martes, febrero 26

Logia Constante Alona: Los Mártires por la Libertad de Villafranqueza


No lo sabía. Pantaleón Boné fue un coronel que se alzó en armas en Alicante contra Isabel II. El período de la regencia de Baldomero Espartero tocaba a su fin y el absolutismo seguía campando a sus anchas en España. El hecho de la rebelión se consumó en la propia ciudad levantina; el epicentro se situó en el Castillo de Santa Bárbara, que puede divisarse aun hoy -creo- que desde casi cualquier parte de la ciudad.
Boné capitaneó esta sublevación liberal. Entiéndase el término liberalismo en su contexto temporal, esto es, no como una dictadura del mercado y el capital, sino en contraposición al absolutismo dogmático que rigió los destinos de España durante casi todo el siglo XIX-. Y la sublevación acabó como tantas otras: Arrojo, valor y audacia correspondidos con el fracaso: Los sublevados perdieron terreno frente a las tropas de Espartero, que tenían su puesto de mando en la localidad de Villafranqueza, y terminaron refugiándose en el propio Castillo de Santa Bárbara hasta la capitulación final. 
El episodio había dado comienzo en enero de 1844. Dos meses después la rebelión fue anegada en sangre. Ante el Panteón de los Guijarro, en Villafranqueza, fueron fusilados varios de los oficiales de confianza de Pantaleón Boné. Al coronel y a los pocos leales que le quedaron se les ejecutó como traidores en ese paseo, hoy lleno de palmeras, que recorren los turistas y que en su día era conocido como el Malecón.
Toda esta historia viene a cuento porque el sábado pasado se organizó una procesión cívica que acabó en el ya citado Panteón de los Guijarro. En el acto en cuestión participaron unos cuantos compañeros de travesía, miembros de la Respetable Logia Constante Alona, adscrita al Gran Oriente de Francia, que quisieron así recordar la gesta de Boné y de quienes le siguieron, así como su sacrificio. Un sacrificio, el de las libertades, que desgraciadamente se ha repetido una y otra vez en nuestro país.
Desde aquí, como no puede ser de otro modo, honor y reconocimiento.

La noticia en el Diario Información

© Sobre el texto: Titular del blog Memoria Masónica
© Sobre la imagen: Diario Información

domingo, febrero 24

Conferencia de Nieves Bayo en San Roque, Cádiz


Con el título "La masonería se expone a sí misma en San Roque de la mano de Nieves Bayo", la página del ayuntamiento de esta localidad gaditana informa del desarrollo de la conferencia dada por la Gran Maestra de la Gran Logia Simbólica Española. Reproducimos hoy el contenido enunciado en el citado sitio web, así como una de las imágenes que ilustran la comparecencia de Nieves Bayo en este acto organizado por la Logia Resurrección.
.............

Numeroso público asistió anoche a la conferencia “La Masonería actual desde dentro”, que impartió Nieves Bayo Gallego, gran maestre de la Gran Logia Simbólica Española. El acto fue organizado por la Respetable Logia Resurrección Nº 30 de San Roque y contaba con la colaboración de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de San Roque, que coordina la teniente de alcalde Dolores Marchena.

El segundo teniente de alcalde, Manuel Melero, presidió el acto, ante las numerosas personas que, a pesar del mal tiempo, se habían acercado al Palacio de los Gobernadores para conocer de la máxima responsable de la masonería española en qué consiste y qué no es la masonería. Hay que tener en cuenta que el mismo carácter secreto de este movimiento y los ataques que sufrió durante el Franquismo han contribuido a dar una imagen muy distorsionada del mismo entre el público en general.
La aragonesa Nieves Bayo es desde el pasado mes de junio la gran maestre de la Gran Logia Simbólica Española (GLSE). En su mandato al frente de la organización, de tres años, tiene como objetivo fomentar la estabilidad, el acercamiento a la sociedad y la defensa de la laicidad .
La Gran Logia Simbólica Española (GLSE), que está compuesta en España por unos setecientos integrantes repartidos en las 34 logias que la componen, tiene como objetivo dotar a la misma de una proyección al exterior, rechazando el mito de misterio y cuestiones ocultas que algunos atribuyen a la masonería.
La Gran Logia Simbólica Española, la rama masónica más importante de nuestro país, tiene como líder a una mujer por segunda vez en su historia, desde que en 1992 se admitiera la entrada de la mujer en igualdad con el varón a todos los efectos en la sociedad.

