario del Rito Francés, del Rito Moderno, es decir de la práctica ritual inglesa traducida al francés de la primera Gran Logia de 1717. Pero también se halla en el origen de diversos ritos trabajados por las logias. Hay cinco ritos principales me parece...
-Sí, así es. El Gran Oriente de Francia tiene como Rito de base, en el seno de nuestra Obediencia, al Rito francés. El encendido de luces de nuestras logias, los congresos regionales, el convento -que es nuestra asamblea soberana anual- se desarrollan con arreglo a las pautas del Rito francés. Sin embargo dentro de las logias de nuestra Obediencia podemos trabajar de otras cuatro formas diferentes: Hay cinco ritos y somos la única organización que cuenta con las cinco formulaciones rituales integradas en la Obediencia, es decir, las jurisdicciones que administran tales ritos forman parte de la entidad. Es el caso del Rito francés, como ya he dicho, del Rito escocés, Antiguo y Aceptado, del escocés Rectificado, del egipcio, también conocido como de Memphis, y del Rito de York. Los hermanos y hermanas de nuestras logias tiene la posibilidad de trabajar eligiendo cualquiera de estos ritos, pueden también cambiar de formulación ritual a lo largo de su vida simbólica y masónica, lo que les aporta una riqueza definida a partir de los símbolos, las percepciones diferentes, los distintos modos de ver las cosas. Esta característica específica proporciona una riqueza a la Obediencia, otras -perfectamente legitimadas para ello- se caracterizan por seguir un sistema monoritual, desarrollando únicamente un solo rito.
-La Francmasonería ofrece una vía de crecimiento que se denomina iniciática y que se desarrolla en torno a una particular espiritualidad. En el pasado tal espiritualidad preocupó en especial a las autoridades católicas, al Vaticano. Podía pensarse que esta inquietud había desaparecido y que pertenecía al pasado, sin embargo uno de nuestros Hermanos se ha visto afectado de lleno por ella... ¿No es así?
-Sí, así es. Un Hermano, Pascal Vesin, francmasón de una logia de la Alta Saboya y que era -utilizo el pretérito imperfecto desgraciadamente para él- cura en Megève, se ha visto conminado por la autoridad eclesiástica ha tomar una decisión. Me explico: no podía ser al mismo tiempo cura y francmasón. Nos parece que tal cosa es absurda. Incompatible con la libertad absoluta de conciencia. Nuestro hermano, cura y francmasón, ha realizado una reflexión profunda -hemos hablado de esto varias veces- sin llegar a comprender esta situación. Tengo que hacer una precisión para nuestros oyentes, y es que no sólo ha sido suspendido en el ejercicio de sus actividades al frente de su parroquia -no puede decir misa o administrar sacramentos, por ejemplo-, sino que tampoco él puede recibir sacramento alguno, es decir, tiene un estatus equivalente al de una persona excomulgada. Estamos en 2013, siglo XXI, en Francia, y vivimos una situación digna de la Edad Media, propia del oscurantismo más absoluto, y, en tanto que Gran Oriente de Francia, vamos a dirigirnos directamente al Papa para preguntarle cómo es posible que la Iglesia, que dice sostener un discurso de modernidad, de evolución, de progreso social, pueda actuar de un modo semejante, rechazando a una persona por la única razón de que piensa. Los oyentes pueden consultar en internet y ver el comunicado de las autoridades religiosas de Annecy; ahí puede leerse que nuestro hermano ha sido excluido, excomulgado, porque la Francmasonería conlleva a la reflexión; y dado que sobre los dogmas no se reflexiona, no se habla, no se discute... Y como en masonería tenemos la costumbre de discutir y buscar la verdad a partir de la reflexión parece que somos completamente incompatibles con la religión. Estamos escandalizados ante semejante decisión. 