© Textos e imagen: Ilustre Ayuntamiento de San Roque, Cádiz

sábado, febrero 23

Paisaje con mancha: La Logia Nacional Francesa deja la Confederación


A caballo entre el jueves por la tarde y el día de ayer, me enteré de que eso del paisaje masónico francés había sufrido un percance.
La Logia Nacional Francesa anunciaba la decisión de suspender la participación en lo que se ha venido en llamar "Confederación" y que, bajo la condición de cumplir determinada concepción de la "regularidad", negociaba el reconocimiento y bendición de la Gran Logia Unida de Inglaterra, dando al mismo tiempo un giro de timón un tanto difícil de explicar coherentemente a los que vemos la cosa desde fuera.
La causa, según vamos leyendo en un sitio y otro, radicó en la actividad organizada por dos logias adscritas a la obediencia que lidera esto de la mal llamada "recomposición" paisajística, la Gran Logia de Francia. Contaban con la intervención en una conferencia organizada por ellas de Roger Dachez, presidente en este momento del Instituto Masónico de Francia y también una de las voces autorizadas y representativas de la Logia Nacional Francesa.
Pero he aquí que aparece en los quioscos un número de la revista Historia en cuyo interior y bajo un titular sensiblemente grande puede leerse: "La Gran Logia de Francia existe ininterrumpidamente desde 1738". Y a su lado un sello rojo en forma de decágono donde dice "Falso". Se trata de un artículo del propio Roger Dachez que no dice nada diferente a lo que ha sostenido desde siempre y que recoge, por ejemplo, en su obra "Historia de la Francmasonería francesa" a la que nos referíamos precisamente hace muy pocos días. Roger Dachez se explaya en el artículo para explicar la afirmación de falsedad resaltada en rojo:
"Disensiones, reformas y escisiones forman parte de su historia. El primer gran maestro que ejerce sobre nuestro suelo es un inglés, el Duque de Wharton, en 1728 -lo prueba un documento de 1735-. La Gran Logia de Francia todavía no existe -se está refiriendo a la Primitiva Gran Logia-. No será hasta la mitad de la década iniciada en 1750 que intentará imponer su autoridad. Lo hace muy a duras penas, en un país acostumbrado a la profunda división de los poderes entre las distintas provincias. En torno a 1766 graves divergencias internas llevan a la suspensión de su actividad, al menos oficialmente, pues las logias siguen reuniéndose.
Cuando muere el Conde de Clermont en 1771, gran maestro desde 1743, se impone una reforma. La gestiona el duque de Montmorency-Luxemburgo si bien, al menos nominalmente, el bastón de mando está en manos del duque de Chartres, conocido más tarde como duque de Orleans y luego como Felipe Igualdad. La reforma conducirá a la creación del Gran Oriente de Francia, heredero institucional directo de la "primera" Gran Logia de Francia..."
El caso es que, aunque el presidente del prestigioso Instituto Masónico de Francia siempre ha sostenido lo mismo, la aparición del artículo en la mencionada revista ha generado ahora "gran malestar", según fuentes próximas a la Gran Logia de Francia. En algunos lugares he podido leer que la consecuencia inmediata ha sido impedir a Roger Dachez hablar; en otros - y parece que es lo más ajustado a la realidad- que se pretendió que en su intervención estuviera acompañado por un historiador designado por la Gran Logia de Francia y afín a ella -lo confirma el propio Marc Henry, Gran Maestro de la GLF-. La respuesta de Roger Dachez ha sido categórica: "Ni necesito comisarios políticos, ni soy un colaborador de la enciclopedia soviética..." ¡Ahí queda eso!
Y la de la Logia Nacional Francesa también ha sido rotunda: ¡Ahí os quedáis!
Si ya era complicado hacerse a la idea de una confederación en la que sus cinco componentes tenían voz de mando, ahora la perspectiva que se presenta es todavía más interesante. Vamos a decirlo así para no molestar a nadie. En la parte seria de la blogosfera, Jean Laurent Turbet dice que lo sucedido es una tormenta en un vaso de agua. Gérard Contremoulin no lo ve tan fácil de explicar y cree que los tirones de pelos pueden reproducirse entre los que quedan, y que, además, se debe lanzar una mirada nada menos que hacia Kansas-City, donde la masonería deísta norteamericana ha tenido su cónclave anual y donde, según parece, no se ha hablado de la famosa confederación francesa y sí de estar atentos a lo que sucede en Francia, con una Gran Logia Nacional Francesa en proceso de reorganización y que, a lo mejor, podría volver a contar con el amor fraternal de Albión... Grandes cosas veremos. Y en la medida de nuestras posibilidades las contaremos.

© Texto e imagen principal: Memoria Masónica
Reproducción de la revista "Historia" obtenida del blog de François Koch La Lumière

viernes, febrero 22

Logia Resurrección: La palabra de Nieves Bayo, Gran Maestra de la GLSE

El Ayuntamiento de San Roque (Cádiz), informa en su página web, del acto organizado para el día de hoy por la Logia gaditana "Resurrección". Reproducimos aquí la nota que se publicaba ayer agradeciendo de paso el trabajo de divulgación que se está haciendo desde la Gran Logia Simbólica Española, enmarcado dentro de un esfuerzo compartido por las diferentes organizaciones que componen el Espacio Masónico Español,que no busca sino el mejor conocimiento de lo que es la masonería, de lo que ha aportado en la historia, y de lo que pretende aportar tanto en el tiempo presente como en el futuro.
..............