-En todo caso bien está que sea la Iglesia la que sostenga semejante discurso y no la Francmasonería. Al menos desde mi punto de vista. 
Gran Maestro, la lucha por la laicidad, probablemente porque representa el intento de llevar a la práctica los Derechos del Ser Humano, se halla en el centro de la reflexión y de las preocupaciones del Gran Oriente de Francia, creo que Ud. tiene alguna preocupación y quizá arrastra decepción relacionada con este tema...
-Es verdad que esperamos de nuestras autoridades políticas el cumplimiento de algunas promesas hechas a la ciudadanía de la República Francesa. Estas promesas se resumen esencialmente en la constitucionalización de la ley de 1905, algo que es un elemento fundamental para la defensa del principio de laicidad. Si ya hubiera habido una constitucionalización no hubiéramos tenido el problema de la guardería "Baby Loup"*, ni tampoco el planteado en el Consejo Constitucional en torno a una cuestión previa de constitucionalidad. Hay que decir que hay un vacío jurídico y es por lo que esperamos con impaciencia la constitucionalización de la citada ley de 1905 (de sepración de las iglesias y el Estado N.T.). Sí es verdad que por otra parte se han cumplido ya algunas otras promesas: Se ha creado el Observatorio Nacional de la Laicidad, que ya es una realidad. Está integrado por nueve miembros, uno de los cuales fue Gran Maestro, Patrick Kessel, y lleva a cabo una supervisión, un control sobre cualquier cuestión que tenga relación con la laicidad, así como también puede plantear propuestas. Esperamos con cierta impaciencia ver cómo se abordan los problemas ligados a la infancia tales como el de la guardería "Baby Loup" al que me refería antes y que, sin duda, nuestros oyentes conocen. Esperamos que la norma que regule la situación se apruebe cuanto antes. Y esperamos que, si se respeta la promesa hecha por el Presidente de la República, se apruebe antes de que finalice el año 2013. 
Al mismo tiempo también trabajamos sobre el principio de la laicidad. Es una de las cuestiones sobre las que se centra la atención del Gran Oriente de Francia. Para nosotros "hacer política" es hacer que las cosas tengan sentido, que lo tengan las palabras, y creo que hay que desarrollar actividades que conlleven una fuerte carga simbólica: Desde hace muchos años llevamos proponiendo el traslado al Panteón de nuestro hermano Jean Zay, judío, francmasón, ministro de Educación Nacional, torturado y asesinado por la Milicia, no por los alemanes... Su traslado al Panteón representaría para nosotros un acto de enorme trascendencia y simbolismo, un mensaje para la Nación con arreglo al cual la República consideraría a la laicidad como una de sus preocupaciones fundamentales. Seguimos luchando por ello.
-... Para la República supondría también reconocer a una personalidad destacada, a un gran ministro de la Educación Nacional...
El antimasonismo parece que renace de una forma virulenta y a veces hasta cómica o patética, pero siempre de manera preocupante. Este antimasonismo se apoya en los extremismos, en un populismo enfermizo... La defensa de la República, que constituye una tarea permanente, sigue siendo una cuestión "mayor" para los Francmasones del Gran Oriente de Francia...