Mañana viernes 22 de febrero a las 20:30 horas, el Salón de actos del Palacio de los Gobernadores acogerá una Conferencia sobre la Masonería, a cargo de Nieves Bayo Gallego, Gran Maestre de Gran Logia Simbólica Española.
El acto, titulado “La Masonería actual desde dentro”, está organizado por la Respetable Logia Resurrección Nº 30 de San Roque y cuenta con la colaboración de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de San Roque.
La aragonesa Nieves Bayo es desde el pasado mes de junio la gran maestre de la Gran Logia Simbólica Española (GLSE). En su mandato al frente de la organización, de tres años, tiene como objetivo fomentar la estabilidad, el acercamiento a la sociedad y la defensa de la laicidad .
La Gran Logia Simbólica Española (GLSE), que está compuesta en España por unos setecientos integrantes repartidos en las 34 logias que la componen, tiene como objetivo dotar a la misma de una proyección al exterior, rechazando el mito de misterio y cuestiones ocultas que algunos atribuyen a la masonería.
La Gran Logia Simbólica Española, la rama masónica más importante de nuestro país, tiene como líder a una mujer por segunda vez en su historia, desde que en 1992 se admitiera la entrada de la mujer en igualdad con el varón a todos los efectos en la sociedad.

miércoles, febrero 20

Museo de la Francmasonería: Inauguración de un nuevo espacio.



No hace mucho Pierre Mollier hablaba para un compañero de otro blog y, con su colaboración, reproducíamos en Memoria Masónica sus palabras y traducíamos la entrevista completa. Fue durante el transcurso del último Salón del Libro Masónico de la capital francesa. Pierre Mollier, a la cabeza del Museo de la Francmasonería, comentaba los importantes logros obtenidos en un corto espacio de tiempo, pero también la dificultad que representaba mostrar  visualmente a la sociedad qué papel e influencia habían tenido los francmasones en nuestra historia más reciente. Hacer tangibles esos contenidos resultaba complicado pero adelantaba que se pensaba acometer una reforma del espacio museístico consagrado a los siglos XIX y XX.
La reforma y mejora de las instalaciones ya ha sido acometida y se inaugura mañana a las seis de la tarde. Lástima que París nos quede un poco lejos, aunque lo importante es el trabajo realizado y saber que éste está ahí a disposición de todos.
Los amigos del propio Museo me han proporcionado algo de información que creo será útil a quien de momento quiera hacerse una idea de qué es lo que ha cambiado en rue Cadet:
Concretamente se han remodelado las secciones dedicadas a los siglos XIX, XX y XXI. Así, se ha añadido una seccion consagrada expresamente al episodio de la Comuna de París, en 1871; se ha incorporado también una referencia visual a la Francmasonería mixta y femenina, ilustrando al visitante sobre determinadas estructuras masónicas como la Gran Logia Simbólica Escocesa, el Derecho Humano o la Gran Logia Femenina de Francia, o sobre personalidades como la de Maria Deraisme que hicieron una aportación fundamental en este dominio.
No puede faltar la referencia "franco-francesa", que diría un buen amigo de Bayona: Se evoca ahora la presencia de la masonería en lo que fueron dominios coloniales del país vecino, incluída la Indochina, y con una especial mención a Abd El-Kader.
Alguien que desde el cálido Sur pilota el Blog Apuntes del Rito Francés, hablaba no hace mucho -y muy bien, por cierto- de la escultura de la Mariana masónica realizada por Jacques France. Es la obra que preside todos los Conventos y que forma parte de la decoración permanente del Templo Arthur Groussier. Pues bien, se ha ampliado la sección dedicada a esta hermosa pieza, incorporando nueva documentación que se añade a la exhibición del molde, de la medalla realizada en su momento, de los grabados y otros manuscritos.
La nueva presentación permite dirigir la mirada hacia determinados pasos dadosque constituyen a día de hoy un anhelo para muchos francmasones y francmasonas del mundo entero: Es el caso, por ejemplo, del proceso que condujo a la separación de las iglesias y el Estado.
Se ha reducido el espacio que se dedicaba a la Segunda Guerra Mundial y a la represión de la Francmasonería. A cambio se ha ampliado el contenido orientado a mostrar al visitante las relaciones existentes entre Francmasonería y la cultura, exponiéndose en la actualidad la obra de diferentes autores en dominios muy diversos: comic -lo ya conocido de Hugo Pratt, con la exhibición de una plancha original de Fort Wheeling, su mandil de maestro y el acta de paso al cuarto grado- o pintura surrealista - con la presencia de obras de Paul Dermée o del español Juan Gris-.
Hay una sección contemporánea presidida por un conocido cuadro que, si no me equivoco, puede verse en la página web del propio Museo, y que representa una tenida celebrada en el Templo Arthur Groussier por el Gran Oriente Latino Americano. Bajo esa pintura el visitante va a poder acercarse y tener una idea de cuál es la decoración masónica que portamos hoy en las logias, con exhibición de guantes, mandiles de aprendiz, así como de maestro pertenecientes a cuatro sistemas diferentes: El del Rito francés, el del Escocés Antiguo y Aceptado, el del Rectificado y el de Memphis-Mizraim.
El visitante podrá también hacerse una idea bastante exacta de cuáles son los mecanismos de exteriorización de los que se vale la Francmasonería en la actualidad: Publicaciones del Gran Oriente de Francia, de Derecho Humano, de la Gran Logia de Francia; cuestiones sometidas al estudio de las logias y editadas posteriormente -se conserva y exhibe un ejemplar de 1929-; y portadas de otras revistas centradas en la materia que nos ocupa.
He expuesto tan solo una pincelada. Creo que es suficiente porque, estaremos todos de acuerdo, determinadas cosas hay que verlas y vivirlas. En cualquier caso quiero dar desde aquí las gracias al Museo de la Francmasonería y a su Sociedad de Amigos por haberme facilitado la información que me ha permitido redactar esta nota.