-Sin duda. A día de hoy vemos como van creciendo los extremismos, el antisemitismo... Vemos cómo vuelven a manifestarse comportamientos que en nuestro tiempo habíamos creído que ya estaban superados. El antimasonismo tiene cada vez más consistencia; vemos cómo hay manifestaciones antimasónicas ante nuestras propias sedes... Cuando hay crisis siempre se busca una cabeza de turco. Hubo un tiempo en que el papel lo asumieron judíos y francmasones. Fue el complot judeomasónico. Pero ahora estamos ante el complot masónico-socialista: Los francmasones son responsables de cuanto sucede en nuestro país... Tenemos que ser centinelas de la República y estamos obligados a observar un comportamiento de alerta. Vamos a requerir-así lo hemos decidido en el seno del Gran Oriente de Francia- a las autoridades del Estado (pues nuestro papel es ése, el de requerir) para llamar su atención sobre el ascenso que experimenta esta especie de fascismo rampante, el cual, tras las agresiones verbales legitimará las agresiones físicas... Cargos electos de la República han llegado a manifestar que hay una ley de dios por encima de la de los seres humanos y esto es inadmisible. A esto se le llama la charia. No se puede condenar la charia cuando nos referimos al islam para luego aceptarla cuando se trata de la Iglesia católica. A día de hoy los valores de la República, libertad, igualdad, fraternidad, laicidad siguen siendo fundamentales para nosotros y no pueden ser puestos en entredicho.
También seguimos haciendo un gran esfuerzo centrado en lo que llamamos "un deber de memoria". Hemos participado en determinadas manifestaciones en tanto que Gran Oriente de Francia: en Compiegne, en Oradour sur Glane, en Rivesaltes... En unos cuantos sitios en los que se vivió la barbarie nazi. Pudimos hablar con uno de los últimos supervivientes de la masacre de Oradour, alguien que nos habló de esta emoción... Pensamos que la historia puede leerse en los libros, sí, pero que la emoción debe transmitirse; y pensamos que si realizamos esa transmisión podemos despertar las conciencias, despertar el sentido de la responsabilidad para que aquello que se conoció en los años más negros no pueda volver a repetirse. Con respecto a este tema creo que es además importante decirle a nuestros conciudadanos que hay que actuar. Nuestro objeto es la mejora a un tiempo del ser humano y de la sociedad. No basta pues con la capacidad de soportar. Es necesario actuar... Recuerdo una frase de Lincoln que cito a menudo: "Cuando las personas que deberían aullar, callan, es que se han convertido en cobardes". Los francmasones no van a ser cobardes.
-Algunas manifestaciones antimasónicas pueden provocar cierta sonrisa, pienso en los "valientes" "Homen" enmascarados y de torso desnudo que se han plantado delante de la fachada del Gran Oriente de Francia... Es una copia de las Femen que, dicho sea de paso, sí son verdaderamente valientes... Pero también hay otras agresiones perpetradas en los Templos, o bien mediante amenazas que se han recibido... Es preocupante... Preocupante para los francmasones, pero también, diciéndolo sin dar muchos rodeos, es preocupante para la propia República y para la Democracia...
-Sí, así es. Nuestros conciudadanos tienen que saber que lo que sucede hoy día: En nuestros templos ha habido actos de vandalismo... En Amiens, en Rennes, en Dunquerque, en La Rochelle... Este tipo de comportamiento que en el momento actual no se dirige más que -entre comillas- a los francmasones, podría verse generalizado si no se toman medidas, si no desempeñamos nuestro papel de centinelas. La Francmasonería está para, también entre comillas, llamar la atención de los poderes públicos, pero también de nuestros conciudadanos sobre este fenómenos del que hablamos. Y ello para evitar que se banalice y para provocar una determinada reacción. Una reacción mediante la acción, mediante la reflexión, mediante un comportamiento político digno que permitirá a nuestra República con los valores que conocemos -libertad, igualdad, fraternidad- continuar existiendo... Siempre lo expreso diciendo que la República es un barco. Un barco sin quilla vira al primer golpe de viento. Los valores actuales, libertad, igualdad, fraternidad, laicidad son la quilla de la República. No los perdamos nunca y sigamos con nuestra lucha. 

... Gran Maestro José Gulino, muchas gracias por participar en esta emisión...


* Baby Loup es el nombre de una guardería que optó por el despido de una trabajadora por llevar velo islámico no obstante haber sido requerida para que lo retirara durante el horario laboral. Despedida, recurrió a los tribunales, que le dieron la razón al no formar parte del texto constitucional el principio de laicidad como tal y considerarse que la medida adoptada por la empresa entrañaba una discriminación laboral.

** Fotografía: Jean Erick Pasquier para el diario Le Figaro



miércoles, julio 31

Cultura Masónica: Número dedicado al Gran Oriente de Francia

Ve la luz en este mes de agosto que está a punto de comenzar un nuevo ejemplar de la publicación "Cultura Masónica". En esta ocasión se trata de un número monográfico dedicado al Gran Oriente de Francia.
Aunque recuerdo un ejemplar de la Cadena de Unión redactado en castellano y puesto en circulación hace ya unos cuantos años, el número 15 de Cultura Masónica es, casi con total seguridad, la primera publicación hecha en nuestro país y dedicada íntegramente a esta Obediencia de origen francés presente hoy en multitud de países.
Hay que decir por otro lado que  se trata de un ejemplar que, por su contenido, seremos muchos los que lo tendremos como una referencia básica, centrada en el conocimiento de quien es un particular componente de la organización francmasónica adogmática.
La obra presenta además otra particularidad: No está construída desde la perspectiva militante. Es decir, participan en la confección de este número personas adscritas a la organización, pero también otros buenos conocedores integrados en obediencias diferentes, comprometidos con una determinada vivencia de la experiencia masónica.
Los lectores hallarán multitud de pinceladas que les permitirán hacerse una idea de qué cosa es el Gran Oriente de Francia, cuáles son sus características o notas diferenciales, cómo se ha implantado en nuestro país, cuál es su vocación de futuro. No se ha dejado de lado la historia de la Obediencia, cuyo conocimiento es, sino imprescindible, útil -como sucede con toda historia- para entender cómo hemos llegado "hasta aquí", desde dónde, y cómo se ha ido configurando la organización más veterana de cuantas integran la Francmasonería adogmática. Quien se acerque a este trabajo colectivo podrá disfrutar de las reflexiones y conocimientos, entre otros, de Joan Francesc Pont, Ludovic Marcos, Iván Herrera Michel, Jean Pierre Catala, Jean Pierre Cordier, Alain de Keghel... Es una lectura que, como no podía ser de otro modo, desde Memoria Masónica recomendamos. Lo hago con un sentimiento de gratitud y orgullo. También con alegría y actuando en la confianza de que quien se decida a hojear las páginas de este número 15 de Cultura Masónica, conocerá un poquito más acerca de la Francmasonería, finalidad última de tanta voluntad y trabajo.

Descargar versión de evaluación AQUí
Masonica.es, Ediciones del Atrte Real: www.masonica.es

sábado, julio 27

Salvador Allende, cuarenta años después


Ya a finales del año pasado me escribía un amigo comentándome la iniciativa que se preparaba para el próximo 11 de septiembre, fecha en la que se cumple el cuarenta aniversario de la muerte del Presidente Salvador Allende. Ahora, a través de Bajo la Bóveda Celeste, el blog de mi querido Gérard Contremoulin, ya disponemos del programa de actividades que el Gran Oriente de Francia y Gran Oriente Latinoamericano, han organizado conjuntamente para recordar unos hechos luctuosos y la gigantesca figura de un francmasón y socialista ejemplar.
Habitualmente en este blog -y más de unos años acá- evito las referencias políticas, y ello para eludir las más de las veces una confusión no deseada entre el partidismo y la afiliación masónica propias. Sin embargo en este caso he querido referirme a la doble condición de socialista y francmasón de una de las personalidades políticas que más respeto me ha generado siempre. Y lo he hecho así porque Salvador Allende fue un hombre que no le tuvo miedo a la Masonería. Me explico: Estoy muy acostumbrado a vivir mi militancia política coexistiendo con compañeros que siguen viendo "algo extraño" en la Francmasonería, que temen el impacto electoral que pueda provocar ser identificado con cosa semejante. En nuestro país, a lo largo de la historia, la posición de los partidos  que mayoritariamente articularon la acción política generada en torno al movimiento obrero, fue a veces excesivamente esquiva, cuando no hostil hacia la masonería. Nada que ver, por supuesto, con la animadversión visceral puesta de manifiesto por los totalitarismos -especialmente los ligados a la extrema derecha-, pero con la entidad suficiente para generar una sensación de inseguridad en muchos que unían en su persona dos militancias bien diferentes, la masónica y la de partido.
Salvador Allende sin embargo era socialista y era masón. Y todo eso sin necesidad de dar muchos rodeos. Debía tener muy claro que el socialismo no está reñido con la prudencia, pero sí con el silencio y con un pragmatismo implacable que nos ha alejado de los históricos principios y nos conduce directamente a los dominios donde reina la cobardía.
En 1991 pude leer en una exposición organizada en Gijón con fondos procedentes del Archivo de Salamanca, un pequeño billete redactado a finales del siglo XIX por un francmasón, Ángel Gascó Ramos (miembro de la Logia Puritana y uno de los fundadores de la publicación La Antorcha Valentina), que decía así:

"Para emancipar a la humanidad del fanatismo, basta el librepensamiento; para emanciparla del absolutismo político, basta la república; para emanciparla de la miseria, basta el socialismo".