martes, febrero 19

Ritos y Obediencias en la historia

 

Directamente relacionado con eso que se ha dado en llamar Recomposición del Paisaje Masónico Francés (y que no es tal por el momento), aparecía en el día de ayer el artículo publicado por Gérard Contremoulin en Sous la Voute Étoilée que, una vez traducido, exponemos aquí. Me ha parecido muy interesante. Entronca además directamente con la materia sobre la que hablará Roger Dachez el próximo jueves día 21 de febrero en la sede del Gran Oriente de Francia -la noción de "regularidad"- y que en cierto modo se ha convertido en materia de discusión últimamente, a partir de la búsqueda desencadenada por algunos en el tiempo de timbres de nobleza que no les corresponden. Afortunadamente los hechos son tozudos, lo que no impide -ni impedirá-, por ejemplo, que haya quien piense que el GODF tiene en su sello la fecha de 1728 porque la misma se corresponde con el año en que fue fundado. Me parece que Gérard Contremoulin lo dice muy alto y muy claro, como ya en su día lo explicó también el propio Dachez en su *"Historia de la Francmasonería francesa" que, dicho sea de paso, recomendamos leer por ser una aportación fundamental de uno de los autores de referencia en el momento actual y una personalidad de indiscutible y reconocido prestigio.

Ritos y Obediencias en la historia.-

Las fechas se multiplican y todo este baile termina por marear a uno. 1717, 1723, 1728, 1751, 1773, 1786, 1799, 1821, 1894, etc. Llega un momento que ya no se sabe de qué se está hablando y el jaleo hace las delicias de los aficionados a las estruendosas delcaraciones sobre "los orígenes".
Es urgente poner un poco de orden y llega el momento de decirse a uno mismo que la historia, a veces, no es aquello que le hubiera gustado que fuera... Aun siendo posible interpretar, los hechos son y serán tozudos. Y las fechas no son sino hechos al igual que lo son otras etapas que nos permiten entender la formidable aventura humana que es la Francmasonería.  Pero eso no quiere decir que podamos intentar que tales fechas o hechos nos transmitan cualquier cosa.
En primer lugar hay una circunstancia que desgraciadamente tiene su raigambre como es el legitimarse valiéndose de la "anterioridad". Es así, es verdad. Pero nunca al precio de la manipulación. Lo encontramos por primera vez en 1751, con la querella que conocemos como "de los Antiguos y de los Modernos".
¿En qué consistió? En un truco mediante el cual los más recientes en el tiempo, con el pretexto de una vuelta a los orígenes, se dieron el nombre de "Antiguos", bautizando al tiempo a sus adversarios como los "Modernos" con el fin de deslegitimarlos.
¿Qué podemos extraer de esta aventura?
Nada menos que una acción mediante la cual poder justificar que el ser más antiguo en el tiempo aseguraría la legitimidad histórica y, en consecuencia, la autoridad moral tanto desde el punto de vista obediencial como ritual. Una perspectiva desde luego triste pero también una acción que no dejó de tener consecuencias sobre los comportamientos.
Así pues, para continuar, hemos de retomar algunas nociones que en ocasiones parecen confundirse.
El escocismo. Se ubica a lo largo del siglo XVIII en un momento en que el REAA no existe aun, pues no aparece hasta 1804 de la mano de Grasse-Tilly. Hay que evitar por tanto ver en el escocismo una denominación derivada de este rito. Lo menos que se puede decir es que se trata de un sistema de altos grados en el que puede apreciarse una enorme creatividad, y que va a dinamizar la masonería francesa de ese siglo. Será bajo el impulso de Roettiers de Montaleau que llevará a la aparición de los "altos grados" del Rito Francés en 1786.
El Rito Francés, que no se denomina "francés" sino por el hecho de que el Gran Oriente lo es "de Francia", es un sistema que encauza la vía iniciática y que se construye de manera lógica a partir de los tres primeros grados a los que, en 1786, se les añaden los "altos grados" (4 órdenes más uno), permitiendo de este modo una continuación de la experiencia iniciática continua y lógica.
El REAA,  (Rito Escocés, Antiguo y Aceptado). Este rito presenta la especificidad histórica de, a la inversa, haber añadido los tres primeros grados a un sistema de altos grados preexistente extraído de los que los "Antiguos" habíana añadido al ritual de los "Modernos", los de la querella a la que nos referíamos más arriba.
De todo ello se deriva una primera conclusión que no es otra que el Rito Francés es bastante más anterior, en toda su estructura, al REAA.
La organización masónica.
Para cada uno de estos sistemas la historia de la Francmasonería nos enseña que los Masones constituyeron entidades, "jurisdicciones", cuya función era gestionar tales sistemas iniciáticos. A partir de 1821 encontramos habitualmente las siguientes denominaciones:
Se denomina Supremo Consejo a la "jurisdicción" que administra los "Altos Grados", esto es, los grados que están por encima de los tres primeros, y Gran Logia a aquella que administra los tres primeros grados, que se desarrollan en lo que se siguen llamando logias "azules".
Pero antes de 1821 el Supremo Consejo de Francia (SCDF) que administraba el REAA comprendía también Logias "azules" (las que trabajan en los tres primeros grados". En 1821 se reactiva por una parte un Supremo Consejo independiente, y de otra se crea una "Gran Logia Central Escocesa" del SCDF.
La Gran Logia de Francia actual procede directamente de esta Gran Logia. Y es precisamente esta situación la que puede plantearle problemas de "Regularidad" habida cuenta de los criterios fijados por la Gran Logia Unida de Inglaterra. Pero, al mismo tiempo, también puede legítimamente hacer remontar sus orígenes a esta fecha si bien su creación se sitúa exactamente en el día 7 de noviembre de 1894.
El Gran Oriente de Francia. La masonería se organiza en Francia a partir de 1724 y toma forma en 1728 bajo el nombre de "Gran Logia de Francia". Esta Gran Logia de Francia "primitiva" tiene como Gran Maestro al duque de Wharton. Se transformará en 1773 en Gran Oriente de Francia al adoptar una reforma capital debida a Montmorency-Luxembourg, y que consiste en poder elegir a los presidentes de las Logias (los Venerables) y establecer una duración a su mandato. Se puso punto y final a la transmisión de los cargos. Esta transformación no tiene otra filiación que la del GODF ya que la Gran Logia de Clermont, fruto de una escisión, se unió, exangüe, al GODF en 1799. Así las cosas, la única filiación que remonta a 1728 es la del Gran Oriente de Francia.
El Derecho Humano.  María Deraismes se inició el 14 de enero de 1882 en la Logia "Los Librepensadores" de Pecq, afiliada a la Gran Logia Simbólica Escocesa. Por su parte la Gran Logia Simbólica Escocesa fue fundada en 1880 a partir de 12 logias del Supremo Consejo de Francia. Se extinguirá definitivamente en 1911.
Con este hecho, la Logia de Pecq contraviene la regla existente y sale de la obediencia. Con Georges Martin, María Deraismes crea en París, el 4 de abril de 1893, el primer taller mixto; y en enero de 1894 crean la Gran Logia Simbólica Escocesa mixta de Francia, el Derecho Humano. Es la primera obeciencia mixta del mundo. Y se convertirá en obediencia internacional a partir de los acuerdos tomados en el Convento Internacional celebrado en 1920. Trabaja exclusivamente en REAA.
Todas estas pequeñas observaciones tienen como finalidad arrojar un poco de luz sobre alguno de los debates que se sostienen en el momento actual. Especialmente el que pretende hallar la auténtica filiación histórica de las obediencias.
Nos hallamos ante la siguiente problemática:

1) O bien nos quedamos únicamente con las fechas oficiales de creación efectiva de las obediencias, tomando el GODF la de 1773 y la GLDF la de 1894,
2) O bien observamos los hechos, las fechas en las que se produjeron y buscamos los elementos indiscutibles referidos a tales filiaciones. En ese caso el GODF tiene sus orígenes en 1728 y la GLDF en 1821.
Bien es verdad que siempre es posible intentar retorcer los hechos, aunque no sin consecuencias para la credibilidad de quien pueda hacer tal cosa...
Vamos a decirlo una vez más y a modo de conclusión: Hay que poner todo el esfuerzo en acabar con toda esta amalgama y confusión, especialmente en lo que toca a la captación del patrimonio histórico que, una vez acreditado, debería ser común a todas las francmasonas y francmasones...