Todo esto, hoy, se ha olvidado o ha sucumbido ante las técnicas de marketing electoral, más preocupadas por la forma que por el fondo, y decididas partidarias de ocultar cuanto resulte aparentemente complejo en lugar de apoyar cualquier labor pedagógica que ilustre a los vontantes; de ahí que haya tantos, cada vez más, que concluyan que todo viene a ser uno y lo mismo, abriendo inconscientemente las puertas al nuevo totalitarismo de mercado, y no haya forma de desembarrancar la nave. En definitiva, todo ayuda a seguir cayendo al vacío.

*
*   *

GRAN ORIENTE DE FRANCIA Y GRAN ORIENTE LATINOAMERICANO
11 de septiembre de 1973 - 11 de septiembre de 2013

Salvador Allende, 40 años después

Conferencia Pública
Recepción a las 18:30 horas; Templo Arthur Groussier, Sede Central del Gran Oriente de Francia
16, rue Cadet, 75009 París.

11 de septiembre. En 1973, ése día en concreto, el presidente chileno Salvador Allende fue derrocado por un golpe de Estado dirgido por el general Pinoche. La dictadura duró hasta el año 1990.
El Gran Oriente de Francia y el Gran Oriente Latinoamericano quieren, valiéndose de esta particular jornada de homenaje a Salvador Allende, poner luz en torno al papel desempeñado por la Francmasonería liberal y adogmática en Chile y América Latina, tanto ayer como hoy, así como evocar los lazos indisolubles que existen entre los francmasones latinoamericanos y franceses, comprometidos todos con la libertad, la igualdad y la fraternidad.
El acto se llevará a cabo con el apoyo del Instituto de Investigaciones Masónicas (IDERM), la participación del Gran Capítulo General para el Rito Francés del Gran Oriente de Francia y del Gran Capítulo General para el Rito Francés del Gran Oriente Latinoamericano. Colabora igualmente la revista "Humanismo", así como las Logias "Salvador Allende", "Frédéric Desmons-Laicidad" y "República", adscritas al Gran Oriente de Francia, y "Lautaro nº1" y "Unión Universal nº4", del Gran Oriente Latinoamericano.

Se proyectarán fotografías de Horacio Villalobos, corriendo la animación musical a cargo de Raúl Mercado y María Paz Santibanez al piano.
Tendrán lugar diferentes intervenciones de las que aquí hacemos cita expresa:
"La memoria, un compromiso moral", por Alexandre Dorna, vicepresidente del Instituto de Estudios e Investigaciones Masónicas.

"El 11 de septiembre de 1973", por Antonio Blanca, diplomático, autor de "Salvador Allende, el otro 11 de septiembre".
Proyección del documental "Creación y primeros pasos de la Logia Salvador Allende", por Alain Legouas.
 "El Gran Oriente Latinoamericano, la herencia masónica de Salvador Allende", por Alexandre Bastias.
"Edmundo Checura-Jeira, de las tinieblas a la luz", por Joel Denis.
"La América Latina masónica y el efecto Allende", por Alain de Keghel, diplomático, pasado Gran Comendador del Rito Escocés Antiguo y Aceptado del Gran Oriente de Francia.
"Salvador Allende, un masón en pie", por Jean Pierre Catala, Gran Capítulo General para el Rito Francés del Gran Oriente de Francia.
"Salvador Allende, presente", por Pascal Joseph, de la Logia Fréderic Desmons-Laicidad.
"Salvador Allende, francmasón y socialista", por Patrick Kessel, antiguo Gran Maestro del Gran Oriente de Francia.
Conclusiones a cargo de Walter González, Gran Maestro Adjunto del Gran Oriente Latinoamericano, y del Gran Maestro del Gran Oriente de Francia.