-El Escocismo no es un calificativo que corresponda al REAA, pues es propio de una tradición del siglo XVIII.
-Los "Antiguos" son más recientes que los "Modernos" en la querella desatada en 1751.
-El Rito Francés (1730) es preexistente al REAA (1804), incluídos sus "Altos Grados" (1786).
-La anterioridad histórica corresponde al GODF (1728), la de la GLDF se remonta a 1821.

Todo esto no son sino algunas herramientas para comprender.

Gérard Contremoulin.

© Sobre el texto: Gérard Contremoulin 
© Sobre la imagen principal y la traducción: el autor de este blog.
Traducido por el titular de este blog con el permiso expreso del autor. 
  

* Roger Dachez: "Histoire de la Franc-Maçonnerie Française". Quinta edición. ©Presses Universitaires de France. Páginas 67 y siguientes: "... El Gran Oriente... heredero de la Primitiva Gran Logia..." 

lunes, febrero 18

Diplomas masónicos en el Museo de la Francmasonería



Bajo la denominación "diploma masónico" se categoriza la totalidad de los documentos que acreditan una adscripción masónica. No obstante es importante diferenciar la "patente", acta entregada por una potencia masónica de la que depende la logia, del "diploma" otorgado a un francmasón hasta el grado de Maestro que se verá así titular de un reconocimiento aparte del propio grado. De gran formato, a menudo en pergamino, en ocasiones ilustradas profusamente, las patentes que certifican la regularidad de una logia y los diplomas que acreditan los grados acordados a un hermano, están entre los más bellos documentos que guardan las colecciones masónicas. El Museo de la Francmasonería expone entre los centenares de "diplomas masónicos" que obran en su poder, los más curiosos.
En este dominio las logias no han hecho más que seguir los usos y costumbres de la sociedad del Antiguo Régimen, ávida de cartas, títulos y certificados de todo tipo.
En un principio estos documentos se caligrafiaban con pluma sobre pergamino, con una letra de grandes dimensiones autenticada mediante sellos. Luego, sobre todo a partir de 1750, la filigrana sobre el papel fue ganando terreno para dar paso a un modelo de ilustración más rico y detallado. Por lo general, en la parta más alta, aparecen las armas del Gran Maestro, el conde de Clermont hasta 1771, luego el duque de Oleans  hasta la Revolución. El contorno se adorna con símbolos relativos a los grados y otro tipo de ornamentos dibujados a pluma e incluso acuarelas.
La primera plancha "pre-impresa" siguiendo los usos de la autoridad masónica parece que fue la realizada por el grabador Claude Nicole para la "Muy Respetable Gran Logia de Francia", con ocasión de la reorganización que experimentó en 1761. La más famosa sin duda es la grabada por Choffard en 1765 para la logia "La Amistad", de Burdeos, a partir de un dibujo especialmente encargado a Boucher. La utilización de la plancha grabada no se difunde verdaderamente sino a partir de 1770 y 1780, momento en el que las logias actúan con gran dinamismo y experimentan una fuerte expansión. El recurso a la plancha grabada se generaliza ya en el siglo XIX, cuando los comerciantes especializados en suministros masónicos ofrecen variados modelos distintos. El Gran Oriente establecerá en 1776 un patrón que se utilizará, con pocas variaciones, nada menos que hasta 1939.
Pero algunas logias, con sus propios medios, encargan la confección de certificados para su uso interno. Estos títulos resultaban esenciales para los francmasones que por razón de su profesión (comerciante, militar, marino...) debían viajar, pudiendo así justificar su afiliación y ser recibidos en otros talleres. Es bastante normal que todavía podamos apreciar en estos documentos las marcas dejadas por las dobleces impuestas por los desplazamientos; y algunos han llegado a nuestros días conservando hasta el estuche en que se guardaban.
Además de su iconografía, de las hermosas estampaciones y de la sensibilidad y los sueños de los francmasones, estos documentos únicos son muy valiosos para el historiador que descubrirá en ellos la firma de personalidades, o en su reverso, los indicios de alguna vida masónica de lo más interesante.

Traducción realizada con el permiso de los autores

Artículo de Pierre Mollier y de Dominique Morillon, publicado en el número correspondiente al tercer trimestre de 2011, de la circular informativa de la Asociación de Amigos del Museo de la Francmasonería.