Para reservar

lunes, julio 22

Investigación sobre la masonería en Asturias: Yván Pozuelo Andrés


El tiempo pasa y muchas de las notas pensadas para publicar en Memoria Masónica pierden sentido o vigencia. Otras, no obstante, resisten bien el paso de lo días, que ahora para mí, por circunstancias que no vienen a cuento, corren felices y rápido. Es el caso del apunte de hoy, que he guardado desde hace tres meses en el tintero, pero que al recoger una apreciación personal bien puede ver la luz sin ser considerado estrictamente "cuestión de actualidad". Aunque casi resulte que lo es.
Al acabar el mes de marzo, leyendo el periódico, llamó mi atención un artículo de Julio Antonio Vaquero relativo a la aparición de un trabajo de investigación sobre la masonería en Asturias. Me refiero a la publicación de la tesis doctoral de Yván Pozuelo Andrés, joven historiador y profesor de francés en la Universidad Laboral de Gijón, y del cual había leído ya otro trabajo : "Notas sobre el nombre simbólico en Hispanoamérica".
Vi entonces que la obra, titulada "La masonería en Asturias (1931-1939)", llegaba a las librerías a través del Servicio de Publicaciones de la Universidad de Oviedo, así que no resultó difícil conseguirlo. Y tan pronto lo tuve en mis manos me enfrasqué en una lectura que avanzó veloz, permitiéndome aprender muchas cosas que desconocía y acceder a un enfoque y una mirada volcada por el autor sobre el tiempo,  que no solo me ha gustado, sino que me ha llevado a dar vueltas a muchas ideas preconcebidas -o preestablecidas- que tenía sobre el tema objeto de estudio.
Son muchos los trabajos a los que hoy en día se puede acceder relacionados con la institución masónica. Y centrándonos en Asturias, con un particular conocimiento de causa y mi experiencia personal a cuestas, he de destacar el trabajo de Victoria Hidalgo dedicado a la presencia de la masonería en Asturias durante el siglo XIX que, además, tuvo el mérito de materializar una aproximación científica a la presencia del Gran Oriente de Francia en nuestra región, con la aparición de una primigenia logia en Gijón allá por el año 1850. Tanto el trabajo de la profesora Hidalgo Nieto como éste de Yván Pozuelo, desarrollados ambos en el marco de la investigación universitaria, son para mí textos de cabecera que creo también resultarán útiles a quienes tengan interés en esta faceta de la historia asturiana.
Volviendo sobre la publicación de la tesis doctoral de Yván Pozuelo Andrés,hay que resaltar el hecho de que el lector podrá conocer las características de una masonería afincada en Asturias desde el comienzo del siglo XX, una institución comprometida con el republicanismo hasta el punto de quedar un tanto desorientada al producirse el cambio de régimen en abril de 1931. Lo que sucede luego hasta la extinción de la institución constituye el núcleo central de la labor de búsqueda e interpretación desarrollada por el autor desde mediados de los años noventa y que acaba de ver la luz: El proceso desencadenado en el seno de los talleres a raíz del bandazo dado en el ámbito político por el "melquiadismo"; sus consecuencias; los hechos revolucionarios de 1934 y el papel desempeñado por diversos actores, satanizándola -me resulta inevitable recordar aquí "Asesinos de España", de Mauricio Karl-; las relaciones con el movimiento obrero y sus diferentes coloraciones políticas (socialistas, anarquistas y comunistas); el estallido de la Guerra Civil, la evacuación operada desde el puerto del Musel, en octubre de 1937, pocos días antes de la caída de Gijón -y la extinción del "Frente Norte"-, etcétera.
De la lectura me llevo también dos agradables sensaciones por estar referidas íntimamente a mi vivencia y experiencia masónicas: De una parte, encontrarme con una mención explícita al dispositivo de ayuda puesto en marcha por una Logia del Gran Oriente de Francia -la Spartacus- radicada en Hendaya, integrada también por miembros del taller vasco La Altuna, que acogió a finales de 1934 a un buen número de refugiados procedentes de Asturias tras la Revolución de Octubre y la consiguiente represión. La primera noticia que tuve sobre la cuestión fue leyendo a Jean Crouzet, pudiendo ahondar ahora en una historia que recupera  o fortalece determinados lazos afectivos, en especial con una nueva Logia Spartacus 2012 a la que me unen muchas cosas.
El otro episodio es aun más anecdótico si cabe: Yván Pozuelo Andrés cita entre otros muchos un documento en su trabajo, concretamente un texto redactado por Ceferino González, Gran Maestro Adjunto del Gran Oriente  Español, publicado en 1937, y distribuido desde Bruselas. No es necesario entrar en mucho detalle a la hora de escribir este apunte para relatar sobre qué trata el documento, pues lleva un título lo suficientemente esclarecedor: "La Francmasonería Universal ante la gran tragedia de España". La aportación que hace Yván Pozuelo permite ver el texto desde una perspectiva que, la verdad sea dicha, ni me había planteado, aunque la anécdota radica en que pocos días antes de acceder al trabajo del historiador gijonés, un buen amigo -, francés, trotskysta y afiliado al G.O.D.F.- me regaló un original del lamento escrito y entonado por Ceferino González en medio de la tempestad.
Hay otro elemento novedoso a tener en cuenta: "La masonería en Asturias (1931-1939)" contiene una relación biográfica referida  a 253 personas adscritas a los diferentes talleres que existieron en el período republicano. Prácticamente la totalidad de la militancia con que contaba la entidad en esa época. 
Los perfiles biográficos tienen la particularidad de darnos a conocer también la calidad humana de muchos masones, honestos y valientes en algunos casos, casi heroicos si se tienen en cuenta las circunstancias, pero en otros desleales y cobardes. Algunas historias son verdaderamente terribles.
Hay historias con mayúscula y minúscula; e historiadores que conviven con mercaderes y figurantes: En los últimos años es cierto que ha proliferado todo tipo de literatura en torno a la masonería. No es la única materia en la que ha de separarse polvo y paja, pero es cierto que, amén de la sempiterna confusión entre calidad y cantidad, entre rigor y ruido, es fácil toparnos con dos formas de contar la historia muy diferentes pero igual  de fraudulentas. En este sentido comparto el enfoque dado por Yvan Pozuelo a su trabajo: ajeno a la "hagiografía masónica", esa corriente que ha presentado a la masonería como víctima perenne y eterna, atribuyéndole todo tipo de bondades y encantos sin fundamento alguno; e igualmente alejado de toda esa literatura conspiranoica infumable, carente también de la más mínima noción de seriedad. Encontrando detalles sobre los que podría ser muy interesante escuchar en vivo y directo al autor, el gran valor del trabajo de Yván Pozuelo Andrés es, en mi modesta opinión, haber sido capaz de desarrollarlo transmitiendo una continua sensación de objetividad.


Quiero dejar en este apunte una reseña de algunos de los trabajos publicados por Yvan Pozuelo Andrés, y que extraigo del propio libro. Para mí ha supuesto un gran descubrimiento:

  1. "La masonería española en la revolución asturiana de octubre de 1934 y la guerra civil española de 1936". Año 2001.
  2. "El archivo masónico de José Maldonado, último Presidente de la República en el exilio". Año 2004.
  3. "Antecedentes y. repercusiones del sermón contra la masonería del Obispo de Oviedo (1884-1904), Fray Ramón Martínez Vigil. Año 2006.
  4. "Masonería en los periódicos digitales hispanoamericanos (2006-2007). Año 2007.
  5. "Las relaciones masónicas entre Asturias e hispanoamérica en los siglos XIX y XX: El estado de la cuestión". Año 2008.
  6. "Represiones y exilios en Asturias en los siglos XIX y XX". Año 2010.
  7. "L´Espagne de 1739 a 1939; deux siècles de présence de la francmaçonnerie dans les ports (1739-1939)". Año 2009.
  8. "La Masonería ¿una organización discreta?". Año 2009.
  9. "Una muestra de famosos escritores liberales "antimasones". Año 2009.
  10. Apuntes para el origen del galimatías de la Masonería y de los masones españoles de la II República (1931-1939). Año 2009.
  11. "La historiografía sobre la historia de la masonería y la literatura antimasónica en el último cuarto del siglo XX y principios del XXI: Un estado de la cuestión". Año 2009.
  12. "Relaciones y opiniones oficiales de las masonerías españolas sobre Iberoamérica durante la II República (1931-1935)". Año 2010.
  13. "Matar al padre escribiendo biografías". Año 2011.
  14. "Franquismo y Masonería". Año 2011.
  15. "Notas sobre "el nombre simbólico" en Hispanoamérica". Año 2011.

 * Sobre la ilustración: La titularidad de la imagen corresponde al autor del Blog.