* Ilustración y texto: Derechos reservados © Musée de la Franc-Maçonnerie
Diploma de adopción librado por la logia Los Amigos Triunfantes, Paris, a la hermana Victoire Daudé, 1820.

sábado, febrero 16

Olivia Chaumont: De un cuerpo a otro

video


Hace ya algo más de un mes informábamos de la aparición del libro escrito por Olivia Chaumont "De un cuerpo a otro". Decíamos entonces que se presentaría esta semana, así que volvemos a retomar la cuestión reproduciendo el vídeo de la entrevista hecha a mi buena amiga -también hermana y madrina republicana-, y a publicar la traducción al español de sus palabras.


Olivia Chaumont.-

Invito al lector a acompañarme en un viaje que va a llevarle hasta Tailandia; a lo largo de ese viaje el lector descubrirá qué es algo como la "transidentidad", de forma más bien general, y la transexualidad de manera más concreta, cuestiones que llevan a un hombre o a una mujer a dar este paso increíble como es pasar de un cuerpo a otro para poder reconocerse en el género que a cada cual corresponde. Dar este paso es la única opción que se tiene a mano. Porque hablamos de algo que existe desde el nacimiento mismo. Hay algo que se impone a uno mismo y que le permite darse perfectamente cuenta de que las cosas no marchan bien. Y con el paso de los años, la toma de conciencia lleva a asumir que la única forma de poder vivir ese género que no se corresponde con el cuerpo que uno tiene, es asumir la certeza de que se trata del género al que se pertenece, el género propio, que nunca cambiará, y que por el contrario es el cuerpo el que ha de cambiar... Y es el cuerpo el que ha de cambiar para poder ser reconocido cada cual como lo que es. Y este es el viaje: Pasar de un cuerpo al otro...

Olivia lee un fragmento de su libro:

"En el baño me quito la blusa y la dejo caer a mis pies. Me veo desnuda ante el gran espejo. Descubro todo mi cuerpo. Un shock. Una emoción total, intensa. ¿Soy yo? ¿Es mío ese cuerpo tan perfecto, armonioso, natural?... Sí, natural... Nada puede quebrar esa silueta completamente femenina. Es un cuerpo hermoso en su totalidad. Con sus curvas guardando equlibrio... Y cuando abro ligeramente las piernas, la visión de ese bajo vientre sin pene me da ganas de liberar mi alegría, de decir a gritos toda mi felicidad..."

Es algo desconocido. Para mí es un terreno desconocido ante el que nos hallamos y que hay que cultivar poco a poco para aprender a ser aquello que se ha anhelado ser siempre.
En lo que me concierne me he convertido socialmente en una mujer, pero nunca viví como una mujer. Y he tenido que aprender con cincuenta años de retraso. Y el libro cuenta todas esas dificultades, a veces cómicas, a veces dramáticas, que llevan a alguien a vivir una vida reequilibrada... Todo esto tiene consecuencias que inicialmente son inimaginables... Por ejemplo, cuando se alcanza la meta aparece la desigualdad entre sexos. Aparece la discriminación, el no reconocimiento de una determinada competencia porque una es mujer... Hay consecuencias tales como el hecho de que yo pertenecía a una Obediencia que era históricamente "monogénero", desde hacía 250 años, un círculo filosófico denominado Gran Oriente de Francia que era exclusivamente masculino desde hacía 250 años y que, de golpe, tuvo que enfrentarse a la realidad de un hermano que se convirtió en una hermana. Hablamos de la mixtidad y de cómo se desarrolló -nada mal, por cierto, habida cuenta de que sigo estando ahí.- Son consecuencias que no se podían ni imaginar...

miércoles, febrero 13

Espacio Masónico de España:140 aniversario de la Primera República



El pasado 8 de diciembre, en Madrid, las Obediencias agrupadas en torno al Espacio Masónico de España tributaban un homenaje a quienes presidieron la primera y breve experiencia republicana de nuestro país.
Aunque ya aparece publicado -como así ha de ser- en el blog de la Logia Mozart, reproduzco también en Memoria Masónica la intervención de un buen amigo, representante de este Taller adscrito al Gran Oriente de Francia. Es una forma de contribuir a la difusión de una actividad promovida por el E.M.E. y de adherirme también a una determinada forma de concebir las cosas.

Intervención del Venerable Maestro de la Respetable Logia Mozart (Gran Oriente de Francia)

Buenos días.

Como miembro de la LOGIA MOZART del GODF, y este año como V.·.M.·.,  he acudido a este acto en diversas ocasiones; y cuando atravieso esa puerta lo hago con la esperanza de que sea  la última vez.
Los republicanos nos reunimos periódicamente en manifestaciones como esta, en una suerte de llanto colectivo asimilable a las lágrimas de Boabdil
cuando entregó las llaves de Granada.
No lloramos como mujeres lo que no supimos defender como hombres, sino que añoramos como súbditos lo que no hemos sido capaces de defender como ciudadanos, porque ¿qué vamos a conmemorar desde un cementerio?; siempre tan tímidos, tan educados, tan intelectuales… tan antiguos y tan rancios; atándonos nosotros mismos en corto, intentando molestar lo menos posible y casi pidiendo perdón por estar aquí.
La conocida frase de D. Estanislao Figueras “Señores, ya no aguanto más. Voy a serles franco: estoy hasta los cojones de todos nosotros” resume perfectamente mi sentimiento al atravesar esa puerta.
Nos juntamos masones y republicanos para evocar la memoria de Figueras,  Pi y Maragall y Salmerón.  Memoria muy débil que se fortalece durante media hora cada año, cíclicamente, en actos como este. ¿Es esto todo lo que
podemos hacer por la República?
Pero, ¿habrían existido estos Presidentes sin la Primera República?: obviamente  no. ¿Hubiera nacido la Primera República alimentándose de coronas de flores, bandas, actos en cementerios y olvido?: obviamente tampoco.
La regeneración ciudadana por el trabajo, la cultura y la educación que alentó D. Estanislao Figueras no se hace aquí; tampoco estamos aquí para eso pero...¿cuando se hace?
Algunos hablarán de la importancia simbólica de estas manifestaciones, otros dirán que no pasa nada por dedicar unos minutos a este tipo de homenajes. ¿Para qué? ¿qué hemos conseguido después de tantos años?
Como dijo Nicolás Salmerón: “todo lo que en las condiciones de la vida no se renueva o transforma, o se corrompe o es foco de corrupción.”
La renovación y la transformación es el mejor homenaje que podemos rendir a estos grandes hombres, pero no puede surgir de un cementerio, de la representación de lo acabado; eso es cosa de católicos esperando la resurrección de la carne y la vida eterna. Y muchos aquí no lo somos.
 
Confío en que la próxima vez que atravesemos esa puerta podamos estar tan orgullosos de estos grandes hombres como de nosotros mismos, que podamos decir que hemos hecho por la República algo mas que poner una vez al año coronas de flores.

Gracias.

Viva la República.


Fotografía cortesía del autor, Jimmy Schnieper Campos

domingo, febrero 10

El sistema penitenciario: Un debate bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia


Dentro de una actualidad masónica siempre  cargada de novedades aunque resulte sorprendente, ha llamado mi antención este acto que organiza el Gran Oriente de Francia en el Templo Groussier el próximo día 20 de febrero, a las 19:00 horas. "Prsiones, tanto por decir, tanto por hacer". Ese es el título de una conferencia pública que abrirá José Gulino, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, y que versará sobre una de las grandes asignaturas pendientes de la Nación que alumbró, hace poco más de doscientos años, buena parte de los conceptos y sistema de valores que sostienen el modelo democrático continental vigente.
La referencia que hago a la asignatura pendiente tiene su causa en que son sobradamente conocidas las múltiples deficiencias que presenta el sistema penitenciario francés. Muchas de esas carencias se pueden apreciar en otros sistemas penitenciarios europeos: hacinamiento, trato vejatorio a los reclusos, precario estado de conservación de las instalaciones... Pero parece que el caso francés, precisamente por la contradicción que supone este estado de cosas respecto a aquella formulación teórica de "derechos del hombre y del ciudadano", resulta especialmente doloroso.
José Gulino presentará sus conclusiones en la coferencia del día 20, pero su palabra estará precedida por la de tres profesionales que tienen mucho que decir:  Jean Marie Delarue, con una función equivalente a nuestra Secretaría de Estado de Instituciones Penitenciarias en el seno del Ministerio del Interior de la República Francesa; Gilles Marmin, funcionario en la prisión de Fresnes y especialista en el ámbito de la atención médica en el ámbito penitenciario; y Jean Michel Quillardet, abogado, profesor, ex-Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, persona a la que profeso gran admiración y respeto, y a la que muchos miembros del Gran Oriente de Francia tenemos que agradecerle su entrega y magnífica gestión.
Para quienes tenga interés en seguir la coferencia y el debate público que se entablará,  pueden hacerlo conectando en directo con el servicio de Televisión del Gran Oriente de Francia.
Y para cerrar la nota voy a colocar igualmente un enlace a un artículo publicado ya hace unos cuantos años por Jean Michel Quillardet y que traduje al castellano: "Delincuencia y castigo: un falso debate". Sólo la conclusión de la reflexión del autor nos puede llevar muy lejos: "La individualización de las penas, la humanización de los tratamientos, la prevención y el derecho de defensa son fundamentales en el sistema judicial humanista y republicano. Incluso aunque uno vaya contra la opinión pública, es necesario sostenerlos siempre."